LAS AVENTURAS DEL HADA PIRULETA Y LA MARIPOSA

Buenos días a todos, mi nombre es Diana Fernández Palacio y soy maestra de prácticas de la clase de las Tortugas. Mi estancia en el centro ha sido del 28 de Enero al 25 de Abril. He realizado con mi clase varias actividades, pero hay dos en concreto que quiero resaltar y de las que me ha sorprendido el entusiasmo, las ganas y sobre todo el acabado de las mismas.

En clase de las tortugas, hemos recibido con alegría la Primavera, y para dar un buen final a nuestro proyecto “El Hada y el Duende”, hemos creado nuestra propia historia y nuestra mariposa. Con ambas actividades, hemos disfrutado y queremos dejar huella de lo que creamos cada uno de nosotros y sobre todo, trabajando en equipo.

En primer lugar, hacer referencia a nuestra historia, una historia creada por los alumnos y alumnas de 3 años de la clase de las tortugas. Mucha gente puede pensar, ¿Cómo pueden crear una historia, niños tan pequeños? Pues pueden, y de forma muy divertida y dinámica, haciéndoles protagonistas en todo momento.

Aula de las tortugas

Para poder crearla, se les ofrecía a los niños cuatro opciones de cada una de las partes imprescindibles para crear un cuento y después de explicarles cada una de ellas, se les preguntaba uno a uno cuál había sido la que más les había gustado y se apuntaba en la pizarra y así, saber la elección ganadora.

Esto lo hacíamos cada día en la asamblea hasta acabar cada una de las partes que componían el cuento. Comenzando en primer lugar por la estación del año, y poder saber cuando nos gustaría que sucedería la historia.

Tras saber la estación del año, en la que triunfó el verano, continuamos con el lugar donde queríamos que surgiese la historia. En la que había cuatro opciones diferentes y especiales a la vez.

Una vez con la idea clara sobre la estación del año y el lugar donde nuestra historia iba a transcurrir, el castillo. Era el momento de decidir uno de los puntos más importantes, el  protagonista de la historia y el amigo que le acompañaba. el Para ello, entre las cuatro opciones destacaban los dos protagonistas del proyecto llevado a cabo “El Hada y el Duende”, sabiendo que los niños iban a sentirse identificados con ellos.

Con la idea clara, que el protagonista iba a ser el hada piruleta y su amiga la ardilla rapidilla. Llegó el momento de decidir un papel importante en toda historia el malvado.

Tras pensarlo, el ganador fue el dragón rojo, una opinión que llegó casi al empate, junto al lobo feroz. Cada vez quedaban menos puntos que decidir, pero en toda historia hay papeles que son obligatorios en todo cuento. Como es el caso del juguete o poder que el protagonista tiene.

El juguete ganador fue el collar fantasma. Ahora que ya habíamos decidido que sería en Primavera, en un Castillo, con el Hada piruleta de protagonista y su poder sería el collar fantasma, sin olvidar a su amiga sería el hada rapidilla y por su puesto, el malvado de la historia, el dragón rojo, sólo quedaba elegir la misión, que iba a suceder en el cuento.

La elección ganadora, fue la de salvar a un amigo, y el resultado de todos ello, ha sido el cuento titulado “Las aventuras del hada piruleta”. Podréis disfrutar de este maravilloso cuento, a continuación.

Tras hablar de la creación del cuento, llegó el momento de explicar la forma en la que hicimos nuestras increíbles mariposas, las cuales nos permitieron volar y disfrutar con su realización.

Para poder realizarlas, lo primero y más importante es disponer del material, a continuación, lo mostraré en imágenes.

Ahora que ya tenemos todos los materiales, llega el momento de explicar los pasos para la creación de nuestra mariposa.

En  primer lugar, cogemos el rollo de papel higiénico vació y la pintura de color dorado y con el pincel pintamos el rollo.

En  segundo lugar, pintamos las alas de la mariposa con pinturas de colores, según el gusto de cada uno.

En tercer lugar, una vez seco el rollo de papel,  recortamos la forma de las alas y la pegamos con cola blanca al rollo.

En cuarto lugar, con el rotulador rojo le dibujamos una cara, y con la cola blanca le pegamos los ojos.

En  quinto lugar, cogemos una barra de limpia pipas y cortamos dos trocitos, según la medida que queramos para que sirvan de antenas. Y con cola blanca o goma (que parece chicle) los pegamos dentro del rollo a la altura que queramos para que se vean por fuera.

Y  el resultado final, es el siguiente:

Espero os haya gustado, y podías disfrutar con este material las veces que querías, para eso está a vuestra disposición.

Yo ya me despido con mucha pena, y diciendo que volveré pronto. Gracias.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1779  veces

No existen comentarios »

Suscripción RSS a los comentarios del artículo.
Enlazar URI

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image