El bloqueo mental o “quedarse en blanco”

¿Quién no ha sufrido esta situación alguna vez?  El quedarse en blanco es algo que le puede suceder a cualquiera. Sin embargo, cuando se produce en medio de un examen escrito, este lapsus de memoria lleva implícito una pérdida de tiempo que puede ser vital para el resultado final.

El bloqueo mental puede deberse a dos situaciones comunes. Una sería la decisión sobre el futuro. Es una inquietud que se tiene muy presente durante todos los estudios, pero que en 2º de Bachillerato se acentúa. Nos encontramos en 2º de Bachillerato, en el segundo trimestre, hay alumnos que pueden sufrir crisis de ansiedad, porque, a pesar de sacar excelentes notas, no llegan a esa media que necesitan para poder estudiar la carrera que desean. En este caso el problema es para quien tenga una vocación muy clara, como puede pasar con Medicina, por ejemplo, alguien que quiera hacer Medicina sí o sí, y no puede entrar por unas décimas.

Luego está la otra situación: no tienes claro qué hacer en el futuro, pero quieres sacar el curso. Al llegar el día del examen, en tú cabeza parece que se cierra una puerta. El profesor va pasando por las mesas y reparte la temida hoja. Las manos sudan, el corazón late muy deprisa. Cuesta respirar. Y al empezar a leer las preguntas, ¡oh, no! la mente en blanco. Pienso: “¿Cómo puede ser, si estudié mucho?”. Los compañeros ya escriben. No me viene ninguna respuesta a la cabeza y te empiezas a desmoronar: “Lo sabía; no seré capaz de aprobar”, “nunca sacaré el curso”, “voy a suspender”, “no me acuerdo de nada”… Ahora estás perdido, el tiempo pasa y no hay nada que hacer. Una vez terminado el examen, sabes que en un par de días volverás a la normalidad, pero habrá más exámenes y volverá a pasar.

Sea cual sea la situación, ¿qué se puede hacer? ¿Estudiar más? Te preguntas si alguien te puede ayudar ¿En qué te podría ayudar tu centro? ¿Qué pasaría si tu instituto creara talleres de educación emocional para aprender a controlarte un poco, para relajarse en los exámenes, para no angustiarse si un examen nos va mal? Sería bueno que se nos diese herramientas para trabajar estas angustias. Un despacho siempre abierto junto a las aulas de Bachillerato, de forma que, si alguien se agobia, si necesita desahogarse, pueda acudir al mismo.

No consigo recordar a quién le leí algo así como: el triunfo está reservado a los que tienen plan B. Si alguna vez os habéis encontrado en esta situación, lo siguientes son los consejos más comunes que se dan. Espero os sirvan.

Olvídate de repasar nada minutos antes del examen, ya que solamente conseguirás ponerte más nervioso. Además, tu mente se centrará en aquello que acaba de leer, por lo que le costará más recopilar la información antigua.

En cuanto tengas el examen en la mesa y el profesor dé comienzo a la prueba, deberás respirar hondo y darle la vuelta a la hoja sin prisas ni agobios.

Lee todo el examen entero, así conseguirás una mejor percepción del trabajo que tienes por delante y del tiempo que podrás dedicar a cada cuestión.

Comienza a contestar las preguntas que mejor te sepas, aquellas en las que tengas claro qué escribir. Si te quedas en blanco, deja esa sección a medias y pasa a la siguiente cuestión. Vuelve a las preguntas de bloqueo. Seguramente, con el paso de los minutos, las respuestas se te hayan venido a la mente.

Si sigues en blanco, comienza a anotar en una hoja todo aquello que te venga a la mente. Aunque pueda parecer una tontería, es un método bastante útil y efectivo. Verás como en pocos minutos la información volverá a fluir.

Si este método tampoco surge efecto y la mente no ha sido capaz de acceder a ese conocimiento, es el momento de comenzar con alguna práctica de relajación. Cierra los ojos y respira profundamente. Continúa así durante un par de minutos. Estas técnicas suelen acabar con el estrés y consiguen que nuestra mente se vuelva a concentrar en lo que es realmente importante.

Alejandro Barrero García

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  26  veces

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image