El efecto Kuleshov

Publicado en Cine por paulava 9:12 pm Sábado, 5 Abril 2008

Eisenstein pertenece a una corriente de directores de la antigua Unión Soviética, entre los que se cuenta también Lev Kuleshov, que ha pasado a la historia por un experimento realizado en torno al montaje.

El experimento consistió en un primerísimo primer plano prolongado del rostro inexpresivo del actor Ivan Mazouchin, presentado entre tomas de una taza de sopa humeante, una mujer en un ataúd y una niña que juega con un osito de peluche. «Los espectadores aplaudieron la actuación de Mazouchin, destacando su ensimismamiento por su plato de sopa caliente. Su angustia durante el sepelio de su difunta los compungió; finalmente admiraron su sonrisa irradiante al observar a la niña jugando con su osito. Todos sabíamos, no obstante, que el rostro del actor era el mismo durante las tres secuencias». Kuleshov demostró que dos tomas sucesivas no son interpretadas de manera independiente por el espectador; el cerebro las integra.

En realidad, un montaje adecuado, ayudado por la música y una voz en off distinta, puede convertir una de las películas más terroríficas de los últimos tiempos en una simpática comedia romántica:

Aquí, el trailer original:


 

1 comentario »

Comentario de luciaag

6 Abril 2008 @ 21:13

Felicidades por los últimos artículos. Me han parecido muy interesantes y los tomo de muestra para futuros cursos.
Saludos
Lucía

Suscripción RSS a los comentarios del artículo.
Enlazar URI

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario.