Mahoma, el mensajero de Dios

22 04 2007
  • Érase una vez la Edad Media

Mahoma, el mensajero de Dios De los otros, que también existieron (o cómo la decisión de un camello no puede enfadar a nadie)

Mahoma, el mensajero de Dios

(Mohammad, Messenger of God, Moustapha Akkad. 1976)

 

Ficha técnica y artística

  • Productora: CBS & Manga films

  • Título original: Mohammad, Messenger of God

  • Director: Moustapha Akkad

  • Fotografía: Ibrahim Salem, Jack Hildyard & Said Baker

  • Diseño de producción: Tambi Larsen & Maurice Fowler

  • Dirección artística: Terry Parr & Nejib Khoury

  • Guión: Mohammad Ali Maher, H.A.L. Craig & Tewfik El-Hakim

  • Música: Maurice Jarre

  • Vestuario: Phyllis Dalton

  • Montaje: John Bloom

 

  • Hamza: Anthony Quinn

  • Hind: Irene Papas

  • Abu-Sufyan: Michael Ansara

  • Bilal: Johny Sekka

  • Khalid: Michael Forest

 

 

 

El mundo de Mahoma, el mensajero de Dios

  • Mahoma, el mensajero de Dios, es una película dirigida por Moustapha Akkad en 1976, sobre la vida de Mahoma y el nacimiento del Islam. La primera escena nos sitúa a comienzos del siglo VII d.C. en La Meca, lugar donde había nacido el Profeta en el año 570, y donde se adoraban no menos de 360 dioses diferentes. El Islam nació entre los árabes, pueblo formado por tribus, en su mayoría nómadas y dedicadas al pastoreo. Cada tribu tenía sus propias creencias y adoraban a su dios. Cada año, coincidiendo con el Gran Mercado, todas las tribus árabes se juntaban en La Meca para adorar a sus respectivos ídolos, lo cual suponía un negocio muy rentable, tanto en lo social como en lo económico. Y en estas llegó Mahoma proponiendo la existencia de un sólo Dios y que él, evidentemente, era su profeta. Este mensaje pone en peligro el equilibrio socioeconómico que había sustentado la ciudad hasta entonces, y por ello Mahoma comienza a ser mal visto primero, y perseguido después.

  • De todos los profetas de las grandes religiones monoteístas, Mahoma es del que tenemos un perfil histórico más pronunciado (lo cual no significa que todo lo que se diga de él sea cierto): nació en una familia de clase alta, pronto quedó huérfano y fue criado por su tío Abu Talib, un comerciante acomodado de La Meca. Sabía leer y escribir, la tradición dice que era un joven inteligente, mesurado y con gran facilidad en el trato. Se casó con una comerciante rica y como no tenía preocupaciones de orden material o económico, sintió la “llamada” y se retiró a meditar a una cueva del monte Hira, donde tuvo la revelación de ese mensaje que por todos los medios trata de difundir por el mundo: No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su profeta.
  • Los poderosos de La Meca temen la influencia de Mahoma en los jóvenes, temen que ponga en peligro el orden establecido con ideas que cuestionan el sistema de creencias, y por tanto de vida, de la ciudad. La doctrina monoteísta de Mahoma, espiritual y ascética, chocaba con el fetichismo y materialismo de los mercaderes de La Meca. Un oligarca de La Meca dice en la película ¿No se da cuenta que los dioses representan nuestro culto y nuestros ingresos? Para tratar de acallarle, le ofrecen posición, dinero, incluso las llaves de la Kaaba, pero al profeta sólo le interesa su mensaje. Las cosas en La Meca se ponen cada vez más feas y al final, para salvar la vida propia y la de sus seguidores, sólo queda una posibilidad: huir.
  • En el año 622, Mahoma organiza la migración de sus seguidores a Medina, la “Hégira”, acontecimiento que marca el comienzo del calendario musulmán. En esta ciudad fueron recibidos con alegría (menos por los judíos), y allí se construye la primera mezquita. Ante la falta de acuerdo acerca del lugar de la construcción, dejaron que la camella de Mahoma lo eligiera: donde ella se sentara, se erigiría la primera mezquita del Islam. La frase con la que nos deleita el “rey de de Medina” está realmente bien: La decisión de un camello no puede ofender a nadie. A partir de este momento, Mahoma actúa ya como líder religioso y político. Una de las leyes que promulga y que más inquieta a los líderes de La Meca, es la que todos los musulmanes están emparentados y son iguales ante Dios, a la vez que antepone la lealtad al Islam a la lealtad a la tribu o a la familia. Es otro ataque a la línea de flotación del modo de vida tradicional, y será esa idea la que más tarde una a todos los árabes y les proporcione una fuerza arrolladora.
  • Después de varias batallas (en las que incluso Mahoma empuñó las armas), el Profeta decide cambiar de estrategia y organizar con todos sus seguidores una marcha pacífica hacia La Meca. Al ir desarmados, no luchan contra ellos, y las autoridades mecanas tratan de llegar a un acuerdo: tregua de diez años y transcurrido en primero, los mahometanos podrán visitar La Meca durante tres días. En ese año se dedican a predicar, a llevar el mensaje divino a todas las personas, y son tantos los adeptos que consiguen, que cuando entran en La Meca y se dirigen a la Kaaba, Mahoma es ya el líder absoluto del pueblo árabe y de la nueva religión: el Islam. Las autoridades se dan cuenta que es inútil tratar de frenar a Mahoma y al Islam. Se destruyen todos los ídolos, se anulan las leyes de la ciudad (Mahoma ordenó respetar las posesiones y evitar cualquier tipo de venganza), al tiempo que el almuédano llama a la oración desde la Kaaba. La victoria de Mahoma es completa.
  • En menos de cien años, tras dominar todo el norte de África se plantaron en nuestra península, acabaron con el Imperio Romano de Oriente conquistando Constantinopla en uno de los procesos de expansión más espectaculares de la historia. Fueron una amenaza de tal calibre que los reinos europeos sólo se pusieron de acuerdo para atacarlos. Pero, sobre todo, desarrollaron una cultura impresionante, dominando las matemáticas (utilizamos sus números), la astrología, la medicina, la arquitectura (hay un movimiento social que pretende que la Alhambra sea reconocida como una de las siete maravillas del mundo actual), el regadío, la agricultura, la geografía…
  • Pero como le ocurrió también al resto de las grandes religiones, Mahoma nunca ganó del todo su batalla: la unión de todos bajo el manto del Islam. No estuvieron unidos durante las cruzadas, -hasta que llegó Saladino-, ni tampoco lo están ahora. Porque ahora (y siempre, por los siglos de los siglos), hay intereses más importantes que la fe o el pasado común.

Apostillas a Mahoma, el mensajero de Dios

  • 1. Busca información acerca del profeta Mahoma y haz un resumen.
  • 2. ¿Por qué en la película nunca se ve el rostro de Mahoma?
  • 3. Dibuja un mapa donde se localicen los principales lugares en los que transcurrió la vida de Mahoma y los lugares por donde se extendió el Islam.
  • 4. Busca información sobre la ciudad de La Meca: dónde está, qué representa esa ciudad para los musulmanes, qué actos y tradiciones se desarrollan en ella… ¿Hay alguna ciudad cuyo papel, para los cristianos, sea parecido al papel que desempeña La Meca para los musulmanes?
  • 5. Explica por qué se asocia siempre a Mahoma con una montaña.
  • 6. ¿Cuál es el mensaje que el profeta Mahoma trata de predicar por todo el mundo? Explica lo que significa ese mensaje.
  • 7. ¿Qué es la “Hégira”? Explica cuándo comienza y cuál es el fundamento del calendario musulmán. ¿Qué año es para los musulmanes el año 2007 d.C.?
  • 8. ¿Qué es el “Corán”? Busca información y haz un resumen acerca de los principios fundamentales de la religión islámica. ¿Podemos ver en la película algunos de esos principios?
  • 9. ¿Quién es Cristo para los musulmanes?
  • 10. Busca información y explica algunos componentes de nuestra cultura actual (ciencia, geografía, arquitectura, lenguaje…) que hayamos heredado de la cultura árabe en su expansión por la Península Ibérica.

 


Acciones

Informaciones

4 Comentarios a “Mahoma, el mensajero de Dios”

25 04 2007
nacho (18:02:27) :

Como os había comentado os remito el título de un libro sobr el Islam. Es el siguiente: “Cien preguntas sobre el Islam. Una entrevista a Samir Khalil Samir” realizada por dos periodistas italianos: Giorgio Paolucci y Camile Eid. El libro es bastante ameno debido a la presentación de preguntas -respuestas y me parece que dice cosas bastantes interesantes que no suelen publicar. El autor es egipcio y profesor de historia de cultura árabe y de estudios islámicos enlas universidad de Saint-Joseph de Beirut, entre otras cosas. Un saludo Nacho

3 05 2007
silvia (16:54:25) :

Hola, escribo para comentar la existencia de una incorreción histórica en este texto. Concretamente en la frase “En menos de cien años, tras acabar con el Imperio Romano de Oriente conquistando Constantinopla, y después de dominar todo el norte de África, se plantaron en nuestra península en uno de los procesos de expansión más espectaculares de la historia”. La conquista de Constantinopla por los musulmanes (concretamente los otomanos), y la consecuente caída del Imperio Romano de Oriente o Imperio Bizantino, se produjo en 1453, no a los 100 años de morir Mahoma.

6 05 2007
francisa (22:13:10) :

Hola Silvia:
Disculpas mil, ha sido una confusión que ya está subsanada.
Muchas gracias
Javier

26 06 2007
Mª Antonia Pedregal (17:24:04) :

Hola a todos. Tras haber participado en el curso “Érase una vez la Edad Media”, os cuento mi experiencia con esta película, que proyecté hace una par de cursos a un pequeño grupo de alumnos de 2º de la ESO del IES La Ería de Oviedo, los cuales estaban matriculados en la asignatura de “Alternativa a la religión”. Lo cierto es que al principio no estaban muy convencidos de querer verla, pues no les parecía nada atractiva. Les sugerí que no sólo sería interesante en sí misma sino que, además, les serviría de apoyo para estudiar el tema que en la asignatura de Ciencias Sociales de 2ª de ESO hay dedicado a El Islam. Dedicamos tres sesiones a verla y lo cierto es que su interés fue decayendo a medida que avanzaba la película, pues les resultó más atractiva la primera parte que el final.
Una vez vista, realizamos una ficha técnica de la película y un comentario en grupo de la misma. Fundamentalmente les llamaba la atención el hecho de que Mahoma no se viera físicamente en ningún momento de la película. Les pareció una ambientación adecuada, tanto la referida a la ciudad de La Meca como la de Medina, donde les expliqué como el diseño de la casa del Profeta sirvió de inspiración para crear la estructura de una mezquita..
Curiosamente la película se revalorizó a sus ojos pocas semanas después cuando vieron en clase de Ciencias Sociales el tema del Islam: la vida de Mahoma, sus predicación, los fundamentos del Corán, los preceptos que ha de cumplir todo buen musulmán… Entónces me comentaron espontáneamente como todas esas cosas ya las tenían asimiladas por haber visto la película. De esta manera, una proyección que para ellos había pasado casi sin pena ni gloria más tarde la supieron valorar positivamente y reconocieron su interés.

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario