Finalistas del concurso de microrrelatos II

10 02 2009

Categoría B: 4º ESO y 1º Bachiller.

 

Un europeo miraba cómo su mejor amigo lloraba en el tejado, se levantaba, miraba al cielo y cerraba los ojos para siempre.

Víctor Rodríguez, 4º ESO


Más allá de la amistad

 

Un año, seis meses y catorce días. Era el tiempo exacto que llevaba alejado de todo, recorriendo Europa. Era un sueño, pero no estaba disfrutando. Había huido. No quería enfrentarme a la realidad. Pero tenía que volver. Él nunca le había fallado.

Estaba enfrente de él. Era su mejor amigo, con quien había vivido alegrías, penas, miedos. Estaba junto a él para contarle lo que había hecho en ese tiempo. Pero esta vez era diferente. No había respuesta. Hacía ya un año y siete meses que sabía que no la habría.

Beatriz Botana, 4º ESO


Y tú, ¿de qué te ríes?

 

Vivo en España, al sur de Europa, un lugar muy soleado. Los días de sol me encanta tirarme en un parque cercano a ver pasar las nubes. Lo siento, soy así de vago. Un día, un extraño hombre con gafas de sol y un bastón se sentó en un banco cercano. Él me escuchaba y no podía dejar de reírse. Tuve que preguntarle: Y tú, ¿de qué te ríes? Me contestó: Amigo, si Dios no me hubiera quitado la vista y pudiera mirar las nubes, no sería capaz de roncar como tú lo haces.

José Ignacio Junquera, 1º Bachiller.


 

 

Sola, aturdida, abandonada en el corazón de Europa llora, sueña en cambiar, pero sólo consigue estar igual. Se perdió entre las olas que vienen y van, ya no es la que era.

Nada de lo que fue queda. Siempre dicen que los amigos te ayudan, pero a ella nadie la ayudó. Al final, entre mar y tierra se quedó.

Débora Rafael Álvarez, 1º Bachiller.


Reencuentro

 

Él era mi mejor amigo. Le hice daño. Mañana no lo veré y nunca me podrá perdonar. Viajaba a Europa, pero nunca llegó…

Necesito hablar con él, verle. Necesito que me perdone.

Los coches pasas velozmente bajo mis pies… Ahora podré verle y pedirle disculpas. Todos entenderán el porqué.

Cristian Suárez, 1º Bachiller.


Inter-raíl

 

Cogimos el tren para pasar un tiempo juntos y conocer Europa. Mi amigo y yo hablamos de todo lo que nos había pasado, y ahora me doy cuenta de que yo mismo soy una persona que casi no conocía.

Jorge Suárez, 1º Bachiller.


El tiempo nos unió

 

Antes. Antes sólo éramos dos desconocidos, viviendo en un lugar llamado Europa. De repente, un día nos presentaron, nos conocimos y fuimos amigos. Llegamos a ser eso que se llama “mejor amigo”.

Ahora, ahora somos sólo uno, uno entre millones, uno para siempre…

Icíar Suárez, 1º Bachiller.


 

Cerró los ojos. Los volvió a abrir. Todo cambió. La oscuridad se volvió eterna y el suelo resbaladizo. La habitación comenzó a inundarse de agua y Europa no sabía dónde estaba Seyn. Comenzó a mirar alrededor. Oscuridad. Se sumergió en el agua de azufre y comenzó a sentir dolor inmenso. Pero lo que detuvo su marcha fue la mirada de Seyn… Rendida sobre un pedestal. Comenzó a llover. Más fuerte que nunca. Lluvia, dolor, lluvia, dolor… Lluvia tan fría que quemaba… Y luego nada… Europa sentía arder su piel… Pero nunca llueve eternamente, el sol salió, el agua se evaporó, y su amigo apareció a su lado.

Esmeralda Nicieza, 1º Bachiller.


Primero me invadió el corazón, luego me invadió el espacio y después se marchó sin dejar rastro.Hector Mayor, 1º Bachiller.



Finalistas del concurso de microrrelatos I

10 02 2009

Categoría A (1º, 2º y 3º ESO)

Su amigo lo advirtió, él se rió. Ocho días antes de su entierro en Europa.

Adrián Quintana Miguel, 3º B

 


 

Ahora me arrepiento de no haber cogido ese avión hacia Europa para ver a mi amiga. Pero ya es tarde.

Raquel Álvarez García, 3º B

 


 

Mi amigo y yo estábamos parados delante de un coche con matrícula europea. Después de eso ya no recuerdo nada más.

Vera González, 3º B

 


 

El frío invadía las calles de Berlín. Mis amigos y yo paseábamos por aquella hermosa ciudad de Europa central. Descubrimos que un hombre nos perseguía y echamos a correr. Era cierto, aquel hombre de gabardina venía a por nosotros. De pronto un timbre invadió mi mente. Pensé en despertarme pero aún no era la hora del recreo.

Luisa Yolanda Sánchez, 3º B

 


 

Teníamos miedo, era un pueblo fantasma que se encontraba al norte de Europa. Al verlo decidimos que no era plan quedarnos más tiempo, pero no quedó otra posibilidad, se había desencadenado una tormenta de nieve.

 

Ya dentro de los edificios, nos habíamos acomodado. Uno de nuestros amigos escuchó un ruido en el edificio de al lado. Entonces decidió buscar en el portátil información de ese pueblo.

 

Resultó ser un pueblo maldito en el que el que entraba nunca salía. No se sabía por qué ese suceso, y no cuento el final porque no puedo poner más palabras.

José Antonio Álvarez, 3º B

 


 

Nos reunimos unos amigos para ver el partido del Real Madrid en competición europea sin que se enteraran nuestras madres.

 

El plan era perfecto unos minutos antes.

José Antonio Álvarez, 3º B


VIAJAR POR EL MUNDO

De pequeño tenía un sueño que era viajar por todo el mundo, pero entonces no tenía la edad correspondiente de cumplir su sueño. Su padre viajaba mucho por toda Europa con sus socios en viajes de trabajo porque tenía un trabajo el cual no le permitía estar mucho tiempo con su hijo que lo necesitaba, aunque él no se diera cuenta de esto. El pequeño logró cumplir su sueño. Junto con un socio suyo que era su mejor amigo pudo viajar por el mundo por negocios que heredó de su padre.

Adina Madalina Butura, 3º A

 


 

VIOLENCIA DE GÉNERO

Él había perdido la cabeza. Ella le entregó el corazón. Los dos paseaban como tantos otros pasando desapercibidos como una pareja de amigos que paseaba por una calle de Europa. Él, incómodo con aquella víscera sangrante que la persona que tenía al lado le había confiado. Ella, ansiosa, pretendiendo adivinar su futuro en la inútil esfera degollada. No hubiera sucedido nada si alguien hubiera rescatado aquel corazón que, minutos más tarde, él acuchilló despiadadamente.

José Antonio García, 3º A

 


LAS VACACIONES DE VERANO

Mis amigas Paula y Deva viven en una ciudad de Europa llamada Avilés y se van a ir de vacaciones a París a visitar la torre Eiffel, también van a ir Gran Bretaña a ver el palacio de Buckimghan y el Big Ben. Yo voy a ir a Ucrania con mi amiga Vicky porque me asegura que es muy hermosa. Serán unas vacaciones inolvidables.

Sheila Pérez, 1º ESO


 

LA SOLEDAD

Sentados a la mesa mis amigos y yo decidimos ir a Europa. Reunimos el dinero trabajando, y ahí descubrimos lo que era trabajar. Descubrimos la vida: soledad, una palabra tan sola, arrinconada, triste pero bella. A veces añorada, otras encontrada, la soledad…trabajar solo, levantarse a las seis y media para no cobrar mucho. La soledad…

Álvaro Manzano, 1º ESO

Leer más »