Reflexión para un 8 de marzo

26 02 2015

Aprovechando este 8 de Marzo preelectoral queremos compartir una reflexión sobre estos últimos años de trabajo en igualdad desde las

De la escuela mixta a la coeducativa.

Con la desaparición de la escuela segregada y el acceso a la escuela mixta el problema de la igualdad de género en las aulas no quedó resuelto en absoluto, de manera que el paso siguiente fue hacer explícitas acciones en las escuelas, ahora, coeducativas. Sin embargo, después de décadas trabajando desde las aulas en igualdad poco parece cambiar a nivel social. ¿Por qué? ¿No es la educación el motor del cambio?

La desigualdad de género es estructural, está disuelta en cada nivel de la sociedad: en las relaciones personales, en el quehacer de las familias, en las relaciones laborales, en la publicidad y los medios de comunicación,… La violencia de género es hija de esa desigualdad preexistente. Esta sociedad androcéntrica en la que vivimos desde hace muchos siglos reproduce modelos desiguales con roles diferenciados y desequilibrados para hombres y mujeres. Y la escuela no escapa de esos paradigmas y  es, a su vez, androcéntrica. Los modelos de referencias históricos, sociales, científicos, etc. siguen situando al hombre en el centro, dándole un valor preponderante sobre las mujeres. En las escuelas siguen reproduciéndose esos roles tradiciones (a veces explícitamente y otras veces de maneras más sutiles). Una vista rápida a los libros de texto nos bastaría para darnos cuenta de esto: ¿cuántas mujeres aparecen en los libros de Historia o Filosofía? ¿Cuántas son sujetos agentes en los de lengua o protagonistas en los problemas de matemáticas? Pero también, ¿cuántas son directoras, inspectoras, etc….?

Los valores asociados a los hombres siguen siendo la competitividad, la violencia, la valentía, la independencia,… Los valores asociados a las mujeres: la sumisión, la dependencia, junto a lo estético y lo emocional. Modelos tradicionales y desiguales que acaban generando los problemas consabidos entre los que está, sobre todo por su gravedad, el elevado número de mujeres muertas por sus parejas o exparejas.

¿Por qué no aparecen ya modelos diversos de género? Las diferentes y diversas maneras de ser hombre y mujer. Es más, ¿qué modelos de género queremos promover? ¿Qué mujeres u hombres queremos ser o queremos que lleguen a ser los y las ciudadanas del futuro? Y, al final, ¿en qué sociedad queremos vivir? A esta última pregunta diremos que en una más cooperativa, empática y solidaria. Más igual y más libre. Esto parece algo positivo para todos, hombres y mujeres.

Uno de los frenos que desde las escuelas encontramos en la búsqueda de la igualdad es que, hasta ahora, la “lucha” contra ese modelo androcéntrico se ha dejado de la mano del voluntarismo del profesorado comprometido, quienes con su esfuerzo y perseverancia han tenido que hacer frente a las resistencias internas y externas para realizar actividades y acciones de promoción de la igualdad. Hay que reconocer la existencia de algunos programas que han ayudado y ayudan a esta labor como: “Ni ogros ni princesas”, “Eso por la salud”, la publicaciones periódicas del Instituto asturiano de la mujer en torno al 8 de Marzo, los talleres de sensibilización sobre violencia de género que durante años impulsó el Ayuntamiento de SMRA en los centros educativos del concejo, etc… Ahora bien, todos ellos no dejan de ser momentos anecdóticos en el día día de nuestro alumnado. La realidad con la que se tropiezan habitualmente es la descrita más arriba.

De la coeducación a la Ley contra la violencia de género

No hay duda que la Ley contra la violencia de género (2004) dio un impulso al fomento de la igualdad en las aulas. Con esta ley la coeducación pasó, al menos formalmente, a un primer plano en los currículum. También se introdujo la figura de “Agente de Igualdad” que tendría que impulsar las acciones por la igualdad en los centros educativos. Ambos aspectos nos dieron esperanza a quienes llevamos años trabajando en igualdad. Pero estos últimos 10 años se llevaron la esperanza y nos dejaron:

-La disolución de la figura de agente de igualdad, que no llegó a tener nunca ningún tipo de reconocimiento ni en horas ni en proyección de su labor,… es más, en algunos centros educativos recayó en el representante del AMPA en el Consejo Escolar, poniendo de manifiesto la poca o ninguna importancia que se le otorgaba.

-La eliminación de materias como Educación para la ciudadanía o la Educación ético-cívica que abordaban los temas de igualdad de género como parte de su contenido curricular.

-La consideración de la igualdad como un tema transversal, en forma de competencia ciudadana, quedando colgado de una lista muy larga de esos “problemas sociales” a resolver desde las escuelas, junto con las drogo-dependencias, el acoso, el mal uso de las TIC, etc…

-La falta de implicación política real, material, en la obligatoriedad para los centros educativos de poner en marcha un Plan de igualdad igual que hay uno de convivencia.

-La inexistencia de programas atractivos de orientación profesional que generen cambios en las elecciones profesionales de género.

-La reducción del número de horas disponibles para desarrollar programas en los centros educativos. Con una plantilla de profesorados saturada de horas lectivas es difícil que se abra paso la creatividad. Estos años con el empeoramiento de las condiciones laborables, incluso se va perdiendo ese voluntarismo que se mencionaba al principio del escrito.

¿Qué nos cabe esperar?

-Más formación real y obligatoria para el profesorado, que se introduzcan estos contenidos en todos los cursos de formación. Que se “obligue” a mirar por unas gafas violetas a todo el profesorado, de manera que sea difícil sustraerse o negar la desigualdad de género.

- Que no haya en las aulas libros de texto sin mujeres y sin hombres diferentes a los modelos tradicionales. Se puede hacer, echando atrás los materiales en los que no se cumplan unas tasas. Propongamos modelos de género diversos para romper con esa dicotomía tan dañina.

- Dar espacio en las escuelas, importancia y reconocimiento a quienes trabajan con seriedad en igualdad de género, con más horas no lectivas, con reconocimientos en formación o innovación educativa.

Ana R. Frechilla



Queremos coeducar

13 02 2014

Marian Moreno Llaneza, asesora técnica del Centro de Profesorado de Avilés y profesora de Secundaria de Lengua Castellana y Literatura,  con una dilatada carrera en difusión de prácticas coeducativas ha reunido en este material que os dejamos aquí  “una especie de actualización del libro más importante para la coeducación: el Manual de la Filosofía Coeducadora, de la gran maestra Mª José Urruzola Zabalza” según palabras de la propia Marian.

Este interesante manual, publicado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través del CPR Avilés - Occidente, se puede descargar pinchando en el siguiente enlace:

Queremos coeducar [pdf]

Con la difusión de este material vamos preparándonos para el próximo 8 de Marzo.



100 años celebrando el 8 de Marzo

8 03 2011

Este año se celebra el centésimo aniversario del Día Internacional de la Mujer. Este día fue conmemorado por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza, después de que fuera creado, el año precedente, durante la reunión de la Internacional Socialista. Más de un millón de mujeres y hombres se sumaron a las manifestaciones en esa primera celebración.Desde entonces, el Día Internacional de la Mujer se ha marcado en muchos países del mundo. Es un día en que se reconoce a las mujeres por sus logros independientemente de cualquier división, ya sea nacional, étnica, lingüística, cultural, económica o política. Es una oportunidad de reflexionar sobre las luchas y los logros pasados y, más importante aún, de mirar hacia el futuro, hacia el potencial y las oportunidades que esperan a las futuras generaciones de mujeres.

En 1975, en el transcurso del Año Internacional de la Mujer, las Naciones Unidas comenzó a marcar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución estableciendo un Día para los derechos de las mujeres y la paz internacional de las Naciones Unidas, a ser conmemorado por los Estados Miembros un día cualquiera del año, según sus tradiciones históricas y nacionales. Con la adopción de dicha resolución la Asamblea General reconoció el papel que tienen las mujeres en los esfuerzos de paz y de desarrollo, e instó a erradicar la discriminación y a aumentar el apoyo dado a la participación plena y equitativa de las mujeres.

El Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial para las mujeres de los países tanto desarrollados como en desarrollo.  Es un momento de reflexionar sobre los progresos que se han hecho, de hacer un llamamiento al cambio y de celebrar los actos de valentía y de determinación de las mujeres en general que han llegado a desempeñar un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades.

Los datos de este 8 de Marzo de 2011 dicen:

- Que dos de cada tres personas analfabetas son de sexo femenino.

- Que es más probable que un menor deje de asistir a la escuela si es niña.

- Que cada 90 segundos una mujer muere por complicaciones del embarazo o del parto.

- Que las mujeres aún siguen ganando menos que los hombres desempeñando la misma labor

- Que en muchos países la población femenina no tiene los mismos derechos a heredar y a la tierra que la masculina.

- Que pese a los notables avances –hace cien años la población femenina tenía derecho al voto en sólo dos países–, son mujeres sólo 19 por ciento de los legisladores en el mundo, ocho por ciento de los negociadores de paz y 28 jefas de Estado o gobierno.

Mucho queda por hacer por la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres.



8 de Marzo. Juntas podemos cambiar el mundo

9 03 2010

El lema elegido por el gobierno español este año 2010 para conmemorar el 8 de Marzo ha sido: “Juntas podemos cambiar el mundo”. Claro que habría que añadir “juntas y juntos podemos… ” porque a estas alturas tenemos que darnos cuenta de que esta lucha nos afecta a todos y a todas.

 

 

¿Qué queda por reivindicar el 8 de marzo? Aún queda mucho que decir y que hacer, y no solo hoy, sino los 364 días restantes.

Este año además se celebra el 15 aniversario de la IV Cumbre Mundial de Mujeres de Pekín en la que 189 países adoptaron una serie de acuerdos con el objetivo de poner fin a la discriminación que sufrimos las mujeres en el mundo, por el simple hecho de ser mujeres.

15 años después de esta cumbre ningún país en el mundo escapa a cifras discriminatorias para las mujeres. España no es menos, aquí las mujeres seguimos teniendo que denunciar numerosas situaciones discriminatorias:

 • el acceso al trabajo todavía está condicionado por nuestra situación personal y, sobre todo, determinado por el proyecto de maternidad.

 • los salarios más bajos por realizar trabajo de igual valor que los hombres, lo que implicará pensiones más bajas como consecuencia de esos salarios más bajos.

 • existen escasos estudios e investigaciones específicas sobre la salud femenina y menos aún en los que los que tomen mujeres de sujetos experimentales. A pesar de la necesaria nueva ley aprobada estos días seguimos teniendomenos derechos en salud sexual y reproductiva.

 • la presencia en los medios de comunicación de las mujeres se centra en programas de corazón y moda y a penas existen espacios en los que recuperen figuras de referencia femeninas.

• la invisibilidad de las mujeres dirigentes políticas y lideresas en cualquier ámbito, y cuando están y se les dar voz les llueven los descalificativos, porque una mujeres inteligente y con éxito sigue dando miedo.

Pero, sobre todo, tenemos que soportar la realidad diaria de mujeres maltratadas, violadas, humilladas y sometidas a trata, solo por el hecho de ser mujeres.

Con todo esto, todavía estamos mejor que las mujeres de otros países y lugares del mundo donde además deben soportar: matrimonios impuestos, crímenes de honor, lapidaciones, mutilaciones genitales,… 

Teniendo en cuenta todo esto, creemos cada día con más fuerza que:

¡DEBEMOS CAMBIAR EL MUNDO!.

“Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,

¡Qué poco es un solo día, hermanas,

qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!”.

 Gioconda Belli    



8 de Marzo. Mujeres sin tierra

8 03 2010

Un informe reciente de la FAO pone de manifiesto el desigual acceso a la posesión de la tierra de hombres y mujeres en el mundo. Este es otro dato más de las desiguales condiciones de vida determinadas por el género. Este otro dato de la discriminación global. 

 

 MUJERES SIN TIERRA

La disparidad en el acceso a la tierra es una de las principales causas de desigualdad económica y social entre hombres y mujeres de las áreas rurales. Hace peligrar la seguridad alimentaria a nivel familiar y comunitario, e impacta en el desarrollo de todo el país, según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Para constatar esta realidad y analizarla con mayor profundidad, la FAO ha lanzado una nueva base de datos sobre género y derecho a la tierra. En ella, se ofrece información sobre la forma en que hombres y mujeres de 78 países difieren en sus derechos legales y el acceso a la tierra. Esta base de datos abarca tanto leyes nacionales, costumbres, tratados internacionales, estadísticas, instituciones y organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la cuestión de la tierra.

EN TODO EL MUNDO LA MISMA SITUACIÓN

A través de los datos que aparecen recogidos en la base de datos, se aprecia que en todos los países del mundo la tierra pertenece a los hombres a pesar de que en muchas ocasiones la explotación de sus recursos dependa casi exclusivamente de las mujeres.

En algunos países como Argentina, sólo uno de cada cinco propietarios de tierras es mujer. Esta situación se agrava todavía más en Guatemala, donde, pese a desempeñar un papel crucial para mantener a sus familias, las mujeres ni siquiera representan el 8% de los dueños de las superficies agrícolas.

Estas estructuras se repiten también en Asia. En la India, del total de 120 millones de personas propietarias de tierras en el país, sólo 13 millones son mujeres. Y en Bangladesh, sólo hay una propietaria por cada 36 dueños de tierras.

En el continente africano, la situación es similar. En Nigeria, la mujer enfrenta graves problemas cuando el marido o el familiar varón a través del cual accedía a la tierra decide migrar hacia la ciudad en busca de mejoras laborales. Según denuncia la Comisión Económica para África, en ese momento la tierra pasa a otro hombre mientras que la mujer sigue siendo una campesina sin tierra. Del mismo modo, la calidad de esposa que garantiza el acceso a la tierra deja de tener validez cuando se separa o se divorcia de su marido.

Y Europa tampoco se libra de estas huellas de discriminación. Por ejemplo, mientras que en España casi un millón de personas poseen tierras de cultivo, las mujeres apenas representan una cuarta parte.

Este informe muestra los principales factores sociales, económicos, políticos y culturales que afectan al acceso a la tierra y las difíciles condiciones para que la mujer pueda ejercer sus derechos sobre ella.

Foto: John Stanmeye



8 de Marzo. Derechos para las mujeres

4 03 2010

Con la proximidad del 8 de Marzo no queremos dejar pasar la oportunidad, una vez más, de reclamar más derechos para las mujeres. Lejos de creer que ya está todo hecho cada día somos más activas y estamos más convencidas que la lucha por la igualdad es necesaria y que dará sus frutos…

Mientras tanto recordemos con Amnistía Internacional algunos datos:

 Una de cada tres mujeres y niñas en el mundo ha sufrido abusos en algún momento de su vida, y en Europa, decenas de miles sufren violencia a manos de sus parejas y ex parejas, son explotadas y tratadas como mercancía, son blanco de atroces actos de violencia sexual, sometidas a mutilación genital y a matrimonios forzosos.

 

En Suecia, sólo el 12% de las violaciones denunciadas a la policía desemboca en juicio. En Dinamarca, el sexo sin consentimiento en el matrimonio no está penado. En Francia, una mujer muere cada tres días a manos de su pareja. En Alemania, una de cada cinco sufre violencia física o sexual, y en España, las víctimas de violencia en situación irregular, se enfrentan a una expulsión si se deciden a denunciar.

La Unión Europea debe dar una respuesta coordinada y sistemática a la violencia contra las mujeres y niñas. El Observatorio Europeo de Violencia de Género que promueve el Gobierno español es un primer paso importante, pero deberá ser independiente, abarcar todas las formas de violencia de género y vigilar la respuesta institucional ante la violencia. Asimismo, es necesario que en el ámbito de la Unión Europea y de los Estados miembros se garanticen procedimientos adecuados para identificar, proteger y ofrecer indemnización a las personas objeto de trata.

Europa también ha de defender los derechos de las mujeres y las niñas más allá de sus fronteras. Y puede demostrar su compromiso con acciones por mujeres y niñas concretas. Como es el caso de Ana María Pizarro y otras ocho defensoras de los derechos humanos de Nicaragua, que se enfrentan a varios cargos por haber ayudado a una niña de 9 años violada en 2003, a abortar legalmente (leer más).

¡Por los derechos de las mujeres y las niñas dentro y fuera de Europa!

¡Actúa y apoya la campaña de Amnistía Internacional! Pincha aquí

Imágenes: campañas de AI



Día de la Mujer en Mozambique

7 04 2009

El 7 de abril, en el calendario de Mozambique, es el Día de la Mujer.

El 7 de abril, hace  hoy 38 años, falleció Josina Machel. Esta mujer es un referente de la lucha por la abolición de la discriminación de la mujer en África. En 1968, Josina Machel fundó la Organización de la Mujer Mozambiqueña. Murió con 25 años. Apenas existen imágenes suyas, tan solo una fotografía borrosa de su rostro. Pero es un icono de referencia para todas las mujeres y niñas de África, que siguen sin tener acceso a la educación, al bienestar social y a la mínima garantía de seguridad y libertad.

Año tras año, su nombre congrega caravanas de carros, bicicletas, autocares, camiones y caminantes. Familias enteras se desplazan con tambores y coloridos atuendos a la región de Maputo. Canciones reivindicativas, discursos y danzas las hacen sentir fuertes, más unidas, ante esa misma revuelta iniciada por Machel a favor de la dignidad, de la igualdad, del derecho a la vida, de la integridad física y de la seguridad.

Mozambique es uno de los países más pobres del mundo. La esperanza de vida ha bajado, desde el 2006, de 42 a 37 años. Según el Índice de Desarrollo Humano Mozambique se encuentra, de un listado de 177 países, en el lugar 168, dentro del grupo de desarrollo humano bajo y dentro de esta realidad la mujer se encuentra de una manera muy desfavorecida sobre todo en niveles básicos de educación .

Algunos datos nos pueden ayudar a situarnos, por ejemplo, la tasa de alfabetización en adultos para las mujeres se sitúa en un 31.4% con respecto a los hombres que es un 62.3%, la matrícula en primaria para las mujeres es del 53%, en secundaria es del 10% y disminuye hasta 1-2% en estudios universitarios.

En las grandes ciudades como Maputo o Beira la realidad va cambiando poco a poco, según el PNUD, las mujeres en Mozambique ocupan el 34% de los escaños parlamentarios además de acceder a algunos puestos de responsabilidad.

El futuro de África está en manos de sus mujeres, de sus redes sociales y de sus esfuerzos por salir de la pobreza y de la guerra.



Otro regalo para un 8 de marzo

16 03 2009

De nuevo Gioconda Belli nos regala un poema para conmemorar el 8 de Marzo:

CANTO AL ESTRÓGENO

Todavía es el tiempo de la desigualdad
de la mirada torva, el grito y la mano alzada
el ojo de la mujer soporta y graba en sus pupilas
la iniquidad
¿de dónde llega esta violencia
a las costas de estos brazos
acostumbrados a la caricia y al acurruco?
¿Qué es lo que en nosotras despierta al lobo
que aún habita en las entrañas del hombre,
esa furia ciega que no detienen súplicas, razones
o la memoria del primer rostro acogiéndolos a la vida?

Nuestra belleza, la abundancia, la generosidad
de curvas y pechos,
la piel suave,
¿qué esconde en su frágil envoltura
que así provoca en ellos la saña y la muerte
la violación y el rapto?

Cantemos, hermanas, por quienes así
se pierden de nosotras
y no pueden consigo mismos
Los que temen el estrógeno de nuestras entrañas.

Crecemos.
Los vemos achicarse en su temor.
Nuestro instinto busca arrullarlos como niños
Ofrecerles el perdón de los adultos
No queremos más que midan su estatura
midiéndose con nuestra sumisión
No queremos que apuntalen su nombre
sobre nuestra obediencia.

Como si vieran llegar un ejército enemigo
se atrincheran en sus vanas certidumbres gastadas
Una marejada de embistes y golpes
lanzan contra nuestros reclamos
Hacen escarnio de nuestras luchas por decir basta
 por plantarnos en el suelo
y enderezar la espalda.

En tanto nosotras avanzamos como un río
las hormonas encontrando su cauce
Somos el agua fuerte
que se sacude las lágrimas inútiles
y se despoja del cansancio de llorar.
Ya miles hemos alcanzado la costa
Nos contamos por centenares
Descalzas, dejamos nuestras huellas en la arena
nos tomamos el territorio negado.
 
Ahora venimos a la vida con el desafío y la desobediencia en la boca
Rechazamos los mandamientos
con que en nombre del amor y el parto nos sometieron.
Anfibias
a contracorriente entre el agua y la tierra
mucho tiempo ya nos ocultamos
en las grutas quietas
de la domesticidad y el silencio
Pero aún con el agua al cuello
no nos ahogamos.

Ahora nos alzamos con caballitos de mar en las manos
Cantando y vociferando
Deshaciendo gozosas
 el muro que alzaron para separarnos.

Cantemos hermanas
No paremos de cantar
Sea su violencia la prueba final de nuestro avance
cicatriz guardada en nuestra múltiple piel

Las sirenas han recuperado las piernas.
Andaremos, andaremos, andaremos
Lavaremos el mundo
con el agua viva
de nuestra dulce, redentora, tenaz,
mansedumbre

Para sanarlo
Para que sobrevivamos.

Gioconda Belli
8 de Marzo, 2009



8 de Marzo de 2009. Palabras de Mujeres

8 03 2009

UnescoPalabras de Mujeres para otro 8 de Marzo en el que somos más conscientes aún de todo lo que queda por hacer para conseguir una igualdad verdadera y efectiva. Este es el día de reclamar derechos y de sentirnos orgullosas y orgullosos de luchar por un mundo más justo.

A continuación encontrarás una selección de poemas escritos por mujeres que nos presentan diferentes situaciones de desigualdad:

NO SERÉ ESCLAVA DE NINGÚN AMOR

A nadie
devolveré el sentido de su vida,
su derecho al crecimiento constante
hasta el último aliento.

Maniatada por el oscuro instinto
de la maternidad,
sedienta de ternura como el asmático
de aire,
con qué empeño construyo en mí
el hermoso egoísmo humano,
reservado desde hace siglos
para el varón.

Contra mí
están todas las civilizaciones del mundo,
todos los libros santos de la humanidad
escritos por ángeles místicos
con la expresiva pluma del relámpago.
Diez Mahomas
en diez elegantemente enmohecidas
lenguas
me amenazan con la condenación
en la tierra y en el cielo eterno.

Contra mí
está mi propio corazón.
Amaestrado por milenios
en la cruel virtud de la víctima.

Anna Swir

QUEMA DE LECHUZAS

Unos centímetros más abajo se acaba el suelo
como puerta con cerrojo. Una helada dura y adiós
lo no cosechado.
¿Con qué derecho chupa una vieja
las negras raíces, el rojo jugo que deben
ser para los niños?
Practicaba la magia, claro está.
Cuando se tiene tanta hambre
hacen falta garfios y garras.
A medianoche retenía el aliento, descruzaba los dedos
y le salían plumas de lechuza por todo el cuerpo,
como moho en la carne, sólo que más rápido.
Yo misma la vi cazando ratones
a la luz de la luna, silenciosa
como la sombra de la mano que proyecta una vela.
Buen disfraz, sin embargo la reconocí
al día siguiente por la pluma blanca
en el pelo.
Ardió muy bien, grasa gorda al fuego,
con grises gritos, devolviendo al aire
lo que nos quitó mientras nos resecaba.
Podría haberse salvado
con su voz de lechuza blanca,
pero antes le cortamos ciertas partes
para que no volase,
como los dedos, esas alas secretas…
La miramos arder hasta el hueso, y nos emborrachamos
después. Su corazón
nos sirvió de brasa para reavivar la lumbre.
Así es nuestra cultura, nada que les importe
a ustedes, gente de pies suaves que ignoran
lo que es vivir pegados a la piedra.

Margaret Atwood

 ¿RECUERDAS?

¿Me recuerdas?
Soy la chica
de la piel oscura
y los zapatos gastados.
Soy la chica
con dientes cariados.
Soy la chica
negra de los dientes podridos
con el ojo herido
y la oreja destrozada.
Soy la chica
que sostiene a sus hijos,
cocina sus comidas,
barre sus patios,
lava sus ropas.
Oscura y pudriéndome
y herida, herida.
Yo daría
a la raza humana
tan sólo esperanza.
Soy la mujer
con la piel oscura bendecida.
Soy la mujer
con los dientes arreglados.
Soy la mujer
con el ojo sanado,
con la oreja que oye.
Soy la mujer: Oscura,
arreglada, curada,
que te escucha.
Yo daría
a la raza humana
tan sólo esperanza.
Soy la mujer
que ofrece dos flores
con raíces gemelas.
Justicia y Esperanza.
Comencemos.

Alice Walker

SOY NADIE

Soy nadie. ¿Tú quién eres?
¿Eres tú también nadie?
Ya somos dos entonces. No lo digas:
lo contarían, sabes.

Qué tristeza ser alguien,
qué público: como una rana
decir el propio nombre junio entero
para una charca admiradora.

Emily Dickinson

PUDIERA SER

Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido
no fuera más que aquello que nunca pudo ser,
no fuera más que algo vedado y reprimido
de familia en familia, de mujer en mujer.

Dicen que en los solares de mi gente, medido
estaba todo aquello que se debía hacer…
Dicen que silenciosas las mujeres han sido
de mi casa materna…

Ah, bien pudiera ser…

A veces en mi madre apuntaron antojos
de liberarse, pero, se le subió a los ojos
una honda amargura, y en la sombra lloró.

Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,
todo esto que se hallaba en su alma encerrado,
pienso que sin quererlo lo he libertado yo.

Alfonsina Storni

 

CULPAS OBSOLETAS

¿Cómo será, me pregunto,
no sentir incesantemente
que uno debería ocupar varios espacios al mismo tiempo?
No pensar, mientras se tumba uno con un libro,
que se debería estar haciendo otra cosa.
Asumir, como hacen los hombres,
la importancia del tiempo
que dedicamos al propio enriquecimiento.
Las mujeres
tenazmente sentimos
que le estamos robando tiempo a alguien.
Que quizás en ese preciso instante
se nos requiere
y no se cuenta con nosotras.
Precisamos
todo un entrenamiento
para no borrarnos, minimizarnos,
constantemente.
¡Ah! ¡Mujeres, compañeras mías!
¿Cuándo nos convenceremos
de que fue sabio el gesto
de extenderle a Adán
la manzana?

Gioconda Belli

Foto: Unesco