Adolescencia sin violencia

22 04 2016

Las relaciones afectivo-sexuales se inician en la adolescencia, el tipo de relación de pareja que tengamos en esta época de nuestra vida marcará el resto. Por eso es fundamental la sensibilización de los y las jóvenes.

Hoy queremos presentar esta web Vida sin violencia que aborda el tema de la violencia de género en la adolescencia, al tiempo que presenta varias herramientas que pueden ayudar a detectar relaciones tóxicas, junto con información legal y una guía de recursos.

¡Os la recomendamos!

 



Marcha 7N: contra las violencias machistas

6 11 2015

MANIFIESTO

En los últimos años hemos padecido los recortes sistemáticos en los recursos públicos generales, en los derechos sexuales y los derechos reproductivos, recortes en la interrupción voluntaria del embarazo de las menores de entre 16 y 17 años y recortes en los recursos especializados contra las violencias machistas. La cultura patriarcal nos culpabiliza sin que la sociedad, los medios de masas y los poderes públicos se enfrenten a los mitos misóginos y anti feministas.

El movimiento feminista considera que las violencias, que vivimos en distintos ámbitos, suceden en una sociedad que tolera la desigualdad, y resta credibilidad y autoridad a las mujeres. El machismo alimenta nuestra desvalorización, la cosificación de nuestros cuerpos y la falta de respeto a nuestras decisiones. Igualmente, estas agresiones son inseparables de las que sufren las personas que no responden a la masculinidad hegemónica.

Por todo ello, el movimiento feminista convoca la Marcha contra las violencias machistas el 7N para:

EXIGIR:

  • Que la lucha contra el terrorismo machista sea una cuestión de estado.
  • Que se desarrolle e implemente el Convenio de Estambul y el cumplimiento de las recomendaciones de la CEDAW, y se reforme la ley 1/2004 para que estén reflejadas todas las formas de violencia contra las mujeres.
  • Que toda la sociedad y sus organizaciones e instituciones se comprometan en esta lucha.
  • Que la lucha y los recursos incluyan tanto la violencia que ejerce la pareja o ex pareja como las agresiones sexuales, el acoso sexual en el ámbito laboral, la trata con fines de explotación sexual/laboral de mujeres y niñas y todas las violencias machistas.
  • Que todas las instancias de gobierno se comprometan realmente en la prevención y erradicación de las violencias machistas, así como en la asistencia y reparación de todas las mujeres en situación de violencia, independientemente de la situación administrativa en que se encuentren las mujeres.
  • Que el acento se ponga en la protección de las afectadas, facilitando diferentes salidas que impliquen una verdadera recuperación vital, económica y social de ellas así como de sus hijos e hijas.
  • Que la prevención sea una política prioritaria, que incluya un sistema coeducativo en todos los ciclos, la formación específica para todo el personal profesional que interviene en los procesos, los medios de comunicación, la producción cultural y la sociedad civil en la lucha contra las violencias machistas.
  • Que los medios de comunicación se comprometan a hacer tratamiento adecuado de las diferentes de violencias machistas, visibilizándolas, evitando el sensacionalismo morboso en su tratamiento y utilizando un lenguaje y unas imágenes no sexistas.
  • La eliminación de la custodia compartida impuesta y el régimen de visitas a los menores de los maltratadores condenados. La retirada y no cesión de la patria potestad a los maltratadores.

Tomemos conciencia de una vez que el Machismo Mata y hace imposible la convivencia exigible en una democracia.

Estamos aquí presentes para hacer un llamamiento a cada persona, a cada institución, a cada partido político, a cada gobierno para no ser cómplices de esta barbarie.

La mitad de la humanidad tiene que seguir viviendo, no podemos permitir ni un asesinato más.

Por ello os esperamos el próximo 7 de Noviembre en Madrid, donde realizaremos una Marcha que saldrá desde el Ministerio de Sanidad en el Paseo del Prado, a las 12 h, hasta Plaza de España.

¡¡¡NOS QUEREMOS VIVAS!!! ¡¡¡BASTA YA!!!



No somos vasijas

9 07 2015

Corre la voz se suma a la campaña iniciada por filósofas y constitucionalistas españolas “No somos vasijas” que pretende erradicar la práctica del vientre de alquiler y que denuncia la “cosificación” del cuerpo de las mujeres.

Esta iniciativa, que firman entre otras las filósofas Amelia Valcárcel y Victoria Camps, y constitucionalistas como María Luisa Balaguer o Mar Esquembre, se suma a la campaña internacional “Stop Subrogación now” y busca abrir un debate que, según han denunciado en un comunicado, “no ha contado con la reflexión desde la perspectiva de los Derechos Humanos”.

MANIFIESTO

LAS MUJERES NO SE PUEDEN ALQUILAR O COMPRAR DE MANERA TOTAL O PARCIAL

Las personas que suscriben este manifiesto muestran su preocupación ante los variados pronunciamientos a favor de la regulación de la maternidad subrogada, o la práctica de alquilar vientres de mujeres en favor de terceros. Para que los partidos políticos y los gobiernos, nacional y autonómicos, estén alerta y no se dejen engañar por campañas mediáticas, a todas luces parciales, deben tener presente que el deseo de paternidad/maternidad nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los y las menores. El deseo de ser padres-madres y el ejercicio de la libertad no implica ningún derecho a tener hijos. Por ello mostramos nuestro absoluto rechazo a la utilización de los “vientres de las mujeres con fines de gestación para otros” que se fundamenta en las siguientes razones:

- Porque abogamos por el derecho a decidir de las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos. La maternidad por sustitución niega a las mujeres gestantes el derecho a decidir durante el proceso de embarazo y en la posterior toma de decisiones relativas a la crianza, cuidado y educación del menor o la menor.

- Porque elegir es preferir entre una serie de opciones vitales. La elección va acompañada, a su vez, de la capacidad de alterar, modificar o variar el objeto de nuestras preferencias. La maternidad subrogada no sólo impide a las mujeres la capacidad de elección, sino que además contempla medidas punitivas si se alteran las condiciones del contrato.

- Porque la llamada “maternidad subrogada” se inscribe en el tipo de prácticas que implican el control sexual de las mujeres: si en las sociedades tradicionales, los matrimonios concertados o la compra por dote, son las típicas formas en que se ejerce el control sexual de las mujeres, en las sociedades modernas, la prohibición del aborto, la regulación de la prostitución y la maternidad subrogada son sus más contundentes expresiones.

- Porque alquilar el vientre de una mujer no se puede catalogar como “técnica de reproducción humana asistida”. Las mujeres no son máquinas reproductoras que fabrican hijos en interés de los criadores. Es, por el contrario, un evidente ejemplo de “violencia obstétrica” extrema.

- Porque el “altruismo y generosidad” de unas pocas, no evita la mercantilización, el tráfico y las granjas de mujeres comprándose embarazos a la carta. La recurrencia argumentativa al “altruismo y generosidad” de las mujeres gestantes, para validar la regularización de los vientres de alquiler, refuerza la arraigada definición de las mujeres, propia de las creencias religiosas, como “seres para otros” cuyo horizonte vital es el “servicio”, dándose a los otros. Lo cierto es que la supuesta “generosidad”, “altruismo” y “consentimiento” de unas pocas solo sirve de parapeto argumentativo para esconder el tráfico de úteros y la compra de bebés estandarizados según precio.

- Porque cuando la maternidad subrogada “altruista” se legaliza se incrementa también la comercial. Ningún tipo de regulación puede garantizar que no habrá dinero o sobornos implicados en el proceso. Ninguna legalización puede controlar la presión ejercida sobre la mujer gestante y la distinta relación de poder entre compradores y mujeres alquiladas.

- Porque no aceptamos la lógica neoliberal que quiere introducir en el mercado “los vientres de alquiler”, ya que se sirve de la desigualdad estructural de las mujeres para convertir esta práctica en nicho de negocio que expone a las mujeres al tráfico reproductivo.

- Porque las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial. La llamada “maternidad subrogada” tampoco se puede inscribir, como algunos pretenden, en el marco de una “economía y consumo colaborativo”: la pretendida “relación colaborativa” sólo esconde “consumo patriarcal” por el cual las mujeres se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial.

- Porque nos mostramos radicalmente en contra de la utilización de eufemismos para dulcificar o idealizar un negocio de compra-venta de bebés mediante alquiler temporal del vientre de una mujer, viva ésta en la dorada California o hacinada en un barrio de la India. Así es que nos afirmamos en llamar a las cosas por su nombre, no se puede ni se debe describir como “gestación subrogada” un hecho social que cosifica el cuerpo de las mujeres y mercantiliza el deseo de ser padres-madres.

- Porque la perspectiva de los Derechos Humanos supone rechazar la idea de que las mujeres sean usadas como contenedoras y sus capacidades reproductivas sean compradas. El derecho a la integridad del cuerpo no puede quedar sujeto a ningún tipo de contrato.

Así pues, nos declaramos en contra de cualquier tipo de regulación en torno a la utilización de mujeres como “vientres de alquiler”

Para más informaciónn visita: No somos vasijas

 



Reflexión para un 8 de marzo

26 02 2015

Aprovechando este 8 de Marzo preelectoral queremos compartir una reflexión sobre estos últimos años de trabajo en igualdad desde las

De la escuela mixta a la coeducativa.

Con la desaparición de la escuela segregada y el acceso a la escuela mixta el problema de la igualdad de género en las aulas no quedó resuelto en absoluto, de manera que el paso siguiente fue hacer explícitas acciones en las escuelas, ahora, coeducativas. Sin embargo, después de décadas trabajando desde las aulas en igualdad poco parece cambiar a nivel social. ¿Por qué? ¿No es la educación el motor del cambio?

La desigualdad de género es estructural, está disuelta en cada nivel de la sociedad: en las relaciones personales, en el quehacer de las familias, en las relaciones laborales, en la publicidad y los medios de comunicación,… La violencia de género es hija de esa desigualdad preexistente. Esta sociedad androcéntrica en la que vivimos desde hace muchos siglos reproduce modelos desiguales con roles diferenciados y desequilibrados para hombres y mujeres. Y la escuela no escapa de esos paradigmas y  es, a su vez, androcéntrica. Los modelos de referencias históricos, sociales, científicos, etc. siguen situando al hombre en el centro, dándole un valor preponderante sobre las mujeres. En las escuelas siguen reproduciéndose esos roles tradiciones (a veces explícitamente y otras veces de maneras más sutiles). Una vista rápida a los libros de texto nos bastaría para darnos cuenta de esto: ¿cuántas mujeres aparecen en los libros de Historia o Filosofía? ¿Cuántas son sujetos agentes en los de lengua o protagonistas en los problemas de matemáticas? Pero también, ¿cuántas son directoras, inspectoras, etc….?

Los valores asociados a los hombres siguen siendo la competitividad, la violencia, la valentía, la independencia,… Los valores asociados a las mujeres: la sumisión, la dependencia, junto a lo estético y lo emocional. Modelos tradicionales y desiguales que acaban generando los problemas consabidos entre los que está, sobre todo por su gravedad, el elevado número de mujeres muertas por sus parejas o exparejas.

¿Por qué no aparecen ya modelos diversos de género? Las diferentes y diversas maneras de ser hombre y mujer. Es más, ¿qué modelos de género queremos promover? ¿Qué mujeres u hombres queremos ser o queremos que lleguen a ser los y las ciudadanas del futuro? Y, al final, ¿en qué sociedad queremos vivir? A esta última pregunta diremos que en una más cooperativa, empática y solidaria. Más igual y más libre. Esto parece algo positivo para todos, hombres y mujeres.

Uno de los frenos que desde las escuelas encontramos en la búsqueda de la igualdad es que, hasta ahora, la “lucha” contra ese modelo androcéntrico se ha dejado de la mano del voluntarismo del profesorado comprometido, quienes con su esfuerzo y perseverancia han tenido que hacer frente a las resistencias internas y externas para realizar actividades y acciones de promoción de la igualdad. Hay que reconocer la existencia de algunos programas que han ayudado y ayudan a esta labor como: “Ni ogros ni princesas”, “Eso por la salud”, la publicaciones periódicas del Instituto asturiano de la mujer en torno al 8 de Marzo, los talleres de sensibilización sobre violencia de género que durante años impulsó el Ayuntamiento de SMRA en los centros educativos del concejo, etc… Ahora bien, todos ellos no dejan de ser momentos anecdóticos en el día día de nuestro alumnado. La realidad con la que se tropiezan habitualmente es la descrita más arriba.

De la coeducación a la Ley contra la violencia de género

No hay duda que la Ley contra la violencia de género (2004) dio un impulso al fomento de la igualdad en las aulas. Con esta ley la coeducación pasó, al menos formalmente, a un primer plano en los currículum. También se introdujo la figura de “Agente de Igualdad” que tendría que impulsar las acciones por la igualdad en los centros educativos. Ambos aspectos nos dieron esperanza a quienes llevamos años trabajando en igualdad. Pero estos últimos 10 años se llevaron la esperanza y nos dejaron:

-La disolución de la figura de agente de igualdad, que no llegó a tener nunca ningún tipo de reconocimiento ni en horas ni en proyección de su labor,… es más, en algunos centros educativos recayó en el representante del AMPA en el Consejo Escolar, poniendo de manifiesto la poca o ninguna importancia que se le otorgaba.

-La eliminación de materias como Educación para la ciudadanía o la Educación ético-cívica que abordaban los temas de igualdad de género como parte de su contenido curricular.

-La consideración de la igualdad como un tema transversal, en forma de competencia ciudadana, quedando colgado de una lista muy larga de esos “problemas sociales” a resolver desde las escuelas, junto con las drogo-dependencias, el acoso, el mal uso de las TIC, etc…

-La falta de implicación política real, material, en la obligatoriedad para los centros educativos de poner en marcha un Plan de igualdad igual que hay uno de convivencia.

-La inexistencia de programas atractivos de orientación profesional que generen cambios en las elecciones profesionales de género.

-La reducción del número de horas disponibles para desarrollar programas en los centros educativos. Con una plantilla de profesorados saturada de horas lectivas es difícil que se abra paso la creatividad. Estos años con el empeoramiento de las condiciones laborables, incluso se va perdiendo ese voluntarismo que se mencionaba al principio del escrito.

¿Qué nos cabe esperar?

-Más formación real y obligatoria para el profesorado, que se introduzcan estos contenidos en todos los cursos de formación. Que se “obligue” a mirar por unas gafas violetas a todo el profesorado, de manera que sea difícil sustraerse o negar la desigualdad de género.

- Que no haya en las aulas libros de texto sin mujeres y sin hombres diferentes a los modelos tradicionales. Se puede hacer, echando atrás los materiales en los que no se cumplan unas tasas. Propongamos modelos de género diversos para romper con esa dicotomía tan dañina.

- Dar espacio en las escuelas, importancia y reconocimiento a quienes trabajan con seriedad en igualdad de género, con más horas no lectivas, con reconocimientos en formación o innovación educativa.

Ana R. Frechilla



Queremos coeducar

13 02 2014

Marian Moreno Llaneza, asesora técnica del Centro de Profesorado de Avilés y profesora de Secundaria de Lengua Castellana y Literatura,  con una dilatada carrera en difusión de prácticas coeducativas ha reunido en este material que os dejamos aquí  “una especie de actualización del libro más importante para la coeducación: el Manual de la Filosofía Coeducadora, de la gran maestra Mª José Urruzola Zabalza” según palabras de la propia Marian.

Este interesante manual, publicado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través del CPR Avilés - Occidente, se puede descargar pinchando en el siguiente enlace:

Queremos coeducar [pdf]

Con la difusión de este material vamos preparándonos para el próximo 8 de Marzo.



Sumando voces contra las violencias

16 10 2013

Tu Voz Cuenta quiere reconocer la lucha de los movimientos de mujeres que desde hace décadas reivindican el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, y concretamente el derecho al aborto legal, seguro y accesible para todas como parte de nuestros derechos humanos fundamentales.

 

En España, al igual que en varios países europeos como Hungría, Polonia o Rusia, este derecho está siendo cuestionado, no sólo desde los fundamentalismos religiosos y políticos o los sectores conservadores de la sociedad, sino desde los propios gobiernos.  La situación actual, puede suponer un retroceso importante en los avances conseguidos hasta el momento. En el caso de España, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado la promulgación de una nueva ley que previsiblemente hará tabla rasa de la actual ley de plazos y supondría un retroceso de más de 35 años en los derechos de las mujeres en España. Al mismo tiempo, y gracias a la reivindicación y la lucha de las mujeres, en otro países como Uruguay, Argentina o México, se están dando algunos tímidos avances legales que, a pesar de ser parciales, implican una importante conquista de derechos para millones de mujeres.

Frente a estos posibles retrocesos, se hace necesario movilizar organizaciones, redes y movimientos de mujeres para conseguir un compromiso político real, que supere barreras legales o financieras, y transforme los sistemas de salud, las condiciones sociales y económicas adversas, la violencia y la discriminación que nos impide acceder a los servicios de salud y a la información necesaria para poder decidir sobre nuestros cuerpos. Al mismo tiempo se hace necesario visibilizar las conquistas logradas por mujeres en otras partes del mundo.¿Qué puedes hacer tú para cambiarlo?

Súmate a la campaña y comparte con nosotras en las redes sociales, en nuestro facebook o al twitter 

Para más información: www.porquetuvozcuenta.com



Baila contra la violencia!

14 02 2013

Hay cifras escalofriantes y se podría dudar de su validez. Por ejemplo: ¿Es realmente cierto que una de cada tres mujeres en el mundo es violada o maltratada a lo largo de su vida? Eso significaría que mil millones de mujeres, es decir, la séptima parte de la población mundial, sufre algún tipo de abuso o vejación. ¿Imposible? Basta con echar una ojeada a las estadísticas oficiales que maneja la ONU para darse cuenta de que esta cifra es tristemente real. Primero se denunció a bombo y platillo en 2003 a través de un informe de Unifem. En 2008 volvió a ser el objetivo de una campaña titulada Unidos para acabar con la violencia contra las mujeres lanzada por el entonces secretario general de la ONU, Kofi-Annan, en la que se denunciaba que “la violencia contra niñas y mujeres continúa perpetuándose en cada continente, país y cultura y aunque muchas sociedades la prohíben la realidad es que a menudo es encubierta o tácitamente condonada”

Y ahora esa cifra regresa al dominio público pero esta vez como arma arrojadiza. “Una de cada tres mujeres del planeta será violada o maltratada a lo largo de su vida. Mil millones de mujeres violadas es una atrocidad. Mil millones de mujeres bailando es una revolución”. Esta es la consigna con la que la activista estadounidense Eve Ensler, que se hizo mundialmente célebre con sus Monólogos de la Vagina en los años noventa, ha lanzado la campaña One Billion Rising, con la que aspira literalmente a poner a bailar a mil millones de personas el próximo 14 de febrero.

El llamamiento a bailar el 14 de febrero denuncia el patriarcado

“No hay nada más poderoso que el baile. Es contagioso, es sexual, te libera y nadie puede controlarlo. Por eso asusta. La mayoría de las mujeres no nos vestimos como nos gustaría. No vamos con libertad a cualquier sitio a todas las horas del día porque nos da miedo que nos ataquen, nos hagan daño, nos violen. Y cuando bailemos el día 14 la idea es romper esa jaula de patriarcado, de miedo, de intimidación en la que llevamos siglos metidas”. Así explicaba Ensler en Londres el pasado lunes por qué ha querido que el centro de su campaña de concienciación contra la violencia de género sea el baile, un instrumento que ha visto que funciona a la perfección en las almas heridas de cientos de mujeres en Congo, donde a través de su ONG V-Day, ha creado la Ciudad de la Alegría, un centro de acogida para mujeres víctimas de abusos sexuales. “Pero la campaña One Billion Rising no es una llamada solo a las mujeres. Nosotras no nos violamos solas. Por eso es importante que los hombres también se impliquen”.

Recién llegada de la India, donde ha sido testigo directo de la protesta espontánea que ha recorrido el país tras la muerte de una mujer violada y asesinada en un autobús a manos de cinco hombres, Ensler, de 59 años, se mostraba muy entusiasta ante la buena acogida de una campaña a la que ya se han unido 190 países, incluido España, (donde ya hay 40 eventos previstos). Cientos de ONG, asociaciones o simplemente grupos de amigas están haciendo una llamada al activismo a través de flashmobs, convocatorias de bailes colectivos en sitios públicos —en Londres se esperan cientos de mujeres moviendo sus caderas frente al Parlamento— y cadenas humanas.

Solo en Bangladesh, 25 millones de mujeres se han unido a la convocatoria. “No es casualidad que esté encontrando tanto eco precisamente ahora. Todos los problemas están conectados: la crisis económica, el cambio climático, la pobreza. Como la violencia de género, no son problemas nacionales, trascienden las fronteras. En la India he visto por primera vez la indignación también en el rostro de muchos hombres. Es responsabilidad de toda la sociedad acabar con la violencia que sufren las mujeres. Educar es una de las claves, pero para que la sociedad cambie de actitud es fundamental actuar juntos, y que eso se vea” proclamó Ensler en Londres.

Sabe bien de lo que habla, puesto que ella misma fue víctima de los abusos sexuales perpetrados por su padre, un ejecutivo respetable, en su Estados Unidos natal, y por eso ha dedicado toda su vida profesional a concienciar al planeta de la necesidad de acabar con la violencia de género.

Y elegir, además, el 14 de febrero, día de los enamorados, no es casual. La campaña le da la vuelta a una fecha extremadamente comercial, que potencia la imagen ñoña de la mujer y obliga a pensar en lo que significa de verdad amar a tu pareja. Además, ese día Ensler celebra el decimoquinto aniversario de su ONG V-Day, una de las que más ha luchado por educar contra esta plaga cuya vacuna parece aún lejos de conseguirse.

Fuente: Bárbara Celis.  El País



Mujeres de India alzan su voz contra violencia de género

4 02 2013

Mujeres se manifiestan por sus derechos en la sureña ciudad india de Thiruvananthapuram.  / Credit:K.S. Harikrishnan/IPS

Mujeres se manifiestan por sus derechos en la sureña ciudad india de Thiruvananthapuram. 

El 6 de octubre de 2012, una adolescente de 14 años de la aldea de Sacha Khera, en el distrito de Jind, en el norteño estado de Haryana, se inmoló luego de haber sido víctima de una violación grupal.

En su declaración ante la policía, afirmó que dos hombres jóvenes la habían llevado a rastras hasta una casa, donde la violaron mientras la cuñada de uno de ellos hacia guardia en la terraza de la vivienda.

La adolescente se prendió fuego con queroseno poco después de denunciar el ataque. Fue llevada de urgencia al hospital pero finalmente murió debido a sus heridas.

En septiembre, según el sitio web de noticias OneIndia News, se reportaron 17 violaciones en Haryana, un estado tristemente célebre por los llamados “asesinatos de honor”. Mujeres o niñas que han sido violadas muchas veces son asesinadas por sus propios parientes o conocidos, porque consideran que la agresión sexual supone un deshonor para la familia o la comunidad.

El informe anual de la Oficina Nacional de Registro de Delitos, con sede en Nueva Delhi, concluyó que “un total de 228.650 casos de agresiones contra las mujeres fueron denunciados en el país en 2011, contra 213.585 en 2010, lo que significa un incremento de 7,1 por ciento”. Analistas coinciden que en India, el segundo país más poblado del mundo, con 1.200 millones de habitantes, cada vez hay más casos de violación y otras formas de agresión sexual, secuestro, acoso y maltrato contra las mujeres. Sreelekha Nair, investigadora del Centro de Estudios para el Desarrollo de las Mujeres, con sede en Nueva Delhi, señala que según estadísticas del periodo 2007-2011, el maltrato que sufren las indias por parte de sus esposos se ubicó en el tope de la lista de casos de violencia de género, con 99.135 denuncias el año pasado. Ese mismo año, se registraron 42.968 casos de abuso sexual, lo que lo convirtió en el segundo delito de violencia machista más denunciado. Las estaciones de policía también registraron 35.565 denuncias de secuestro.

Mujeres activistas y lideresas políticas afirman que la falta de conciencia pública sobre el problema y la lentitud de acción de la policía agravan la situación. La parlamentaria y presidenta del Partido Comunista de India, T. N. Seema, dijo que tanto las instituciones judiciales como las administrativas debían adoptar políticas de género para contener la ola de violencia contra las mujeres. Para Seema, “hay que cambiar la mentalidad de la sociedad para que las mujeres asuman un papel más importante en la vida pública”.

En los centros urbanos es donde más se concentra la creciente violencia de género. El gobierno registró “un total de 33.789 casos de violencia contra las mujeres en 53 ciudades durante 2011, contra 24.335 en 2010″, detalló la legisladora.

La principal causa es la mentalidad medieval y patriarcal predominante en India, que se niega a ver a las mujeres como personas humanas iguales, independientes y autónomas. La mejora de las políticas represivas de la policía y la justicia debe ir acompañada de una campaña sociocultural para proteger los derechos de las mujeres, aducen. Mientras, el aumento en el número de mujeres en cargos dentro de administraciones locales está permitiendo una mejor toma de conciencia entre la población sobre el problema. A la vez, el aumento en el número de denuncias recibidas en las estaciones de policía sugiere que las propias víctimas se animan más a hablar de lo que les ocurre.

Un estudio realizado por expertos del Fondo Monetario Internacional y de las universidades de Harvard (Estados Unidos) y Warrick (Gran Bretaña), trazó un vínculo entre el aumento de las denuncias de violencia de género y el impacto de las reformas que en 1992 introdujeron un sistema de cuotas para permitir una mayor representación femenina en los gobiernos locales. Según los investigadores, la participación de mujeres en cargos públicos promueve políticas más sensibles a la violencia de género. Además, las víctimas se sienten más confiadas a hacer denuncias sabiendo que hay mujeres en cargos de poder. Los sociólogos creen que la violencia de género debe combatirse proveyendo a las mujeres de un mejor acceso a la propiedad, educación y empleo.

Fuente: IPS



Campaña 2012 contra la violencia de género

19 11 2012

Spot “Piel”.

Campaña 2012 contra la violencia de género



Aplausos en cadena por lo derechos de la mujeres

16 11 2012

 Cadena Dial y Ayuda en Acción lanzan una cadena de aplausos virtual  para promover los Derechos de las Mujeres en el mundo

El 70% de quienes viven en la pobreza son mujeres.

Cadena Dial, la emisora musical más seguida por mujeres en España, adquiere este compromiso consciente de que no existe ningún país en el mundo en el que mujeres y hombres disfruten de los mismos derechos y oportunidades. Por eso, pone en marcha esta campaña junto a Ayuda en Acción, ONG que lleva más de 30 años luchando contra las desigualdades en el mundo.

Aplausosencadena.com pretende crear una cadena de aplausos entre todos los hombres y mujeres comprometidos con esta causa. La dinámica es sencilla: a través de Facebook, Twitter, envío de un SMS o grabando un vídeo, se pueden sumar a esta gran cadena, defender los Derechos de las Mujeres y mejorar la vida de millones de ellas en el mundo.

La cadena ya se ha iniciado con rostros tan populares del mundo del deporte, la cultura y los medios de comunicación como el jugador de fútbol del Atlético de Madrid Radamel Falcao; la directora de orquesta Inma Shara; los actores Nicolás Coronado (Tierra de Lobos) y Juanjo Artero (El Barco); Pepa Bueno (directora del Hoy por Hoy/Cadena SER) Chenoa (cantante) Raquel Martos (escritora). Todo el equipo de Cadena Dial,Frank BlancoRafa CanoMJ AledónMaría LamaIsidro MontalvoBeatriz Jarrín o Carmen Ramírez se ha sumado también a la campaña.

En torno a este compromiso se desarrollarán varias iniciativas para informar y concienciar de esta problemática. La campaña que arrancó el 26 de octubre durante el concierto de Cadena Dial “Lo mejor de aquí y de allí”finalizará el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

 

Consulta el vídeo de la campaña