El canon de belleza

10 Noviembre 2019 por mariofv

Con relación a la mujer, la sociedad ha ido cambiando su concepto de belleza. Durante la prehistoria, se asociaba con cuerpos llenos de redondeces porque reflejaban fertilidad. En Egipto, aquellos que fueran estilizados y con las piernas largas eran considerados más elegantes. Poco después, en Grecia, las matemáticas comenzaron a dictar el canon de belleza (proporciones y simetría). Con la llegada de la Edad Media, tomó importancia la tez, que debía ser muy pálida, frente a la figura, que no era tan relevante. Los cuerpos rollizos fueron la definición de belleza durante todo el Barroco. El siglo XX no ha sido más que una sucesión de cambios. Y llegamos a la actualidad: el canon de nuestros días es algo casi inalcanzable. Las modelos de alta costura llegan a condiciones enfermizas para buscar ese cuerpo “perfecto”, entendido como uno extremadamente alto al igual que delgado, pero al mismo tiempo turgente y voluminoso.

El problema es la influencia de estos criterios de belleza en la sociedad. Evidentemente, la repercusión es negativa. Y es que esos modelos que vemos desde nuestra más tierna infancia y que el 90% de nosotros no podremos alcanzar, crean frustración, conflictos, desigualdades e incluso enfermedades, como la anorexia o la bulimia. Últimamente, se están abriendo espacios de publicidad para diferentes constituciones, con el fin de contemplar “todo tipo de cuerpos”. Pero aún queda mucho camino por recorrer. Y es que el problema no está solo en las modelos que buscan los diseñadores; también está en las personas que admiran el canon impuesto, que tratan de llegar a él por cualquier medio y de menospreciar a todo aquel que no lo cumpla. La belleza es algo subjetivo. No puede ni debe ser establecida por ningún tipo de norma.

Carmen Bernardo Díez

La experimentación animal

10 Noviembre 2019 por mariofv

Las grandes innovaciones a menudo han venido ligadas a grandes experimentos realizados con animales (infectándoles virus, extirpándoles órganos…). Cada año, más de 115 millones de animales son sometidos a estos experimentos. Pero en la actualidad nos preguntamos si esa experimentación es éticamente correcta. En realidad, por mucha controversia que despierte, la experimentación con animales es legal y está normalizada. Pero entonces, ¿el fin justifica los medios? Es decir, ¿está justificado acabar con cientos, quizá miles, de vidas de animales por tener una nueva crema para el cutis, una nueva vacuna o nuevas armas? Y si la respuesta fuese afirmativa, ¿sería también justificable que se experimentase con humanos, o ya no lo sería porque somos la especie dominante?

Últimamente este tema está teniendo mucha repercusión social, surgiendo aquí y allá tanto asociaciones como partidos políticos en contra de la experimentación con animales. Lo que hay que valorar es si seguir con el mismo método es eficiente y económicamente rentable o si es preferible buscar otro con menor cuestionamiento ético.

Ángel Álvarez Torollo

Una pincelada sobre el problema migratorio en Europa

10 Noviembre 2019 por mariofv

Desde hace años, cientos de miles de personas se lanzan a las aguas del Mediterráneo, huyendo de diversos conflictos. Dejan atrás sus vidas y sus hogares para recorrer cientos de kilómetros buscando un futuro mejor en Europa; o al menos un lugar donde poder dormir sabiendo que no les va a caer una bomba por la noche.

Ante esta grave situación, observamos cómo los gobiernos de los países de la UE, ricos y desarrollados, con todo lo que esto supone en cuanto a su capacidad para ayudar a esta gente, deciden mirar hacia otro lado o incluso poner trabas a estos movimientos migratorios. A mi juicio, esta actitud debería ser considerada delito. No se debería permitir que nadie muriese ahogado en el Mediterráneo. No entiendo los problemas que han tenido algunas ONGS con sus barcos de salvamento, como el caso del Open Arms o del Sea Watch 3. Entiendo perfectamente que en ocasiones estos barcos lleguen a desobedecer a los gobiernos europeos para ayudar a esta gente y salvar muchas vidas. Pero los miembros de estas organizaciones deberían ser considerados héroes y no criminales.

Tampoco deberíamos olvidarnos de las organizaciones políticas que lanzan mensajes xenófobos. Sería bueno recordar que Europa también fue un continente de emigrantes. Miles de irlandeses, italianos o españoles emigraron en su día a América en busca de un futuro mejor, huyendo de las guerras y de las pésimas condiciones económicas de sus países. En el caso de España cabe recordar que, tras la Guerra Civil, miles de republicanos se vieron obligados a exiliarse en países como Francia, Argentina o México. Especialmente los dos últimos países los recibieron con los brazos abiertos. Es aconsejable mirar hacia nuestra propia historia antes de hacer determinados juicios en contra de la inmigración.

Andrés González Carretero

El ciberacoso

7 Noviembre 2019 por mariofv

El ciberacoso es uno de los problemas con los que la gente más se encuentra en las redes sociales. Podemos oír hablar de ello en la televisión, en la radio o el periódico. Este tipo de acoso se encuentra tanto en adultos como entre los jóvenes. Se usa las redes sociales para amenazar, insultar, avergonzar o criticar a otra persona. Puede ser tanto en público como en privado. Se suelen centrar, sobre todo, en criticar el físico, la raza, o la orientación sexual, etc. El ciberacoso puede provocar problemas como estrés, cambios de ánimo o bajo nivel de sueño y apetito; incluso hay personas que llegan al suicidio.

Creo que es un problema de la educación que los acosadores reciben de sus padres o de sus tutores legales. Se podría cambiar a través de charlas en los centros educativos y de sanciones a aquellos que realizan dicho acoso.

Alba González Aranda

La ley de atracción positiva

5 Noviembre 2019 por mariofv

A medida que vamos creciendo y desarrollándonos tanto física como mentalmente a lo largo de nuestra vida, todos nosotros tendemos a adoptar creencias, convicciones u opiniones, ya sean inculcadas o por influencia del ambiente del que estemos rodeados. Todo ser humano siente la necesidad de depositar su fe o confianza y de creer en algo o alguien, siendo todas estas decisiones igual de respetables.

La ley de atracción positiva es la creencia pseudocientífica que afirma que nuestros pensamientos, ya sean conscientes o inconscientes, influyen en mayor o menor medida en la vida de las personas que nos rodean, argumentando que son vías que devolverán al individuo una energía similar a la emitida. En ella son factores clave: la constancia, la perseverancia y el positivismo. Estos pueden ser fácilmente interpretados a su vez como una filosofía o lema de vida que, independientemente de la creencia de cada uno, pueden aplicarse y ayudar de esta forma a establecer un orden y un bienestar vital. Es primordial, por tanto, enfocar el día a día en lo que quieres en la vida, no en lo que te falta; y visualizar que tus metas o sueños se hacen realidad. Esta ley no es matemática, por lo que sus resultados pueden darse en multitud de distintas interpretaciones o formas. Todas ellas nos harán darnos cuenta de la importancia del trabajo y tiempo empleados para alcanzar un objetivo.

Dicho esto, yo creo firmemente que, si aplicamos al menos la mitad de los valores presentes en esta ley, ello repercutiría beneficiosamente en la mentalidad de nuestra actual sociedad y en las futuras generaciones. Esto no es más que un mero punto de vista personal. La finalidad, aquí, no es convencer a nadie de la idea expresada, sino invitar a la práctica de la misma por propia elección.

Melani Miroslavova Toneva

La religión en el siglo XXI, ¿un problema social?

2 Noviembre 2019 por mariofv

La religión ha estado presente en multitud de países desde hace siglos, con mayor o menor fuerza a nivel social y político. Pero lo cierto es que en las últimas décadas esta situación ha parecido cambiar notablemente, tanto en España como en otros países.

En cuanto a la religión católica, de las más extendidas geográficamente, ésta ha iniciado un proceso de remodelación y adaptación a la nueva sociedad. Esto se percibe especialmente desde la llegada del nuevo Papa, quien ha expresado abiertamente su intención de reformar las normas hasta ahora establecidas. Su actitud ha dado titulares polémicos a la par que apoyados: tolerancia cero con los agresores sexuales, muchos de ellos altos cargos de la Iglesia, denunciados desde hace años, o su propuesta para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sin embargo, estos cambios no han llegado a hacerse efectivos. Sigue habiendo casos de represión y marginación de colectivos dentro de la Iglesia católica: prohibición de matrimonios homosexuales o entre divorciados, o complicaciones para las parejas que quieren bautizar a sus hijos sin estar ellos bautizados. Quienes apoyan la religión católica, tal y como la conocimos décadas atrás, y aborrecen los cambios para hacerla llegar a todo el que quiera practicarla, se defienden alegando que las normas están así recogidas en la Biblia y que la Iglesia es una institución privada que puede proponer y aplicar las normas y restricciones que considere oportunas.

En mi opinión, puede que tengan cierta razón en defender que, como integrantes de una institución privada, tienen la capacidad de dirigir su confesión religiosa como crean adecuado. No obstante, algunas de sus normas están muy próximas a la exclusión social de ciertos grupos. Esto se ve en los ejemplos del matrimonio mencionados más arriba. Su respuesta suele ser siempre la misma: “Si no está incluido en las normas de nuestra religión no hay por qué cambiarlo, ya que hay muchas otras formas de unión sin recurrir a la Iglesia”. ¿Pero por qué una persona homosexual que practica la religión católica no puede casarse por la Iglesia? ¿Por qué una mujer o un hombre que sean católicos, pero ya se hayan casado anteriormente por la Iglesia, no pueden volver a casarse y cumplir con la religión que él o ella han abrazado? ¿Y por qué una pareja que no se haya casado por la Iglesia o no sea practicante, pero haya decidido tener un hijo y bautizarlo, se considera que no cumple debidamente con la religión?

Aquí estamos hablando de la religión católica, pero el problema es extensible a cualquier otra religión que continúa anclada en las normas y directrices del pasado. De acuerdo, entiendo que se considere una institución privada que puede establecer sus propias normas. Pero, aun así, creo que deberían remodelarse y adaptarse a la nueva sociedad. Lo contrario les aboca a caer en casos de exclusión o maltrato a personas o colectivos.

Raquel Rego Fernández

Las otras víctimas de la violencia de género

28 Octubre 2019 por mariofv

Todos sabemos que la violencia de genero es un problema que en España está al orden de día. Todas las semanas aparece un nuevo caso en televisión o en los periódicos. Pero no quiero empezar un debate sobre la violencia de género. Quiero hablar de las otras víctimas de la violencia de género, los hijos y las hijas de la madre asesinada.

Según datos de 2015, 800.000 menores en España conviven a diario con la violencia de género; y de estos 800.000 menores, muchos se ven directamente afectados por ella. Es muy habitual ver en las noticias, cuando se habla de un caso de violencia de género, que hijos e hijas de la pareja o matrimonio ven el asesinato de su madre a manos de su padre. Eso causa un daño psicológico brutal en los niños. Pensemos en los casos de niños y niñas huérfanos a causa de la violencia de género, ya que lo normal (tristemente normal) es que sea el novio o marido de la mujer quien la mate y después se suicide. De un día para otro, los hijos de la pareja se han quedado huérfanos y ha sido su padre quien ha asesinado a su madre. Pero estos no son los casos más graves. Según datos de 2018, entre 2013 y 2017, han sido asesinados 27 menores a manos de sus padres. La mayoría (sino todos) tenían menos de 15 años.

Toca preguntarse qué pasa por la cabeza de un hombre que está a punto de matar a su mujer delante de los hijos o que mata a sus hijos para hacerle daño a su pareja. Insisto, estamos hablando de SUS HIJOS, lo más preciado del mundo para unos padres. Más que humanos, parecen ser monstruos. No quiero quitar ni la más mínima importancia a la violencia de género contra las mujeres. Pero en ese problema, hay que hablar también de otras víctimas, totalmente inocentes, los hijos y las hijas menores de las parejas.

Rubén Pérez Dafonte

Sobre el aborto

24 Octubre 2019 por mariofv

El aborto es uno de tantos temas que despiertan el debate en la actualidad. Es un tema en el que se da un conflicto de derechos y sobre el que es difícil llegar a entablar un diálogo constructivo. Se descubre en él, además, una faceta política: la izquierda, a favor del aborto, y la derecha, en contra de él.

Gran parte de la sociedad critica a la mujer que adopta, pero honra a la mujer que tiene hijos. Hay filósofos antinatalistas que defienden que nacer no siempre es un provecho. A veces, según ellos, causa un daño moral ¿Por qué deberíamos obligar, entonces, a una mujer a tener un hijo?

En mi opinión, ninguna mujer debería ser obligada a tener un hijo en contra de su voluntad. Creo que la gente que se manifiesta en contra de esto y llama asesina a una mujer que aborta sólo lo hace por estar influida por la religión o por grupos radicales que no aceptan las decisiones libres de los demás. Hay que dejar paso a la razón. Cada uno debe juzgar según sus creencias.

Alba González Aranda

La filosofía de un club único

23 Octubre 2019 por mariofv

Deporte y filosofía son dos términos que nos parecen contrarios o que tienen muy pocas cosas en común, pero no es así. En realidad, la filosofía y el deporte tienen mucho en común: el diálogo, el razonamiento, la empatía, la motivación y un sinfín de supuestos que se discuten. En cualquier deporte, al igual que en la filosofía, se pueden plantear preguntas como: ¿está esto bien hecho? o ¿cuál es mi identidad?

En España, al hablar de filosofía y deporte, destaca un club especial: el Athletic Club de Bilbao. La filosofía de este club es clara: solo pueden formar parte de los equipos de sus diferentes disciplinas deportivas personas que hayan nacido o hayan sido formadas en Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera. El propio club se caracteriza por la defensa de unos valores que se han ido perdiendo en el siglo XXI: “el orgullo por lo propio se convierte en un componente de unión por encima de cualquier otro aspecto de discrepancia en la vida diaria y esto marca la diferencia con cualquier otra filosofía o manera de entender el balompié en todo el mundo”. Así se explica en la propia página web del club.

Hoy en día hay un gran debate acerca de si el Athletic tiene que cambiar esta filosofía, aunque la postura de la afición sea clara: la filosofía no se toca. Aún así, ha habido excepciones a lo largo de la historia. Laporte, futbolista francés, Amorebieta, venezolano, o Ganea, rumano, han sido integrantes del club sin ser futbolistas nacidos o formados en Euskal Herria. El nuevo presidente ha propuesto ideas para suavizar esta filosofía radical del, como la inclusión de descendientes de peñistas e hijos de peñistas. Sobre la formación, se sugiere abrir el abanico y se plantea la posibilidad de una cantera global con captación internacional. Pero estas medidas no han sido aceptadas por los socios, que tienen su idea muy clara.

En definitiva, el Athletic Club de Bilbao es un club de fútbol histórico, conocido mundialmente por su filosofía, la cual, al igual que los socios y seguidores del club, no va a cambiar. Es una idea que hace al club especial, una manera distinta de entender el deporte que marca la diferencia con cualquier otra institución deportiva. Además, esta filosofía ha funcionado a lo largo de la historia: el club tiene un palmarés de títulos futbolísticos, tanto masculinos como femeninos, envidiable por la mayoría de clubes españoles. Y lo que funciona, no se debe cambiar.

Javier Piquero Romero

Un par de reflexiones sobre el maltrato animal

23 Octubre 2019 por mariofv

En primer lugar, ¡cómo puede el ser humano, supuestamente el ser superior a todos los seres vivos, justificar el maltrato animal, basándose en fiestas nacionales o tradiciones que nos vienen de siglos atrás! En segundo lugar, ¡cómo pueden los partidos políticos defender en sus campañas el mantener esas tradiciones!

Como seres racionales que somos, a nadie debería ocasionarle placer el ver a animales indefensos sufrir hasta llegar a su muerte. Pero eso es lo que se observa en una plaza de toros, donde la gente lo jalea y anima. ¡Qué más da que al toreo se le llame arte! ¡Quién puede sentirse feliz, despeñando cabras, poniendo fuego en los cuernos de un toro o empujando a una vaquilla hasta tirarla al mar! De veras, no entiendo al ser humano que ve placer en el sufrimiento animal.

Y como seres racionales que somos, tampoco creo que debamos invertir dinero público en promover este tipo de tradiciones. Supongo que los políticos tienen que gobernar para todos. Pero si esos políticos animan la utilización de los animales para nuestro placer, para satisfacer nuestros más oscuros y negativos sentimientos, puedo decir que a mí no me representan.

Álvaro Chacón Puerma