entrevista a …

21 03 2016

Carlos González tiene 38 años y es de Nájera, un pueblo de La Rioja. Estudió ingeniería forestal en la Universidad de Palencia y lleva trabajando en el sector de la populicultura 12 años.

Actualmente es gerente de una empresa  que se dedica al cultivo e investigación de chopos principalmente en La Rioja y Castilla y León.

Valencia de Don Juan, 16-3-16

- Pregunta: ¿Cómo ves el sector de la populicultura actualmente?

Carlos: A grandes rasgos lo veo bien, hay una creciente demanda de madera de chopo de calidad por parte de la industria de transformación, principalmente para desenrollo. Esto hace que el sector permanezca estable. El auge de la biomasa y los aprovechamientos xiloenergéticos abre nuevas puertas en el sector.

¿Que le recomendarías a alguien que empiece ahora en el sector forestal?

Las nuevas generaciones tenemos la responsabilidad de innovar e investigar en el sector forestal. No hay nada inventado, todo se puede mejorar. No basta con plantar y cortar, hay que investigar para mejorar el sector, saber qué y cómo plantar en el futuro.

¿Qué características tiene el día a día en tu trabajo?

Pues yo diría que la característica principal es la movilidad. El trabajo no está en un sitio fijo sino que tengo que realizar diversas tareas en muchos montes, alejados unos de otros. Son muchas horas de coche.

¿Puedes explicar brevemente la estructura de la empresa en la que trabajas?

Somos una empresa que podríamos decir que carece de estructura. Todas las labores de campo se realizan mediante subcontratas. Yo como gerente gestiono todas las labores que hay que hacer. La estacionalidad de las labores hace que no tenga sentido tener una estructura fija. La falta de estructura simplifica el funcionamiento de la empresa. También nos permite repartir las distintas labores entre la población local e implicar a más gente en los cultivos.

¿Cuáles son tus funciones en la empresa?

Organizo todas las labores y cuidados culturales de las choperas desde su plantación hasta su corta. También dirijo las labores de investigación y soy el encargado de sacar conclusiones de los datos que extraemos. Por otra parte en La Rioja gestiono también las labores del vivero, ya que también tenemos vivero propio, no tanto por ahorro de costes sino para facilitar las labores de investigación y promocionar el cultivo de los clones que vamos descubriendo que funcionan mejor.

Por último soy el encargado de realizar los planes técnicos y atender las auditorías para mantener las certificaciones FSC y PEFC.

¿Qué dificultades encuentras en el desempeño de tu trabajo?

Mis labores son variadas por lo que los problemas que me encuentro son muchos y variados. Sin duda lo que más guerra me da son los problemas a la hora de cortar las choperas. En 15 años nadie ha dicho nada, pero en el momento de la corta salen propietarios por todos lados, pequeños problemas de lindes etc. Hay que poner de acuerdo a varios implicados que no suelen estar por la labor. Son problemas que muchas veces deben dirimirse en un juzgado por lo que hay que postergar las cortas mucho más de lo esperado.

¿Qué me puedes decir de las medidas de seguridad en el trabajo?

 Cada vez hay más conciencia de los peligros de trabajar en el campo. El trabajo en el campo, al ser muy estacional se suele realizar con autónomos que deben ser responsables de su propia seguridad. Como sabemos la confianza es el principal motivo de accidentes. Otro factor muy importante es el precio al que se pagan las labores. Si tú pagas una labor a bajo precio puedes forzar a que el trabajador corra riesgos innecesarios debido a las prisas.

Enlazando con lo que dices, ¿qué opinas de los salarios y las rentas de los trabajadores implicados en el sector forestal?

Hay de todo. Como en cualquier sector la mano de obra especializada está bien pagada, pero los trabajos más básicos están muy mal pagados. Los trabajos forestales son muy duros todos y en general deberían estar mejor remunerados todos. 

¿Y la rentabilidad de propietarios y empresarios del sector?

Ese es uno de los pilares en los que hay que trabajar. Hay que optimizar los sistemas, investigar nuevas formas de plantar, podar, marcos de plantación, seguir desarrollando para conseguir que el monte sea más rentable y pueda generar trabajo de calidad y rentas para los propietarios. Nosotros lo enfocamos a la madera de calidad. La rentabilidad debe salir de obtener una madera de calidad, con valor añadido, que te distinga en el mercado. Si tu madera es de poca calidad tendrás poca capacidad de negociación y no tendrás un producto interesante para el mercado, por lo que no podrás obtener alto rendimiento.

Por último, ¿qué me puedes decir de las medidas medioambientales que tomáis en vuestra labor forestal?

Nosotros llevamos muchos años certificando la madera con PEFC.

Hace 3 años empezamos a trabajar para conseguir el FSC y nos lo concedieron después de mucho trabajo y muchos gastos. Son sellos muy costosos de obtener, que generan mucho trabajo de oficina. Nosotros lo sacamos con intención de dar ejemplo, de señalar un camino, pero estamos bastante desencantados con los costes que conlleva. El problema es que después el mercado no exige esa madera certificada, por lo que se paga al mismo precio que la no certificada. Esto hace que los gastos no sean compensados. 

Los dos pilares de nuestro sector son la rentabilidad y el cuidado medioambiental. Es un equilibrio que se puede encontrar perfectamente, cuidar de los montes haciéndolos productivos. Hay espacio para el monte protector y para el productor.

Entrevista realizada por J.G.



Entrevista a …

20 03 2016

 Arriondas, 13 de marzo de 2016. Entrevista a D. Iñaki Aranzeta Zamora, Guarda del Medio Natural, ingeniero de montes y unos de los impulsores de proyecto roble. Realiza su trabajo en el concejo de Parres, Principado de Asturias.

El día a día de su trabajo.

El trabajo de Guarda nunca es igual, no hay sitio para la monotonía, va desde realizar el permiso para un aprovechamiento maderero, una reparación de una pista forestal, visitar una zona para realizar una quema controlada, seguimiento de fauna etc. Siempre en un contacto muy directo con la gente del medio rural Asturiano.

Aspectos positivos y negativos de su trabajo.

Lo positivo es la libertad para realizar el trabajo. Otro aspecto importante es el contacto con la naturaleza que se tiene en esta profesión.

Dentro de lo negativo está la función policial del Guarda y los conflictos que se generan al realizar esta labor.

 Que cree que es más importante conocer antes de empezar a trabajar.

La persona que quiera dedicarse a esta profesión debe saber, que su trabajo lo realizará en la zona rural de Asturias y en contacto muy directo con las personas de este mundo, cuya visión de la naturaleza  es muy diferente de la tienen las personas que viven en las ciudades. 

La estructura de la empresa o el organismo.

Los Guardas del Medio Natural estamos encuadrados dentro de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales. En nuestro caso tiene dos direcciones, Dirección General de Montes e Infraestructuras Agrarias y Dirección General de Recursos Naturales.

Se estructuran en: Jefes de servicio, Jefes de sección, Coordinadores, Guardas Mayores y Guardas del Medio Natural.

Sus funciones.

La Ley del Principado de Asturias 15/2002, de 27 de diciembre, por la que se crea el Cuerpo de

Técnicos Auxiliares y la escala de Guardas del Medio Natural establece de forma genérica nuestras funciones, que son las siguientes:

 Vigilancia, policía, custodia y protección de los bienes forestales, cinegéticos, piscícolas y de los recursos naturales, así como de aquellas otras que tendentes al mismo fin les asigne el ordenamiento. Información, inspección y control en materia de calidad de las aguas y evaluación de impacto ambiental. Cualquier otra función de carácter medioambiental que sea competencia de la administración del Principado de Asturias, acorde con su capacitación y calificación profesional. Los funcionarios pertenecientes a esta escala tendrán la consideración de agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Medidas que se adoptan para la conservación del medio natural y la concienciación que existe entorno a ello.

Las medidas que se toman para la conservación del medio natural son la mayoría de las veces ineficaces, la declaración de las áreas protegidas se hace pensando más en el desarrollo de esas zonas que en protegerlas.

Tampoco desde las instituciones publicas se esta haciendo un gran esfuerzo en concienciar a la población, los habitantes de estas zonas, no parece que están muy contentos con las actuaciones de la administración en determinados temas.

¿Cómo ve el sector forestal en Asturias?

La situación geográfica de Asturias favorece la existencia de unas condiciones climáticas óptimas para el desarrollo vegetal. La regularidad y abundancia de las precipitaciones, junto con unas temperaturas suaves, determinan unos índices de productividad forestal solamente superados, a nivel mundial, por las regiones tropicales. Así, según Benavides et al. (2007), el 48% de la región presenta un índice igual o superior a 13 en una escala de 1 a 14.

 Sin embargo, el desarrollo del sector forestal está muy por debajo de este potencial como lo demuestra el dato que el 80% del valor de los productos forestales producidos en Asturias los genera el eucalipto, cuando sólo ocupa un 10% aproximadamente de la superficie forestal. Otro dato preocupante que nos informa de esta situación lo proporcionan los sucesivos Inventarios Forestales, con extensiones superiores al 30% de la superficie forestal ocupada por vegetación leñosa arbustiva, y donde además la práctica totalidad de ella, corresponde a etapas de regresión de la correspondiente sucesión vegetal.

Propuestas para mejorar el sector forestal, especies forestales, rentabilidad esperada. Dificultades que se encuentran.

 Son múltiples las causas que habitualmente se apuntan para justificar el escaso desarrollo de este sector en Asturias como despoblamiento y envejecimiento de la población, poca rentabilidad y períodos largos de retorno de las inversiones, falta de cultura forestal, indefinición de la propiedad de muchos montes municipales, etc; pero de todas ellas, sin duda, el fuego es el principal obstáculo para este desarrollo.

Esta percepción es compartida por los responsables de la Administración forestal en las comarcas del Oriente, con unos índices de nuevas repoblaciones muy bajo a pesar de su necesidad, y que al planificar las pocas que se realizan, se analiza como primer condicionante la desaparición del pastoreo en el lugar y la ausencia de quemas durante los últimos años, por encima de otros factores habitualmente barajados como adecuación del terreno, pendientes, existencia de viales, necesidad ambiental o social en la zona, etc.

Por tanto, el despegue de este sector, prácticamente desaparecido en el Oriente asturiano, pasa en primer lugar por corregir la alta persistencia de los incendios forestales, lo que a su vez requiere de profundos cambios en el actual modelo de ganadería extensiva. Una vez reducida la amenaza de los incendios, otro importante cambio necesario es encontrar actividades sostenibles a introducir en los montes públicos que proporcionen rentas rápidamente, y encontrar las fórmulas para que el principal beneficiario de estas rentas sea la población rural más cercana a los aprovechamientos. De este modo, se conseguirá la imprescindible vinculación de esta población con el monte, hoy inexistente en gran parte de la región.

En este sentido, el castaño tiene un gran potencial de generar rentas, tanto con sus frutos, como con los aprovechamientos micológicos que pueden proporcionar con micorrizaciones o, a más largo plazo, con su madera. Asimismo, el establecimiento de otras masas arbóreas, en principio menos productivas que el castaño, pero simultaneando su uso con el aprovechamiento pastoral a través de sistemas silvopastorales, también pueden incrementar las rentas y reducir mucho los períodos de retorno de la inversión respecto al aprovechamiento forestal puro.

Experiencias de otras comunidades autónomas o países respecto al sector forestal.

 Dentro de nuestra región podemos encontrar algunas experiencias con buenos resultados. Quizá destaque el caso de Ibias, un concejo con una alta tasa de superficie quemada todos los años que, a partir del 2000, año que quemaron casi 5000 Has (20% de su superficie forestal), la Administración del Principado inicio, de la mano de la población rural, un ambicioso plan para disminuir esta lacra. Se desbrozaron para el ganado y se repoblaron grandes superficies, lo que consiguió reducir los incendios de forma notable, a la vez que se incrementó la superficie arbolada considerablemente.

Dentro del Estado, probablemente el modo de aprovechar los recursos forestales de una extensa zona del Norte de Soria y Burgos en el Sistema Ibérico, sea el paradigma de una buena gestión forestal. En estas comarcas, han sabido establecer un aprovechamiento sostenible del pino silvestre asentado en terrenos públicos, donde las rentas anuales que proporcionan los aprovechamientos de madera, se reparten entre las familias en proporción al número de integrantes de la unidad familiar. En los años 80, cada miembro de la familia percibía alrededor de 150.000 pesetas sólo por vivir en el municipio. Toda una renta básica. Además, la explotación y transformación de la madera proporcionaba empleo en los aserraderos que funcionaban en su mayoría como cooperativas.

Este monte también permite un uso ganadero extensivo, así como un aprovechamiento de setas muy apreciado regulado mediante acotados. En la actualidad, aunque las rentas percibidas de los aprovechamientos madereros no representan la riqueza de los años 80, estas masas forestales aprovechadas de un modo totalmente sostenible, siguen siendo la principal fuente de ingresos de la gente de esas comarcas. 

Eres uno de los impulsores de proyecto roble, háblanos un poco de este proyecto

Proyecto Roble es una iniciativa que nace para crear y poner en práctica nuevas ideas que contribuyan a solucionar la problemática de los incendios forestales en Asturias, de un modo sostenible y procurando mejorar la situación socioeconómica de la población rural.

Nacemos con una clara vocación de actividad, en la medida de nuestras posibilidades, porque pensamos que es momento de poner en práctica nuevas ideas, distintas a las tradicionalmente empleadas en la lucha contra los incendios forestales, para intentar dar un cambio en la tendencia de estos siniestros. El modelo que proponemos se puede conocer con más detalle en la página “Nuestras Propuestas”. En marzo de 2012 iniciamos la primera repoblación en el concejo de Onís que fue seguida por otras actuaciones en el 2013 y 2014, la mayoría en este concejo.

El grupo está compuesto por personas de distintas sensibilidades: desde ganaderos que están dispuestos a modificar sus modos de uso de los montes públicos y hacerlos más racionales y sostenibles, hasta gente sin ningún vínculo directo con el campo que, sensibles al importante deterioro ambiental que se está produciendo en muchos de nuestros montes, ven necesario introducir importantes modificaciones en la forma de gestionar estos espacios.

Las personas interesadas en formar parte de este grupo, pueden seguirnos en nuestro blog  http://proyectoroble.blogspot.com.es/.

Entrevista realizada por Victor Manuel Vega. 



motoserrista, la palabra que no existe, en femenino

8 03 2016

 

Esta vez la palabra no está reconocida por la RAE, ni para ellos ni para ellas. Cuando la registren habrá de ser masculino y femenina a la vez:

Kiah Martin 

Marta Casas 



Agroforestal Nava

4 03 2016

Desde aquí agradecemos  a Javier Vigil, técnico de Agroforestal Nava, la charla sobre el aprovechamiento de la biomasa forestal que ha dirigido hoy a los alumnos del ciclo Gestión forestal y del medio natural, en el IES LUCES. Con ella exploramos un nuevo recurso de la larga lista de aprovechamientos forestales que comenzamos en septiembre con las setas, seguimos con plantas silvestres de diversas utilidades, pasamos por la resina, la apicultura, la madera y seguiremos con el corcho y los pastos naturales.

Durante la exposición, esta mañana, surgieron referencias a algunas empresas y se citaron algunos ejemplos de instalaciones públicas de generación de calor mediante astilla forestal. Por eso a continuación pongo una serie de enlaces relacionados con lo que se dijo:

Calderas de biomasa Hargassner 

Precios de biomasa 

Ejemplos de  instalaciones en poblaciones:

Covaleda 

Berriz 

Biescas 

Coca 

Peñafiel 

Y ya en Asturias, se habló de

El proyecto de Hunosa en Benia 

Y por último os dejo el programa del Escarabajo Verde dedicado a la biomasa forestal (el del DVD que anda por clase)