Siempre es el amor

14 05 2020

Seguro que en este blog he hablado más de una vez de Carl Sagan, y de lo muchísimo que me gustaba ver su estupenda serie Cosmos.

También me gustar contar en clase, alguna que otra vez, que el ser humano ha lanzado al espacio algo parecido a un mensaje en una botella en el mar, en forma de discos de oro en las Voyager (una ya ha abandonado nuestro Sistema Solar, que más de 40 años viajando dan para algo).

Se publica hoy un artículo en ABC cultural que me ha despertado, al menos un poco, de esta vida rutinaria de trabajo mezclada con el desánimo de una profesión en la que pido unas tareas de recuperación y llegan hechas (cómo no) por alguien que seguro no es el alumno. Hala, y encima me siento mal por no haber sido capaz de pedir algo “no falsificable”.

En fin, que llueve y hace frío a mediados de mayo. Y a mediados de la vida.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  261  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image