¿Qué pasa con la caza?

Lógicamente, como humanos que somos, debemos de alimentarnos. Pero, en muchas ocasiones, cuando estoy en la carnicería, comprando, me planteo si es comparable el dolor del animal que se acosa y mata con el placer que obtiene el cazador al acosar y matar. Y me pregunto ¿cómo es posible obtener placer del sufrimiento de otro ser capaz de gozar y sufrir?

Por ejemplo, me resulta muy curioso que se prohíba aquella conducta que obtiene placer destrozando la propiedad de otros o deteriorando bienes públicos, como la del que se dedica a “grafitear” las paredes o la de un vándalo que destroza patrimonio; pero no se castigue a aquel que lo obtiene destrozando a un ser vivo. Muchas personas tratan el tema de la caza como si fuese un tabú. Para mí no lo es y me pregunto: ¿Es la caza una actividad moral o inmoral?

Quiero recalcar que, en todo este comentario, me estoy refiriendo a la caza como actividad deportiva, pues hace ya tiempo que dejó de ser una actividad necesaria para obtener alimento y sobrevivir. Algunas personas podrían comparar la caza con la pesca deportiva, aunque ésta puede realizarse sin la muerte del animal. Como en todo problema moral, aquí también hay que tener en cuenta un sinfín de cuestiones. Una, obvia, es la de sufrimiento animal, aunque la caza no consiste esencialmente en entretenerse acosando y maltratando o matando animales. Otra cuestión es la del empleo y el beneficio económico que la caza supone. Y otra cuestión importante sería la medioambiental, es decir, el control demográfico de las especies.

Después de esta reflexión, yo me planteo si es moralmente legítimo cazar animales por deporte. Desde mi punto de vista, hay que decir que, sin los animales, no tendríamos una correcta alimentación. Pero estoy en contra de la caza libre, por así decirlo.

Deva Gómez Vázquez

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  26  veces

1 comentario para “¿Qué pasa con la caza?”

  1. Daniel Pérez Bernardo escribe:

    Hola Deva:
    Respecto a este artículo sobre la caza deportiva, yo creo que es una actividad imprescindible para que haya un equilibrio de especies. Muchos de los cazadores son ganaderos o amigos de esos ganaderos, que tienen que matar jabalíes, corzos o lobos, porque, si no, ellos no podrían sobrevivir (me refiero a los ganaderos). Te voy a explicar lo que perjudican estas especies a los ganaderos. Los jabalíes levantan todo el “tapín”, destrozando las praderas donde pace el ganado; y también están ocasionando problemas en las ciudades. Si no se matan ¿vamos a dejar que haya accidentes en las vias o que un niño se encuentre con un jabalí y le haga daño?. Los corzos destrozan el vallado y los cierres de las fincas. Y los lobos matan al ganado. No solo al ganado que está en el puerto, si no incluso a animales cerca de las casas.
    Mi opinión es que las especies que se suelen cazar, si no se cazan, son plagas que están perjudicando al ganadero y al agricultor. Esta gente trabaja en el sector primario y es la que hace que pueda comer la gente de las ciudades. Por lo que yo sé del tema los cazadores, ellos tampoco quieren exterminar esas especies, y cumplen con vedas y cuotas de animales sacrificados. Por lo tanto, los cazadores deportivos solo buscan un equilibrio para que todos tengamos un sitio en la biosfera.

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image