Homeschooling, educar en casa.

10 06 2013

Concha Iglesias

Cerca de 2.000 familias educan a unos 5.000 menores en casa, es lo que se conoce como “homeschooling”. La educación en el hogar es el proceso mediante el cual se persigue la educación de los niños en el contexto familiar, fuera de las instituciones tanto públicas como privadas. Significa asumir de forma integral la educación de los niños, tanto en los aspectos de adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios.
Los padres pueden educar en casa, sin problemas de tipo legal, a sus hijos hasta los seis años.
En España La ley establece 10 años de escolaridad obligatoria para todos los alumnos. La Constitución señala que es obligatoria la educación, no la escolarización; los padres que optan por enseñar en casa se aferran a ese punto para exigir que se regule su opción.
Se pueden destacar tres tendencias principales. En la primera de ellas, los niños siguen un currículo más o menos oficial, trabajando con los mismos libros del colegio, realizando y tareas escolares o incluso siguiendo algún programa de educación a distancia, avalado por alguna institución educativa. Otras familias, sin embargo, no tienen ninguna enseñanza pautada y los niños van aprendiendo “sobre la marcha”, según sus intereses y apetencias en ese momento y en un entorno amplio.La tercera tendencia, conocida como “flexischool”, es de más re ciente aparición y supone un término medio entre el aprendizaje en el hogar y la escuela formal. Los niños podrían seguir algunas asignaturas en la escuela y participar en actividades de la misma, pero sin tener que completar todo el horario lectivo.
Son dos los principales argumentos que se alegan en contra de la educación en casa. El primero es que los padres no tienen la capacidad necesaria para formar a sus hijos por la tanto se produce un empobrecimiento de la formación del alumno que tiene derecho a recibir la totalidad de la información y formación del resto de los niños de su edad y el segundo es que los niños no aprenden a socializarse, si no van al colegio no establecen la relaciones con otros niños que son necesarias para vivir en una sociedad como la actual.
Las familias que eligen la educación en casa consideran nefasta la calidad de la enseñanza que se imparte actualmente en los centros educativos, también añaden que pueden inculcar la ideología y los valores que consideran aptos y no los que nos vengan impuestos desde la institución. Tienen la posibilidad de elegir las materias que se imparten y prescindir de algunas que sí se dan en la enseñanza institucionalizada. Por último defienden la capacidad atender de forma más directa y personalizada a sus hijos en caso de que tengan limitaciones intelectuales para el aprendizaje o que tengan altas capacidades.
Las familias españolas piden que este tipo de educación sea reconocido legalmente y una regulación jurídica estricta en la que se proteja al menor.
En países como EEUU, Francia o Bélgica la escolarización en el hogar esta regulada, no lo está en Alemania donde es ilegal.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  828  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario