Ciencia, no magia

2 04 2011

lavallina1.jpg

El 2011 ha sido declarado Año Internacional de la Química, así que para celebrarlo acepté la invitación del C.P La Vallina en Luanco y hasta allá me fui una mañana a explicar qué es eso de la Química y qué hacen los químicos. Allí me encontré con un público expectante. Nada más entrar y contemplar aquel  semicírculo de caras mirándome e interrogándome ¿qué vas a hacer? recordé una frase del Informe Rocard sobre la enseñanza de las ciencias “… el contacto positivo con la ciencia en una fase temprana juega, en la ulterior formación de actitudes  hacia la ciencia, un papel crucial” y yo allí, muy a mi pesar, iba  a jugar, seguramente, algún papel en ese primer contacto.

Les presenté a Propanín, les encantó. No podían suponer que a  base de unir átomos podían obtenerse moléculas semejantes, así que aquello nos dio pie para comentar que lo que hacen los químicos, para lo que estudian, para lo que investigan y a lo que dedican su vida, es a unir átomos para formar nuevas sustancias que nos faciliten la vida. Bueno… algunas veces también los compuestos químicos nos la complican, pero es que a menudo los químicos no tienen la culpa de la mala utilización de la química por otras personas.

Después separamos mezclas, sublimamos yodo (y entendimos por qué yodo en griego significa “violeta”), comprobamos como el magnesio (un metal) arde con una llama de brillo cegador,  descompusimos el agua en sus elementos y comprobamos como el hidrógeno puede explotar combinado con el oxígeno del aire (así entendimos un poco mejor lo que está sucediendo en Fukushima), obtuvimos plomo de un compuesto similar en su apariencia a la sal común (nitrato de plomo (II)), entendimos por qué el nombre latino del mercurio (hidrargirium) significa “plata líquida”, logramos que un billete ardiera sin consumirse y nos los pasamos de miedo tratando de hinchar un globo. ¡Increíblemente había gente (y no precisamente la más débil) que era incapaz de hincharlo!

lavallcomb.jpg

Todos pasamos un buen rato. El resultado de los experimentos era, en ocasiones, asombroso. Había quien decía que aquello era magia, pero no. Aquello era ciencia. Todo tenía su explicación y ésta, algunas veces, resultaba tan sorprendente como la propia experiencia… Y es que la ciencia proporciona la oportunidad de descubrir cosas y en el descubrimiento puede haber mucha emoción.

Como final una foto de grupo para tener un recuerdo del día. ¡Muchas gracias chavales por vuestra curiosidad y entusiasmo!

lavallinagrupo.jpg



Informe Rocard II

17 02 2008

inforrocard2.jpg

No es la primera vez que en este blog se habla del Informe Rocard (ver post de 20-06-2007). Volvemos a la carga porque en el último número (55) de Alambique se ha publicado una traducción al castellano del documento (el original está en inglés) que puede facilitar su lectura (ver enlace al final del post).

El llamado informe Rocard es un documento elaborado por un grupo de expertos de la UE, encabezados por el ex-primer ministro francés M. Rocard, en el que se trata de identificar las causas del alarmente descenso en el interés de los más jóvenes por los estudios de ciencias y matemáticas.

Se afirma en dicho informe que esta pérdida de interés se debe en gran medida a la manera como se enseña la ciencia en las escuelas y en los centros de secundaria, y se trata de diseñar una estrategia para intentar modificar esta situación.

El informe es largo, pero jugoso, y convendría que ningún profesor/a de ciencias dejara de leerlo y reflexionar sobre lo que se puede hacer, qué se puede cambiar y qué hemos de hacer para cambiarlo. Igual de conveniente sería que lo leyesen con atención nuestros responsables políticos y educativos ya que son ellos en última instancia (así se dice en el informe) quienes tienen los recursos y la capacidad para provocar un cambio en la enseñanza de la ciencia:

  • Medidas para promover la adopción de nuevas técnicas docentes.
  • Medidas para ayudar al profesorado a presentar la materia de forma atractiva.
  • Medidas que estimulen el aprendizaje basado en la investigación entre los jóvenes.

También deben darse por aludidas las asociaciones de profesores de ciencias, sociedades de caracter científico, fundaciones que orientan su actividad al mundo de la  ciencia y la tecnología, universidades y un largo etc. ¿Sería posible entre todos empezar a pensar seriamente en los verdaderos problemas de la enseñanza?. ¿O seguiremos dedicando cantidades ingentes de tiempo y energía a discutir problemas menores?

informe-rocard.pdf



Expertos de la UE piden un giro radical en la enseñanza de las ciencias

20 06 2007

fotoinforrocard3.gif 

El pasado 18 de junio los periódicos se hicieron eco de una interesante noticia. Un comité de expertos de la Unión Europea, encabezados por el ex primer ministrio francés Michel Rocard, había presentado un informe sobre la percepción de las ciencias y su enseñanza por los europeos. Sólo un 15 % está satisfecho con la calidad de la enseñanza científica. Paralelamente se aprecia una pérdida significativa del interés hacia estos estudios.

Las razones por las que los jóvenes no se interesan por la ciencia son varias, aunque hay una clara evidencia de la conexión entre la actitud mostrada y la forma en que la ciencia se enseña. La mayoría de los profesores (según el informe) optan por métodos más centrados en la memorización que en la comprensión.

Y es que (todos tenemos la experiencia) la experimentación brilla por su ausencia, las ecuaciones sustituyen a los conceptos, el lenguaje se retuerce hasta hacerse difícilmente comprensible y terminamos estudiando cosas que poco tienen que ver con la realidad: “Una reacción química consta de reactivos y productos separados por una flecha” y ponemos la típica reacción en el encerado. Eso no es una reacción química. En todo caso será una representación, bastante pobre, de una reacción química. Si queremos que nuestros alumnos/as se interesen por la Química, hagamos Química.

El informe aboga por métodos basados en la experimentación y en la investigación. Plenamente de acuerdo.

Ojalá esta nueva propuesta no se quede en eso, en simple proyecto. Probablemente sea el momento que tanto la Real Sociedad Española de Química como la Real Sociedad Española de Física, dos organizaciones de reconocido prestigio y ampliamente implantadas en todo el estado, recojan el guante y empiecen a trabajar para que el cambio propuesto sea una agradable realidad.

Texto del informe: informerocard.pdf

Dos proyectos europeos para la enseñanza de las ciencias:

Proyecto Pollen

Proyecto Sinus-transfer