saltar a navegación

¿Hay criaturas inmortales en el mundo?

18 Junio 2013
Publicado por soniarran02 en: Curiosidades
enviar comentario

turritopsis3.jpg

Aunque nos resulte increíble, en el reino animal existe una especie con un ciclo de vida potencialmente eterno. La criatura en cuestión, cuyo nombre científico es Turritopsis nutricul,  pertenece a las medusas y vive libremente en el plancton marino.

Cuando este organismo alcanza la madurez sexual es capaz de volver a la fase inicial de pólipo.

¿Cómo se transforman estas medusas?

El proceso se realiza a través de la transdiferenciación, un mecanismo que altera el estado de la célula diferenciada y la transforma en una nueva célula.

La sombrilla se revierte y los tentáculos son reabsorbidos para dar lugar a nuevas colonias de pólipos.

Morfología

Este tipo de medusa tiene forma acampanada. Su máximo diámetro es de 4.5 mm y suelen ser iguales de ancho que de alto.

Su estómago es relativamente grande y de color rojo brillante. Los adultos tienen más de 80 tentáculos, pero los jóvenes sólo alcanzan a 10 esparcidos uniformemente.

turritopsis2.jpg

Inmortalidad biológica

La capacidad de volver a fases primarias les permite a las medusas evadir la muerte. Técnicamente estas medusas pueden atravesar sus ciclos de vida indefinidamente.

Sin embargo, ello no se ha detectado en la naturaleza pues las Turritopsis suelen ser presa fácil de depredadores o mueren por enfermedades durante la etapa de plancton antes de volver a convertirse en pólipos.

En realidad, los científicos no han realizado observaciones prolongadas, lo que impide estimar la edad de los individuos.

Potencialmente estas medusas son inmortales, pero la ciencia espera aún por próximas evidencias para confirmar en la práctica que un organismo permanece vivo por toda la eternidad.

Sonia Rodríguez Rodríguez

4º ESO

Una planta ‘resucita’ tras 400 años bajo un glaciar

30 Mayo 2013
Publicado por soniarran02 en: Curiosidades, Noticias
enviar comentario

Materia - El musgo que emergió tras el retroceso del glaciar canadiense, fotografiado por los investigadores.

Investigadores descubren por primera vez musgos capaces de revivir en la naturaleza y el laboratorio tras cuatro siglos sepultados bajo un glaciar. La capacidad de regeneración de la planta sorprende a los científicos

Desde el siglo XX, el fenómeno del retroceso de los glaciares se ha multiplicado y cada vez son más los científicos que se acercan a ver qué dejan sobre la tierra cuando el hielo desaparece. Desde 1960, son muchos los estudios que han dado cuenta de la aparición de plantas tras el paso del glaciar, pero siempre resultaba que el material biológico exhumado estaba muerto. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá) ha dado con un tipo de musgo capaz de pasar cuatro siglos sepultado bajo una gruesa capa de hielo y resucitar tras saludar de nuevo al Sol.

Este equipo de científicos acudió a inventariar los restos biológicos que había dejado el glaciar Lágrima de la isla Ellesmere, en el archipiélago ártico canadiense. Allí descubrieron estas plantas oscurecidas, que parecían muertas, salvo porque en algunos extremos mostraban brotes verdes: tallos que volvían a reverdecer y ramitas que daban testimonio de la regeneración. Tras analizar su composición, concluyeron que esos musgos habían estado cubiertos por el glaciar unos 400 años, casi desde los comienzos de la Pequeña Edad de Hielo que enfrió el hemisferio norte entre 1550 y 1850.

Según explican los investigadores en su estudio, publicado hoy en la revista PNAS, dieron con cuatro especies distintas de briofitas —el grupo de plantas que abarca a los musgos— de las que fueron capaces de generar hasta 11 cultivos in vitro en el laboratorio, demostrando que se trata de una capacidad de regeneración propia de este tipo de plantas. Las células de estos musgos tienen la capacidad de diferenciarse y desarrollar una nueva planta en un proceso análogo al de las células madre. “Por lo tanto”, escriben, “las células se pueden apagarse fisiológicamente durante la desecación y revivir cuando las condiciones son favorables”. De este modo, estas plantas “son candidatos ideales para experimentos biológicos, especialmente en ambientes extremos”.

Este descubrimiento no sólo evidencia la gigantesca capacidad de adaptación de estas plantas a condiciones extremas, sino también la concepción que tenemos de la biodiversidad en zonas colonizadas por el hielo. “En los ecosistemas polares, la regeneración de tejidos sepultados por el hielo durante 400 años amplía significativamente nuestro conocimiento sobre su papel en la recolonización de los paisajes polares (pasados o presentes)”, aseguran.

A la luz de estos resultados, aquellos paisajes que vuelven a estar expuestos tras el retroceso del hielo “ya no deberían ser asumidos como estériles”. “En un mundo en plena disminución de la diversidad biológica, nuestro estudio muestra que la conservación de briofitas subglaciales sirve como un reservorio genético desconocido que manifiesta la capacidad de resistencia de las plantas terrestres y la riqueza emergente de ecosistemas como los glaciares polares que retroceden”, apuntan.

Sonia Rodríguez Rodríguez

4º ESO

Diseñada una nueva fórmula para calcular los efectos de la radioterapia

30 Abril 2013
Publicado por paulagfan02 en: Noticias
enviar comentario

En las últimos décadas se han sucedido diferentes modelos radiobiológicos que trataban de predecir el efecto de una terapia radiológica sobre un tejido, ya fuese cancerígeno o sano. El objetivo era diseñar el tratamiento más efectivo y menos perjudicial para el paciente, aniquilando el tumor, pero las nuevas terapias multifraccionadas –en las que al paciente se le dan dosis separadas por días o incluso por horas– requieren cálculos más complejos.

Ahora un grupo de investigación de la UNED ha hallado una nueva manera de realizar estas operaciones con un modelo inspirado en la física estadística, que tiene en cuenta el efecto del tiempo entre sesiones de radiación.

“Hemos establecido una fórmula matemática para describir los efectos de una serie de dosis de radiación en un tejido, y hemos estudiado las consecuencias que, se derivarían para la planificación de tratamientos”, explica Daniel Rodríguez-Pérez, investigador del grupo de investigación en Física Médica de la UNED y coautor del estudio que publica la revista Physica A.

Los científicos, entre los que también se encuentran expertos de la Fundación ACE-Instituto Catalán de Neurociencias Aplicadas y de la Universidad de La Habana (Cuba), insisten en que esta fórmula “es un paso prometedor” pero que todavía está pendiente de una verificación experimental por otros grupos de investigación.

Una fórmula permite calcular la velocidad de una persona con solo ver sus huellas

17 Abril 2013
Publicado por miguelllan02 en: 1
enviar comentario

Dos científicos españoles han diseñado una ecuación que estima con gran precisión la velocidad de un individuo a partir de la longitud de su zancada. Para conseguirlo han utilizado datos de atletas profesionales y experimentos de marcha y carrera en la playa. Su resultado tiene aplicaciones en el estudio de huellas fósiles humanas.

El cálculo funciona perfectamente tanto si los individuos van corriendo como si van andando. / Christian Haugen

El cálculo funciona perfectamente tanto si los individuos van corriendo como si van andando. / Christian Haugen

SINC | 17 abril 2013 10:07

En primavera de 2008, 14 estudiantes de paleontología de la Universidad Complutense de Madrid corrían por una playa de Asturias por petición de un geólogo planetario amigo de su directora de prácticas. Javier Ruiz, de la Universidad Complutense de Madrid, y su compañera Angélica Torices, de la Universidad de Alberta (Canadá), querían comprobar, por curiosidad, con qué precisión se puede calcular la velocidad de un individuo a partir de sus huellas.

Los resultados, publicados en 2013 en la revista Ichnos,muestran que sin necesidad de otros datos como la longitud de la pierna se consigue una precisión considerablemente alta, con un error de entre el 10 % y el 15 %.

“Para humanos somos capaces de calcular, con una aproximación muy buena, la velocidad a partir solamente de la longitud de la zancada” asegura Javier Ruiz a SINC.

Los autores aplicaron su fórmula para estimar la velocidad a la que se desplazaban los humanos responsables de unas huellas fósiles del Pleistoceno encontradas en Australia, en la región de los lagos Willandra.

“Un estudio anterior había hecho un cálculo muy elaborado de su velocidad, pero los resultados eran tan altos como si fueran atletas profesionales” explica Ruiz. Los obtenidos por él muestran un ritmo razonable de sprint.

Para elaborar su ecuación, Ruiz y Torices compararon los datos obtenidos en el experimento de los estudiantes con los de atletas profesionales que compiten en carreras de 100 y 400 metros.

Hasta ahora, para calcular la velocidad a partir de huellas se necesitaba conocer la longitud de la pierna del individuo, o al menos una estimación. Se utilizaba una ecuación que el zoólogo británico Robert McNeil Alexander formuló en 1976 utilizando solamente los datos obtenidos de las carreras de sus hijos.

Estimaron la velocidad a la que se desplazaban los humanos responsables de unas huellas fósiles del Pleistoceno en Australia

Ruiz y Torices midieron la velocidad y la zancada de los estudiantes mientras corrían por la playa y aplicaron la ecuación de Alexander. “Los datos se ajustaban muy bien a la ecuación –explica Ruiz–. Alexander hizo un buen trabajo con pocos datos estadísticos pero con mucha base matemática, y nosotros empíricamente hemos visto que su ecuación es muy acertada”.

La velocidad en atletas de élite

En el caso de los atletas, los investigadores tenían datos de la velocidad y la zancada, pero no de la longitud de sus extremidades, lo cual llevó a Ruiz a modificar la ecuación para poder prescindir de este dato. “Con la nueva ecuación la aproximación era muy buena, con un error del 15 %, incluso mejor a la que se solía utilizar, que era del 50 %”.

Además el cálculo funciona perfectamente tanto si los individuos van corriendo como si van andando, lo cual fue muy sorprendente, según asegura Ruiz. “En la carrera hay un poco más de dispersión, pero aun así funciona muy bien”.

A pesar de que el cálculo de la velocidad es muy preciso, Ruiz admite que no se puede aplicar de manera absoluta y unívoca, sino de forma estadística. “Curiosamente los atletas de 400 y 100 metros llevan en ocasiones la misma longitud de zancada aunque van a velocidades diferentes. Lo que hace el cuerpo es intentar optimizar el gasto de energía a una determinada velocidad”.

miguel lozano lopez 3º eso

Ocho moléculas mejorarán el diagnóstico del síndrome de fatiga crónica

17 Abril 2013
Publicado por miguelllan02 en: 1
enviar comentario

Expertos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa ha identificado por primera vez un grupo de ocho moléculas que los investigadores asocian a una peor respuesta inmunitaria de los pacientes con el síndrome de fatiga crónica (SFC).

“Las alteraciones de estas moléculas en las personas con SFC podría contribuir a mejorar la fiabilidad y la rapidez del diagnóstico de una enfermedad compleja y, hasta la fecha, mal definida molecularmente”, señala Julià Blanco, coordinador del estudio e investigador del Institut d’Investigació en Ciències de la Salut Germans Trias i Pujol en IrsiCaixa.

Las alteraciones de estas moléculas podrían contribuir a mejorar la fiabilidad y rapidez del diagnóstico

Actualmente, el diagnóstico del SFC se basa únicamente en la evaluación de los síntomas clínicos descritos anteriormente, después de descartar otras enfermedades. La diagnosis es poco cuantitativa y requiere pruebas de esfuerzo o neurológicas que pueden ser más molestas para el paciente que una extracción de sangre.

El estudio, publicado recientemente en el Journal of Translational Medicine, podría explicar también la mayor repercusión de algunas infecciones provocadas por virus en estos pacientes. No obstante, los científicos remarcan la necesidad de confirmar los resultados.

La relación con el sistema inmunitario

Desde principios de los ‘90, uno de los campos de investigación del SFC se ha centrado en estudiar la relación de esta enfermedad con el debilitamiento del sistema inmunitario. Su importancia radica en la coincidencia del inicio de los síntomas con infecciones víricas en un gran número de pacientes y en una mayor sensibilidad a determinadas infecciones, que apuntan, en general, a una disfunción del sistema inmunitario.

La tarea de los investigadores se centró en los marcadores virales e inmunológicos en pacientes afectados. Ante la imposibilidad de establecer una relación fiable con infecciones causadas por virus, y teniendo en cuenta la falta de una herramienta de diagnóstico molecular que permitiera caracterizar a los pacientes con SFC, los investigadores decidieron analizar y comparar más de 100 características del sistema inmunitario en personas afectadas y sanas.

El estudio permitió identificar la presencia de ocho moléculas que están alteradas en las personas con SFC tanto en los linfocitos T como en los NK, las células del sistema inmunitario encargadas de coordinar la respuesta inmunitaria y de destruir células malignas, respectivamente.

“La relación entre el SFC y el sistema inmunitario es fundamental para avanzar en la descripción completa del cuadro clínico del SFC”, puntualiza Blanco, “pero es necesario profundizar en el papel que desempeñan los sistemas neurológico, cardiovascular y endocrino, que también se ven afectados por esta enfermedad. Es posible que estas sean facetas diferentes con un origen común, que aún desconocemos”, concluye.

La enfermedad del cansancio

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad compleja que afecta a los sistemas inmunitario, neurológico, cardiovascular y endocrino de las personas que lo padecen.

Provoca un cansancio constante que no puede atribuirse a un esfuerzo reciente y que no mejora con el descanso. Por ello, los pacientes se ven obligados a reducir de forma significativa su actividad diaria.

Actualmente se desconoce el origen de esta enfermedad, que ocasiona una pérdida sustancial de concentración, intolerancia a la luz, al estrés emocional y a la actividad física.

También puede comportar dolor muscular y en las articulaciones, sensibilidades químicas múltiples y una sensación de estado gripal permanente. En España se estima que afecta a una de cada 1.000 personas.

miguel lozano lopez 3º eso

El acuario de Tokio presenta un pez con sangre transparente único en el muno

9 Abril 2013
Publicado por soniarran02 en: 1, Curiosidades, Noticias
enviar comentario

AFP - El acuario de Tokio presentó un pez con sangre totalmente transparente, una criatura única en el mundo procedente de las profundidades del Antártico

El acuario de Tokio presentó un pez con sangre totalmente transparente, una criatura única en el mundo procedente de las profundidades del Antártico.

“Este pez es el único animal vertebrado conocido con sangre transparente. Su sangre es transparente porque no tiene hemoglobina, que da el color rojo a la sangre y transporta el oxígeno”, explicó a la AFP Satoshi Tada, un empleado del acuario de Tokio.

El acuario de la capital japonesa afirma ser el único en tener ejemplares de este pez sin escamas que encontraron unos pescadores. “Por suerte tenemos un macho y una hembra, y en enero tuvieron relaciones”, dijo Tada.

Según los investigadores, este pez, que vive a 1.000 metros de profundidad, pueda sobrevivir sin hemoglobina gracias al tamaño de su corazón y utiliza su plasma sanguíneo para hacer circular el oxígeno a través de su cuerpo.

Según parece absorbe el oxígeno a través de su piel, pero todavía queda un misterio por resolver: “¿Porque perdió su hemoglobina? Harán falta estudios e investigaciones para elucidar este punto”, dijo Tada.

Sonia Rodríguez Rodríguez

4º E.S.O

El Vórtice polar de Venus se mueve de manera impredecible

27 Marzo 2013
Publicado por armandolfan02 en: 1
enviar comentario

La misión espacial Venus Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha estudiado el comportamiento del vórtice del polo sur de Venus y ha observado que se mueve de forma impredecible en torno al polo sur geográfico a velocidades de hasta 55 kilómetros por hora.

Los vórtices atmosféricos son flujos turbulentos que rotan en espiral, algo así como una especie de ciclón persistente. Son frecuentes en las regiones polares de los planetas del Sistema Solar de rotación rápida, como la Tierra, Júpiter y Saturno, pero también pueden producirse en cuerpos de rotación lenta, como es el caso de Venus.

El estudio, publicado en ‘Nature Geoscience’, está liderado por investigadores del grupo de Ciencias Planetarias de la Escuela de Ingenieros de Bilbao, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). El trabajo se ha incluido en la página web de dicha publicación y el próximo mes de abril aparecerá en la edición en papel, según ha informado la facultad de Ingeniería. En la investigación también han participado un investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) así como el Observatorio Astronómico de Lisboa, el Observatorio de París y el Instituto de Astrofísica Espacial y Física Cósmica de Roma.

Datos de la ‘Venus Express’

La investigación se centra en el vórtice ubicado en el Polo Sur de Venus, una especie de ciclón persistente y a gran escala que constituye uno de los grandes enigmas del astro más parecido a la Tierra del Sistema Solar

A diferencia de otros fenómenos similares, como los vórtices polares de la Tierra o el conocido como hexágono de Saturno, el trabajo de los investigadores vascos ha demostrado que el de Venus es mucho más variable e impredecible de lo que se creía.

Para llevar a cabo este estudio, el grupo de Ciencias Planetarias ha utilizado el instrumento más sofisticado instalado en la nave espacial ‘Venus Express’, VIRTIS-M: una cámara espectral que obtiene imágenes en diferentes niveles de la atmósfera venusiana. Los investigadores estudiaron de manera simultánea el vórtice a dos alturas diferentes, a 42 y a 63 km de la superficie del polo sur de Venus.

“En cada uno de los planetas que presentan atmósfera los vórtices polares exhiben un comportamiento que obedece al régimen atmosférico existente. El caso de Venus es muy especial en el Sistema Solar, ya que el planeta tarda 243 días en girar sobre sí mismo mientras que su atmósfera lo hace unas 60 veces más rápido, dando origen a un régimen atmosférico llamado superrotación que sólo comparte con Titán, una de las lunas de Saturno”, explica el investigador del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Andalucía Javier Peralta.

El estudio, titulado ‘Un vórtice caótico y longevo en el Polo Sur de Venus’, ha estado liderado por Itziar Garate, estudiante de doctorado de la UPV/EHU en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao, que trabaja en su tesis doctoral centrada precisamente en la dinámica atmosférica polar del segundo planeta del Sistema Solar.

El citado vórtice ha sido objeto de observaciones durante años, pero todavía no se ha podido explicar su variabilidad, ya que es capaz de alterar su forma en tan sólo un día o permanecer estable durante semanas.

El Grupo de Ciencias Planetarias de la UPV/EHU está dirigido por el catedrático Agustín Sánchez-Lavega y se centra en investigar el área de las atmósferas de los planetas del sistema solar. También coordinada la red de observaciones IOPW (International Outer Planets Watch-Observación Internacional de los Planetas Exteriores) y participa en el análisis de datos de otras misiones espaciales.

El veloz viaje de un electrón desde un átomo a otro

5 Marzo 2013
Publicado por nelivran02 en: 1
enviar comentario

¿Cuánto tarda un electrón en viajar desde un átomo hasta otro átomo vecino? La respuesta la ha

dado un equipo científico, con participación de dos españoles, y es 320 attosegundos. Un

attosegundo es 0,000000000000000001 segundos. A modo de comparación, para ver lo

pequeñísima que es esa fracción de segundo, los investigadores explican que un attosegundo

sería a un segundo lo que un segundo es a la edad actual del universo, unos 14.000 millones de

años. El tiempo de viaje de electrón “es más breve de lo que se podía medir hasta ahora”, dicen

los científicos. El trabajo ha sido realizado por Miguel Etxenike y Daniel Sánchez-Portal, del

Centro Internacional de Física de Donostia (de la Universidad del País Vasco y el CSIC), junto

con colegas alemanes liderados por Wilfired Wutth (Universidad de Hamburgo), y se ha

publicado en la revista Nature.

El experimento se hizo con átomos de azufre depositados sobre una superficie metálica, de

rutenio. El salto desde el azufre al sustrato metálico es el viaje de los electrones medido por los

científicos. Los detalles del proceso han sido explicados mediante la mecánica cuántica por los

dos físicos teóricos de San Sebastián, señalan los responsables. Se trata de uno de los fenómenos

más rápidos jamás observados directamente en física de estado sólido.

Interesantes cambios de color

5 Marzo 2013
Publicado por nelivran02 en: 1
enviar comentario

Unas sustancias que emiten luz que cambia de color en ciertas condiciones están siendo objeto de gran atención en el

mundo de la química. Es un trabajo de investigadores españoles sobre

compuestos luminiscentes que muestran propiedades vapocrómicas y

mecanocrómicas; es decir, que experimentan cambios reversibles de color al

contacto con vapores o al someterlos a presión, indica la Universidad de La

Rioja, al que pertenece el equipo principal que ha realizado el trabajo,

dirigido por José María López de Luzuriaga.

Tras su publicación en septiembre en la revista de la Sociedad Americana de

Química (JACS), el experimento ha sido reseñado por su interés en la revista

“Science”. El editor de la revista destaca que, debido a dichas propiedades,

estas sustancias pueden tener utilidad como sensores, por ejemplo para la

detección de vapores peligrosos o de posibles impactos en el trasporte de

mercancías delicadas. La novedad del trabajo radica en el descubrimiento de

los mecanismos por los que se desencadenan esas variaciones de color. La

línea investigadora parte de una de las propiedades que las moléculas de oro

producen en los materiales que las contienen: la luminiscencia, y estudian

cómo algunos compuestos brillan con diferentes colores cuando se someten a

la luz ultravioleta.

Han participado en el trabajo también científicos de las universidades de Zaragoza y de Osaka (Japón)

El mayor experimento del mundo despega a la velocidad de la luz

5 Marzo 2013
Publicado por nelivran02 en: 1
enviar comentario

Nunca un experimento ha logrado llegar tan lejos. El gran acelerador

de partículas LHC, que ayer se estrenó a las afueras de Ginebra,

imitará las condiciones físicas del universo cuando este era muy joven,

tanto que apenas había pasado una fracción minúscula de segundo

desde el Big Bang inicial del universo. Será en unos meses, cuando la

compleja máquina esté en pleno funcionamiento. Ayer, los físicos e

ingenieros del LHC dieron el paso histórico que abre la puerta hacia

ese fantástico objetivo cuando al lograr que un haz de partículas -y el

segundo pocas horas después- completara por primera vez los 27 kilómetros de circunferencia del nuevo

acelerador. Los haces de partículas tienen el grosor de un cabello y circulan al 99,99% de la velocidad de

la luz por un tubo de alto vacío de ocho centímetros de diámetro.

Serán las colisiones provocadas a altísima energía entre los dos haces las que simularán las condiciones

del universo superdenso y supercaliente recién nacido y los científicos explorarán en esas condiciones la

física de entonces. “Para nosotros es un día histórico. Dentro de unos meses estaremos utilizando la

máquina para investigar en física”, dijo Robert Aymar, director del Laboratorio Europeo de Física de

Partículas (CERN).

Casi una hora fue el tiempo que se tardó en lograr hacer circular por toda la circunferencia de 27

kilómetros un minúsculo paquete de mil millones de protones. No fue cosa de apretar un botón. A las

9.30, en el centro de control del CERN empezó la operación: inyectaron el paquete de protones desde un

conjunto de aceleradores previos más pequeños y lograron cubrir el primer octante de los 27 kilómetros.

Un pequeño flash en una pantalla era la foto, tomada dentro del acelerador por una microcámara que

indicaba que el haz estaba en el primer tramo. Entonces se inyectó otro paquete que llegó hasta el

segundo octante, y así poco a poco hasta cubrir los ocho segmentos del LHC.

La euforia, silbidos y alegría desbocada llenaron el auditorio principal del CERN donde se agolparon

medio millar de investigadores. Se había cumplido el objetivo planeado para el primer día, pero se dio un

paso más y, a primera hora de la tarde, tras hacer algunos ajustes en unos imanes del LHC que tenían

problemas de refrigeración, se intentó -y logró- completar la circunferencia con el haz circulando en

sentido contrario, de nuevo sector por sector del LHC.

El complicadísimo ensayo de ayer era real. No se había logrado antes hacer circular uno de los haces en

las pruebas realizadas días y hasta horas antes. La misma noche del martes, la prueba se detuvo cuando el

haz había alcanzado un tercio de la circunferencia del LHC y aún había problemas de refrigeración. “Las

pegas persistieron hasta 15 minutos antes de las 9.30, cuando empezamos la inyección del haz que por fin

ha ido bien”, comentó Lyn Evans, director del LHC. “Es una máquina enormemente compleja y pueden surgir problemas en cada momento”, dijo este ingeniero británico, que recibió todas las felicitaciones

posibles.

Con pantalón vaquero, una camisa a rayas de manga corta y zapatillas de deporte, Evans mostraba que

era un día más de trabajo, no una inauguración oficial -que será el 21 de octubre-. Claro que otro atuendo

habría chocado en el CERN, donde solo Aymar y el responsable científico del CERN llevaban corbata.

Más informales aún iban vestidos los físicos del acelerador estadounidense Tevatron (Chicago), que iban

en pijama y gorros de dormir en la conexión en directo que se hizo desde allí con el CERN -más de mil

estadounidenses participan en el LHC- para festejar el acontecimiento.

Stephen Hawking no podía estar al margen y ayer lanzó una apuesta de 100 dólares a que no se

encontraría la famosa partícula bosón de Higgs, que casi todos sus colegas están seguros de que aparecerá

en el nuevo acelerador. “Parece una apuesta insignificante contra una máquina que cuesta 6.000 millones

de euros”, dijo con sorna el premio Nobel Carlo Rubbia.

“Se abre una nueva etapa de descubrimientos”, comentó Teresa Rodrigo, física española de uno de los

experimentos del LHC, el CMS.

Más de un centenar de físicos experimentales españoles participan en el LHC. “Hemos visto pasar el

primer haz en nuestro detector, porque aunque aún no hay colisiones de partículas, la interacción de los

protones del haz con las paredes del tubo del acelerador provocan señales”, comentaba en la sala de

control de Atlas José Bernabeu.

Ayer, con el camino más despejado hacia el pleno funcionamiento del acelerador, todos coincidían que

tienen antes sí 15 ó 20 años de emocionante trabajo científico, el tiempo que debe durar la máquina

recién estrenada. “Ahora empieza la aventura de la Física”, afirmó Enrique Fernández, director del

Comité de Política Científica del CERN

Los próximos pasos

- Las primeras colisiones de partículas de los dos haces están previstas para dentro de un mes, pero los expertos

apuntan por lo bajo que se intentará dentro de 10 días.

- La energía subirá después hasta 5 TeV en lugar de los 7 de pleno rendimiento.

- El LHC se parará en diciembre (los aceleradores del CERN se han parado siempre en invierno). Los especialistas

revisarán y pondrán a punto sus aparatos.

- El acelerador empezará de nuevo a funcionar en abril o mayo de 2009.

- Los primeros datos científicos significativos se esperan para verano de 2009 y los descubrimientos (posiblemente

indicios del Bosón de Higgs, si tiene características “favorables”), pueden aparecer en un año.