Más sobre la manada

Las violaciones son un problema social. Los violadores se creen que tienen derecho a asaltar y maltratar a personas. Lo que hacen es un delito que hay que denunciar y castigar severamente. 

 

No podemos dejar que vuelvan a pasar casos como el de un hombre que violó a tres mujeres, dos de ellas menores, o el tan famoso de “La manada”: cinco hombres que creyeron que era divertido espiar, perseguir y violar a una mujer ebria en un portal. En ambos casos, la sentencia fue igual: unos 10 años de cárcel y una indemnización. Ésta última fue mucho más severa en el caso de “La manada” por su repercusión pública. ¿Os imagináis que hubiera pasado si no hubiera trascendido? Seguramente, esos hombres hubieran salido impunes o, como mucho, hubieran tenido que pagar una pequeña indemnización a la víctima.

 

El cambio debe empezar en la justicia y en las leyes. Deben ser modificadas y deben mejorarse, porque muchos de los problemas que hay con la justicia se encuentran en las lagunas existentes en las leyes. Estas leyes, más definidas, harán que la sociedad caiga en la cuenta de la gravedad del asunto.

 

Irene Álvarez González

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  20  veces

3 Comentarios para “Más sobre la manada”

  1. Javier Criado González escribe:

    Tienes toda la razón. No diría que hay un sistema judicial patriarcal, pero casi lo es. En mi opinión, no había suficientes pruebas para determinar que fuese un abuso y no una violación. Pero es lógico que se considere una violación por la brutalidad y la grabación de dicha brutalidad…

  2. Mara Álvarez Correoso escribe:

    Para mí, vivimos en un sistema patriarcal. Eso se hace patente en las múltiples dificultades que tiene que pasar la mujer para alcanzar una misma posición que el hombre. Una claro ejemplo de ello sería el mayor número de hombres ocupando cargos de responsabilidad pública, como, por ejemplo, los jueces.
    Centrándome ahora en “La manada”, mi opinión es que se trata claramente de un caso de violación, pese a la “poca resistencia” que la chica parece mostrar en los vídeos. Aunque ella iba ebria y se encontraba sola, ¿creéis que en algún momento esa chica quiso ser penetrada de forma tan brutal, sin ningún tipo de respeto a ella, por parte de alguno de esos hombres?

  3. Noemí Gómez Castro escribe:

    Estoy totalmente de acuerdo con el último comentario. Vivimos en una sociedad patriarcal a la que todavía le falta mucho por aprender; en una sociedad que no solo pone en duda la palabra de la víctima, sino que también la tacha de culpable: “que no hubiera bebido”, “les dio cancha”, “¿quién le manda ir así vestida?”, y un gran etcétera.
    Realmente pienso que el mundo no es totalmente consciente de la gravedad de este asunto y esto se comprueba fácilmente viendo cómo hay muchas personas que se indignan más por el hecho de las casi inexistentes denuncias falsas de acoso que por las verdaderas violaciones o asesinatos por violencia de género, a lo que se hace completamente oídos sordos. Y, aunque me vaya por las ramas, no solo le hacen oídos sordos a eso, sino también a la brecha salarial, al techo de cristal, a los roles de género, a la hipersexualización de la mujer…
    Con todo esto quiero decir que, se quiera ver o no, vivimos en un mundo en el que las mujeres estamos aún en una situación de tremenda desigualdad respecto al hombre; y estamos hablando del primer mundo, porque, si nos pusiéramos a hablar de la desigualdad de género en países tercermundistas, la cosa daría para escribir dos o tres libros.

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image