TAGORE, GRAN EDUCADOR .

Jueves 20 Octubre 2011

 tagore-pic.jpg

El 5 de mayo de 1921, Tagore pronuncia en el Instituto Juan Jacobo Rousseau de Ginebra, una conferencia sobre su pedagogía y en ella dice:

“Fundé mi escuela hace veinte años, mas, a decir verdad, no tenía entonces método ni experiencia de la enseñanza (…) Acabo de deciros que no tenía, al abrir mi escuela, ninguna experiencia. Esto no es rigurosamente exacto. Tenía, cuando menos, una experiencia negativa adquirida en el curso de mis propios años de escuela. Sabía cómo no deben ser tratados los niños. De lo que yo he sufrido sobretodo en mi infancia, ha sido de sentir que la educación que yo recibía estaba separada de la vida (…) Veo la puerta de la clase abierta cada mañana como una gran boca, sus muros desnudos, sus bancos de madera, su pupitre en el que se alzaba un maestro que daba la lección como un fonógrafo viviente. (…) En esta escuela he aprendido la gramática, la aritmética, muchas cosas que he olvidado y la manera como no deben darse las lecciones. Así es que cuando, a los cuarenta años, me sentí impulsado a salir del pequeño rincón retirado en donde había vivido hasta entonces a orillas del Ganges y en sus islas arenosas, para hacer alguna cosa útil, me resolví a educar niños. Y no porque yo creyese que tenía un talento particular para enseñarlos, sino porque me parecía que tenía el secreto de hacerlos dichosos”.

Tagore continúa hablando: “Yo no creo que deba volver infantiles las cosas que presento a los niños. Yo respeto a los niños y ellos me comprenden”. Pero lo más hermoso de su pensamiento educativo es cuando, en la misma conferencia dice : “No se puede enseñar más que aquello que se ama; vale más callarse cuando no gustamos de lo que estamos enseñando. Así pues, no debemos enseñar más que aquello que guarda para nosotros un cierto misterio”. Tagore pone el siguiente poético ejemplo: “ Yo se lo he dicho a mis amigos matemáticos; no enseñarán bien la tabla de multiplicar mas que si le tienen cariño. Y sin duda hay quien siente amor por ella. Para mí, la tabla de multiplicar está inscrita en los pétalos de las flores y en las nerviaciones de las hojas; sin saberlo, las mariposas la transportan en sus alas. Yo les he dicho esto a mis amigos los profesores de matemáticas, proponiéndoles que sacasen partido de ello en sus enseñanzas, y ellos, alzando los hombros, han tratado estas ideas de lunáticas; sin duda no son poetas como yo no soy matemático. Y, a pesar de todo, yo sigo convencido de que un hombre no enseña bien mas que lo que tiene para él poesía (…) Cuando enseño algo, lo hago con amor, me doy por entero en ello”.

“Para ser maestro de niños es completamente necesario ser como un niño, olvidar lo que sabemos y que hemos llegado al término de los conocimientos. Si se quiere ser un verdadero guía de niños, no hay que pensar en que se tiene más edad, ni que se sabe más, ni nada por el estilo; hay que ser un hermano mayor, dispuesto a caminar con los niños por la misma senda del saber elevado y de la aspiración. Y el único consejo que puedo daros en esta ocasión, si habéis de dedicaros a enseñar a los hijos del hombre, es éste: que cultivéis el alma del niño eterno (…) No os preocupéis de los métodos. Dejad que vuestro instinto os guíe hacia la vida. Difieren los niños unos de otros y es preciso aprender a conocerlos, navegar entre ellos como se navega entre escollos. Para explorar la geografía de sus espíritus es el mejor guía un espíritu misterioso que simpatiza con la vida”.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1026  veces

1 comentario para 'TAGORE, GRAN EDUCADOR .'

  1.  
    LUZ
    13 Noviembre 2011 | 3:47
     

    Tagore, excepcional ser humano. Caminar al lado de un niño en su aprendizaje sobre la vida es la experiencia más maravillosa que se nos puede brindar. Añadiría además que, caminando al lado de un niño, tenemos la oportunidad de reencontrarnos con valores esenciales que vamos perdiendo por el camino con el paso de los años. La generosidad, la claridad mental para quedarnos con lo importante y desechar lo superficial. Mis hijos me maravillan y asombran cada día.

Envía un comentario

(requerido)

(requerido)


Canal RSS de comentarios | Enlace URI al artículo


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image