JJOO 2012: los juegos de las mujeres

1 08 2012

El pasado viernes, 204 países desfilaron en la ceremonia inaugural de los Juegos en Londres. Detrás de cada una de esas banderas, saludó al menos una mujer por primera vez en la centenaria historia olímpica. Hasta 268 de ellas competirán defendiendo la de Estados Unidos, lo que supone superar, otro hito femenino, a sus compatriotas hombres (261), y otras siete lo harán bajo las banderas de países árabes que nunca seleccionaron mujeres y que se han resistido hasta el final a enviarlas a los Juegos, pero que han cedido a las presiones del Comité Olímpico Internacional (COI). Londres 2012 son los Juegos más femeninos de la historia por estas cosas, pero también porque estas ya suponen el 46% del total superando aquel 42% tan publicitado de Pekín 2008: 4.850 deportistas, desde atletas a gimnastas, pero también boxeadoras.

El último país en ceder ha sido Arabia Saudí. Tras un intenso debate, hace solo una semana el COI anunció que la yudoca Wodjan Ali Seraj Abdulrahim Shahrkhani y la atleta Sarah Attar, serían sus primeras representantes olímpicas. Antes lo hicieron Catar, que además ha elegido a la tiradora Al-Hamad como abanderada, y ha seleccionado a cuatro mujeres para su contingente de 12 olímpicos, y Brunei, que cubrirá el expediente con la atleta Maziah Mahusin. Con la presencia de estas mujeres en la cita olímpica no acaba el debate abierto en el movimiento olímpico sobre la oportunidad de vetar, como en su día se hizo con la Sudáfrica del apartheid, a aquellos países que se niegan a enviar mujeres al mayor evento deportivo del mundo, les prohíben practicar deporte o les condenan a entrenarse en la marginalidad (la saudí Attar vive y se prepara en la soleada California, y no es un caso aislado). Pero sí se aplaza, al menos hasta la próxima cita. Y será más difícil que vuelvan atrás cuando ya han dado ese paso gigantesco.

Fuente: El país



Las maestras de la República

5 05 2011

Con el objetivo de recuperar la memoria de las maestras de la II República, conociendo las aportaciones que realizaron a la extensión y renovación de la enseñanza, sus vidas y la represión que vivieron después de la Guerra Civil Española.

A través de este recurso, las alumnas y los alumnos tendrán la oportunidad de conocer la realidad de las maestras de la II República, la evolución de la educación de las mujeres o las principales características de la educación en relación con la igualdad entre los sexos, durante esa época. También aprenderán a utilizar el método histórico, para comprender y explicar la importancia que ha tenido la educación de las mujeres en la consecución de la igualdad o a saber mirar al pasado, para recuperar la memoria histórica y comprometerse en la construcción de un presente, más justo e igualitario, que recuerde a aquellas maestras que lucharon por los principios que ahora se defienden.

Igualmente, la Unidad didáctica “Las maestras de la República ayudará al alumnado a ser capaz de realizar un análisis crítico con las situaciones de discriminación hacia las mujeres, para valorar la importancia de la coeducación en los años de la II República y en la actualidad o para adquirir un compromiso con el desarrollo democrático basado en la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

En cuanto a sus contenidos están estructurados en seis apartados que se refieren a: La II República y las mujeres; Educación y Coeducación en la II República; las maestras republicanas. Mujeres valientes y comprometidas con la educación en igualdad; las maestras en la escuela rural; la represión de las maestras republicanas y las maestras de la República en el recuerdo.

Esta Unidad didáctica, a la que se podrá acceder a través de la web www.sindicadas.es, se enmarca dentro del Proyecto SINDICADAS-Educando en Igualdad que promueve el Instituto de la Mujer en colaboración con las áreas de la mujer de los sindicatos de la enseñanza para difundir la coeducación y promover la Ley de Igualdad.

Además el trabajo hecho y publicado en Ciudad de Mujeres que es muy interesante. En este caso no se ciñe a maestras sino a mujeres que destacaron en la España republicana. Para consultarlo pincha aquí.

Fuente: aprendemosdesdeladiferencia



Voces de mujeres en las revueltas de Oriente Próximo

25 03 2011

Entre los estereotipos de los países musulmanes más habituales en Occidente se encuentran los relativos a las mujeres musulmanas: crédulas, cubiertas con velos, sumisas, exóticas y calladas, pobladoras entre tules de harenes imaginarios y encerradas en papeles de género muy rígidos. Y entonces, ¿dónde estaban esas mujeres en Túnez y en Egipto?

En ambos países las manifestantes no se parecían en absoluto al estereotipo occidental: estaban en primera línea y en el centro, en las imágenes de las noticias y en los foros de Facebook… e incluso asumiendo el liderazgo. En la plaza Tahrir de Egipto, mujeres voluntarias, algunas acompañadas de niños, trabajaban sin descanso para apoyar las protestas: contribuyendo en labores de seguridad, comunicaciones o refugio. Muchos comentaristas atribuían el gran número de mujeres y niños al marcado carácter pacífico de los manifestantes en general ante provocaciones graves.

Otros reporteros-ciudadanos de la plaza Tahrir, y prácticamente cualquiera que tuviera un teléfono móvil podía serlo, señalaban que las masas de mujeres implicadas en las protestas eran muy diversas desde el punto de vista demográfico. Muchas llevaban pañuelos en la cabeza y otros signos de conservadurismo religioso, mientras que otras se deleitaban con la libertad de besar a un amigo o fumar un cigarrillo en público.

Participantes, líderes

Pero las mujeres no solo ejercían de trabajadoras de apoyo, el papel habitual al que quedan relegadas en los movimientos de protesta, desde los de la década de 1960 hasta los recientes disturbios estudiantiles del Reino Unido.

Las mujeres egipcias tambiénfoto de Leil Zahra Mortada organizaban, formulaban estrategias e informaban de los acontecimientos. Autoras de blogs como Leil Zahra Mortada asumieron graves riesgos para mantener al mundo informado a diario de la situación en la plaza Tahrir y otros lugares.

El papel de las mujeres en el gran levantamiento de Oriente Próximo ha sido deplorable e insuficientemente analizado. Las mujeres de Egipto no solo «se suman» a las protestas, sino que han sido una fuerza destacada de la evolución cultural que las volvió inevitables. Y lo que se dice para el caso de Egipto se puede decir también, en mayor o menor medida, para todo el mundo árabe. Cuando las mujeres cambian, todo cambia; y las mujeres del mundo musulmán están cambiando radicalmente.

La transformación más importante es educativa. Hace dos generaciones, tan solo una reducida minoría de las hijas de la élite recibía formación universitaria. Hoy, las mujeres representan más de la mitad de la cifra de estudiantes de las universidades egipcias. Se están formando para ejercer el poder de un modo que sus abuelas apenas podrían haber imaginado: publicar periódicos, como hizo Sanaa el Seif desafiando un decreto gubernamental que le exigía interrumpir la actividad; aspirando a puestos de liderazgo estudiantiles; recaudando fondos para organizaciones de estudiantes; o dirigiendo reuniones.

De hecho, una minoría sustancial de mujeres jóvenes de Egipto y otros países árabes ha pasado sus años de formación reflexionando críticamente en entornos mixtos y cuestionando en público incluso a profesores varones en las aulas. Es mucho más fácil tiranizar a una población cuando la mitad tiene una educación pésima y se la ha entrenado en la sumisión. Pero, como deberían saber los occidentales por su propia experiencia histórica, cuando se educa a las mujeres, es probable que la agitación democrática acompañe a la transformación cultural generalizada que se produce.La naturaleza de los medios de comunicación social también ha contribuido a convertir a las mujeres en líderes de la protesta. Por haberme dedicado durante más de una década a enseñar destrezas de liderazgo a mujeres, sé lo difícil que es conseguir que se pongan en pie y tomen la palabra en una estructura organizativa jerárquica. Asimismo, las mujeres suelen evitar la figura de estandarte que en el pasado han impuesto las protestas tradicionales a determinados activistas: casi siempre, la de un joven exaltado con un megáfono.

Proyección de poder

En semejantes contextos —un escenario, un foco y un portavoz—, las mujeres rehuyen los papeles de liderazgo. Pero los medios de comunicación social, por la naturaleza misma de la tecnología, han modificado el aspecto y la apariencia del liderazgo actual. Facebook imita el modo en que muchas mujeres prefieren vivir la realidad social, donde las relaciones entre personas son exactamente igual de importantes que el predominio o el control individual, si no más.

Se puede ser un líder poderoso en Facebook justamente forjando una «primera persona del plural» realmente fabulosa. O se puede conservar el mismo tamaño, conceptualmente, que cualquier otra persona en su página; no es necesario reafirmar el dominio o la autoridad. La estructura de la interfaz de Facebook crea lo que —pese a 30 años de presión feminista— las instituciones de cemento y ladrillo no han conseguido generar: un contexto en el que la capacidad de las mujeres para forjar un «nosotras» poderoso e implicarse en el liderazgo al servicio de los demás pueda promover la causa de la libertad y la justicia en todo el mundo.

Como es lógico, Facebook no puede reducir los riesgos de la protesta. Pero, por violento que pueda ser el futuro en Oriente Próximo, el registro histórico de lo que sucede cuando las mujeres que han recibido educación participan en los movimientos liberadores hace pensar que ha llegado el fin de aquellos a quienes en la región les gustaría mantener un régimen de puño de hierro.

Justo cuando Francia inició su rebelión en 1789, Mary Wollstonecraft, que fue testigo inesperada de ella, escribió su manifiesto en favor de la liberación de las mujeres. Después de que las mujeres norteamericanas que habían recibido educación contribuyeran la lucha por la abolición de la esclavitud, introdujeron en la agenda el sufragio femenino. Después de que les dijeran en la década de 1960 que «la única posición para las mujeres es la horizontal», crearon el feminismo de «segunda generación»: un movimiento nacido de las nuevas habilidades y las viejas frustraciones de las mujeres.

Una y otra vez, cuando las mujeres han librado las demás batallas de su tiempo por la libertad, han pasado a defender sus propios derechos. Y como el feminismo es sencillamente una prolongación lógica de la democracia, los déspotas de Oriente Próximo se enfrentan a una situación en la que será casi imposible obligar a estas mujeres que han despertado a detener la lucha por la libertad: la suya propia y la de sus comunidades.

Autora: Naomi Wolf  (activista política y crítica social cuyo libro más reciente es Give Me Liberty: A Handbook for American Revolutionaries).
Fuente: Público.es


Heroínas

20 03 2011

El museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid presenta una interesante exposición que recoge las imágenes sobre mujeres heroínas, protagonistas de sus vidas, que han sido representadas por el arte durante años de historia. La exposición estará abierta del 8 de marzo al 5 de junio.

La historia del arte occidental abunda en imágenes de mujeres seductoras, complacientes, sumisas, vencidas, esclavizadas. Pero el objeto de esta exposición son las figuras de mujeres fuertes: activas, independientes, desafiantes, inspiradas, creadoras, dominadoras, triunfantes. O bien, para usar una palabra clave de la agenda feminista en las últimas décadas: esta exposición se interesa por aquellas imágenes que pueden ser fuentes de “empoderamiento” (empowerment) para las propias mujeres.

Los inventarios de heroínas tienen una larga historia, desde los primeros catálogos de mujeres célebres de Hesíodo y Homero, donde ellas sólo figuraban como accesorio de los varones: a título de madres e hijas, esposas o amantes de los héroes. El primer compendio de mujeres ilustrespor sus propios méritos fue el De claris mulieribus de Boccaccio, que seguía

Muchachas griegas jugando a la pelota de Frederick Leighton

 la huella del De viris illustribus de Petrarca. Inspirada por el texto de Boccaccio, pero decidida al mismo tiempo a corregir su punto de vista, Christine de Pizan, escribió en 1405 la primera defensa de las mujeres escrita por una mujer: Le Livre de la cité des dames. Si se permite el anacronismo, Christine de Pizan fue la primera feminista porque atribuyó la desventaja de la mujer, no a la naturaleza, sino a la costumbre. Su texto inauguró una larga Querelle des Femmes que ha durado siete siglos y todavía sigue abierta.

La exposición es también una especie de “ciudad de las mujeres” centrada especialmente en el ciclo de la modernidad, desde el siglo XIX hasta la actualidad. Siguiendo un orden, no cronológico, sino temático, explora los escenarios y las vocaciones de las heroínas: la iconografía de la soledad, el trabajo, la embriaguez, el deporte, la guerra, la magia, la religión, la lectura y la pintura. En cada capítulo de la exposición se yuxtaponen obras de distintas épocas, lenguajes y medios artísticos para provocar una reflexión sobre lo que cambia y lo

Frida Kahlo

 que permanece a través de esas diferencias. Y en cada capítulo, una o varias voces de mujeres artistas, sobre todo contemporáneas, responden a las imágenes creadas por sus colegas varones.

En la primera parte de la exposición, en el Museo Thyssen-Bornemisza, domina el poder físico de las heroínas, la segunda parte, en las salas de la Fundación Caja Madrid, explora los poderes espirituales.

Para más información pincha aquí 



ONU-Mujeres inicia su trabajo

5 01 2011

Las Naciones Unidas hicieron historia el 1 de Enero de 2011 fue día que ONU-Mujeres, la agencia de la ONU para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, inició oficialmente su labor. Esta nueva y ambiciosa organización consolida y expande las acciones de la ONU orientadas a lograr la igualdad de género, ofreciendo la promesa de un progreso acelerado hacia el cumplimiento de los derechos de las mujeres en todo el mundo.

Conocida formalmente como la Entidad de la ONU para la Igualdad entre los Géneros y el Empoderamiento de la Mujer, ONU Mujeres surgió de un acuerdo entre los Estados Miembros de la ONU — con un fuerte respaldo del movimiento global de mujeres — según el cual se debe hacer más para que las mujeres puedan exigir igualdad de derechos y oportunidades.

ONU Mujeres tiene la intensión de impulsar considerablemente los esfuerzos de la ONU para promover la igualdad de género, expandir las oportunidades y superar la discriminación alrededor del mundo.

“Este es un momento de grandes esperanzas,” dijo la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet, ex Presidenta de Chile. “Nos encontramos ante la oportunidad histórica de acelerar el logro de aquello por lo que han trabajado durante años quienes abogan por la igualdad de género.”ONU Mujeres fue creada por una resolución de la Asamblea General de la ONU en julio de 2010 y comenzó a operar plenamente el 1 de enero de 2011. La entidad fusiona y se basa en cuatro componentes del sistema de la ONU:

  • la División de la ONU para el Adelanto de la Mujer
  • el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer
  • la Oficina de la Asesora Especial en Cuestiones de Género y Adelanto de la Mujer
  • el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer

Como entidad global en defensa de las mujeres, ONU Mujeres trabajará con los Estados Miembros para acordar normas internacionales para la igualdad de género y ayudará a los países en la tarea de implementación. Asistirá a otras agencias de la ONU comprometidas con un amplio espectro de temas del desarrollo para integrar las prioridades de la igualdad de género en sus actividades. A través de la implementación de sus programas, ONU Mujeres también trabajará con socios/as de la sociedad civil.

La igualdad de género es un derecho humano fundamental que tiene enormes repercusiones socioeconómicas. El empoderamiento de las mujeres estimula economías prósperas, por ejemplo, al impulsar la productividad y el crecimiento.

Numerosos países han hecho progresos muy significativos en el fomento de la situación de las mujeres, pero la discriminación por motivos de género sigue profundamente arraigada en todas las sociedades. Las mujeres siguen sufriendo formas extremas de violencia y continúan excluidas de muchas oportunidades económicas. Sólo unas pocas participan en política.

Las Naciones Unidas han apoyado sistemáticamente el progreso en el abordaje de estos déficits, pero también ha enfrentado obstáculos, incluida la escasez de financiamiento. El presupuesto operativo anual para ONU Mujeres fue fijado en un mínimo de US$500 millones.



Nos unimos al PIE

27 11 2010

El Partido de la Izquierda Erótica es una invitación a pensar que otro mundo más igualitario es posible. Imaginemos juntas y juntos otro mundo sin discriminación, violencia, desigualdad e infelicidad. Un mundo del cuidado, basado en valores “femeninos”, valores de mujeres que nos sirven a todos y a todas.

Este es un partido virtual-global que busca la igualdad y el cambio local. 

La idea surge a partir de la nueva novela de Gioconda Belli: El país de las mujeres

¿Por qué pensamos qué no podemos cambiar las cosas? ¿Por qué no alterar el orden establecido y recomponer las piezas de la sociedad? Si cada una de nosotras alterna un poco el pequeño orden de su entorno… el resultado puede ser sorprendente: puede ser el principio de un gran cambio. Ese paso definitivo a la conciliación, la igualdad, el fin de la violencia hacia las mujeres,…

“Una idea puede mover montañas.
Cuando escribí esta novela, me entusiasmé con la posibilidad de que la realidad llegara a parecerse a la ficción.
Y no es imposible.
¿Qué tal si creamos un Partido de la Izquierda Erótica entre todas?
Un partido global en estos tiempos en que podemos comunicarnos con la velocidad del rayo no es improbable, ni imposible.
Igual que lo hicimos un grupo de mujeres en Nicaragua en los 80, podríamos plantearnos un partido GLOBAL, el partido de las sin partido..
Cada una de nosotras impulsando ideas donde quiera que esté y entre todas, en este sitio, discutiríamos posibilidades….
¿Qué les parece? ¿Probamos?”
Gioconda Belli

Para más información: http://www.partidoizquierdaerotica.com

 

 



23 de Abril: el día de libros de mujeres

24 04 2010

El 23 de Abril se celebra cada año el día del libro. Pero este año queremos aprovechar esta conmemoración para resaltar los libros de las mujeres. En este sentido las cosas van cambiando poco a poco.

En una de las estanterías de la Librería Mujeres, en el centro de Madrid, hay unas cajitas decorativas con los rostros de algunas de las mujeres más significativas que ha dado la historia en sus respectivos ámbitos: las escritoras Colette y Doris Lessing, las filósofas María Zambrano y Simone de Beauvoir, la política republicana Clara Campoamor

También en la pared hay un póster de la escultura francesa Camilla Claudel, cuyo talento quedó muchas veces a la sombra de su maestro y amante, el también artista Auguste Rodin. Ellas, supuestamente, son conocidas, pero hay muchas otras especialistas en distintos ámbitos que han quedado relegadas al anonimato.

 

 

Precisamente la Librería Mujeres y otros proyectos feministas quieren poner en primera fila a esas mujeres, expertas en su área que, sin embargo, para un gran público pueden resultar desconocidas. 

“Muchas de ellas tuvieron un maestro masculino al que luego superaron con creces, como es el caso de María Zambrano con José Ortega y Gasset”, explica Elena Las Heras, una de las empresarias que gestiona esta librería, mítica desde los inicios de la democracia.

Este lugar está especializado en todo tipo de libros escritos por mujeres sobre Educación, Feminismo, Sociedad, Salud, Psicología o Sexualidad. Al frente hay tres generaciones de activistas, con Lola Pérez, de 86 años, a la cabeza y atendiendo en el mostrador todos los días. En este lugar apenas hay hueco para escritores masculinos, pero los que están se lo han ganado por tratar “con respeto” a las mujeres, como Eduardo Galeano, José Luis Sampedro o José Saramago. Entre los vetados, Camilo José Cela y también los libros “superficiales y tontos” del tipo “Cómo ligarte al tío que te gusta” o tratados de belleza.¿Por qué a la hora de hacer una investigación desconocemos que es posible acudir también a fuentes de consulta femeninas?

Leer más »



Ellas… son África

26 03 2010

África es el continente de la lucha callada de las  mujeres, que constituyen el auténtico motor de su desarrollo.

Las mujeres africanas sostienen a sus familias, trabajan la tierra de la que no son dueñas, emprenden proyectos económicos y participan en cooperativas, además, luchan por formarse y mantener su integridad física, por tener voz y vida propia.

 “Ellas son…África” es una coproducción de TVE y Bausan Flims, que cuenta con la participación de la vicepresidencia del Gobierno y de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y cuyos cortometrajes están dirigidos por las cineastas españolas Inés París, Chus Gutiérrez, Patricia Ferreira y Laura Mañá. Está compuesto por cuatro cortometrajes que reflejan, con historias de ficción, la realidad de las mujeres africanas en lo relativo a la salud, la economía, la educación y el empoderamiento.

El corto de Inés París, quien además es la directora del proyecto, trata sobre cómo las mujeres son el motor central de la economía en África aunque no pueden ser propietarias de la tierra puesto que pasa de hombres a hombres por tradición.

Chus Gutiérrez aborda el empoderamiento de las mujeres a través de una historia centrada en Mali, mientras que Patricia Ferreira relata en Etiopía el drama que padecen las mujeres víctimas de fístulas ginecológicas a causa de un parto mal atendido.

Por último, Laura Mañá narra cómo las mujeres en Mozambique acuden por las noches a clases de alfabetización para conocer sus derechos y poder defenderlos.

 Cuatro historias de una lucha cotidiana que es necesario sacar del ostracismo con proyectos como este, que acaba de presentarse, y verá la luz este fin de semana 27 y 28 de Abril en Valencia en el V Encuentro de Mujeres por un Mundo Mejor.



Itinerarios: la mujer en el arte

24 03 2010

Coincido contigo en lo otro

Los diecisiete museos estatales españoles pondrán en marcha itinerarios sobre la mujer y el arte “para reflejar el protagonismo femenino en la cultura española”, según anunció el Día de la Mujer, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

Aunque no está de más que las instituciones públicas apuesten por la visibilidad de la mujer en sus áreas de gestión, en el fondo queda la nostalgia de aquellas mujeres artistas que lucharon por esa visibilidad con sus armas y a su manera como Pilar Albarracín o Itziar Barrio.

Mujeres y arte

Hace un mes, el director del Museo Reina Sofía, Manolo Borja-Villell, buscaba en ARCO 2010 algunos ejemplares para completar los fondos de la institución pertenecientes a corrientes feministas, pero al contrario de lo que muchos piensan, ni todo lo creado por mujeres es arte feminista.

El feminismo como corriente artística nace en los años ‘70 en Estados Unidos y estuvo protagonizado por mujeres que no sólo buscaban la visibilidad de las féminas en el mundo del arte como creadoras, sino también en la temática, en la forma y en los contenidos de sus obras, utilizando sobre todo la ironía y olvidando los prejuicios de una sociedad patriarcal que la revolución feminista pugnaba por cambiar.

Firma de mujer

Si la crítica postmoderna recaía sobre las representaciones ya existentes, la crítica feminista ahonda en el sistema de valores dominantes que el arte hasta entonces visibilizaba mientras silenciaba otros puntos de vista como el de las mujeres.

El feminismo en el arte no busca mostrar una nueva identidad de la mujer ni del arte, sino una representación de las imágenes convencionales de la feminidad, como la maternidad o la sexualidad femenina, pero desligándolas de ese modelo de representación sexual que es propio de sistemas patriarcales.

Historia de una lucha política

Desde el ‘Dinner’s party de 1977 de la artista Judy Chicago, que homenajeaba a mujeres famosas de la historia en una instalación que los museos americanos ridiculizaron por su gran tamaño y por la forma de vagina de los platos que contenía, hasta el video ‘Lady’s room‘ en el que la artista china Cui Xiuwen reflejaba en poco más de seis minutos lo que sucedía en el baño de una discoteca frecuentada por prostitutas, las artistas feministas se han caracterizado por trabajar con un arte que embellece pero también sirve como bastión político.

Ni Judy Chicago fue la última de sus compatriotas en sufrir el acoso de la crítica, ni Cui Xiuwen supuso el final del feminismo chino -a pesar de que su profesor de Bellas Artes la denunció por los daños morales que su vídeo supuestamente provocó-, ni el de otros tantos feminismos, porque el feminismo no es una corriente que pueda enmarcarse en un periodo concreto de tiempo, sino que va íntimamente ligada a una lucha de las mujeres a la que aún le quedan muchos capítulos.

Una carrera silenciosa

Lee PeiEl itinerario programado por el Museo Reina Sofía va enfocado a reconocer el trabajo de las mujeres en la superación de los modelos de dominación masculina pero “no hay ningún movimiento concreto, ni ninguna tendencia, ni estética, que sea más favorable a la igualdad que otras”, según asegura el catedrático de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Madrid, Juan Vicente Aliaga, también comisario de arte y especialista en cuestiones de género y de sexualidad.

Sin embargo, al igual que sí existían mujeres entorno a movimientos artísticos anteriores al siglo XIX a las que la historia del arte ha omitido, es cierto que dos tercios de casi 2.000 licenciados en Bellas Artes que se gradúan cada año en España son mujeres, y los números no difieren mucho de los de otros países; sin embargo, su presencia y su marca no son lo suficientemente visibles, no sólo en los museos, sino también en sus propias obras como para poder hablar de un arte feminista que pueda competir con siglos de predominio masculino.

Autora: Davinia Suárez



Día Internacional por la igualdad salarial

23 02 2010

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género de la Unión Europea ha presentado a principios del mes de febrero un informe sobre la igualdad entre mujeres y hombres, donde se subraya la importante diferencia salarial existente entre ambos en toda la Unión Europea. Esto ha llevado a la Comisión a solicitar en el punto 18 de dicho informe que el día 22 de febrero sea declarado Día Internacional de la Igualdad Salarial.

Las mujeres cobran de media las tres cuartas partes de lo que gana un hombre realizando el mismo trabajo. Se ha elegido esta fecha porque una mujer debe trabajar hasta el 22 de febrero para obtener los mismos ingresos que un hombre a 31 de diciembre. Señalar este día sirve para tomar mayor conciencia de la precariedad laboral de las mujeres, ya que a pesar de una evolución positiva hacia una sociedad y un mercado laboral más igualitarios, las desigualdades persisten, en detrimento de las mujeres.

El informe señala que es más frecuente que las mujeres ganen menos que los hombres aun realizando trabajos de igual categoría, que su incorporación al mercado laboral sea menor, y que padezcan una mayor precariedad laboral, con las consiguientes repercusiones sobre los ingresos a lo largo de su carrera laboral, la protección social y las pensiones. En consecuencia, el índice de riesgo de pobreza de las mujeres es mayor, especialmente después de la jubilación.

Las diferencias salariales entre hombres y mujeres también se ven reforzadas por la segregación del mercado laboral. Todavía tienden a trabajar en trabajos diferentes y suelen predominar en determinados sectores, en los que las mujeres trabajan por medio de contratos menos valorados y peor pagados que los suscritos por los hombres.