Artículos de Febrero 2019

La eutanasia

Martes, 26 Febrero 2019

La eutanasia es un tema de mucha controversia en la actualidad, respecto al cual se pueden dar buenos argumentos tanto a favor como en contra. A continuación, voy a exponer los principales razonamientos que hay sobre la eutanasia.

El principal argumento a favor de la legalización de la eutanasia se basa en la autodeterminación de los ciudadanos libres. En las sociedades actuales, las leyes no deberían restringir el derecho de los ciudadanos a decidir cuándo tiene que terminar su vida; es decir, la ciudadanía debería tener la posibilidad de poner fin a su propia vida. El derecho a decidir cuando acaba su vida depende de la conciencia de cada uno.

Otro argumento podría ser la piedad por el paciente que está sufriendo. No es posible negar el dolor y el sufrimiento de un enfermo; y su derecho a reclamar una muerte “digna” y sin dolor debería estar garantizado. A lo anterior se podría añadir que los gastos que el paciente terminal genera en tratamientos paliativos, como calmantes y analgésicos, se podrían aprovechar para tratar a otros pacientes con posibilidad de sobrevivir. No creo que este último sea un buen argumento, pero puede ser valorado.

El principal argumento en contra sería la inviolabilidad de la vida humana. El Estado no puede decidir cuándo se acaba la vida de nadie, por muy enfermo que esté. También está al que podríamos denominar como argumento “insolidario”, por el que los enfermos se ven como una carga insostenible para los familiares, los cuales quieren acabar con sus vidas para poner punto y final a sus obligaciones.

La eutanasia también podría afectar al derecho de otras personas. La muerte asistida del paciente involucra a terceros: los médicos y técnicos sanitarios que asisten la eutanasia, o las personas que pueden verse obligados a tomar decisiones sobre las que no están seguras. Como he dicho antes, si se diese el caso de que la eutanasia llegase a ser legal, la idea de que el paciente es un peso para la familia podría exponer a personas vulnerables a presiones para acabar con su vida o con la de algún familiar.

En mi opinión, la eutanasia debería ser un derecho garantizado siempre y cuando se trate de un enfermo terminal que, además, experimente sufrimiento físico. Alguien que esté sufriendo, pero cuya enfermedad pueda ser curada o tenga tratamiento viable, no podría ejercer este derecho. Sin un estudio previo y profundo de la situación del paciente o solicitante, no debería darse vía libre a la muerte asistida.

Javier Criado González

¿Existe la virginidad?

Sábado, 23 Febrero 2019

En las mujeres, desde muy pequeñas, la virginidad es una de las cosas a las que más importancia se les da. Las familias nos explican que debemos “guardarla” para alguien importante; los profesores de biología nos hablan del cambio físico en el cuerpo de la mujer y de la rotura del himen, que es el tejido que cubre, aunque no totalmente, la salida de la vagina. Pero el problema de la virginidad es que no existe.

¿Qué es la virginidad? La virginidad es un concepto puramente social que tiene como propósito controlar la sexualidad de la mujer. Es una idea impuesta por diferentes culturas y religiones. Tiene siglos de antigüedad y se refiere a la “pureza e inocencia” de una mujer antes de haber sido tocada sexualmente por un hombre.

Algunas de las formas más comunes de entender la pérdida de la virginidad y la explicación de por qué son tan terribles serían las siguientes:

  • “La virginidad se pierde al haber penetración pene-vagina.” Esta definición, manejada por la mayoría de la gente, se basa en la normativa heterosexual; es decir, en que toda persona sexualmente activa está con alguien del otro sexo. Pero esto no es así.“La virginidad se pierde al romperse el himen.
  • ” Hay mujeres que nacen sin himen, mujeres a las que se les rompe por accidente, incluso de niñas. Hay mujeres que tiene relaciones sexuales y el himen no se rompe. ¡El himen no lo es todo!
  • “La virginidad se pierde cuando hay orgasmo”. Según explicó la doctora Sherry Ross al diario británico The Independent, entre el 10% y el 20% de las mujeres nunca llegan a un orgasmo. Pero no se dudaría en que están manteniendo relaciones sexuales.

Pero, entonces, ¿qué importancia debemos darle? El perder la virginidad no es un momento definitivo en la vida, no es la última meta antes de volverse mujer adulta. Lo que sí existe son las relaciones sexuales, y la primera vez que se tienen. El principal problema es que el “sexo” se ha definido casi exclusivamente como “sexo heterosexual” y, consiguientemente, a toda práctica que no sea la explícita penetración no se la considera como una relación sexual, sino meramente algo previo que carece de relevancia. Sin embargo, sí que importa: hay que darle el valor y el tiempo que merece. Esto no significa que la primera vez no sea importante. Lo importante es no dejar que otros te impongan cómo se debe vivir ese momento. La virginidad en una sociedad que venera vírgenes es Revolucionario.

Carmen Soriano Vilorio

La contaminación plástica

Sábado, 16 Febrero 2019

Poco se puede decir que no se sepa ya acerca de uno de los temas que más polémica está causando desde hace unos años, el tema de la contaminación. Ahora se están tomando medidas, por ejemplo, para intentar frenar la producción de plásticos, que es uno de los materiales más dañinos para el medio. Además, este material también nos puede afectar a los seres humanos directamente. Las partículas de plástico presentes en el agua de los ríos y mares, es ingerida por los peces, que más tarde serán consumidos por nosotros.

Mi pregunta es ¿por qué ahora y no antes? ¡Qué plasticidad la de nuestras prioridades y preocupaciones! El que los plásticos contaminan es un hecho y los científicos y ecologistas llevan realizando estudios y avisándonos de esto hace ya mucho tiempo. Creo que estamos y hemos estado suficientemente informados sobre asuntos como la importancia del reciclado, el grado de contaminación de ciertos productos o la combustión de alguna materia prima. El problema es que, hasta que no vemos el peligro muy cerca de nosotros, no tomamos la iniciativa del cambio. Lo más adecuado hubiera sido tomar las medidas que se están planteando ahora hace muchos años; mucho antes de que el medio empezara a estar tan deteriorado como en la actualidad.

Una de las medidas que el gobierno ha empezado a aplicar es la del cobro de las bolsas de plástico en los supermercados. En mi opinión, creo que todo esto es un negocio. El plástico es un derivado del petróleo, que es una industria que tiene mucho poder económico. Esta medida no me parece que vaya a ayudar a la mejora del medio. Si de verdad estuvieran preocupados, sería tan fácil como eliminar su venta por completo.

Creo que deberíamos tomar de verdad conciencia de la situación que estamos viviendo y de las graves consecuencias que podrá suponer esto para la vida en la Tierra.

Lucía López Fernández

¿Es el hombre un lobo para el hombre?

Sábado, 16 Febrero 2019

Con el paso del tiempo, la historia ha ido presentado avances tanto sociales como científicos, tecnológicos… Avances que cada vez satisfacen más nuestras necesidades y nos hacen la vida algo más fácil. Pero la verdadera pregunta es: ¿Son de verdad estos avances beneficiosos?

Hay personas que opinan que estos nuevos métodos sirven para hacer del mundo un lugar mejor; se erradican enfermedades, se encuentran nuevas y más fáciles maneras de realizar diversas actividades, se mandan satélites al espacio, mediante los cuales conocemos cada vez más del Universo, tenemos medios por los cuáles acceder a información de manera muy rápida (Internet), etc. Pero hay otras que sostienen la postura de que estos avances solo reavivan y acentúan la maldad con la que el ser humano ya venía “de fábrica”. Todos estos nuevos métodos se utilizan para males tales como la difusión de noticias falsas, la corrupción, y el saber cómo erradicar enfermedades, para el encarecimiento de los tratamientos… Básicamente estas personas piensan que el ser humano, en general, tiende más a la maldad que a la bondad y que, sobre todo ahora, el dinero es el eje sobre el que giran todas sus ambiciones, por delante de cosas más importantes como puede ser la salud, la paz, la educación…

Desde mi punto de vista, existe una mezcla entre estos dos aspectos. El avance de la ciencia y de la sociedad nos ha hecho conseguir grandes beneficios (medicamentos, información fácil y rápida…), pero a un tiempo estos grandes avances son utilizados para males como las guerras o injusticias como la explotación, la contaminación, etc.

Noemí Gómez Castro

Nuestro sistema educativo

Sábado, 16 Febrero 2019

Hace unos días vi un vídeo de un alumno de Bachillerato que me pareció muy interesante. En el vídeo decía cosas que me hicieron pensar. Yo quiero transmitiros su mensaje de manera sencilla. Para ello, voy a ir formulando preguntas que dejaré en el aire para que vosotros mismos las contestéis.

¿Consideras a la mujer inferior al hombre? Espero que nadie conteste afirmativamente, pero en muchos países se las considera inferiores y nadie se rebela porque es lo que tienen por tradición. Este ejemplo nos sirve para ilustrar lo que pasa con la educación en España. Tenemos un sistema educativo de hace 200 años que está centrado en el pasado. Eso no significa, precisamente, que sea un buen sistema.

¿Para qué estudiamos? Se supone que para trabajar, aprender y poder ser autosuficientes. En resumidas cuentas, para prepararnos para el futuro. Así, las charlas que recibimos en el instituto sobre las distintas carreras o trabajos siempre hacen hincapié en los valores de liderazgo, cooperación y trabajo en equipo. Pero ¿aprendemos algo de esto en clase?

¿Qué es estudiar? ¿y aprender? En mi opinión, nosotros no aprendemos, solo memorizamos. La escuela nos tendría que enseñar a ser autosuficientes; pero ¿cuántos de nosotros en un futuro vamos a tener que cocinar, llevar la economía familiar…? Son cosas necesarias que no se nos enseñan.

Para poder llevar a cabo una educación integral hay que empezar desde la escuela. En esta etapa, nosotras somos como árboles llenos de hojas y rebosantes de inquietudes y preguntas. Estamos motivadas, tenemos pasión por aprender y tenemos un objetivo. Sin embargo, cuando acaba la escuela, pasamos de hacer preguntas a pensar las respuestas. Ahora somos árboles sin hojas, marchitas y feas. Nuestro objetivo, ahora, es aprobar. Esto debería cambiar. En el instituto tendríamos que ser árboles fuertes, con hojas y frutos; y esto debería seguir así hasta el Bachillerato.¿Qué podríamos hacer para cambiarlo?

Paula Suárez Is

El bloqueo mental o “quedarse en blanco”

Sábado, 16 Febrero 2019

¿Quién no ha sufrido esta situación alguna vez?  El quedarse en blanco es algo que le puede suceder a cualquiera. Sin embargo, cuando se produce en medio de un examen escrito, este lapsus de memoria lleva implícito una pérdida de tiempo que puede ser vital para el resultado final.

El bloqueo mental puede deberse a dos situaciones comunes. Una sería la decisión sobre el futuro. Es una inquietud que se tiene muy presente durante todos los estudios, pero que en 2º de Bachillerato se acentúa. Nos encontramos en 2º de Bachillerato, en el segundo trimestre, hay alumnos que pueden sufrir crisis de ansiedad, porque, a pesar de sacar excelentes notas, no llegan a esa media que necesitan para poder estudiar la carrera que desean. En este caso el problema es para quien tenga una vocación muy clara, como puede pasar con Medicina, por ejemplo, alguien que quiera hacer Medicina sí o sí, y no puede entrar por unas décimas.

Luego está la otra situación: no tienes claro qué hacer en el futuro, pero quieres sacar el curso. Al llegar el día del examen, en tú cabeza parece que se cierra una puerta. El profesor va pasando por las mesas y reparte la temida hoja. Las manos sudan, el corazón late muy deprisa. Cuesta respirar. Y al empezar a leer las preguntas, ¡oh, no! la mente en blanco. Pienso: “¿Cómo puede ser, si estudié mucho?”. Los compañeros ya escriben. No me viene ninguna respuesta a la cabeza y te empiezas a desmoronar: “Lo sabía; no seré capaz de aprobar”, “nunca sacaré el curso”, “voy a suspender”, “no me acuerdo de nada”… Ahora estás perdido, el tiempo pasa y no hay nada que hacer. Una vez terminado el examen, sabes que en un par de días volverás a la normalidad, pero habrá más exámenes y volverá a pasar.

Sea cual sea la situación, ¿qué se puede hacer? ¿Estudiar más? Te preguntas si alguien te puede ayudar ¿En qué te podría ayudar tu centro? ¿Qué pasaría si tu instituto creara talleres de educación emocional para aprender a controlarte un poco, para relajarse en los exámenes, para no angustiarse si un examen nos va mal? Sería bueno que se nos diese herramientas para trabajar estas angustias. Un despacho siempre abierto junto a las aulas de Bachillerato, de forma que, si alguien se agobia, si necesita desahogarse, pueda acudir al mismo.

No consigo recordar a quién le leí algo así como: el triunfo está reservado a los que tienen plan B. Si alguna vez os habéis encontrado en esta situación, lo siguientes son los consejos más comunes que se dan. Espero os sirvan.

Olvídate de repasar nada minutos antes del examen, ya que solamente conseguirás ponerte más nervioso. Además, tu mente se centrará en aquello que acaba de leer, por lo que le costará más recopilar la información antigua.

En cuanto tengas el examen en la mesa y el profesor dé comienzo a la prueba, deberás respirar hondo y darle la vuelta a la hoja sin prisas ni agobios.

Lee todo el examen entero, así conseguirás una mejor percepción del trabajo que tienes por delante y del tiempo que podrás dedicar a cada cuestión.

Comienza a contestar las preguntas que mejor te sepas, aquellas en las que tengas claro qué escribir. Si te quedas en blanco, deja esa sección a medias y pasa a la siguiente cuestión. Vuelve a las preguntas de bloqueo. Seguramente, con el paso de los minutos, las respuestas se te hayan venido a la mente.

Si sigues en blanco, comienza a anotar en una hoja todo aquello que te venga a la mente. Aunque pueda parecer una tontería, es un método bastante útil y efectivo. Verás como en pocos minutos la información volverá a fluir.

Si este método tampoco surge efecto y la mente no ha sido capaz de acceder a ese conocimiento, es el momento de comenzar con alguna práctica de relajación. Cierra los ojos y respira profundamente. Continúa así durante un par de minutos. Estas técnicas suelen acabar con el estrés y consiguen que nuestra mente se vuelva a concentrar en lo que es realmente importante.

Alejandro Barrero García

Nicolas Maduro o ayuda humanitaria

Viernes, 15 Febrero 2019

La situación institucional, económica y social en Venezuela no se sostiene, por más que el régimen de Nicolás Maduro pretenda ignorarlo. La única salida son unas elecciones que devuelvan la legitimidad democrática a quien el pueblo venezolano decida.

El régimen de Maduro intenta resistir a la gran ofensiva diplomática internacional trasmitiendo una imagen de que se encuentra respaldado por el ejército, el único sostén actual de la dictadura. Pero cada vez son más visibles las grietas en él. En los últimos días, un oficial ha repudiado el chavismo y ha reconocido a Guaidó como presidente del país, al tiempo que pedía a sus compañeros el acceso a Venezuela de la ayuda humanitaria.

El reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, realizado por un gran número de países, es una medida acertada cuyo fin último es el restablecimiento de la democracia en el país sudamericano.

Junto a la emergencia institucional, está la humana, que no es menos grave. Las ONG calculan que unas 300.000 personas están en riesgo de morir por malnutrición y falta de medicamentos.

Según ha advertido EEUU, el bloqueo del acceso de medicinas y de productos básicos en un escenario como el que se encuentra Venezuela puede constituir un crimen contra la humanidad. Y, si esta situación persiste, la comunidad internacional estará no sólo legitimada, sino obligada, a intervenir. Debieran pensarse, y muy rápido, los mandos militares venezolanos si quieren ser partícipes de una violación de derechos humanos a gran escala, que tendría repercusiones judiciales.

Nerea Gómez Suárez

¡Viva España!

Jueves, 14 Febrero 2019

El día 10 de febrero se produjo en la plaza de Colón (Madrid) una manifestación por “la unidad de España” convocada por Partido Popular, Ciudadanos y otros partidos políticos. En el lugar se presentaron unas 45.000 personas, según informa la Policía Nacional, y no había menos de 35.000 banderas de España como muestra de patriotismo por parte de ciudadanos con una ideología más bien conservadora. El detonante de esta manifestación fue el intento por parte del Gobierno de establecer relaciones con la Generalitat mediante un relator. Esto no gustó a los convocantes y manifestantes, aunque no les pareció tan mal cuando Mariano Rajoy Brey (expresidente del Gobierno de España) mandó un mediador de su confianza para llegar a acuerdos con el gobierno catalán.

Es normal que muestren tanto patriotismo, agitando banderas de España, cuando los dirigentes de sus partidos políticos han estado robando al país que representan. Como ejemplo del tipo de personas que estuvieron apoyando la causa adjunto un vídeo subido a Youtube que nadie se debería perder:

Pablo González Hernández

El aborto es un derecho

Jueves, 14 Febrero 2019

El aborto es la interrupción y finalización prematura del embarazo de forma natural o voluntaria, hecha antes de que el feto pueda sobrevivir fuera del útero.​

El 24.9 % de la población mundial acepta el aborto sólo cuando está en juego la vida de la madre. El 12.2 % lo acepta cuando el mismo acarrea, además, problemas físicos o mentales para la madre.

El primer país en el que se legalizó el aborto fue Rusia, en 1920, cuando se reconoció el derecho de la mujer a detener un embarazo no deseado en relación con problemas de salud. Luego vinieron los países escandinavos, en la década de los 30, Inglaterra en 1968, y así sucesivamente.

En la actualidad hay muchos países del mundo que prohíben el aborto tajantemente. Entre ellos se encuentran El Salvador, Colombia, Uruguay, Chile y la mayoría de países asiáticos y musulmanes. El aborto se considera como un delito. Está prohibido en cualquier situación y por ello se aplican sanciones al proveedor y, con frecuencia, a la mujer que se somete al mismo.

En mi opinión, el derecho a abortar tendría que ser un derecho reconocido en todos los países. La mujer debería tener el derecho a elegir sobre su cuerpo. En conclusión, pienso que el derecho a abortar debería ser legal siempre y en cualquier lugar. No se debería ni de discutir.

Mateo Álvarez García

La globalización

Miércoles, 13 Febrero 2019

La globalización es un concepto relacionado con muchos ámbitos, político, económico, social, etc. La globalización es un proceso lento, por el cual todos los países se conectan, cooperan y comparten valores culturales, política y conocimiento.

La globalización ha logrado que la población mundial pueda tener acceso a más bienes y servicios; además del progreso tecnológico que ha traído consigo y nos ha ayudado a tener un mejor acceso a la información por medio de internet. Pero también tiene desventajas. Eso genera que muchas personas no estén de acuerdo con este proceso. La globalización está provocando que los ricos lo sean aún más y los pobres, más pobres. Ha favorecido la explotación de los trabajadores, incluso niños, por parte de las empresas. Las grandes multinacionales textiles, por ejemplo, consiguen que los pequeños negocios desaparezcan Por otra parte, las culturas específicas de cada país podrían llegar a desaparecer por la unificación cultural de los países. La rapidez de las comunicaciones hace que la mayoría de las personas sigan las mismas modas.

Parece prácticamente imposible parar este proceso que está ocurriendo en nuestra sociedad, y que acabará cambiándolo todo, queramos o no. La globalización desencadena muchos problemas, sobre todo, a las clases medias y bajas. ¿Pero vamos a permitir sin hacer nada que las clases medias y bajas empeoren?

Beatriz Martínez Soto