Eva negra y Adán cromosómico

A través del estudio mitocondrial, se ha descubierto que todos los seres humanos descienden, por línea materna, de una única mujer que vivió hace alrededor de doscientos mil años, aproximadamente en la frontera entre las actuales Namibia y Angola. Básicamente, esto quiere decir que, de todas las mujeres que vivían en esa época, sólo una logró tener una línea de descendencia ininterrumpida hasta nuestros días, pues, en uno u otro punto de la historia, cada una de las otras mujeres tuvo sólo descendientes masculinos. Se trata de la llamada “Eva mitocondrial” o “Eva genética”.

En cambio, a través del estudio del cromosoma Y, se ha descubierto que, por línea paterna, todos descendemos de un único hombre que vivió hace alrededor de doscientos ocho mil años, en la costa atlántica del centro de África. En otras palabras, todos los otros hombres que vivieron en su época en algún momento tuvieron sólo descendientes mujeres. Es el “Adán cromosómico” o “Adán genético”.

Pero esto NO quiere decir:

(1)   Que eran la única mujer o el único hombre vivos en ese instante, sino que fueron los únicos cuyos descendientes han sido hasta nuestros días ininterrumpidamente mujeres u hombres, según corresponda.

 

(2)   Que fueran la primera mujer o el primer hombre que existieron. Hubo otros seres humanos anteriores, pero su línea materna o paterna se interrumpió antes de llegar a nuestros días.

 

(3)   Que el “Adán genético” vivió al mismo tiempo que la “Eva genética”. Lo más probable es que estén separados, no se sabe con exactitud, pero se piensa que han estado más cerca de lo que se creía. Ni siquiera vivieron en el mismo lugar.

 

Mario Sánchez Martínez

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  130  veces

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image