De pe a pa, o casi.

3 01 2017

Pablo Poó Gallardo, profesor de Lengua y Literatura en Andalucía, ha escrito una carta con la que, lamentablemente, seguiré estando de acuerdo por mucho tiempo, vista mi experiencia desde que entré en el mundo de la educación hasta ahora. La reproduzco sin más porque se parece mucho a los sermones que entran por un oído y salen por el otro de la gran mayoría mis pupilos.

Siempre me preguntas lo mismo: ¿Para  qué quiero estudiar si yo voy a trabajar en el campo?  o ¿Para qué quiero estudiar lengua si voy a ser peluquera?  No sabes nada de la vida; y no lo sabes porque lo tienes todo. A pesar de que en casa no entra mucho dinero, nunca te ha faltado de nada, porque tienes unos padres que se parten el lomo por ti para que, precisamente, nada te falte: tienes tu móvil, tus sudaderas un tanto horteras, te pagan tus botellones, tus videoconsolas. De puta madre todo.

Pero la vida no tiene nada que ver con la burbuja utópica en la que os envolvemos durante toda la ESO. La vida es una putada; y no te espera, no te comprende y no te hace recuperaciones. ¿Crees que cuando vayas a echar una beca fuera de plazo te van a aceptar la solicitud? Aquí puedes traer la autorización para una excursión cuando te salga del alma, hasta te la cogemos en la misma puerta del bus, pobrecito, no se vaya a traumatizar. ¿Crees que si no llegas a la nota media del ciclo que quieres estudiar vas a entrar por tu cara bonita? No, te vas a quedar en casa y te vas a comer tu título de secundaria con patatas.

La vida no es la ESO, desconfía de todos aquellos que quieren que seas feliz entre los 12 y los 16. Cuando seas mayor de edad les vas a importar un pimiento: hicimos todo lo que pudimos, adaptamos las asignaturas que no aprobaba, firmamos compromisos educativos por su mal comportamiento, le hicimos rellenar cuatrocientas doce fichas de reflexión… No entiendo qué pudo pasar. Pasó que menos prepararos para la vida hacen con vosotros de todo; y luego, en tu ciclo, cuanto de pongan un examen de dos o más temas, no vas a tener genitales de aprobarlo. No porque seas tonto, sino porque no te hemos enseñado  a estudiar, ni a esforzarte, ni a pensar. Y dejarás el ciclo y volverás a tu casa con un papel que pone que has terminado la ESO y ya me contarás para qué te sirve. Pero los que quisieron hacerte feliz hasta los 16 hicieron todo lo que pudieron, no vayas a pedirles cuentas. Estarán liados con otra generación.

¿Qué clase de contratos vas a firmar, si no te enteras de lo que pone en los textos que leemos en clase? Cuando te des cuenta, y eso con suerte de que te contraten, habrás estampado tu firma sobre un sueldo de mierda o sobre una jornada laboral eterna. Y si no haces lo que te dicen, y como te lo dicen, a la calle. No eres especial, hay treinta más como tú deseando coger ese hipotético puesto de trabajo. Hipotético significa supuesto. Supuesto, imaginado.

No te hace falta el Romanticismo para trabajar en el campo, tampoco para coger rulos, pero sí para saber que, hace doscientos años, unos cuantos tuvieron el valor suficiente para hacerles frente a las normas de una sociedad que creían injusta, con la que no se sentían identificados. Y tú, que no tienes referentes culturales, que leemos cualquier texto y, en cada línea, hay tres palabras que no entiendes porque es la primera vez que las escuchas, pensarás que hay cosas imposibles porque, simplemente, mientras rellenabas fichas de reflexión, nadie te enseñó que, antes que vuestra merced, varias generaciones ya lo habían conseguido.

Cuando te hablen desde el atril, aplaudirás como un idiota, te creerás sus monsergas; y todo porque no tienes sentido crítico. Porque nos tienen tan ocupados con la burocracia y las triquiñuelas de cada ley educativa que nos imponen para aprobaros por la cara que ya no os enseñamos a pensar. Te echarás piedras sobre tu propio tejado sin darte cuenta, pero luego irás al bar y, en la barra, repetirás lo que quieren que repitas y, entre tus chapucillas y el paro, irás tirando.

Que no, que la vida no es como la ESO. Que estudiar asignaturas distintas te sirve para ampliar tu cultura y, con ella, tu mente. Parece mentira pero, en las mentes abiertas, es más difícil entrar. Una mente simple se conquista fácilmente, solo tiene una puerta. No puedes terminar una maratón si nunca has entrenado, por mucha capacidad física que tengas. No puedes terminar un ciclo o un bachillerato si antes no has adquirido un método y un hábito de esfuerzo y estudio.

Siéntete mal por no haber aprobado, piensa que tu futuro depende en gran parte de lo que hagas ahora. Y, a partir de enero, vas a venir aquí a dejarte la piel: vas  a dejar de dormir en clase  y pensar que no puedes solo porque no lo intentas; vas a demostrar que no necesitas que te bajemos el nivel, porque sabes que tienes capacidad de sobra. A partir de enero me vas a entregar todo lo que te pida y como te lo pida por que si no, pequeño, estás perdido. No ahora, seguramente te sacarás el título. Lo sabes tú y lo sé yo.

Pero a mí me importas de verdad porque nuestra relación no se acaba cuando cumplas dieciséis, yo he firmado un contrato contigo de por vida.

El “casi” de mi acuerdo total con el texto viene por esa última frase: no sé si podré soportar, de por vida, llegar a casa otra tarde con el alma en el suelo.

P.S. Como es evidente, el hartazgo es compartido por muchos compañeros. Empezamos a decirlo alto y claro. Igual hasta acabamos unidos y poniendo las cosas en su sitio. Carta de una profesora harta al claustro (que suscribo, obviamente). Gracias a los que saben poner en palabras las sensaciones.



Cosas veredes

3 06 2016

Cada vez me cuesta más atreverme a perpetrar un artículo, porque raramente llega el pinchazo de la emoción, algún impacto que deje a un lado cansancio y urgencias, obligaciones cotidianas que absorben la vida sin apenas dejar tiempo para vivir.

Pero hay un personaje cuya historia me impresionó cuando la leí hace años y que llamará ahora la atención a muchas más personas gracias a la concesión del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2016: un investigador del prestigiosísimo MIT, el estadounidense Hugh Herr.

¿Qué tiene de especial este diseñador de prótesis biónicas? Para mí representa el vivo ejemplo de cómo el esfuerzo, el espíritu de superación ante las adversidades, la formación y la cultura son el mejor camino que uno puede elegir para sentirse bien.

Con las dos  piernas amputadas a los 17 años tras un accidente en la montaña (era y es un excelente escalador), decidió estudiar física e ingeniería para volver a disfrutar de su pasión. Del empeño e inteligencia de Herr han salido prótesis prodigiosas. Hay que verlo para seguir agradeciendo las maravillas de la ciencia y la tecnología, esas que en un futuro cercano harán que la discapacidad sea superada por la biónica y todos tengamos algo de cyborg.

Hugh Herr

(Reseñas sobre el premio Princesa de Asturias a Hugh Herr en la prensa:  La Nueva EspañaEl mundoABCEl paísRTVELa vanguardiaMuy interesanteNational GeographicThe New York TimesEuronews).

Otra noticia que casi me anima a escribir fue la de la comadreja que dio al traste con un expermiento del gran acelerador de partículas de Ginebra (que suena a cachondeo).

Pero que un astrofísico que apenas si puede mover los ojos sea capaz no ya de seguir produciendo ciencia sino de protagonizar el anuncio de un coche, ¡eso sí que no lo hubiera creído nunca!

¿Se imaginan ustedes lo que serían capaces de hacer juntos Hugh Herr y Stephen Hawking?  Cosas verdes…

P.S. ¿Serán los exoesqueletos una solución para la inmovilidad? La ciencia está empezando.



Ausencia

30 12 2015

Dice una muy querida amiga que tengo a Eureka abandonado. Debo darle la razón, casi toda, porque desde hace un par de años le estoy siendo infiel con la plataforma Moodle del instituto donde trabajo (todo tiene ventajas e inconvenientes: el blog como apoyo multimedia, Moodle para que los chavales faenen). Pero más que nada me falta inspiración.

Alguna noticia martillea a veces mi neurona para que la comparta (los avances de las impresoras 3D, las piernas biónicas de Hugh Herr, el centenario de la teoría de la relatividad…). La foto de Aylan en la orilla, que no quiero olvidar.

Las lecturas que me han acompañado las últimas semanas han sido  Despertad al Diplodocus y El libro blanco de la función docente no universitaria.  Estoy preocupada- qué profesor no- por este mundo al que accedí sin ninguna vocación (nunca he dicho lo contrario) y que aún hoy sigue costándome sangre, sudor y lágrimas; pero intento suplir mi desafección por la docencia con responsabilidad, esfuerzo, estudio… Esos valores que hace una generación, no más, absorbimos de nuestras familias humildes, honestas, trabajadoras. Tal vez el desaguisado actual pueda arreglarse al cabo de otra.

Despedí el curso llevando a algunos pupilos propios y otros ajenos (la mayoría estaban pirando alegremente) a la tumba de Don Severo Ochoa. Chavales del Concejo de Valdés que estudian en el instituto que lleva el nombre del insigne Premio Nobel luarqués apenas saben nada de él, ni mucho menos que está enterrado junto a su esposa en nuestro cementerio.

tumba Severo Ochoa en Luarca

Tumba de Severo Ochoa y Carmen García Covián en Luarca (Asturias)

Puede que poco ayude al reconocimiento de Severo Ochoa el indigno lugar donde está colocado el monumento que se erigió en Luarca con motivo del centenario de su nacimiento (para gustos hay colores). O que si alguien quiere informarse sobre la huella del más ilustre vecino en su pueblo natal halla de recurrir a páginas diferentes a las de Ayuntamiento de Valdés, que le dedica un raquítico espacio.

Monumento a Severo Ochoa en Luarca, su villa natal

Monumento a Severo Ochoa en Luarca (Asturias)

Asistí no ha mucho a una ponencia sobre cómo atender a alumnos de altas capacidades en el aula (un sábado por la mañana, oigan, así, por amor al arte, cosa que apunto por estar harta de oír eso de que la vagancia de los profes). Tras el pertinente Saluda del Alcalde, allí presente por ser el Director del Colegio cuya AMPA organizaba la charla, la ponente comenzó su exposición con una frase parecida a me alegra que haya aquí un político y que considere importante la atención a los niños de altas capacidades, porque ellos serán los que nos puedan salvar de los mediocres que nos gobiernan. Amén.

Aprovecho este artículo para colgar las fotos de dos trabajos realizados durante el curso escolar pasado: uno sobre los tamaños relativos del universo (ese con mis alumnos de 4º de diversificación) y otro en colaboración con el Departamento de Historia, una línea del tiempo que nos encargamos de pegar en los pasillos durante la primera semana de julio con la inestimable ayuda de mis sobrinas pequeñas (¡sois geniales!) (Anda, en la primera semana de julio, cuando estamos de vacaciones…). ¿Se parecerá a esto que hablan ahora de trabajo por proyectos, aprendizaje cooperativo bla bla? Descubrimos la pólvora.

Esta película necesita Flash Player 7

Esta película necesita Flash Player 7

Estoy quemada, señores, con estándares, indicadores, rúbricas, escalas de valoración… De ahí el tono de este artículo. Para despedirlo, voy a cambiar el chip y pensar en los magníficos propósitos que todos tenemos para el Año Nuevo.

Se cumplan o no el adiós kilos y el hello english,  ¡feliz 2016!

P. S. Con la historia de la vida de la palangana tal vez hubiera escrito otro artículo.



Ahora, o tal vez nunca

20 03 2015

¿Qué será de nosotros dentro de once años? ¿Y de nuestros pupilos? Pensando en uno de esos momentos que se convierten en pequeñas inolvidables historias de mi prosaica vida, recordé una escena de poco más de tres lustros atrás.

En el verano de 1999, mi sobrino de entonces diez primaveras refrescaba los calores de un día de soleado de agosto jugando bajo el chorro de una manguera. Andábamos los demás pendientes del mayor eclipse que nos había tocado vivir. Esa sensación de descenso térmico, de viento inesperado, de oscurecida y hasta de quietud… Terminó con el baño improvisado del chaval, que asustado corrió hacia donde los mayores guarecíamos nuestros ojos bajo una máscara de soldador del número 14. Retina salvada, y grabada con la felicidad del agua en el rostro de Miguel.

De aquel día no quedó foto, pero si la hubiera seguro que reflejaría la absoluta satisfacción de un instante, como esta imagen captada por la chilena Camila Massú:

Camila Massú

No todos los eclipses pasarán a la Historia como aquel de 1919 que permitió comprobar la Teoría de la relatividad general, pero algunos sí quedarán en la memoria sentimental de quienes los compartimos.

¿Cuántos profes se “saltarán” el programa para sacar a sus pupilos al patio y darles la oportunidad de guardar la felicidad de un instante? Porque díganme ustedes cuántas estaciones han entrado el mismo día que un eclipse a lo largo de su vida… Equinoccio de primavera, que este especial 20 de marzo de 2015 apunta también en su cesta de efemérides astronómicas.

 eclipse 20 marzo Asturias

Del eclipse solar del 20 de marzo de 2015 nada les voy a contar mejor de lo que ya está publicado. Dejo aquí unos cuantos enlaces, para despistados de última hora:

Ministerio de Fomento de EspañaABC (Ciencia)El mundo (hechizo de eclipse), El PaísNASA, vídeo explicativoinfografía.

Mucha precaución para ver el eclipse. A falta de poder irnos a las Islas Feroe, me temo que los asturianos, una vez más, tendremos a las nubes por montera, así que… Nos citamos para dentro de once años. ¡Hasta el próximo eclipse!



Deseos. En dos palabras. Y una música.

18 12 2014

feliz navidad

Carol of the bells, versión de los artistas del sello Windham Hill



De carne y cuerda

11 12 2014

Maneras de sobrevivir.



De bien nacidos…

16 11 2014

Es ser agradecidos. Luarca, Asturias, España también, tienen una deuda de reconocimiento a la enorme figura científica Don Severo Ochoa de Albornoz. No así el resto del mundo, donde la labor de este luarqués incomparable ha sido reconocida con un Premio Nobel y con la mención constante a sus trabajos en el seno de la comunidad científica.

Y no enlazo el nombre de Don Severo a ninguna página. Gugléenlo ustedes, y tal vez así se hagan una idea de lo que le debemos.

Una vez al año, Luarca y el IES Carmen y Severo Ochoa disfrutan de otro poco más de su herencia. Aquí tienen la información completa sobre las actividades programadas en la XII Semana de la Ciencia, que tendrá lugar del 19 al 21 de noviembre de 2014.

semana ciencia

La CULTURA es también de ciencias.



Volver, que otro curso no es nada

22 09 2014

Como nada nuevo son las TIC en el aula… ¿Quién dice que la dotación de medios resulta insuficiente? En mis clases vamos sobrados…

 pasando del profe con los móviles

(Imagen de esta página recomendada de mates)

 Hay que volver con buen humor. Es gratis.



Modestia aparte

20 06 2014

¡Cómo no me van a dar ganas de escribir algo después de leer la dedicatoria de mis pupilos! Subidón de fin de curso, que compensa casi todos los sudores del año. ¡Gracias, tutorandos! Por supuesto que os recordaré. Con afecto y con mucho orgullo. Palabras como las vuestras dan sentido a muchos días en los que cuesta encontrarlo.

4º div junio 2014

tutor�a 4º div 2013-2014

Tutoría de 2PDC-2, IES Carmen y Severo Ochoa (Luarca). 2014.



And the winner is…

7 04 2014

Esa frase oímos durante años para anunciar al ganador de algún Óscar cinematográfico. Sirva ahora de entrada para presentar a la foto ganadora en 2014 del Concurso que anualmente organiza la NASA. ¡El viento atrapado en una imagen!

foto Canarias ganadora NASA 

(La NASA felicita a Canarias publicando sus cinco fotos favoritas de las islas).