Nuestro sistema educativo

Hace unos días vi un vídeo de un alumno de Bachillerato que me pareció muy interesante. En el vídeo decía cosas que me hicieron pensar. Yo quiero transmitiros su mensaje de manera sencilla. Para ello, voy a ir formulando preguntas que dejaré en el aire para que vosotros mismos las contestéis.

¿Consideras a la mujer inferior al hombre? Espero que nadie conteste afirmativamente, pero en muchos países se las considera inferiores y nadie se rebela porque es lo que tienen por tradición. Este ejemplo nos sirve para ilustrar lo que pasa con la educación en España. Tenemos un sistema educativo de hace 200 años que está centrado en el pasado. Eso no significa, precisamente, que sea un buen sistema.

¿Para qué estudiamos? Se supone que para trabajar, aprender y poder ser autosuficientes. En resumidas cuentas, para prepararnos para el futuro. Así, las charlas que recibimos en el instituto sobre las distintas carreras o trabajos siempre hacen hincapié en los valores de liderazgo, cooperación y trabajo en equipo. Pero ¿aprendemos algo de esto en clase?

¿Qué es estudiar? ¿y aprender? En mi opinión, nosotros no aprendemos, solo memorizamos. La escuela nos tendría que enseñar a ser autosuficientes; pero ¿cuántos de nosotros en un futuro vamos a tener que cocinar, llevar la economía familiar…? Son cosas necesarias que no se nos enseñan.

Para poder llevar a cabo una educación integral hay que empezar desde la escuela. En esta etapa, nosotras somos como árboles llenos de hojas y rebosantes de inquietudes y preguntas. Estamos motivadas, tenemos pasión por aprender y tenemos un objetivo. Sin embargo, cuando acaba la escuela, pasamos de hacer preguntas a pensar las respuestas. Ahora somos árboles sin hojas, marchitas y feas. Nuestro objetivo, ahora, es aprobar. Esto debería cambiar. En el instituto tendríamos que ser árboles fuertes, con hojas y frutos; y esto debería seguir así hasta el Bachillerato.¿Qué podríamos hacer para cambiarlo?

Paula Suárez Is

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  28  veces

2 Comentarios para “Nuestro sistema educativo”

  1. Damir Abdrafikov escribe:

    Opino algo parecido. Actualmente, casi todo es memoria. La idea de la escuela sería enseñar a las personas lo que necesitan para el futuro, pero se centran en las enseñanzas preparatorias para la universidad: Lengua, Matemáticas… No digo que eso tampoco se deba dar. Hace falta. Pero hay otras cosas que también nos serán necesarias cuando salgamos del instituto, y de las que no se trata ni en los centros escolares ni en las familias. Por ejemplo, cómo hacer un currículum para empezar a trabajar, cómo funciona el sistema de pagos anuales a Hacienda, qué hace falta para alquilar un piso, cómo abrir una cuenta de banco, y más. Tampoco harían falta 5 horas semanales para tratar estos temas, con una hora semanal durante parte de la ESO sería suficiente.

  2. Paula Romero escribe:

    Estoy en total acuerdo. Pienso que el sistema educativo está destinado a fallar desde el momento en que las leyes educativas son creadas con ambiciones partidistas y no buscando el bien común. Está destinado a fallar desde que, como tú dices, es diseñado para memorizar y no para aprender. Esto tiene consecuencias, como la carencia de interés por aprender o el abandono de los estudios; por no hablar de la gente a la que le ha sido imposible dedicarse a lo que le gusta o a algo relacionado con lo que ha estudiado.

    La educación va atrasada respecto a todos los avances sociales, lastrada por las decisiones políticas y condicionada por la economía.

Envía un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image