Para pensar críticamente la paz

 

30 de enero

 

Día escolar de la no violencia y de la paz

 

“¿Qué tiene de común el lobo con el cordero? ¿Qué paz puede haber entre la hiena y el perro? ¿Y qué paz entre el rico y el pobre?”

Eclesiástico; 13, 17-19

 

“La seguridad nos importa más que la paz”

Len Rosen, banquero

 

“Ahora padecemos los males de una paz prolongada; la molicie, que es la peor de las armas, duerme con nosotros”

Juvenal, poeta

 

“Un conflicto armado entre naciones nos horroriza. Pero una guerra económica no es mejor que un conflicto armado. Una guerra económica es una tortura prolongada. El movimiento por la paz es hoy fuerte. Pero no puedo evitar temer que este movimiento fracase por no llegar a la raíz del mal: la codicia humana”

Mahatma Gandhi, estadista

 

“Algo en el subconsciente se irrita cuando se defiende la paz de una forma tan pacífica”

G. K. Chesterton, escritor

 

“Mis ejércitos avanzan, mis generales vencen, y mis poetas ya componen odas para ensalzar la próxima paz”

Federico II, el Grande, rey de Prusia

 

“Hacen una carnicería, y luego lo llaman paz”

Cornelio Tácito, historiador

 

“¡Ay de los profetas insensatos! Por cuanto inducen a mi pueblo al error, y gritan ¡Paz! no habiendo paz. Y cuando aquéllos levantan un muro, éstos lo revocan de barro”

Ezequiel; 13, 2 y 10

 

“La paz puede llegar a ser únicamente la miserable condición de la supervivencia, sólo la extrema urgencia de escapar a la muerte”

Michael Hardt y Antonio Negri, filósofos

 

“La paz no es solamente la ausencia de guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo en paz”

Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz en 1992

 

“Quien quiera la paz, que prepare la guerra”

Flavio Vegecio, escritor

 

“Un planeta definitivamente pacificado sería un mundo ajeno a la distinción entre amigo y enemigo; y, en consecuencia, carente de amistad”

Carl Schmitt, jurista

 

“Para los poderosos de hoy todo aquello que descarte la idea de violencia es admirable; nuestros ricos desean antes que nada morir en paz: después de ellos, el diluvio…”

Georges Sorel, sindicalista

 

“Si tengo que escoger entre la paz y hacer lo correcto, escojo hacer lo correcto”

Theodore Roosevelt, 26º Presidente de los Estados Unidos

 

“La paz no podrá ser nunca sólo una paz de compromiso”

Ernst Jünger, escritor

 

“Los conflictos bélicos de 1914 y 1939 muestran que la primera gran obra común de toda la humanidad en la historia no ha sido la paz, sino la guerra”

Ernst Jünger, escritor

 

“Todas las potencias militares proclaman su ansia de paz, una paz permanente. Según los políticos y estadistas, todas las guerras son defensivas y consolidan la paz”

Harry H. Turney-High, antropólogo

 

“Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera”

La Rochefoucauld, militar y moralista

 

“La paz con el prójimo no es sino un deseo de mejorar nuestra condición, un cansancio de la guerra y un temor a algún mal trance”

La Rochefoucauld, militar y moralista

 

“Podemos observar en la república de los perros que todo el Estado disfruta de la paz más absoluta después de una comida bien abundante”

Jonathan Swift, escritor

 

“Casi todos nosotros buscamos la paz y la libertad, pero pocos tenemos el entusiasmo para seguir tales pensamientos”

Aldous Huxley, escritor

 

“El fin del derecho es la paz; y la lucha, el medio para alcanzarlo. Sin lucha no hay derecho, como sin trabajo no hay propiedad”

Rudolf Von Ihering, jurista

 

“Para los opresores, los seres humanos sólo son ellos. Los otros son objetos, cosas. Para ellos, sólo existe un derecho, su derecho a vivir en paz, frente al derecho a sobrevivir que tal vez ni siquiera reconocen, sino solamente admiten a los oprimidos”

Paulo Freire, pedagogo

 

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  144  veces

1 comentario para “Para pensar críticamente la paz”

  1. Beatriz Chacón González escribe:

    Creo que los antiguos gobiernos (pongamos de ejemplo el III Reich de Hitler o el comunismo de Stalin), trataban de tapar sus errores respecto a los conflictos internacionales correspondientes firmando, más tarde, tratados de Paz, Paz que no les importaba a ninguno de ellos. Desde mi punto de vista, la Paz es tan importante como cualquier necesidad primaria de un ser humano. Sin ella, ninguno de nosotros sería feliz. Es esencial para una buena convivencia grupal con nuestros seres cercanos. Es imposible vivir en una utopía, pero sí que es posible vivir en base a una Paz mundial entre los pueblos; y eso depende de nosotros.

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image