Artistas plásticos


BOAMISTURA es un equipo multidisciplinar(arquitectos, ingenieros, diseñadores…) con raíces en el graffiti madrileño de principios del siglo XXI.

Su trabajo se desarrolla principalmente en el espacio público.

Sus proyectos  se extienden por todo el mundo, desde  Sudáfrica, Brasil, México, EE.UU, Georgia, Argelia, Chile, Kenia, Noruega, Reino Unido, Serbia, China o Panamá y el objetivo de su trabajo es utilizar el arte urbano como una herramienta para transformar la calle y crear vínculos entre las personas.

Aman lo que hacen y sienten una gran responsabilidad con la ciudad y el tiempo en el que actualmente todos estamos inmersos.

“Los artistas son los que te tocan el corazón”

barrio-de-huertas-madrid.jpg

Los alumnos han elegido un objeto y luego nos han contado su historia.

Como inspiración, han partido del álbum ilustrado “El diario de las cajas de fósforos”, de Paul Fleischman e ilustrado por Bagram Ibatoulline. El autor de este libro fue galardonado con la medalla Newberry por esta maravillosa publicación donde realiza un homenaje a la conservación de la memoria.

bruno-munari.jpg

“Hay quien mira un objeto que no conoce y dice:me gusta o bien no me gusta y todo se acaba ahí.

Otros le buscan parecidos, pero si un diseñador quiere llegar a entender el por qué  los objetos son lo que son, deberá examinarlos bajo todos los aspectos posibles:la funcionalidad y todas sus características visuales.

Hay cosas que pueden utilizarse tal como son y otras que pueden transformarse mediante oportunos recortes y dobleces.En Milán cada día se tiran aproximadamente 360.000 envases vacíos de leche.Estos envases en manos de una persona creativa pueden convertirse en juguetes divertidos.

Tonino Milite ha reciclado creativamente uno de estos envases hasta convertirlo en una máscara que representa la cabeza de una pantera.” Bruno Munari, ¿Cómo nacen los objetos?

Siguiendo este método proyectual, Izam y Saúl han estudiado las características formales y visuales de un vaso de café para llevar y lo han transformado en algo distinto. Aquí teneis los resultados.

vasos-durcar-saul.jpg vmci-izam.jpg

1.-SAÚL: “CON VASOS DURCAR NO TE FALTARÁ EL AZUCAR”.Un vaso con apartado para llevar el sobre de azúcar y el palito  de revolver.

2.-IZAM: “VMCI. Vaso molón con incorporación”. El vaso lleva una incorporación y un orificio para mayor capacidad y llenado del grifo.

“PROYECTAR ES FÁCIL CUANDO SE SABE CÓMO HACERLO. TODO RESULTA FÁCIL CUANDO SE SABE LO QUE HAY QUE HACER PARA LLEGAR A LA SOLUCIÓN DE ALGÚN PROBLEMA”

Bruno Munari dedicó toda su vida a la búsqueda de un verdadero método de conocimiento aplicable a todos los campos. Sus reflexiones han influenciado la historia del diseño industrial y del gráfico, de la pintura, de la pedagogía y de la museología. En Japón y Francia, Munari constituye, hoy en día, uno de los referentes para los jóvenes diseñadores experimentales.

Uno de sus aportes fundamentales está en el libro Cómo nacen los objetos, en donde plantea una metodología para cualquier tipo de diseño. Plantea el proceso de diseño más allá que una simple forma de inspiración, sino de trabajo cotidiano de un científico artista o de un artista científico.

Planteó un método proyectual basado en la resolución de problemas. Esta metodología evita el inventar la rueda con cada proyecto y plantea sistematizar la resolución de problemas. Comparaba el proceso de diseño de una marca, un catálogo o un cartel con el sencillo acto de cocinar, siempre que se haga apoyándonos en un método u orden lógico en el proceso.

“El método proyectual consiste simplemente en una serie de operaciones necesarias, dispuestas en un orden lógico dictado por la experiencia. Su finalidad es la de conseguir un máximo resultado con el mínimo esfuerzo”.

http://www.aedisevilla.es/bruno-munari/

El británico Rich McCor, creativo en una agencia de medios y fotógrafo en sus ratos libres,  se ha hecho famoso en las redes porque  los ‘ojeadores’ de Lonely Planet han dado con su maravilloso perfil de Instagram y han decidido compartirlo con el mundo.

Empezó recorriendo su ciudad, Londres, intentando dar una nueva visión de los lugares más emblemáticos de la capital británica. Con recortes de papel, transforma por completo los lugares más fotografiados. Por ejemplo, ha convertido el Big Ben en un reloj de pulsera, la catedral de Saint Paul en un helado y la noria de de London Eye en una rueda de bicicleta.Le ofrecieron recorrer Europa para hacer lo mismo con otras capitales europeas. Y así retrató los lugares más emblemáticos de en París, Ámsterdam o Copenhague, entre otros.

Su  fotografía preferida, según ha explicado en una entrevista a la prensa británica, es la de las fuentes de Tower Bridge convertidas en una botella de champagne, aunque confiesa que  “tuvo que disparar hasta 50 veces para conseguir el ángulo correcto, coincidiendo con el movimiento del agua”.