Nueva reforma educativa

3 06 2013

Aitor Fernández

La LOMCE entrará en vigor a partir del próximo curso 2013-2014, después de haber sido debatida y aprobada en el Parlamento.

Hace unos meses, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presentó en Madrid la nueva reforma educativa. La Ley que se encuentra vigente en la actualidad, la LOE, tiene muchas diferencias respecto a la nueva Ley, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). La reforma educativa producirá cambios en la enseñanza básica, el bachillerato y la FP.
En Educación Primaria, se realizará un examen de evaluación, al finalizar Tercero y Sexto, para conocer las dificultades del alumno. En Primaria, al igual que en la ESO, se potenciarán las asignaturas de Lengua, Idiomas, Matemáticas y Ciencias, incrementándose el número de horas lectivas. Por ello, el número de optativas se verá reducido. En Cuarto de Secundaria, los alumnos tendrán que superar un curso de iniciación al Bachillerato o a la Formación Profesional.
La selectividad tal y como la conocemos desaparecerá. Se realizará un examen global al final el Bachillerato, que no servirá para entrar en la Universidad, sino para obtener el título. Aquellas personas que quieran acceder a la Universidad tendrán que realizar exámenes impuestos por los centros e incluso entrevistas personales.
La asignatura Educación para la Ciudadanía desaparece, y será sustituida por Educación Ético Cívico Constitucional. El bilingüismo es una de las novedades de esta reforma educativa. Para el ministro de Educación, es necesario aumentar el número de horas en otro idioma desde el comienzo de la educación.
“Queremos conectar el aula con el empleo” señaló el día de la presentación del proyecto Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta y portavoz del Gobierno, quien ha subrayado que esta reforma es clave para el sistema educativo y contribuirá a atajar uno de los principales problemas del mismo: el abandono y el fracaso escolar.
Esta es la sexta reforma educativa que se produce desde que existe la Democracia en España, y ninguna ha dado los resultados esperados. ¿Será esta la solución al problema educativo del país? Los últimos informes PISA no avalan la anterior ley educativa. No obstante, muchos dicen que este es un simple cambio ideológico, que no resolverá los déficit que tiene la educación española y que es mejor mantener la actual, mientras que otros dicen que es la solución que todos estábamos esperando, y que por fin vamos a poder estar al nivel del resto de países de Europa y del mundo.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  667  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario