¿Por qué soñamos?

3 06 2013

 Claudia Iglesias

Los sueños pueden ser terroríficos, estrafalarios y fantásticos, pero ¿para qué sirven? Pese a décadas de investigación, los sueños siguen siendo uno de los mayores misterios del cerebro.

Cuando duermes tu cerebro pasa por ciclos de actividad que alternan con sueño profundo y superficial cada 90 minutos. La mayoría de los sueños ocurren en la parte superficial del sueño, cuando estás casi despierto. En estos períodos, los ojos se mueven rápidamente bajo los parpados, como si estuvieras mirando algo. Esto es el sueño REM ( del inglés Rapid Eye Movement). Si despiertas a alguien durante el sueño REM, existe una probabilidad del 80% de que recuerde qué estaba soñando.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de cuánto sueñan. Esto se debe a que, a no ser que te despiertes mientras sueñas, no recordarás nada del sueño y a que el tiempo distorsiona los sueños. Si alguien te salpica la cara para despertarte, puedes levantarte pensando que llevas horas soñando con la lluvia. Los científicos calculan que soñamos unas cinco veces por noche, durante 1 o 2 horas en total. La mayoría de los sueños se producen en el sueño REM, pero algunos piensan que también podemos soñar en el sueño más profundo.

Hay muchas teorías sobre por qué soñamos, pero la verdad es que nadie lo sabe exactamente. Algunos expertos piensan que los sueños ayudan a fijar los recuerdos, pero hay gente que nunca sueña y tiene recuerdos perfectamente buenos. Otros expertos indican que los sueños ayudan a ordenar las experiencias del día, pero los fetos pasan casi la mitad del tiempo en la fase REM del sueño, y no tienen experiencias que ordenar. Y si los sueños sólo sirven para ordenar la información, ¿por qué son tan raros?

El psicoanalista Sigmund Freud pensaba que los sueños eran una ventana a nuestros deseos ocultos inconscientes y empleó años en hablar a los pacientes sobre sus sueños y en buscarles significados complicados. La mayoría de la gente piensa ahora que Freud interpretaba demasiado los sueños. Los extraños sucesos de un sueño podrían ser simplemente historias sin sentido que el cerebro inventa.

Al soñar el cuerpo está literalmente paralizado. Es un sistema de seguridad para evitar que interpretes tus sueños. El cerebro sigue enviando mensajes a los músculos e intenta moverlos, pero la médula espinal bloquea los mensajes. Estos siguen llegando a los ojos, pulmones y corazón; por eso los ojos se mueven de un lado a otro, y la frecuencia de la respiración y del corazón se hacen irregulares. Algunas personas se despiertan parcialmente cuando están aún paralizadas, se sientan como clavadas a la cama, incapaces de moverse, y se sienten totalmente aterrorizadas.

¿Qué son las pesadillas?
La parte de nuestro encéfalo que crea las emociones está muy activa durante los sueños. Si se crea un sentimiento de miedo, el sueño se convierte en pesadilla, y el resto de tu encéfalo construye una historia asociada. Puedes pensar que te estás cayendo desde una gran altura o que intentas escapar de algo terrorífico, por ejemplo. Las pesadillas son naturales y todo el mundo las ha tenido, pero disminuye su frecuencia con la edad.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  774  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario