El efecto mariposa

“Se dice que algo tan pequeño como el aleteo de una mariposa puede desencadenar un huracán en el otro extremo del mundo”

Teoría del caos

Con esta frase empieza la película “Efecto Mariposa” (2004), que es del género de ciencia ficción/suspense. En esta película se explica cómo el hecho de tomar una decisión u otra, por más insignificante que ésta sea, puede causar dos finales totalmente distintos.

Evan es el protagonista y, desde pequeño, tiene problemas de memoria. Esto le hace sufrir lagunas mentales y, por eso, cuando tiene 7 años, empieza a escribir un diario. Muchos años después, cuando ya está en la universidad estudiando la carrera de Psicología, encuentra su diario de nuevo y, al leerlo, consigue volver al pasado. Una vez allí, intenta cambiar algo para que Amy, una persona muy especial para él, no acabe suicidándose. El problema es que, al hacerlo, otra persona cercana a él (e incluso él mismo en una de las ocasiones que altera el pasado) sale perjudicada; y así siempre, cada vez que lo intenta. Es decir, todo final es trágico. Al final de la película, Evan vuelve al pasado una vez más, pero retrocede unos cuantos años más, para hacer que Amy y él no se lleguen a conocer.

Cada vez que veo esta película me hace reflexionar que no hay nada que sea predecible con total exactitud; o lo que para mí es lo mismo, que el “destino”, como algo inevitable o ya preestablecido, no existe. Creo que cada persona va formando su propio camino, consiguiendo objetivos, desperdiciando o aprovechando oportunidades, aprendiendo de los errores y luchando por lo que quiere; y entre todas esas decisiones que debemos ir tomando a lo largo de la vida, es donde verdaderamente se encuentra el “Efecto Mariposa” que determina nuestro futuro.

Lucía López Fernández

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  9  veces

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image