BEE MOVIE

23 10 2011

nueva-imagen.png

Sin lugar a duda los bosques cumplen una función importante, pues brindan el hábitat a un gran número de plantas y animales, además de ocuparse de la prevención de la erosión del suelo, el control de inundaciones, y el reciclaje de nutrientes. Por otro lado, la sobreexplotación de los árboles y de los bosques ha provocado la disminución en el número de colonias de abejas siendo este uno de los muchos efectos negativos de la degradación de nuestro entorno. 

Centrémonos en ellas, en las abejas, y por supuesto en su miel, que es el aprovechamiento natural al que nos vamos a referir, y es que la apicultura, es una actividad muy antigua, además de un medio muy útil para el fortalecimiento de los sistemas de vida y desarrollo, porque usa y produce un gran número de bienes, y aunque el capital financiero no sea fundamental para echar a andar una actividad de apicultura competitiva, ésta es satisfactoria si logra reunir estos 5 capitales:

Naturales: las abejas, un lugar para su crianza, agua, luz solar, diversidad biológica y recursos ambientales.

Humanos: habilidades, conocimientos, buena salud y experiencia en la comercialización.

Materiales: herramientas, equipos y materiales, transporte, energía  e instalaciones.

Sociales: ayuda de la familia, amigos, y socios de grupos e informaciones sobre la comercialización y resultados de investigaciones.

Económicos: dinero en efectivo, ahorros y accesibilidad a préstamos o subvenciones. 

Esta longeva actividad de aprovechamiento máximo de un recurso natural nos deja además de otros grandes beneficios, la miel, que es el más conocido de todos, ya que a casi todo el mundo le gusta, y ya sea, fresca o en sofisticados envases, produce rentas y crea medios de vida y de desarrollo en varios sectores de una misma sociedad.

nueva-imagen-1.png

Y para finalizar, me queda afirmar que este proceso es de un valor incalculable, ya que la polinización de las plantas en flor es indispensable para que la vida continúe en la Tierra, es decir que las abejas, su trabajo, sus panales y su miel son los protagonistas de esta película, y que todo ello sostiene la vida en un planeta cada vez más mermado.

Autor: Sergio Díaz Lozano