Pedagogía contra la violencia de género

machismoblog.jpgLa designación de Miguel Lorente como responsable de la Delegación del Gobierno de Violencia de Género supone otro golpe de efecto del nuevo Gobierno socialista, tras el nombramiento de Carme Chacón como ministra de Defensa. Lejos de ser algo anecdótico, supone un cambio de perspectiva en la lucha contra la violencia machista.
Los hombres hemos heredado a través de las distintas generaciones el modelo del hombre tradicional, basado en ideas de fuerza, poder y competitividad. El hombre tiene que ser exitoso, dirigir, disponer a su conveniencia. La fuerza, por tanto, es el eje vehicular de todo el modelo. Tenemos, pues, la obligación de aparecer siempre fuertes ante todo el mundo. Somos rehenes de esta idea y no hemos sido capaces de construir un modelo alternativo de masculinidad.
Es hora, desde mi punto de vista, de cambiar este modelo hacia una masculinidad basada en la igualdad, la justicia, el respeto y la solidaridad. La igualdad real de la mujer no es posible sin una revolución masculina.  Y esta revolución requiere que el hombre se reconozca a sí mismo como un ser sensible, afectivo y vulnerable para empezar a cuestionarse los estereotipos sociales y culturales dominantes. Este cambio, a mi juicio, es primordial para que la batalla contra la violencia machista sea combatida también por los hombres.
Normalmente, cuando hablamos de violencia contra las mujeres la primera idea que nos viene a la cabeza es el maltrato físico. Pero detrás de cada caso se esconden víctimas que permanecen en silencio, celos, acoso, dolor y llanto. Son las víctimas invisibles, en contraposición de aquéllas que copan los titulares de los periódicos y que son sólo la punta del iceberg de un problema generalizado que afecta a todos los estamentos sociales.
No nos engañemos. La violencia machista es una cuestión que lejos de pertenecer al ámbito doméstico y privado constituye un problema social grave, que se acrecienta día a día y que exige la adopción de medidas integrales. Indudablemente son necesarias aquellas medidas que tienen que ver con la protección efectiva, que van desde la seguridad personal a la tutela judicial o los servicios públicos que ayuden a las víctimas a una recuperación de su autonomía personal, cuestiones que ya refleja la Ley Integral Contra la Violencia de Género, aprobada por el primer Gobierno Zapatero. Pero también son vitales aquellas acciones que favorecen un cambio social, cultural y estructural. Es decir, aquellas que intentan llegar a la raíz del problema y que se entienden como medidas preventivas, educativas y de sensibilización.
Es necesario, en consecuencia, un incremento de las medidas educacionales, haciendo pedagogía contra cualquier tipo de violencia, incluida la violencia contra los animales. De hecho, muchos investigadores han afirmado que existe una conexión entre la violencia hacia los animales y la violencia hacia los seres humanos.
Los agresores, en su gran mayoría, no son hombres diferentes, o con algún tipo de enfermedad, como podríamos pensar.  Son hombres comunes, ciudadanos típicos, en muchos casos ejemplares, amables y, a menudo, considerados y cordiales en su trabajo. Detrás de esa máscara con la que se presenta ante la sociedad, piensa que la mujer es un objeto que le pertenece. Y cuando no se somete dócilmente a su voluntad, cuando se le ocurre rebelarse, se siente humillado y recurre a la violencia. Ésta es la clave de la conducta del maltratador. Un hombre, sin duda, celoso, posesivo y controlador, que actúa como si tuviese una especie de derecho natural para humillar a su pareja.
Pero, además de esto, creo que existe otro factor clave para entender este complejo problema: La violencia existente en el seno de una sociedad, es la suma de las violencias individuales de cada uno de sus miembros; la que cada una de las personas que la componen genera y la que es capaz de tolerar y asimilar. Cada gesto, actitud o comentario despectivo y discriminatorio contra las mujeres, aumenta la permisividad y abre el camino hacia los malos tratos.
No hemos de ocultar la realidad. Cuando una mujer es violada, amenazada, acongojada, golpeada y asesinada toda la sociedad está herida de muerte. Y lejos de ser un problema de esfera individual, se convierte en un problema colectivo de nuestro tejido común, de nuestra sociedad. También de los hombres.
Es por ello que considero como un avance el hecho de que algunas de las principales mujeres escritoras y periodistas de este país hayan querido sumergirse en este proyecto común que se llama No sólo duelen los golpes. Palabras contra la violencia de género para trabajar y luchar por este reto común. Cada una desde su visión, desde su ideología, desde la pluralidad, desde un origen diferente, desde Francia a Uruguay, desde el artículo periodístico al relato, desde el dolor profundo por alguna experiencia, hasta la utopía por el fin definitivo de este terrorismo doméstico. Unidas en una sola voz, en un solo libro, lejos de la crispación reinante. Uniendo su palabra para que esta tragedia de nuestros tiempos sea un episodio de corta duración. Un mal sueño en un mundo donde la muerte espera en la esquina de muchas mujeres, precisamente por eso, por ser mujeres.
Ya lo decía el dramaturgo francés Eugene Ionesco: “Las ideologías nos separan, los sueños y la angustia nos une”.  Y éste es nuestro sueño común: acabar con esta lacra que nos azota como las peores pesadillas. Sin lugar a dudas, desde el compromiso de estas escritoras y periodistas, se crea la base para una pedagogía social imprescindible para su erradicación.

Javier Montilla es coordinador del libro colectivo “No sólo duelen los golpes. Palabras contra la violencia de género”. (Público, 20 de abril 2008)

Ilustración de Mikel Jaso

5 Comentarios a “Pedagogía contra la violencia de género”

7 06 2009
Sylvia Herbert (21:53:03) :

Hola quiero deciros que este blog es fenomenal. Esta repleto de informacion y lo mas importante es que tenga muchos puntos de vista.
Como profesora me intereso la pedagogia contra la violencia de genero que en mi pais es algo inexistente.
Os deseo mucha suerte.

un saludo maltes

Sylvia Herbert

9 03 2011
veronica (21:48:07) :

hola soy profesionista, vivo en méxico, soy casada, tengo problemas con la familia de mi esposo, por que ellos no entienden que si los 2 trabajamos, los dos debemos de apoyar en el hogar, ellos cren que yo debo conicar, planchar y limpiar la casa, solo por el hecho de que mujer, y el no por que es barón.Mi esposo y yo estamos muy bien como pareja, pero los problamas con su familia nos causan tristesa, aun que nosotros los queremos evadir, es imposible hacer como que no pasa nada.

es la propia familia la que ejerce la violencia de genero.

26 08 2011
MADRE DESESPERADA (09:20:18) :

Hola,no sé si mi pregunta puedo hacerla aqui,pero entoy intentando entender por que mi hija de 20 años,una niña sencilla tierna muy noble y excelente estudiante hasta hace un año que comenzó con una relación que para mi entender no es sana e impide que ella crezca como mujer,ya que la aparta de todo lo que ella valoraba hasta conocerlo a el( la familia,su educación,sus amistades)
Intentó varias veces llebarsela de casa,una de ellas lo consiguió y me fue muy difícil hacer que regresara,ya que ella desde que esta con el,ha pasado de ser mi mejor amiga y yo la suya a considerarme su peor enemiga.
Desde el primer momento la madre de el intento que en mi familia actúaramos a su antojo y como no,todo beneficiando a su hijo,(hijo único manejado por su madre totalmente)…ejm…llegó a decirme que su hijo tenía que conducir mi coche porque era hombre y quedaba mejor al volante.
Este niño tiene un padre enfermo metal al que trata como una aunténtica basura si está su madre delante y mi alarma comenzó el día que yo hablando con mi hija,ella lo llegó a justificar diciendo que lo trata así porque el era un maltratador,no es algo justificable creo a mi entender y estoy muy desconcertada,viendo como mi hija,creo se esta metiendo en un pozo de difícil salida,no es ella misma,tiene una angustia fuera de lo normal si el no llama y lo hace para hacerla sentir culpable.
El es un niño orgulloso tremendamente orgulloso todo lo que el dice o hace es perfecto.
Al principio todo su afán era por apartarla de su familia en general y al ver que eso no lo podía conseguir,cambió radicalmente y se volvió radicalmete complaciente con todo lo que ella hace,pero al final ella sin darse cuenta hace lo que el quiere y no lo que ella realmete desea,como terminar su carrera que siempre fue para ella su prioridad (ejm.la aníma a estudiar si,pero queda con ella para que no lo haga,conclusión ha pasado de tener una media de 9 a suspender todas las asignaturas y lo peor es que oculta sus notas,si no nos lo cuenta no podremos ayudarla)
Se siente totalmente dependiente de el,no es capaz de ver que el la anula,ella cree que lo hablan todo y yo solo veo que puede que lo hablen no lo discuto,pero el consigue siempre lo que quiere y ella queda en un segundo plano sin importar en absoluto su futuro y su vida.
No sé si soy una madre histérica o realmente tengo suficientes motivos para dudar de sus intenciones con ella, pero creo que el simple echo de que ella cambiase cien por cien y se apartase totalmete de sus principios como persona y mujer,no son nada bueno ya que ella no cambia respetando sus sueños y sus ideas,cambia manejada por los ideales de otro individuo,cosa que no puedo entender.
Me encantaría si alguien pudiera decirme en que me estoy equivocando porque la situación esta llegando a un límite en el que la guerra en casa es insoportable entre las dos,por mucho que hable con ella,ella lo sigue justificando aún entendiendo o diciendo que lo hace,todas las situaciones que su comportamiento provoca en el ambiente familiar y por supuesto a ella misma,no la veo feliz ella misma entiende,que tiene que cambiar y le duele muchísimo ver como se viene a bajo su vida,pero no pone remedio.
ROGARÍA QUE SI ALGUIEN ME PUDIERA AYUDAR A ENTENDER O ENSEÑANDOME QUE HACER O COMO ACTUAR,LO HAGA POR FAVOR YA NO SÉ QUE HACER Y VEO QUE MI HIJA DESTRULLE SU VIDA Y LO PEOR ES QUE NO VEO QUE SEA ELLA QUIEN DECIDE SOBRE ELLO.

GRACIAS

2 10 2013
Amor (19:44:48) :

Violación es cualquier acto contra la voluntad de un ser humano de no ser dañado. Por ser humano se entiende: a hombres y a mujeres de cualquier edad.

Aclarando lo que es y lo que no es… ¿cuántas parejas saben lo que es amar y lo consiguen?

¿cuántas parejas saben lo que es amar y se aman?

¿cuantas personas saben lo que es amar y aman?

Gracias por la atención y los comentarios.

24 11 2013
Carmen Sarzosa (09:49:04) :

Es un buen recurso este nivel de desarrollo sobre temas de violencia, ayuda muchísimo este racimo de conocimientos. Desde que aprendí a identificar la violencia hacia mi misma aprendí a visibilizar la violencia en cada mujer que la sufre, y me indigna muchísimo, por lo tanto sus artículos con énfasis en distintas dimensiones facilita potenciar una clase, un taller o simplemente ayuda abordar una conversación sobre vilencia cuando estamos frente a grupo de mujeres que tienen naturalizada la violencia y que creen que en nombre del amor se tiene que pasar por alto o aguantar la violencia. EL AMOR Y LA VIOLENCIA SON LEJOS, INCOMPATIBLES POR LO TANTO FRENTE A CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA NO DEBEMOS CALLAR, .

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image