El postureo

Todos (o la gran mayoría de nosotros) subimos fotos a la red, contamos dónde estamos, qué hacemos; contamos nuestra vida en general, pero ¿es realmente esto necesario? Probablemente eso nos haga sentirnos mejor; sentirnos quizá más aceptados. Nos gusta ver cómo la gente acepta lo que hacemos y comprobar que lo que ven de nosotros les agrada.

Todos sabemos que allí donde hay sociedad, hay personas que juzgan. Toda la vida en comunidad está atravesada por mil y una etiquetas. El postureo ha pasado a formar parte del día a día de gran parte de la gente: el dar la imagen deseada, el aparentar ser algo más…

Creo que todo esto se ha visto multiplicado por las redes sociales. Si antes se intentaba copiar algunos elementos fácilmente reconocibles, hoy se hace lo mismo para aparentar ser una persona normal de clase media. El nuevo postureo se rige por un mecanismo de todo o nada. Seamos los que seamos, todos tenemos tiempo de ocio y nos gusta vivir la vida. Nuestra vida social se apoya, cada vez más, no en cómo somos, sino en lo que mostramos en las redes sociales. Pero la imagen que damos sólo se parece a la que queremos dar a través de estos perfiles virtuales.

Beatriz Chacón González

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  29  veces

1 comentario para “El postureo”

  1. Mara Álvarez Correoso escribe:

    Desde mi punto de vista, subimos tanta información a las redes sociales sólo por demostrar que somos más felices que los demás, y que nuestra vida es mejor. Detrás de todo eso existe una inseguridad en la persona. Y lo hacemos sin tener en cuenta los peligros que supone subir información a las redes sociales y lo poco conscientes que somos de ellos.

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image