Píldoras

4 11 2013

Ojeando periódicos, oyendo la radio, incluso al salir de muchas clases, casi me dan ganas de abrir un espacio en Twitter, por aquello de compartir curiosidades o impactos yendo al grano: una frase, un enlace, y listo. Que fiar estas cosas a los resquicios memoria o  a un papel garabateado no trae cuenta.

De hoy ya habrían salido un par de gorjeos. Uno, a cuenta del artículo del físico y escritor Manuel Lozano Leyva. Envidio ese saber hilar vidas y ciencia. Y cómo me alegra también encontrar en las portadas de la prensa más argumentos para que los escépticos del conocimiento per se tengan a bien ampliar sus fronteras.

Laa segunda sensación del día (posible futurotuit) ha sido un despliegue de imaginación:

(a los publicistas de Honda ya les gustaba encadenar sucesos).

Estas pildoritas son de las que no causan efectos negativos. Como el saber. ¡A cuidarse!