saltar a navegación

La experiencia de Covadonga, una joven abuela alumna del Ciclo.

10 Marzo 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

fotos-covadonga-2.jpgcovadonga-fotos.jpg

Hola, me llamo Covadonga y  estoy matriculada en 2º curso de Educación Infantil en el CFGS  a distancia del IES nº1 de Gijón. Tengo 46 años y soy abuela de un niño de 3,  que se llama Alejandro.

Para contaros la diferencia entre ser madre y abuela, tengo que empezar por decir que fui madre bastante joven, que estuve sola en todo momento, pues no tuve ayuda ni económica ni moral por parte del padre de mi hijo; por lo que la experiencia de ser madre se convirtió en una carga de supervivencia muy grande. La falta de experiencia, de tiempo (la mayor parte del tiempo la pasaba trabajando) y los apuros económicos no me dejaron disfrutar de mi hijo todo lo que yo quería.

Ahora con mi nieto, es totalmente distinto, disfruto cada momento que estoy con él y no me siento agobiada ni por el trabajo ni los estudios (bueno cuando estoy de exámenes paso días sin verle) por todo lo demás, cuando viene Jadrìn lo aparco todo y disfruto de su compañía.

Tengo mucha suerte porque es un niño muy despierto, alegre y me demuestra el cariño que me tiene a cada momento; la experiencia como abuela me llena de alegría y de frescura, es más,  podría decir que la relación con mi nieto todavía me acerca más a mi hijo y con los dos estoy muy satisfecha.

El hecho de trabajar, estudiar, ser madre y abuela en mi caso no supone una sobrecarga física ni emocional sino todo lo contrario, es algo equilibrado pues los ratos que paso con mi hijo y el niño me hacen muy feliz, quizás sea porque no es una obligación, es algo voluntario.

Quería comentar sobre lo que yo he vivido referente a la educación, las nuevas formas de educación que se están impartiendo actualmente desde luego tienen muchísimas ventajas para los niños/as. Hace 20 años la lecto-escritura era prácticamente de memoria y el niño/a que se quedaba atrás, le costaba mucho retomar. Ahora el aprendizaje es significativo ya desde que empiezan en EI. En otras materias como: la plástica, el dibujo se deja al niño/a que elija: colores, formas y con esa libertad se hace más autónomo y aprecia mucho más su trabajo.

La Autonomía Personal es una asignatura más que antes no lo era, con la importancia que ésta tiene para el niño/a . Las nuevas formas de educación las veo muy ventajosas.

Covadonga Lozano

8 de marzo

8 Marzo 2011
Publicado por mteresazg en: Libros recomendados
enviar comentario

bdle_abuelos.jpgEscrito por CHEMA HERAS
ilustrado por ROSA OSUNA
editado por Kalandraka, en el 2006 la 2ª ed. consultada
ISBN: 84-8464-513-4

comentado por Félix Albo

Para esta semana estaba preparado ya otro álbum, pero es que hoy es el día internacional de la mujer. Y sí, ya sé que Abuelos no es un libro que se haya utilizado nunca, que yo sepa, para este tipo de eventos. La abuela de este entrañable libro no es reivindicativa, ni revolucionaria, ni ha sufrido injustamente, ni fue estigmatizada, ni repudiada, ni…

Pero me quedo con Manuela precisamente por eso. Hoy los medios ya se encargarán de recordarnos a esas mujeres emblema, mujeres señuelo, mujeres mojón, mujeres faro. Mujeres que con sus vidas y, lamentablemente algunas con su propia muerte, han dejado una marca en las distintas crónicas de los distintos estratos de la historia.

Manuela sin embargo es una mujer mayor, coqueta, tímida, serena, tierna, amante y amada. Una mujer como muchas, como la mayoría. Feliz de tener quien la ame, que en este caso coincide que es Manuel, un abuelo dulcemente terco y enamorado que con ternura, junto a Manuela, consiguen mantener vivo ese amor que está por encima de sus cuerpos envejecidos, con el que les sobra estar juntos y disfrutarlo.

Llega el baile al pueblo. Esta noche, la gran noche, habrá baile. Manuel quiere bailar junto a Manuela, pero Manuela a todo le ve pegas. Ya está mayor y quizá por eso se ve fea, de ojos tristes, de pestañas cortas, de piel arrugada, de labios secos, de pelo gris, de piernas flaquitas… Pero Manuel, siguiendo la estructura de un cuento acumulativo y con un delicado tono poético, le da la vuelta a todo, de manera que a la persona que lee la historia le sonríe la terneza, como poco.

Es precioso el momento en el que ambos se miran a los ojos y Manuela le dice… Bueno, mejor leedlo, porque es precioso.

Además del texto, acompaña a este baile las ilustraciones de técnica mixta con acuarelas y ¿lápices de color? que dan a los personajes unas expresiones intensas. Poseen un movimiento constante y uniforme que acompañan a las palabras en todo momento.

Un lujo vaya. Va por Manuela y todas las mujeres, y las personas, como ella, y como su Manuel. 

¿Te lo vas a perder? Anda, cuéntanos qué te parece.

Feliz día de la mujer. Feliz semana. Feliz vida.

Abrazos. 

Félix Albo.

XXX Premio Destino Infantil – Apel·les Mestres

4 Marzo 2011
Publicado por mteresazg en: Libros recomendados
enviar comentario

guelita.jpg

Soñando cuentos

Consejo Asturiano de la Mujer

11 Febrero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

enlace

Ursula Szalata

Entrevista realizada a mi madre

8 Febrero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

entrevista_realizada_a_mi_madre-de-patricia-patallo-copia.pdf

Dibujo abuelas LLara

24 Enero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

dibujo_llara_abuelas.pdf

Patricia Patallo

“LAS BRUJAS”de Roald Dahl. Editorial Alfaguara 1985

20 Enero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

lasbrujas.jpg

En este libro Roald Dahl nos cuenta una fantástica aventura que un nieto vive con su abuela. Me llama la atención que el autor no pone nombre a los protagonistas de nuestra historia.

            Al inicio de la historia los padres del niño sufren un accidente en el que fallecen y su abuela debe hacerse cargo de él. El pequeño vive fascinado con las historias sobre brujas que le cuenta su abuela. Aunque su intención era vivir en Noruega, deben trasladarse a Inglaterra, donde abuela y nieto se verán envueltos en una trama de las brujas de ese país, que pretenden hacer desaparecer a todos los niños, sus principales enemigos.

            Nuestros héroes consiguen cambiar los planes de las horribles brujas y volverlos en su contra, aunque durante la aventura sufran algunos “daños colaterales”. El nieto y su abuela llegan a un punto de simbiosis en el que incluso desean fallecer al mismo tiempo.

            Personalmente me veo reflejada en la fascinación que el niño tiene por las historias que le cuenta su abuela. Recuerdo con mucho cariño aquellas noches en las que mi abuela se sentaba en mi cama y yo le pedía que me contara historias del pueblo. Ella me contaba cosas de los antepasados, de las tradiciones y fiestas populares, de cuando ella era joven, de cuando pastoreaban el ganado y aparecían los lobos o perdían animales, etc., nunca quería dormirme y le pedía que me contara una tras otra.

            Otro punto de coincidencia con nuestro protagonista es que mi abuela era para mí como mi otra madre, ya que desde pequeña todas las vacaciones las pasaba con ella en el pueblo, mientras mis padres se quedaban en la ciudad trabajando. Era ella quien se encargaba de cuidarme durante la ausencia de mi madre, a quien esperaba con gran impaciencia los fines de semana.

            En mi niñez recuerdo que no tenía miedo a las brujas, mi concepto de ellas era como “las malas del cuento” pero no como alguien real que me pudiera hacer algún daño. Mis temores infantiles se dirigían más bien hacia fantasmas, espíritus y ese estilo de cosas, quizás sea porque siempre he vivido en casas próximas al cementerio.

            Ya había leído este libro hace muchos años y casi se me había olvidado que lo tenía en casa. Me ha gustado volver a leerlo puesto que la narrativa, la temática y la fantasía es un contrapunto al tipo de literatura que habitualmente leo en esta etapa de mi vida.

Espero no haberos aburrido con mis recuerdos. Saludos para todos.

Raquel Gómez Álvarez

ABUELA DE ARRIBA, ABUELA DE ABAJO.

20 Enero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

  Este pequeño libro narra el amor, la felicidad y la convivencia de un niño de 4 años con su abuela y con su bisabuela. Su abuela, abuela de abajo, siempre en la cocina; su bisabuela, abuela de arriba, siempre en la cama en el piso superior. La buena relación del niño con ellas, hacía que las llenara de felicidad… que su vida fuera algo más que estar donde estaban, la visita del domingo cambiaba su rutina semanal.La bisabuela de 94 años fallece, su abuela de arriba, con la que comía caramelos y hablaba toda la tarde sobre los duendes, se ha ido… se pone triste… con su dolor, mira por la ventana, ve una estrella fugaz… su madre le comenta que es un beso de su bisabuela. Su abuela de abajo también fallece…Las dos personas pasaron a ser abuelas de arriba, 2 estrellas fugaces, que le mandaban besos… Con este libro, veo reflejada la vida de mi hijo de 4 años, de la buena relación, del gran cariño que tiene y que recibe de sus 2 bisabuelas y de sus 2 abuelas. De la alegría que les trasmite su visita.Cuando mira al cielo, una estrella brilla, su bisabuelo fallecido le vigila.Yo, también me veo reflejada, conocía a mis 2 bisabuelas y la relación que actualmente tengo con mis 2 abuelas es fenomenal… aunque llegará ese día… en que mire al cielo y vea sus estrellas brillar.   PATRICIA PATALLO.

20 lustros con Lala

19 Enero 2011
Publicado por mteresazg en: Aportaciones
enviar comentario

poesia_abuela.pdf

Abuelos

18 Enero 2011
Publicado por mteresazg en: Avisos
enviar comentario

Aceptamos abuelos