Geografía e Historia

Blog del departamento de Geografía e Historia del IES La Corredoria

Tema 7. Las transformaciones económicas y sociales del siglo XIX

Publicado por benjaminmg el 20 Enero 2013

1.-  Las desamortizaciones y la agricultura.

- La reforma agraria liberal llevada a cabo en el siglo XIX tenía como objetivos consolidar la propiedad privada de la tierra e incrementar la producción agrícola, según el modelo británico promovido ya el en siglo XVIII por Jovellanos (bajar el precio del suelo, aumentar la producción, “liberar” mano de obra para la industria).

-Las desamortizaciones debían poner en el mercado las tierras en manos de la Iglesia, de los pueblos (comunales) y de los ayuntamientos (bienes de propios). La desamortización eclesiástica (intentada ya por Godoy, Cádiz y Trienio), del progresista Mendizábal, incautó y subastó bienes del clero para saldar la deuda pública, debilitar a la Iglesia y ganar apoyos para la causa liberal (cristina o isabelina). La desamortización civil, general o de Madoz, mediante ley del Bienio Progresista, sirvió también para invertir en la modernización del país (ferrocarriles).

-Otras medidas liberalizadoras de la agricultura: desvinculación de los mayorazgos, abolición de los señoríos jurisdiccionales, abolición de la Mesta, o la supresión de las aduanas interiores para facilitar un mercado nacional único.

-Efectos de la reforma agraria: incremento de la superficie cultivada, sin mejoras técnicas, favorecida por el aumento de la demanda (crecimiento urbano, mejora de transportes); empeoramiento de la situación del campesinado (mayores rentas o peor situación de los jornaleros, según las zonas), con escasa demanda de productos industriales; especialización productiva regional (cereal protegido por aranceles en centro y sur peninsular; patatas y maíz para subsistencia en la España húmeda; producciones para exportación como vid, olivo y cítricos…).

2.-  La industrialización y los transportes.

-Retraso de la industrialización con respecto a otros países europeos (UK, Francia, Alemania, Bélgica), por diversos factores:

  • Insuficiencia de la reforma agraria liberal (mercado interior débil, producción escasa…)
  • Condiciones geográficas desfavorables (orografía, falta de ríos navegables, dispersión de yacimientos minerales)
  • Retraso e inadecuación del transporte terrestre (radial, compartimentada)
  • Desamortización tardía del subsuelo (Sexenio) y mediante concesiones mineras a capital extranjero (exportación de minerales)
  • Otras como política proteccionista, inestabilidad política, ausencia de reforma fiscal y captación de capital por la deuda pública…

- y características.-

  • riqueza mineral destinada a exportación (modelo colonial, con exportación de productos agrarios y materias primas e importación de elaborados)
  • desequilibrios territoriales: inicio de mecanización en textil catalán, metalurgia en Andalucía (con carbón vegetal), Asturias y País Vasco, pequeña industria para mercados locales en poblaciones importantes
  • importancia del capital extranjero

- Transportes: predominio del ferroviario (y el naval), pero

  • se favorece la rapidez de los tendidos (Ley Gral. FFCC, 1855) atrayendo capital y material extranjeros (no impulsa industria siderúrgica nacional)
  • se opta por la red radial y ancho de vía no internacional
  • la lenta implantación del mercado único retrasa el desarrollo del mercado interior (gremios, aduanas interiores…)

3.-  Los cambios sociales y demográficos.

  • Son consecuencia fundamentalmente de los cambios introducidos por el liberalismo político y económico. Así, se pasa de una sociedad estamental a una sociedad de clases debido a la disolución de los privilegios y al desarrollo de la burguesía y el proletariado;
  • la pirámide social está encabezada por la nueva oligarquía, bloque de poder integrado por alta nobleza y alta burguesía (con rentas de la tierra y de los negocios industriales y comerciales; las clases medias crecen en efectivos, pasando a formar parte de ellas el alto clero, las clases medias rurales y la pequeña y mediana burguesía urbana (integrada por gente de negocios, profesionales liberales y empleados del Estado); por último, el grupo más numeroso es el proletariado, integrado por campesinos pobres, empleados urbanos de servicios, proletariado industrial y jornaleros del campo. También cambian los comportamientos sociales, diferenciándose la élite social (menor influencia de la Iglesia; ostentación de riqueza en casas, vestidos y carruajes; comercialización del ocio en bailes, teatro, ópera…;) de las clases populares (corridas de toros, tabernas, sociedades obreras…).
  • Los cambios demográficos se traducen en crecimiento demográfico y mayor esperanza de vida (medidas higienistas, mayor disponibilidad de alimentos y mejora de la dieta, retroceso de la mortalidad catastrófica y de la mortalidad infantil). Asimismo, se da un cambio en la distribución de la población, creciendo la periferia más que el centro (zonas industriales costeras), creciendo las ciudades por el éxodo rural (ensanches burgueses y periferias obreras) y manteniéndose la emigración transoceánica de excedentes demográficos (empleo urbano e industrial insuficiente para absorberlo).

4.-  Los inicios del movimiento obrero.

  • Contexto: crecimiento del proletariado (por desarrollo industrial y proletarización del campo); movimiento paralelo al de Europa occidental, de asociacionismo con fines laborales (ludismo, jornada, salarios, impuestos-consumos) y políticos (más tardío)
  •  Inicios: primeros movimientos ante pobreza e injusticia, con sociedades de socorros mutuos y cajas de resistencia. Influencia ideológica de socialismo utópico y republicanismo.
  • Época de la Internacional, durante el Sexenio Democrático, con expansión de las organizaciones obreras, participación en el cantonalismo, enfrentamiento entre anarquistas y marxistas…
  • Anarquismo y socialismo (1874-1900). Los primeros arraigan en Cataluña y Andalucía, distinguiéndose partidarios de la acción sindical y partidarios de la acción directa (terrorismo); CNT, 1910. Los marxistas se orientan a la reivindicación por la vía política (PSOE, 1879) con poca implantación sindical (UGT, 1888); tienen implantación en Madrid, Asturias y País Vasco.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image