Horizontes Lejanos

Revista Escolar del IES Rosario de Acuña

Artículos de 'Extraescolares'

OLIMPIADAS MATEMÁTICAS ASTURIANAS

Publicado por serafingf el 13 Junio 2011

portada29reducidaPor Aida Menéndez Parrón

 

 

 

El pasado 21 de mayo se celebró en el IES Emilio Alarcos la final de las Olimpiadas Matemáticas Asturianas. A ellas acudimos dos alumnas del centro: Marta González y yo, Aida Menéndez. Las olimpiadas comenzaron a las 10 de la mañana y allí nos reunimos 40 estudiantes de 2º ciclo de ESO, provenientes de diferentes lugares de Asturias, para realizar diferentes actividades relacionadas con las matemáticas.

La primera prueba consistía en una serie de ejercicios que teníamos que resolver de manera individual durante unos 50 minutos. Al acabar, nos dividieron en grupos de cuatro personas y se son regaló un bocadillo y un refresco. Tras disponer de unos minutos de tiempo libre nos dispusimos a hacer la segunda prueba. Ésta simulaba una carrera de relevos, en la que cada grupo, formando parejas, debía resolver el mayor número posible de ejercicios.

La prueba final, denominada “de velocidad”, era una especie de gymkana con diez pruebas práticas diferentes.

Animamos a todos los alumnos a presentarse a esta competición, ya que es una forma divertida de conocer gente de nuestra edad y aprender cosas interesantes sobre las matemáticas. Además te regalan una camiseta tan solo por participar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en 29, Extraescolares | No existen comentarios »

ITALIA 2011

Publicado por serafingf el 6 Mayo 2011

portada29reducidaPor Covadonga López

 

 

 

 

‘’Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca debes rogar que el viaje sea largo, lleno de peripecias, lleno de experiencias. Debes rogar que el viaje sea largo: que sean muchos los días de verano, que te vean arribar con gozo, alegremente, a puertos que tú antes ignorabas’’.

Así decía Kavafis en su conocido poema, tal y como muchos pudimos leer nada más ponernos rumbo a nuestro destino, Italia, ese ocho de abril de 2011 a las seis y media de la mañana, cuando Pablo y Mª Jesús nos repartieron cuadernillos con el itinerario e información  sobre Roma, Ostia, Siena y Florencia. Y así deseábamos, todos y cada uno de nosotros, que fuera.

Poco después llegamos al aeropuerto de Ranón, y tras facturar nuestras maletas y esperar un tiempo que nos pareció interminable, subimos al avión, algunos por primera vez, entre gestos nerviosos y frases como: ‘’Vamos a estrellarnos’’, ‘’¿Y si esto se cae?’’. ‘’Qué miedo, que miedo, que miedo’’. Aun así, llegamos a Barcelona sanos y salvos, y, a las tres y media, a Roma. Y, como ya pasó en Cáceres el año pasado, el caos el primer día se volvió a imponer. En el último vuelo, varios sustos con el sistema eléctrico, que fallaba, y al recoger las maletas, una enganchada y un DNI en la cinta. Para rematar, bajo un calor insoportable, un autobús estropeado que además, como nombre del instituto, llevaba escrito ‘’Rosario de Ucuna’’. Tres personas estuvieron arreglándolo para, de una vez, llegar al hotel Archimede, a cinco minutos de Termini.

Ya allí, tras dejar las maletas en las habitaciones y examinarlas con detenimiento, fuimos a ver a nuestros amigos para saber dónde estaban. Por el camino nos asaltaron unos italianos de, según ellos, catorce años, y que a algunos les pareció que tenían mala pinta y nos iban a robar. Sin embargo, por la noche hicimos buenas migas con ellos, aunque se marcharon al día siguiente.

Esa tarde visitamos la Plaza de España, asistiendo a una hermosa puesta de sol subidos a la Scalinata de la iglesia de la Trinità dei Monti, viendo toda la ciudad y la Fontana Della Barcaccia. A continuación fuimos a la Fontana di Trevi, quizá lo más representativo de Roma después del Coliseo, y cumplimos con el ritual para volver. Moneda en la mano derecha, lanzamos por encima del hombro izquierdo. Pero antes de llegar a esta plaza, dimos una vuelta por la zona, llena de grandes tiendas, y  tuvimos la suerte de ver la Columna de Trajano y el Templo de Adriano. Y tras esto, vuelta al hotel.

El segundo día fue agotador. Sobre las diez de la mañana nos encontramos con la guía que iba a contarnos todo sobre el Vaticano, la ciudad de los papas desde hace siglos. La sede de la Iglesia Católica.

Comenzamos por los Museos Vaticanos, donde admiramos, entre otras muchas cosas, ‘’La escuela de Atenas’’, de Rafael Sanzio, ‘’Laoconte y sus hijos’’ y el Augusto de Prima Porta. A continuación visitamos la basílica de San Pedro y la plaza.

Esa tarde fuimos al Campo dei Fiori, estuvimos brevemente en la Piazza Navona, el antiguo estadio romano de Domiciano que todavía se aprecia, ya que la plaza conservó su peculiar forma, y sus tres fuentes, destacando la de los Cuatro Ríos, que representa el más grande de cada continente en la época: el Ganges, el Nilo, el Danubio y el de la Plata. Después fuimos al Panteón, pero por desgracia no pudimos verlo, ya que había una misa privada. Así pues, volveríamos otro día.

A la mañana siguiente visitamos Ostia, el antiguo puerto de Roma. Una vez allí, nos reunimos de nuevo con la guía del Vaticano, que nos fue explicando su historia y el uso que se le dio a cada edificio en época romana. Por aquel entonces, contaba con un faro y un servicio de bomberos, pero lo que más nos gustó o nos llamó la atención fue el teatro, las termas y sus mosaicos, y las letrinas públicas.

De vuelta en Roma, fuimos a la Piazza del Popolo, paseamos por Villa Borghese, algo que nos encantó a todos y además nos permitió disfrutar de sus privilegiadas vistas. Luego bajamos por la lujosa Via Veneto, con su obligada parada en el Hard Rock, y fuimos de nuevo a la Piazza Navona. Allí estuvimos un rato, y luego los profesores nos dieron a elegir entre volver al hotel en ese momento por nuestra cuenta o quedarnos allí con ellos hasta las nueve y media. A los que elegimos marcharnos en ese momento nos acompañaron para indicarnos dónde coger el autobús. Este tardó más de media hora en pasar, y cuando lo hizo fue tan lleno que sólo pudieron colarse un par de personas, por lo que un pequeño grupo decidió echar a correr tras él y así llegaron al hotel, reventados y con secuelas para el resto del viaje. Otros se decantaron por buscar otro bus, y un último grupo decidimos coger un mapa y guiarnos nosotros solos hasta el hotel. Llegamos sin ningún problema en una media hora, y además vimos un montón de monumentos que de otra forma no hubiéramos visto.

El lunes once vimos, por fin, el gran Anfiteatro Flavio, comúnmente llamado Coliseo por la colosal estatua que allí había del emperador romano Nerón. Por el camino nos paramos a visitar la iglesia de Santa María Maggiore y la de San Pietro il Víncoli, ambas preciosas. Sin embargo, lo que nunca olvidaremos será nuestra visita a una de las Siete Maravillas del Mundo, construida sobre la Domus Aurea de Nerón, y donde se sucedían batallas navales, peleas de fieras, combates de gladiadores y ejecuciones de condenados.

Más tarde intentamos entrar en los foros, pero la entrada se había cambiado de lugar y nos conformamos con admirarlo desde fuera y ver el arco de Constantino. Finalmente, volvimos a probar suerte con el Panteón, antiguo templo dedicado a todos los dioses que más tarde se transformó en iglesia dedicada a la Virgen y a todos los santos y mártires. Vimos la tumba del ran Rafael Sanzio y nos colocamos bajo la inmensa cúpula de hormigón, abierta al exterior y representativa del templo. Después comenzó nuestra tarde libre, que cada uno administró a su manera, perdiéndose en la ciudad eterna.

‘’Ciao, Roma. Volveremos’’, fue lo que todos pensamos cuando el martes doce salimos dirección a Florencia. Por el camino nos paramos en Siena, y nos asombramos cuando ante nosotros pudimos contemplar la imponente Catedral, entre gótica y románica, decorada en mármol verde y blanco. Después de dar una vuelta por dentro los que quisimos entrar, y pasear por la ciudad, llegamos a la plaza del Campo, con forma de abanico. Allí, tras comer, los españoles dominamos Siena durante algunos minutos. La cosa empezó con aplausos, sin saber en qué iba a acabar todo, y después de varios intentos, siguió con una gran ola, canciones y la Macarena, y se transformó en un tren de alborotadores españoles, para diversión del resto de personas, entre gritos tales como ‘’Yo soy español…’’, ‘’A por ellos, oe…’’, ‘’Campeones, campeones…’’, etc. Cada vez éramos más y la cosa degeneró cuando a un grupo se le ocurrió sacar una inocente foto. Entonces salieron españoles hasta debajo de las piedras y, como no, por arte de magia, allí apareció Pablo, siempre a punto para una ‘’¡Foto de grupo, chicos, vamos!’’. Al final, no se sabe cómo, acabamos haciendo la gamba por los suelos, tras lo que nos dispersamos.

Llegada a Florencia. Una hermosa ciudad, atravesada por el río Arno, se vislumbra cada vez más cerca. Subimos al hotel y la sensación es aún mejor. No sé cómo hizo esa ciudad para que, cuando salimos a dar un paseo, fuera todavía mejor. Quedamos todos en la Piazza Della Signoria tras haber visto desde fuera la iglesia de Santa Croce, para volver poco después al hotel.

La siguiente mañana la dedicamos a visitar el palacio Pitti, y luego recorrimos los Jardines Boboli, que nos encantaron. Por la tarde subimos a la Plaza de Michelangelo, desde donde pudimos ver toda Florencia, y después disfrutamos del tiempo libre.

Al día siguiente estuvimos en el Ponte Vecchio, que cruza el Arno. Fue construido en 1345, tan famoso que fue uno de los pocos que los alemanes no bombardearon en la Segunda Guerra Mundial. Durante todo su recorrido, empezando en la Galería de los Uffizi, presenta el Corredor, construido para que uno de los Medici pudiera ir al palacio Pitti sin que nadie le viera, y evitar ser asesinado.

Tras esto, visitamos la Galería de los Uffizi, para lo que tuvimos que aguantar una cola de dos horas y hacer turnos para ir a comer. Por el cansancio acumulado de todos los días, muchos dormimos apoyados en la pared o contra otros. Finalmente vimos il Duomo, entramos en la iglesia de Santa Maria dei Fiori, con su representativa cúpula, a la que no subimos debido al mal tiempo y la enorme cola, y fuimos todos durante nuestro tiempo libre a ver el mercadillo para hacer nuestras últimas compras. Además, como quedaba cerca, algunos visitamos la Galería Della Academia, donde se encuentra el original del David de Miguel Ángel, y esculturas suyas inacabadas que parece que están liberándose del mármol y cobrando vida.

‘’Ten siempre a Ítaca en la memoria. Llegar allí es tu meta, mas no apresures el viaje’’.

Viernes quince de abril. Tras disfrutar de nuestro viaje, viviendo cada momento, sin desperdiciar ninguno,  tuvimos que volver a nuestra propia Ítaca. Gijón, la ciudad que nos vio crecer o al menos nos acogió. Nuestro hogar, al que siempre recordamos, ondeando la bandera asturiana por tierras extrañas, pero al que no deseábamos, aún, volver. Pero esa misma tarde lo hicimos, alegrándonos de ver tantas caras conocidas recibiéndonos en la calle. Y con una sonrisa pintada en la cara por, todavía, el recuerdo de Italia.

‘’Ítaca te regaló un hermoso viaje. Sin ella el camino no hubieras emprendido, mas ninguna otra cosa puede darte. Aunque pobre la encuentres, no te engañará Ítaca. Rico en saber y vida, como has vuelto, comprendes ya qué significan las Ítacas’’.

Publicado en 29, Extraescolares, General | No existen comentarios »

EXCURSION A LA SIERRA DE LA BORBOLLA

Publicado por serafingf el 5 Mayo 2011

portada29reducidaPor Borja Domínguez Balbuena

 

 

 

 

El día 26 marzo realizamos nuestra segunda aventura trimestral hacia la Sierra de la Borbolla.

Como siempre salimos del insti a las 9:30h; llegando a nuestro destino hacia las 11:00h, con un día más bien despejado y sin peligro de lluvias. Comenzamos la caminata subiendo una cuesta en la cual mucha gente empezó a rezagarse.

Ascendimos hasta el Ídolo de Peña-Tú (o del Peñatu, para ser más rigurosos), donde pudimos ver además de unas agradables vistas, unas pinturas y grabados de hacía tiempo atrás, y que estaba formada por un ídolo envuelto en mantas junto a una espada, personas y animales; todo eso nos lo contó un guía y nos lo mostraba, aunque había que esforzarse demasiado para verlo ya que algunas cosas estaban ya casi borradas.

Continuamos caminando divisando numerosas montañas hasta llegar a una gran pradera donde había caballos y vacas. ¡Cual fue nuestra sorpresa…cuando en ese momento descubrimos que nos acompañaba “JESULÍN DE UBRIQUE”!, (pero más grande), que cogió una cazadora roja y empezó a torear a una vaca con mucho arte; enseguida la vaca se escapó corriendo (bravo por Jesulín-Pacuvio).

Seguimos hasta un parador donde, además de comer, nos separamos en dos grupos como siempre: por un lado los intrépidos escaladores avanzados y por otro lado los modestos paseantes de la calle corrida…

Una vez quitado el apetito continuamos la marcha y como siempre en estas rutas, el riesgo estuvo presente al cruzar por unas vías de tren que interrumpían nuestro camino en busca de la playa.

Por fin asomaba el mar entre vegetación y todos nos decidimos a pisar la arena, e incluso algún valiente acalorado se atrevió a meterse en las friiiiiiisimas aguas.

 

 

 

Publicado en 29, Extraescolares, General | No existen comentarios »

VISITA AL PERIÓDICO “EL COMERCIO”

Publicado por serafingf el 17 Marzo 2011

portada29reducidaPor Sara Escanciano Escanciano

 

 

 

 

 

 

El día 16 de Febrero, los alumnos/as de 1º de ESO, han hecho una visita al periódico El Comercio. Han podido ver una empresa que se está desmantelando y que otros alumnos no van a poder ver.

 

Primero entraron en la hemeroteca y vieron los primeros periódicos que hubo en tomos de mes en mes. A continuación fueron a la zona de redacción. Allí, los periodistas y fotógrafos se reúnen por secciones y ponen en común las noticias que tienen.

 

Después bajaron a ver las rotativas, que es donde se imprimen los periódicos. Allí les enseñaron las grandes bobinas de papel.

 

Al final, volvieron a la entrada y la guía les dio un periódico del día a cada uno. Por el camino, se entretuvieron con los pasatiempos que traían. Y así finalizaron la visita, y regresaron al Instituto.

 

Los alumnos aseguran que la visita mereció la pena por su carácter instructivo.

 

 

Publicado en 29, Extraescolares, General | No existen comentarios »

ATAPUERCA 2010, EL REGRESO

Publicado por serafingf el 9 Diciembre 2010

portada29reducidaPor Covadonga López

 

 

 

Viernes, diecinueve de noviembre. Siete menos diez de la mañana. Poco a poco, la entrada del instituto Rosario de Acuña se va llenando. Y es que un día como este, nos vamos de excursión a Atapuerca y a Burgos, con el departamento de Filosofía.

El viaje se hizo largo. Fueron unas cuatro horas de trayecto en autobús, con parada para desayunar y estirar las piernas incluida, en la que hubo de todo, como siempre. Unos pocos, con sueño atrasado, intentaron dormir. Aún menos lo consiguieron. La mayoría, como siempre, charlaron, con un tono de voz un tanto desapropiado a esas horas de la mañana. Incluso algunos alumnos nos pusieron banda sonora propia, con sus voces al cargo.

A las once, finalmente, llegamos a nuestro primer destino, una exposición llamada “Sexo en piedra”, que nos requerirá tan solo veinte minutos de nuestro tiempo. El objetivo de esta, como su nombre indica, es la importancia, el significado, la forma de relacionarse que han marcado las relaciones sexuales desde la Prehistoria hasta nuestros días, documentado a través del arte y la fotografía.

Tras esto, seguimos rumbo a Atapuerca. Cuando llegamos, nos sacamos la foto de grupo. A pesar de que hubo que hacer varios intentos, pues algún despistado no acababa de salir del autocar, finalmente lo conseguimos.

En cuanto abrieron las puertas, nuestra guía nos informó de la obligación de llevar cascos de seguridad puestos, y nos los proporcionó. Tras varias risas, por lo cómicos que todos estábamos, y varios quebraderos de cabeza para entender cómo se ponían, empezamos con la visita.

Desde hace algunos siglos se conoce de la existencia de la cueva de Atapuerca. Incluso, se llegó a hacer un trazado de ferrocarril minero, de una compañía inglesa. Para ello hubo que construir una trinchera. Esto, sumado a sus utilización como cantera, destruyó parte de los yacimientos. No fue hasta hace unos treinta años cuando se empezó a excavar en serio. En esta campaña, se descubrieron restos del Homo ergaster, Homo sapiens y Homo heidelbergensis.

La guía nos presentó una copia de los restos craneales de Miguelón, el humano más antiguo hallado en Europa, concretamente en la Sima de los Huesos. Nos enseñó las diferencias entre un sapiens y un neandertal, y, básicamente, un resumen de lo encontrado en la Sierra.

Después nos llevaron a visitar el Parque Temático, un paseo por la Prehistoria a lo largo del cual la guía nos mostró (e incluso nos sacó a intentar hacer lo que ella hacía), mediante demostraciones, elementos básicos de la cultura de la época. Desde la talla del sílex para crear herramientas, pasando por el uso de colorantes naturales para pintar, el lanzamiento de lanzas y flechas con arco y propulsor, hasta la creación de fuego. A pesar del frío y las malas condiciones climáticas, esta visita gustó a los alumnos en general.

A continuación nos encerramos en el autobús de nuevo (que bien se estaba, al calor, por fin), para marchar rumbo a Burgos. Como tardábamos más de lo esperado, hubo varias protestas, distraídas por la necesidad de encontrar un Mcdonals o algo parecido en el GPS de algunos alumnos. Mala suerte, precisamente en la zona de la catedral no hay ninguno, y puesto que solo disponíamos de hora y media para comer, tuvimos que buscarnos la vida. Nos dividimos en grupos, y quedamos al lado del museo a las cinco menos cuarto. La mayoría llevábamos bocadillo de casa, así que fuimos comiéndolo por el camino, mientras ayudábamos a los demás a buscar algún sitio donde poder comer (y ya de paso, donde no morirnos por congelación).

Tras la comida, visitamos un poco la ciudad de Burgos. Admiramos la catedral, sacamos fotos, callejeamos … Sin duda, una de las cosas que más nos llamó la atención fue el impresionante parque que hay a lo largo del río Arlanzón. Te deja sin palabras, es maravilloso.

Todas estas cosas hacen que Burgos te deje con las ganas de más, de volver y perderte en sus innumerables calles, de tirarte en la hierba de sus parques, de admirar incansablemente su hermosa catedral.

Puede que, como algunos alumnos decían, la pega de esta ciudad fuera la escasez (o total nulidad) de quioscos, supermercados o lugares para comer. Y es que, en resumidas cuentas, parece que algunos especimenes de esta juventud no pueden vivir sin sus ansiadas gominolas.

A las cinco menos cuarto, puntualmente, la mayoría de nosotros estábamos en el museo del yacimiento de Atapuerca. Un par de personas se retrasaron, pero también los profesores. Una vez reunidos todos, entramos. Nos dividimos en grupos de veinte y empezamos la visita, siempre acompañados de un guía y un docente.

La visita fue muy entretenida. A medida que avanzábamos en el recorrido del museo, el guía nos iba comentando todo lo que sabía de las figuras de nuestros ancestros, de su evolución, sus cualidades, características, viviendas … y haciendo que participáramos con nuestros conocimientos, ya fuéramos de Humanidades, Sociales o Ciencias. Para acabar el día, nos llevó a una sala en la que finalmente pudimos ver a Miguelón y otros restos, humanos, animales y de herramientas.

En mi opinión, es una visita recomendable para todo el mundo. Se aprende mucho sin darse cuenta, lo puedes llegar a pasar genial, y si tienes un rato puedes admirar la belleza de Burgos. Esa que, a muchos de nosotros, nos ha enamorado.

Publicado en 29, Extraescolares, General | No existen comentarios »

EXCURSIÓN: PUERTO DE LA CUBILLA - PAJARES

Publicado por serafingf el 11 Noviembre 2010

portada29reducidaPor Borja Domínguez Balbuena 

          

 

 

           Empezamos como siempre esperando el autobús y entablando conversación sobre si será difícil o no. Cuando llegó y nos subimos aguantamos una hora y media de viaje.
          Cuando llegamos a nuestro destino pudimos disfrutar de unas vistas de enormes praderas y valles. Comenzamos con grandes pendientes ascendentes y descendentes. Como de costumbre nos separamos en dos grupos.
          El grupillo inexperto pudo pasar por frondosos bosques. Por lo que tal vez quienes nos vieran pensarían que éramos el grupo de Indiana Jones y la “suela parlanchina”; debido a que a alguien al que su nombre empieza por “Sera-“ y acaba en “-fín” anduvo más de medio camino con las suelas colgando.
          Después de pasar por debajo de la autopista a la altura del  túnel del Negrón y caminar durante un rato pudimos comer. Seguimos caminando a orillas de un riachuelo, donde encontramos un caballo doméstico con el que estuvimos sacándonos fotos. Cuando llegamos al autobús, para hacer la gracia cogió y se fue unos metros (que se hicieron eternos) más abajo. Por último estuvimos esperando más de una hora a los que se atrevieron a ir hacia los picos, es decir, el grupo de los expertos.

Publicado en 29, Extraescolares, General | No existen comentarios »

HOMENAJE A ROSARIO DE ACUÑA

Publicado por serafingf el 28 Mayo 2010

portada28reducida.JPGPor Beatriz Antomil

 

 

 

 

Un grupo de alumnos de 4º A del instituto, formado por tres chicas (María, Estefanía y Olaya) y por tres chicos (Borja, Omar y Marco) llevaron a cabo el 19 de mayo, en el salón de actos del instituto un homenaje a la mujer que vivió en el siglo XIX (y principios del XX)  y que da nombre a su querido centro, con motivo del vigésimo aniversario de este.
Leyeron varios poemas, intercalando entre ellos datos sobre la vida de la madrileña y llevaron a cabo una representación de una parodia publicada en el diario “La Habana”. Su soltura y desparpajo, así como su excelente pronunciación en la lectura, llenó la sala de orgullo, por parte de los profesores, y de admiración entre los compañeros. El mérito fue también de Bonifacio, que durante dos largo meses los dirigió y ayudó. El resultado de recreos de ensayo y tardes en el instituto fue este bonito tributo a una mujer que renunció a una vida cómoda por defender su verdad, sus ideales, lo moralmente correcto y a los hombres y mujeres de clase obrera.

Por Sara Marcos

El pasado día 19 de mayo, en el salón de actos del instituto Rosario de Acuña, un grupo de alumnos de 4º de ESO realizó un homenaje a la escritora que le da nombre, con motivo del vigésimo aniversario del centro.  Intercalaron datos e información sobre Rosario de Acuña con varios poemas y extractos de artículos. Dos de estos alumnos sorprendieron al resto de compañeros con una breve actuación de teatro, en la que interpretaron el papel de dos hombres que hablaban sobre Rosario de Acuña y los misterios que sucedían en en su casa. Para finalizar este homenaje, Bonifacio, el hombre que organizó todo este trabajo leyó el poema titulado “Más allá de la muerte”.

 

Por Claudia Díaz

El Pasado miércoles (19 de mayo), nuestros compañeros de 4º de ESO leyeron poemas e historias que en su día escribió Rosario de Acuña, que con su nombre representa nuestro instituto. Combinaron la lectura de parte de su biografía con las obras que ella creó. Nos lo contaron de forma muy interesante, haciendo que estuviéramos atentos todo el rato, pero el momento clave fue cuando Marco y Borja interpretaron a dos personajes de la época de Rosario de Acuña, que mantenían un diálogo sobre lo que pasaba cuando ella se acercaba. Además la halagaban como si fuera la mujer más luchadora que hubieran conocido. Sin duda lo hicieron genial, mantuvieron una voz clara y fuerte durante toda la sesión, aunque también es verdad que pasaron muchas tardes ensayando. En mi opinión tuvieron mucho mérito y es algo que debemos reconocerles. Y para finalizar, decir que no lo hubieran hecho sin la ayuda de Bonifacio, su profesor de lectura.

 

Publicado en 28, Extraescolares | No existen comentarios »

PREMIOS LITERARIOS Y DE TECNOLOGÍA

Publicado por serafingf el 6 Mayo 2010

portada28reducida.JPGEl pasado 23 de mayo, además de hacer el siempre exitoso mercadillo del libro, se entregaron los premios del concurso literario, organizado por el Departamento de Lengua y Literatura, y del concurso de máquinas, organizado por el Departamento de Tecnología. Los textos literarios podéis leerlos aquí, en la sección de creación literaria. A continuación tenéis la lista de los ganadores y la fotografía para el recuerdo. Enhorabuena a todos/as.

CONCURSO LITERARIO 2010

PRIMER CICLO DE ESO

PROSA. Misteriosa desaparición. Silvia Martínez Fernández (2ºB)
PROSA EN ASTURIANO. La playina. Jennifer Priede (2º B)

SEGUNDO CICLO DE ESO

PROSA: Historia de una guerra. Dora Martínez Llorente (3ºA)
POESÍA: Cuerpo inservible. Sonia Mª Santa-Cruz Hermo (4ºB)

BACHILLERATO

PROSA: Mi reino por un beso. Sara María Llerandi Méndez (1ºBach. C)
POESÍA: Un profundo sueño. Carolina Hevia Getino. (1º Bach. C)

CONCURSO “LA MÁQUINA” 2010

2º C

Borja Domínguez Balbuena – Coche eléctrico

2º D

Joel Rodríguez Estévez – Programador

3º C

Ana Álvarez Arias – Gorrocóptero

2º Bachillerato - Invernadero

Aitor Melchor Aguado
David del Río Sanfeliz
Alberto Pérez Alonso
Pablo Pastur Ortiz

Publicado en 28, Extraescolares, General | No existen comentarios »

ITALIA 2010

Publicado por serafingf el 27 Abril 2010

portada28reducida.JPG Por Sara Mª Llerandi

 

 

 

 

Después de semanas de exámenes, estrés y nervios, por fin llegó el día de la salida hacia Italia. A las seis de la mañana, sin haber apenas dormido, y tras haber esperado por algunos retrasos de última hora, conseguimos partir.

Un viaje de seis horas después llegamos a Madrid, al aeropuerto, donde facturamos el equipaje. Tras mirar los billetes, buscar a conocidos a nuestros alrededor y esperar el consabido retraso del avión, accedimos a su interior. Tras superar los nervios y miedos, iniciamos el vuelo, disfrutando de unas vistas totalmente espectaculares.

Llegamos al aeropuerto italiano, donde una ligera histeria se apodero de todos a la hora de recoger las maletas y resto de elementos facturados. A continuación, nos dirigimos a Florencia, donde nos instalamos en el hotel en el que pasaríamos las siguientes tres noches. Descansamos un rato, nos arreglamos y salimos a echar un primer vistazo al rio Arno y a la iglesia de la Sta. Croce. Después de haber cenado y haber dado una vuelta por esa zona, volvimos al hotel, agotados.

Los siguientes dos días hicieron que cambiasen nuestra vista de Florencia, ya que la primera tarde-noche, la cuna del renacimiento no nos dejó una impresión demasiado buena. En la Galería della Academia, pudimos contemplar el David de Miguel Ángel, símbolo del poder de Florencia, además de los cuatro Prigioni, y un modelo del Rapto de las Sabinas.

Ese mismo día paseamos por la Plaza de la Señoría, donde se encuentran, entre otras muchas esculturas, Perseo y la Cabeza de Medusa, Hércules y Caco, Hércules y el centauro, etc. Cercando esta plaza, está el Palazzo Vecchio, junto a la Fuente de Neptuno, que tanto criticó Miguel Ángel.

Tras comer por la zona, visitamos el Duomo, realmente impresionante, junto con el Campanile y el Battistero, donde pudimos contemplar Las Puertas del Paraíso, una increíble obra de Lorenzo Ghiberti. A pesar de que la catedral Sta. María de las Flores estaba en obras, pudimos disfrutar de su grandeza y de su cuidado y trabajado estilo gótico.

Al día siguiente, tercer y último día en Florencia, paseamos junto al río, cruzando el puente de Grazie, para dirigirnos a una zona donde pudimos contemplar unas vistas impresionantes, desde la Plaza Michelangelo. En esa misma zona, también visitamos una iglesia románica, San Miniato al Monte. Según la leyenda, está situada en ese lugar porque allí fue a donde llegó el mártir a la que está dedicada, con su cabeza en la mano, tras ser decapitado por Decio.

Por la tarde, paseamos por el puente Vecchio y sus alrededores, donde cenamos, para después dirigirnos al hotel.

Comenzó el cuarto día, y con él nuestro viaje hacia Siena, cuyo centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1995. Una vez allí nos dirigimos hacia la Catedral, una de las más importantes de Italia. Como curiosidad, saber que fue construida en dos tiempos, debido a la terrible peste y el daño económico que sufrió la ciudad. A continuación, paseamos por la plaza del Campo, donde tiene lugar El Palio, una antigua tradición en la que los barrios, representados por jinetes, compiten en una carrera de caballos por lograr ganar El Palio.

Tras despedirnos de Siena, emprendimos de nuevo el viaje hacia Roma, a donde llegamos a media tarde. Tras algún incidente con amigos de lo ajeno, cenamos por los alrededores.

El quinto día estuvo marcado por el amplio recorrido que hicimos por el Foro romano, el Arco de Tito y el Coliseo, que sin duda fue una de las construcciones que más nos impresionó. Tras visitarlo por dentro, nos dirigimos al Campidoglio, que visitamos brevemente. Totalmente machacados tras la marcha, llegamos al hotel.

Y tras una noche demasiado corta, llegó el día de la vuelta a casa. Comenzamos la mañana con una visita guiada por las zonas más emblemáticas, visitando numerosas plazas y monumentos. Tras las explicaciones del guía, disfrutamos del resto del tiempo para realizar compras, visitar zonas que no habíamos visto (¿alguien consiguió visitar el puente Milvio?) y, en definitiva, para despedirnos de la ciudad Eterna.

Pasamos la última noche en el hotel, y emprendimos el viaje de vuelta a tierras asturianas, tras dos horas de avión y demasiadas de autobús.

Se deben destacar las tardes-noches en la plaza España, junto con otros españoles e italianos. Seguramente no se olvidarán de nosotros por un tiempo.

   

Publicado en 28, Extraescolares, General | No existen comentarios »

CÁCERES 2010

Publicado por serafingf el 8 Abril 2010

portada28reducida.JPGPor Covadonga López López

 

 

 

 

Es un 23 de marzo, a las 7.30 de la mañana, En el autobús, los alumnos de 4º de la ESO del instituto Rosario de Acuña; en la calle, nuestras familias. Es el momento que todos llevábamos tiempo esperando: tres días fuera de casa, sin padres, con nuestros amigos, preparados para pasarlo bien. El itinerario, Cáceres, Mérida y Salamanca. Algunos ya habían estado, para otros nos era desconocido. Cada ciudad era completamente diferente, pero eso sólo nos animaba a visitarlas.

Fue un viaje largo, parecía como si el reloj se negara a avanzar. Unos pocos lo aprovecharon para dormir, mientras que otros escuchaban música, hablaban con sus amigos o se dedicaban a alborotar. Hicimos varias paradas, en las que el profesor no paraba de repetirnos que nos fijáramos en el paisaje y en las diferentes zonas por las que pasábamos.
Al llegar a Salamanca,  paramos cinco minutos; teníamos que recoger a Julián, que estaba allí estudiando.

Finalmente, a las 14.30, llegamos al valle del Jerte. Para verlo en su total esplendor deberíamos haber ido diez días más tarde, ya que todos los cerezos estaban sin hojas y prácticamente ninguno tenía flores. Aun así, comprobamos lo grande que era el valle, con sus numerosas terrazas que en primavera nos mostrarían la belleza de las tierras extremeñas. Un río, el Jerte, discurre tranquilo al pie del valle, y una senda de 3 kilómetros nos lleva, dificultosamente, a la Garganta de los Infiernos, una reserva natural donde poco a poco vamos descubriendo pequeñas cascadas. Por fin llegamos a un lugar donde comer. Los profesores nos avisan del peligro del río en ese tramo. Pese a la advertencia, algunos van a bañarse a zonas más tranquilas. Un alumno, algo descuidado, va a lavarse las manos cerca de donde estábamos nosotros, donde la fuerza de las aguas es muy grande. Se sienta en una roca, y de repente se suceden vario gritos: “Madre mía, que se ahoga”, “Na, moriráse’’, “¡Ay madre!”, fueron algunos, pero fue el primero el que puso alerta a otro alumno, que rápidamente lo sacó del agua. Y menos mal, podríamos haber tenido una desgracia.

Más tarde volvimos al autocar, que nos llevó al hotel Iberia Plaza Mayor, en Cáceres, un palacio remodelado. La recepción, en el primer piso. A subir las maletas por las empinadas escaleras cubiertas por una alfombra. Poco a poco nos van asignando habitaciones, a las que rápidamente nos retiramos. Cada una es distinta, así que nos entretenemos visitándonos.
Más tarde, un ducha, nos preparamos y tiempo libre. Cada grupo va por su cuenta, así que la crónica sólo está orientada hacia unos.

Nos dejamos absorber por las pequeñas calles del casco antiguo, buscando el sitio más adecuado para cenar. Acabamos en un Pans&Company vacío, con dos empleadas. Todo parece normal, hasta que llega un drogadicto/borracho, que nos atemoriza. Empieza a amenazar a las dependientas, no para de gritar, peinarse, colocarse las gafas de sol, hacer cosas extrañas, quitarse la camisa, ponérsela de nuevo, pasearse. Llega a hablar con unas de nuestro grupo, y hasta le levanta la mano, amenazante, a otras dos. Finalmente llega la policía tras una llamada de la cocinera y se lo lleva.

A las 23.00 hay recuento de alumnos en la recepción del hotel y nos reunimos en las habitaciones, hasta las 0.00, hora a la que cada uno se retira a la suya.

El segundo día nos levantamos temprano y bajamos a desayunar, para salir hacia Mérida hacia las 9.00. Es una ciudad de origen romano, llena por todos sus rincones de recuerdos de su pasado, con inscripciones en latín, restos de antiguas domus, templos que fueron reconvertidos en palacios y más tarde abandonados… En resumen, una ciudad que te deja con las ganas de volver a verla. Primero fuimos a ver la casa del anfiteatro, una gran domus del siglo I d.C., en la que la gente se alborotó al ver la esvástica o cruz gamada representada en los mosaicos del suelo, y llegando a la errónea conclusión de que los romanos eran nazis (algo completamente disparatado, ya los primeros existieron hace más de 2000 años y los segundos son relativamente recientes). El guía les sacó de su error, explicándonos que antes se usaba mucho y representaba la buena suerte. Después visitamos el anfiteatro romano, dedicado a las luchas de gladiadores y de hombres contra fieras. Tiene una estructura que a los arqueólogos les hace pensar que también se representaban batallas navales, para lo que lo llenaban de agua. El público estaba separado, las mujeres, esclavos y niños arriba, más abajo los hombres, y a medida que se acercaban a la arena, la gente más importante. Al acabar hicimos una pequeña parada, y luego continuamos con la visita al museo romano, repleto de mosaicos, monedas, instrumentos de la vida cotidiana…

Más tarde tuvimos tiempo libre para comer, el cual también aprovechamos para entrar en tiendas y mirar los souvenirs. Al acabar, volvimos al autocar para hacer una visita a Trujillo, la cual nos fue totalmente imposible debido a la tormenta desatada. Por tanto, volvimos a Cáceres y los profesores organizaron una visita al casco antiguo. Poco después e empezar, se suspendió por las quejas de los alumnos, ya que algunos ya lo habían visto y otros estaban enfermos. Ese tiempo libre lo empleamos en ir a tiendas en busca de regalos para nuestros familiares o amigos y, finalmente, para cenar. Unos cuantos quisimos cenar en el hotel, y, ante la duda de que se pudiera o no, metimos la comida a escondidas. Al día siguiente nos enteraríamos de que estaba permitido y que lo que habíamos hecho era una tontería.

Jueves 25 de abril, último día. Nos levantamos a la misma hora que la mañana anterior, listos para visitar la última ciudad, Salamanca. Recogimos con tristeza todas nuestras pertenencias, cerramos las maletas y las metimos en el autobús. Después de dos horas de viaje, llegamos a nuestro destino. Lo primero que vimos fue la enorme plaza mayor, con  sus edificios de estilo barroco, el centro de la cuidad. Sus arcos, de medio punto, están adornados con los medallones de personajes ilustres de la Historia de España. Su forma casi rectangular, con sus tonos dorados, nos presenta la bella Salamanca.  Seguimos una ruta que nos lleva hasta la Universidad Pontificia y la Casa de las Conchas, la más representativa de su estilo, el gótico-tardío con elementos renacentistas y mudéjares. Se puede ver el escudo de los Reyes Católicos y el de su embajador, Rodrigo Arias Maldonado. Su fachada está adornada con grandes conchas de vieira, distintivo de la Orden de Santiago a la que pertenecía Rodrigo.

Allí nos sacamos por fin la foto de grupo, y luego proseguimos la visita con la Universidad, donde nos detenemos para admirar su estilo plateresco y, sobre todo, encontrar a la famosa rana, que nos dará suerte en los estudios si la encontramos sin ayuda. Luego vemos la Catedral Nueva, por dentro y por fuera, y buscamos al astronauta  de la fachada, esculpido para demostrar su restauración.

Acabamos con un tiempo libre para comer. Después, al autobús, que nos llevará de vuelta a Gijón tras un largo viaje. Ya está, finalmente se acabó. Nos reunimos con nuestras familias y cada uno se va a su casa, pero siempre llevaremos en nuestra memoria este corto pero inolvidable viaje de estudios, Cáceres 2010.
        

Publicado en 28, Extraescolares | No existen comentarios »

Visita al Museo Nicanor Piñole

Publicado por pablohm el 22 Junio 2009

Los alumnos de Primero de la ESO de Plástica, han visitado durante este curso 2008-2009, el Museo Nicanor Piñole, de Gijón, cuyas instalaciones son verdaderamente interesantes.

Esta película necesita Flash Player 7

Publicado en 27, Extraescolares | No existen comentarios »

MADRID-TOLEDO 09

Publicado por serafingf el 10 Junio 2009

portada27.jpgPor Sara Mª Llerandi y Sara González

 

 

 

 

A las 6:00 de la mañana del día 30 de Abril los alumnos de 4º de ESO del IES Rosario de Acuña nos embarcábamos a una aventura: iba a ser un viaje fantástico, lo teníamos decidido desde el mismo momento en el que nos lo anunciaron, y el mismo pensamiento rondaba por nuestra cabeza cuando Gijón se quedaba atrás en la carretera. Toledo, Madrid, Segovia; algunos las conocíamos a fondo, otros las visitamos de pasada y el resto alguna vez ha oído hablar de ellas. Iban a ser las tres ciudades clave de nuestro itinerario, desbordadas de cultura y encanto. ¿Cómo resultó? ¿Era lo que nos esperábamos? Cada uno tiene su historia, pero hay algo en lo que estamos de acuerdo: fue una experiencia inolvidable.

Pasó una hora, pasaron dos, tres, nos apeamos a estirar las piernas en el área de Villalpando, cuatro, cinco, el viaje dentro del autobús se hacía largo y cansino, pero los ánimos y la emoción no nos abandonaron en ningún instante.

Por fin llegamos a Toledo y nos adentramos en una atmósfera que nos hizo sumergirnos en el ambiente más medieval. Desde lejos pudimos ver su paisaje, una mezcla de culturas que ha crecido a la vera el río Tajo. Una muralla muy bien conservada recogía el casco antiguo en cuyo interior los monumentos de mayor nivel simbólico se alzaban ante nosotros sobresaliendo entre los pequeños edificios. Nos bajamos rápido del autobús tras una peligrosa maniobra de la que salimos ilesos gracias a las advertencias de nuestro conductor. Nada más pisar territorio toledano, el aire cálido manchego nos recibió con agrado y nos desvaneció en tiempo y en lugar; nos convertíamos así en forasteros de otra época, un nuevo mundo en lo más recóndito de nuestra imaginación.

Recorrimos las laberínticas y estrechas calles de la ciudad hasta llegar a La Casa del Greco, dónde se halla uno de los archifamosos cuadros de la historia de nuestro país. Tras salir, dimos una vuelta por todo el casco antiguo hasta llegar al Zocodover, dónde tuvimos tiempo libre que aprovechamos para comer, comprar regalos, visitar monumentos, hasta para conocer gente de otros lugares que tenían nuestros mismos objetivos en el viaje. Nos reunimos otra vez y nos dirigimos a La Catedral de Toledo para realizar una visita guiada. Ya algo cansados de caminar de un lado para otro, tras acabar la visita nos encarrilamos en el zocotren que nos lanzó a descubrir los aspectos más interesantes de la ciudad a lo largo de su historia. Terminada la expedición, se acercaba la hora de llegar al hotel en la Puerta de Bisagra. Nos instalamos en habitaciones acogedoras y con cierto aire rústico (que para qué nos vamos a engañar, eran infinitamente mejores de lo que nos esperábamos). Y para finalizar el día, salimos a cenar fuera y a disfrutar un poco del ambiente que fluía por las calles a medianoche. Mañana será otro día, mañana será otra historia.

Después de una noche algo movida, bajamos a desayunar, donde se podía apreciar claramente los estragos que la fiesta nocturna había dejado en nosotros.

A continuación montamos en el autobús, nuevamente, hecho con el cual estábamos todos emocionados, ya que todos teníamos muchas ganas de ver nuevamente a nuestro amable conductor. Nos dirigimos a Madrid, donde hicimos un tour por toda la ciudad, viendo desde la zona de los Austrias hasta las zonas más nuevas y modernas. Ya un poco hartos de tanto autobús, nos bajamos y tras una breve visita al Palacio Real, fuimos a la Catedral de la Almudena, donde nos hicimos las típicas fotos de grupo (una lástima que nuestro conductor no pudiera salir en ellas, otra vez será).

Después de tanto caminar, y ya con ganas de descansar, nos llevaron a la zona de la puerta del sol, donde a pesar de las obras que adornaban los alrededores, conseguimos pasar ilesos. Después de una copiosa comida, tuvimos tiempo libre, que aprovechamos para ir de tiendas, comprar regalos y dar una vuelta por la zona.

A continuación, fuimos a hacer la imprescindible visita al Museo del Prado, donde vimos los cuadros más conocidos de España, tales como Las Meninas, La rendición de Breda, Las Hilanderas, y muchísimos más, que nos dejaron totalmente absortos. No pudimos hacer la visita completa, ya que no teníamos demasiado tiempo, pero lo que vimos nos encantó.
La hora se acercaba y todo estábamos impacientes, pero antes de ver el musical aún tuvimos que ir a comprar nuestra cena, asunto que solucionamos rápidamente en un centro comercial cercano. Con las compras en nuestras manos, nos dirigimos al teatro, donde una marabunta de gente esperaba ansiosa. Tras darnos las entradas, y cambiarnos mil veces de sitio, el espectáculo comenzó.

¿Qué decir del musical? Era en lo que más expectativas habíamos puesto, y fue lo mejor del viaje, sin duda. Los actores estuvieron genial, las canciones, a pesar de ser en español, fueron espectaculares, y consiguieron que más de uno se animara a bailar las archiconocidas coreografías.

Después, con un sabor de boca inmejorable, nos fuimos de vuelta a Toledo, donde comimos como pudimos, y tras ello, otra noche, en la que tampoco pudimos dormir demasiado…    

Y por último, el tercer día. El último de este viaje, que se nos hizo terriblemente corto. La crónica de este último día es la más complicada de hacer, ya que cada uno estuvo un poco por su parte, pero lo haremos lo mejor que podamos.

Primero, fuimos a la graja de San Ildefonso, donde quedamos encandilados antes los impresionantes tapices que cubrían las salas, llegando a sentirnos como los antiguos príncipes que por allí veraneaban.

A continuación, tras disfrutar de las estupendas vistas de los jardines del palacio, nos volvimos a montar en el bus por penúltima vez, para llegar a Segovia, donde comeríamos por nuestra cuenta.

En este punto, los recuerdos cambian dependiendo de la persona, ya que tuvimos tiempo libre hasta la hora de partida. No obstante, estamos seguras de que todo el mundo disfrutó ampliamente del acueducto, de su catedral y numerosos castillos.

Ésta sólo es nuestra visión del viaje, nuestros recuerdos y emociones, pero sin lugar a duda, le preguntes a quien le preguntes, te dirá que ha sido un viaje de fin de curso irrepetible e inolvidable.

Publicado en 27, Extraescolares, General | 2 Comentarios »

DESPEDIDA DE 2º BACHILLERATO 08-09

Publicado por serafingf el 4 Junio 2009

portada27.jpgPor Roberto Hevia y Verónica Argüelles 

 

 

 

Roberto:  

Queridos compañeros. 

Probablemente éste sea el último año que nos veamos las caras. Aquí acaba un importante ciclo de nuestras vidas, y como es natural os estaréis preguntando cuál es la relevancia de esta etapa que acaba de concluir.  Ninguna.  No quiero decir con esto que hayamos perdido el tiempo, hemos hecho amigos, hemos madurado y puede que incluso hayamos aprendido algo. 

Verónica: 

Pero lo realmente importante es que no hay nada escrito ni decidido en lo que nos deparará la vida a partir de ahora.

Podemos elegir, tenemos la libertad de hacer algo o de no hacer nada, tenemos toda una vida por delante, esto sólo ha sido la antesala. 

 

Roberto: 

Cuando salgamos ahí fuera no hemos de pensar en las decisiones que ya hemos tomado, sino en todas aquellas que nos quedan por tomar. No hemos de sufrir con nuestros errores pasados sino aprender de ellos, y sobre todo esperar y confiar.  Esperar de la vida, que nos pueda dar las oportunidades que buscamos, y confiar en nosotros mismos sabiendo que podremos aprovecharlas cuando llegue el momento. 

Verónica: 

Cada uno de nosotros, tomará el camino que ha decidido elegir, aquel que durante años ha soñado que llegaría, por el que ha luchado y el que seguro le dará muchísimas satisfacciones. Pero no debemos olvidarnos que en ese camino también surgirán impedimentos. No hay ningún camino que no tenga piedras, pero hemos de tener la voluntad suficiente para luchar contra aquello que nos aleja de cuanto en realidad queremos. 

Roberto: 

No hemos de olvidar los buenos momentos, pero tampoco los regulares, ni los malos, pues ninguna situación es tan negativa como para que de ella no se pueda extraer nada positivo, pero no nos molestemos en guardar en nuestros corazones los enfrentamientos y las discordias. Conservemos únicamente aquello que nos ha hecho más felices. 

Verónica: 

Momentos como el viaje de estudios a Italia que nos permitió a muchos salir de nuestro país para conocer otro lugar  y a algunos incluso montar en avión por primera vez, o el viaje a Portugal que nos familiarizó con nuestro país vecino. O las llamadas Jornadas Culturales, que sirvieron de divertimento a lo largo de nuestros años en el Instituto. Sin olvidarnos de otras salidas como el Parque Eólico, las visitas a Oviedo, Castro de San Xuis, y otras muchas. 

Roberto: 

Y qué decir de nuestros profesores, algunos de ellos han tenido con nosotros una relación muy estrecha. Otros, nos han ayudado a mejorar nuestros conocimientos y unos pocos de los que no hablaremos para no romper el encanto de este momento.

Pero en esta ocasión es imprescindible mencionar a dos personas. Dos profesores que han sido muy especiales para nosotros y que este año se despiden, me refiero a Fernanda y a Javier, (Pitín) a los que despedimos con todo el cariño que se merecen, que es mucho ¡Nunca os olvidaremos!

Verónica:

A nuestros tutores, Mª Jesús, Luciano, Isabel y José Carlos por haberse mostrado cercanos a nosotros. 

Tampoco podía faltar dar las gracias a aquellos que nos apoyan y nos apoyarán incondicionalmente en cada una de nuestras decisiones. Nuestros padres.  Sin su inestimable ayuda, muchos no podríamos estar hoy aquí. Nunca habrá palabras suficientes para agradeceros todo lo que habéis hecho por nosotros. Aún así, GRACIAS. 

Y por supuesto también a nuestros amigos, los cuales siempre están en los momentos de felicidad, y nos muestran su ayuda en los momentos difíciles.

Gracias a todos por vuestra compañía en un día tan especial para nosotros.

Y hemos de confesaros un secreto, a ninguno de nosotros se nos dan bien las despedidas, por eso simplemente os vamos a decir dos palabras: Suerte y Hasta Pronto.

 

                          

Publicado en 27, Extraescolares, General | No existen comentarios »

FOTOS LISBOA 2009

Publicado por serafingf el 16 Abril 2009

Esta película necesita Flash Player 7

Publicado en 27, Extraescolares | No existen comentarios »

EL BARBERO DE SEVILLA

Publicado por serafingf el 11 Marzo 2009

portada27.jpg

 

¿QUÉ ES?

 

 

 

El barbero de Sevilla es una ópera bufa en dos actos, de Gioacchino Rossini. Fue estrenada en el teatro Argentina de Roma el 20 de febrero de  1816. Rossini escribió esta ópera en un tiempo récord, pues el contrato de la ópera se firmó menos de dos meses antes de su estreno.
La  Obertura de esta ópera se tocó con frecuencia como pieza de concierto. Su carácter alegre, gracioso, y humorístico prepara psicológicamente al público para el ambiente en que se desarrolla el resto de la ópera. Se sale que su música había utilizado por el compositor como abertura de dos óperas anteriores. Sin embargo, ha quedado ligada de manera  permanente a ésta, en una de sus obras maestras, la abertura también fue utilizada como  marcha de la banda de guerra del ejército mejicano en tiempos de Santa Anna. También es ampliamente conocida el aria Largos factotum, interpretado por Fígaro y que da cuenta de la importancia que éste se atribuye en la obra.

UNA BONITA FANTÁSTICA OBRA VA A VENIR A NUESTRA CIUDAD:  EL BARBERO DE SEVILLA.

En nuestro antiguo comentario sobre la famosa ópera del gran Gioacchino Rossini contábamos que había rumores de que iba a venir a nuestra ciudad…
Nos han llegado cartas de admiradores de esta ópera diciendo que se querían enterar…
¡¡lo habéis conseguido!!
La gran ópera vendrá a Gijón…
Ahora os contaremos un bonito argumento del Barbero de Sevilla.

ARGUMENTO:

Esta obra está inspirada en Sevilla a finales  del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII. Esta es una obra en la que Rosina, una bella muchacha rica y huérfana, a quien su tutor, Don Bartolo, la tiene encerrada sin dejarle salir mas que para  ir a misa con la esperanza de casarse con ella algún día. Ella está enamorada del conde de Almaviva. En la barbería de Fígaro se mira con simpatía al joven que se disfraza de soldado con boleto de alojamiento, pero con la mala fortuna, Don Bartolo, es de los pocos en la ciudad que por privilegios, no está obligado a recibir soldados. Almaviva es rechazado y a punto de ser detenido. Fígaro le anima y se vuelve a disfrazar de clérigo con la intención de darle la clase de canto sustituyendo a su viejo maestro Don Basilio, que se ha puesto enfermo. Pero siendo afeitado Don Bartolo por Fígaro se presenta el verdadero maestro Don Basilio. Fígaro lo  arregla con una moneda de oro en la mano de Don Basilio, de este modo Almaviva y Rosina acuerdan casarse en secreto. Pero el viejo tutor Don Bartolo no se fía y llama al escribano para adelantar la boda. Fígaro se da cuenta y avisa a Almaviva que se apresura y se casa con Rosina.

ESPERO QUE   OS  HAYA  GUSTADO…
AHORA OS PRESENTARÉ A LOS PERSONAJES:

Rosina: es mezzosoprano y es la protegida por Don Bartolo.
Don Bartolo: es un bajo y es el protector y tutor  de Rosina.
Conde de Almaviva: es  tenor y es el enamorado de Rosina.
Fígaro: es barítono y es el barbero.
Don Basilio: es un bajo y es el maestro de la música.
Berta: es soprano y es la camarera del doctor Bartolo.
Fiorello: es un bajo o barítono  y es el  sirviente del conde de Almaviva.

Lo Sabiaís??

ACTUALIDAD:

El conde de Almaviva es uno de los nobles más deseados del momento, en la Corte Real de Madrid y en toda España.
Entre las habladurías que corren por las calles sevillanas, se cuenta que el apuesto aristócrata ha viajado secretamente hasta nuestra ciudad en busca de su nuevo amor, la joven Rosina.
Se conocieron en Madrid, donde el conde cayó locamente enamorado por su belleza y dulzura. En cambio, al poco tiempo, Rosina se trasladó a la capital andaluza acompañando a su tutor, el doctor Bartolo.
El amor de Rosina le está resultando un tanto complicado al conde, ya que su tutor la controla, día y noche. El tutor esta pendiente de las entradas y salidas de la casa.

CÓMO CONTINUARÁ…

SOBRE ROSSINI…

Cuando yo era pequeño recuerdo que siempre había música en mi casa. Mi padre Guiseppe cuando terminaba la labor de inspector municipal de Carniceras, cogía su trompeta y ensayaba para los conciertos con la banda local, mientras mi madre, Anna Guidarini hacia gargantillas en el comedor con su bella voz, pues era cantante de ópera de teatro ambulante. Además yo estaba entusiasmado cuando acompañaba a mi madre a sus conciertos por todos los teatros de la provincia. Así nació mi afición por la música y en especial por la magia de la ópera, mi gran vocación.

¿Qué hacemos con este chiquillo, que no quiere dedicar suficiente atención a los estudios musicales? Decían los padres de Rossini.
Frente a esa falta de interés, sus padres le impusieron un castigo ejemplar: lo llevaron como aprendiz a una herrería a los 9 años. ¡Y consiguieron convencerlo! En medio del ruido  informal del taller y de los  ruidosos golpes de los martillos, Rossini se arrepintió rápidamente y se comprometió a continuar con las lecciones de música con empeño y voluntad. Toda una lección que le ayudaría a con las lecciones de música con empeño y voluntad. Toda una lección que le ayudaría a convertirse, años después en el compositor más importante de esa época.

Entre sus compañeros, Rossini era conocido como “Tedeschino”. Su profesor le llamaba así afectuosamente, porque él era un apasionado de compositores alemanes. Rossini leía y estudiaba sus obras con gran entusiasmo, como si fueran tebeos.

ESTAMOS SEGUROS DE QUE ESTE ARTÍCULO OS AYUDARÁ A ENTENDER MÁS  SOBRE EL BARBERO DE SEVILLA…

 

Publicado en 27, Extraescolares, General | No existen comentarios »

Villabona 09

Publicado por serafingf el 4 Febrero 2009

portada27.jpgPor Sara María Llerandi 

 

 

 

Desde el año 1994 la UTE de Villabona ofrece encuentros entre alumnado de 4.º de ESO de los Centros escolares asturianos con personas internas en la UTE que inician un difícil y largo camino hacia la normalización de sus vidas. El pasado 20 de Enero, nosotros tuvimos la gran oportunidad de compartir con ellos esta experiencia.

Sentíamos expectación y curiosidad. ¿Sería aquello como nosotros nos imaginábamos? Pero también es cierto, que teníamos bastante respeto a aquel recinto cuya imponente y escalofriante imagen nos hacía presagiar que el interior sería todavía peor de como nosotros pensábamos.

Los numerosos controles de seguridad y recomendaciones por parte de los funcionarios del centro tampoco nos infundían demasiados ánimos. Pasillos interminables, puertas automáticas, cercas, vallas… Todo aquello, junto a los tópicos que el cine, la televisión, etc. nos transmiten sobre la vida en las cárceles nos había formado una imagen muy inexacta, fantasiosa, que se vino abajo en cuanto conocimos a los internos.

A través de sus propias experiencias e historias, que con gran generosidad compartieron con nosotros, nos dimos cuenta de que son gente como nosotros, que un desafortunado día cometieron un error, que han pagado sumamente caro.  

Por culpa del alcohol y de las drogas, se ven obligados a estar recluidos durante demasiado tiempo. Y no solo eso. Una vez rehabilitados, y habiendo cumplido su condena, se tendrán que enfrentar a un reto de igual o mayor dificultad: la sociedad. Una sociedad que hoy en día margina a los ex convictos, una sociedad en la que las oportunidades que se les dan se pueden contar con los dedos de una mano, una sociedad que ellos, tras el gran esfuerzo que les ha supuesto aceptar sus errores y remediarlos, no se merecen.

Tras el coloquio, nos dividieron en grupos, en los que tuvimos la oportunidad de compartir nuestras experiencias de forma más personal, sin el temor al qué dirán. Tras aconsejarnos no consumir ningún tipo de droga (legal e ilegal), nos enseñaron el resto de las instalaciones.

Como nos comentó una interna, a primera vista no parece demasiado sórdido, pero el trascurrir de la rutina diaria acaba minando la moral. Además, como también nos contaron, debemos tener en cuenta que se nos enseñó la parte menos dura de la cárcel.

Y así concluyó nuestro día en la cárcel. La experiencia que hemos compartido, aparte de habernos concienciado del gran problema que supone hoy en día el consumo de esas sustancias, nos ha hecho crecer como personas. Gracias.

Publicado en 27, Extraescolares, General | No existen comentarios »

Novios en Internet

Publicado por pablohm el 18 Junio 2008

Obra de teatro del IES Rosario de Acuña

Publicado en 26, Abierto Tarde, Extraescolares | No existen comentarios »

GRADUACIÓN DE 2º DE BACHILLERATO

Publicado por serafingf el 16 Junio 2008

Por Bárbara Posada y Silvia Blancoportada24mini

 

 

Amigos/as, compañeros/as, profesores/as, padres/madres. Estamos aquí reunidos y reunidas para…, mejor utilicemos el plural genérico que el rollo ya lo dará otro. Con nuestras mejores galas hemos venido aquí para despedir nuestros seis (más o menos) largos años de insti. Hubo momentos buenos y momentos no tan buenos pero, como se suele decir, nuestra memoria es selectiva y con el paso de los años sólo quedarán los mejores. Esperemos que esta noche no sea una excepción.

Para la mayoría de nosotros todo empezó en el 2002. Llegamos al instituto con el mismo miedo a lo desconocido con el que nos vamos ahora. De esa época podemos recordar la insistencia por parte de los profesores de estudiar día a día y de lo poco que se nos quedó esa costumbre. Los momentos más memorables de la ESO sucedieron fuera de la rutina de las clases: el pequeño incidente con el balancín en la ruta del oso, la visita a cabacerno con avestruces incluidas, el concierto de músicos en tercero, la visita a Tineo cuando nevó, el viaje a Sevilla con Cultura clásica (aunque pocos diésemos esa asignaturas) y las jornadas culturales que sólo pudimos disfrutar esos años….

Luego llegó la hora de elegir. El temido Bachillerato legitimó a los profesores a decir “que ya no estábamos allí por obligación” pero, a pesar de eso y también según ellos, “seguíamos comportándonos como críos de primero”. Comenzaban las disputas entre ciencias y letras. ¿Momentos memorables? Sin duda los dos viajes de estudios,. París, Ámsterdam y Lisboa… seguramente cuando volvamos a esos lugares no podremos evitar acordarnos de nuestros compañeros y de las risas que pàsamos con frases tan míticas como: ¿CUÁNTO QUEDA JOSÉ FRANCISCO?

Agradecer a Kant, Gauss, Lorca, Beethoven, Darwin, Le Chatelier, Adam Smith, Morís, Cristóbal Colón, Einstein, y a muchos más todos los conocimientos que nos han cedido a través de nuestros profesores a pesar de que queramos perder de vista a unos cuantos. Sin embargo, todos estos conocimientos no sólo nos han culturizado, sino también nos han hecho crecer como personas, lo que viene siendo madurar. Cada profesor y cada compañero han dejado una pequeña huella en nosotros que nos influirá en nuestro futuro. No creo que nadie deba estar triste porque no va a volver a ver a sus amigos o porque simplemente, los felices años de instituto se hayan esfumado. Como se suele decir, no importa el destino sino el viaje. Por el momento, nuestro viaje empieza aquí, y seguirá después del paréntesis de la PAU (mencionada hasta la saciedad este curso) y durante ese peazo de verano que nos espera. Os deseamos lo mejor y desde aquí proponemos una reunión de antiguos alumnos del curso 2002-2008 allá por 2020.

Buenas noches y buena suerte.

 

Jorge García y Borja Llanos

Hemos estado compartiendo un cuarto de día, cinco días a la semana durante seis años y ahora llega el momento de separarnos.

Hemos compartido mesa, exámenes, castigos, hemos pagado borradores que bien podían haber sido de oro y otras mil anécdotas que hemos vivido juntos… pero ha llegado el momento de dejar de compartir, ha llegado el momento de comenzar nuestra vida en solitario, nuestros caminos por tanto, se separan.

Todos entramos en una nueva etapa, sea donde sea, pero quedará en nuestros corazones

una pequeña imagen de nosotros mismos en el recuerdo, especialmente de los viajes de estudios, momentos en los que nos hemos unido más entre alumnos y profesores.

Quien nos iba a decir que hablar sobre Filosofía en las playas holandesas diera tanto de si, o que uno pudiera comer una semana seguida en el Mcdonals sin morir en el intento, esas y otras muchas cosas formaran ya parte de nuestra vida para siempre, al igual que los profesores, a los que muchas veces odiamos, muchas veces criticamos, pero que al fin y al cabo, han sido para nosotros guía y ejemplo de un comportamiento a seguir.

A ellos hay que dar gracias por su santa paciencia, otros deberían dárnoslas a nosotros, pero eso ya es otro tema porque está claro que en la vida nada es perfecto y en cualquier caso, nos han facilitado posiblemente las horas más fáciles de nuestra vida, con problemas que siempre se han podido resolver.

Gracias también a todos los que estáis aquí acompañándonos, familiares y amigos, que a lo largo de todo este tiempo de estudios de instituto y de locas adolescencias, habéis sabido perdonar suspensos, o simplemente nos habéis dado consejo porque ya habíais pasado por ello. Vuestra voluntad de ayuda será siempre de agradecer y está claro que aquello que predicáis hasta la saciedad, aunque pueda parecer que no sirve de nada, sienta las bases y produce el poso que llevamos dentro, sencillamente al final como se suele decir “algo queda “.

Desear que los próximos años sirvan para dejar nuestra huella particular allá donde quiera que estemos, que nuestro Instituto haya sido trampolín de una generación de buena gente, porque lo más importante que nos llevamos es haber aprendido a ser personas, en mayor o menor medida.

Y para finalizar, solo queda la esperanza de que en unos años, podamos sentarnos todos en una mesa para recordar este y otros muchos momentos, que no olvidemos las experiencias, las risas, las amistades, que siempre tengamos presentes estos años, tal vez los mejores de nuestras vidas o tal vez no, pero los mas divertidos seguro.

Por todo ello, solo reiterar las gracias, desearos lo mejor en la vida y que pronto nos volvamos a ver, porque lo importante es decirnos con todo el cariño, no un adiós, sino un “hasta pronto”.

 

Publicado en 26, Extraescolares, General | No existen comentarios »

ADIOS A LA MINA DE LA CAMOCHA

Publicado por serafingf el 7 Mayo 2008

portada24miniPor Diego Suárez Patallo

 

 

 

Eran las 10:05 de la mañana, había acabado la segunda hora lectiva en el IES Rosario de Acuña y los alumnos de CTS de 2º de bachiller estaban esperando a la entrada del instituto para salir andando hacia la mina de la Camocha. La ruta propuesta por el departamento de filosofía era agradable y tranquila, aunque la marcha no lo fue tanto.

Hubo que esperar un poco por Borja Llanos que llegó algo tarde, pero con razones totalmente justificadas ¡¡!! El primer kilómetro de viaje fue protagonizado por el majestuoso gorro de Serafín que a la par que le protegía del sol y aportaba frescura a su cabeza estaba totalmente en armonía con su vestuario. Con el transcurso de los kilómetros el agradable paseo se empezó a convertir en una lucha por la supervivencia; el calor estaba acabando con nosotros y los ciclistas sólo pensaban en atropellarnos, incluso nos insultaron, no porque fuéramos haciendo algo inadecuado sino porque eran malas personas, desde mi punto de vista. Nos dimos un respiro parando a comer algo y continuamos con el duro recorrido.

Después de un rato llegamos a la mina, donde un extrabajador (bueno, sigue trabajando, pero en tareas de desmantelamiento) de la mina estaba dispuesto a enseñarnos su funcionamiento. Lo primero que hicimos fue entrar en el edificio donde estaban los vestuarios, taquillas e instrumentos para los trabajadores de la mina; nuestra mirada no pudo esquivar la cantidad de posters y fotos que decoraban el majestuoso “espá” en el que se habían convertido aquellos vestuarios. Luego fuimos al edificio donde estaba el generador y la zona donde estaba el ascensor (la jaula, dicen ellos) que bajaba a la mina; tuvimos que tener cuidado ya que era una zona bastante peligrosa a la que nos fue imposible bajar. Por último visitamos el edificio donde se seleccionaba y limpiaba el carbón (el lavadero); en este edificio había varias plantas, en todas había las mismas máquinas, sólo diferenciadas por el tipo de rendija que tenían, que servían para seleccionar según el tamaño de los trozos de carbón. El trabajador que nos lo mostró, a pesar de que no era su función, se molestó mucho en explicar todo y responder a nuestras preguntas; además su tono desenfadado lo hizo muy ameno. Después todos cogimos el bus (algún privilegiado, en coche particular) y nos marchamos a casa.

En definitiva fue una excursión agradable, cansada, pero agradable.

Esta película necesita Flash Player 7

Publicado en 26, Extraescolares | No existen comentarios »

DE FLORENCIA A ROMA

Publicado por serafingf el 25 Abril 2008

portada26miniPor Lucía Antón Armesto

 

 

 

El viaje empezaba con una visita a Florencia en primer lugar, donde visitaríamos multitud de monumentos e iglesias que nos darían una idea de la cultura de la ciudad.

Salíamos el día 6de Marzo de Gijón hacia Florencia. Nos esperaba un autobús cerca del instituto donde nos despedimos de padres y familiares. A las 8 y media el viaje ya comenzaba. Teníamos que dirigirnos hacia Santander, pues el vuelo hacia roma salía de allí. El viaje se nos hizo un poco largo, pues todos estábamos deseando llegar .Una vez en Santander tuvimos que facturar y esperar a finalizar todos los tramites para subirnos al avión. En el aeropuerto hubo gente que se encontró con algunos problemas, pues nuestras maletas no debían sobrepasar los 15 kilos y en cambio había gente con maletas que pesaban más. La gente estaba muy nerviosa, algunos no habían subido nunca en avión, a otros no les gustaba viajar en él, etc.…Pero el viaje en avión no fue para tanto y se hizo corto, en poco tiempo ya estábamos en Roma.

Una vez en Roma tomamos un autobús con dos pisos que nos llevaría hasta Florencia, el viaje duró unas 5 horas y se nos hizo largísimo, ya que el viaje en avión nos había cansado a todos muchísimo.

Llegamos a Florencia aproximadamente a las 11 de la noche, llovía muchísimo y tuvimos que coger las maletas rápidamente para meternos en el hotel lo mas pronto posible. El hotel estaba muy bien, se llamaba “Hotel Mediterráneo”y estaba en el centro de la ciudad, las habitaciones no estaban mal y algunas personas tuvieron la suerte de que les tocaron suites del hotel.

Una vez instalados, las profesoras que nos acompañaron en el viaje hacían una inspección por las habitaciones para asegurarse de que nadie faltaba en ellas. Por ello, el primer día, al llegar tan tarde mucha gente cenó en las habitaciones con la comida que llevábamos en las maletas. La única comida que hacíamos en el hotel era el desayuno, pues comer siempre comíamos por la ciudad mientras hacíamos las visitas y cenábamos por ahí con los compañeros o en las habitaciones.

Al día siguiente de nuestra llegada nos levantamos todos a las 8 de la mañana para estar preparados a la hora que las profesoras nos habían dicho. Después de reunirnos todos en la entrada del hotel nos fuimos a visitar los sitios que teníamos propuestos en el calendario. Visitamos algunas iglesias y plazas de la ciudad.

Después de 3 días en la ciudad de Florencia nos fuimos a Roma. En el viaje hacia Roma hicimos una parada en Siena, donde comimos. El viaje hacia Roma no fue tan largo como esperábamos porque todos estábamos muy cansados y nos lo pasamos durmiendo.

Cuando llegamos a Roma nos llevamos una pequeña desilusión, después de estar en aquel hotel en Florencia, el hotel de Roma era más antiguo y menos elegante. Llegamos sobre las 7 de la tarde, una gente fue a visitar un poco la ciudad y otra en cambio se quedó en la habitación descansando.

Nos levantábamos siempre sobre las 8 de la mañana para iniciar el programa de visitas, Roma es muchísimo mas grande que Florencia por lo que nos movíamos en metro para ir a los sitios.

Algunos lugares que visitamos en Roma, fueron el Coliseo, tanto por fuera como por dentro, la fuente Di Trevi, el Panteón, el Vaticano, la Basílica de San Pedro…etc.

Finalmente, la vuelta a Gijón fue triste, nadie quería volver aquí, lo pasamos genial, visitamos sitios preciosos que seguramente no volveremos a ver, y además hemos convivido con nuestros compañeros mucho más tiempo.

Al llegar a Gijón volvimos a ver a nuestros familiares y eso nos alegró un montón pero yo y todos mis compañeros volveríamos a repetir la experiencia.

Esta película necesita Flash Player 7

 

Publicado en 26, Extraescolares | Un Comentario »

CÁCERES 2008

Publicado por serafingf el 25 Abril 2008

portada26miniPor Irene Río Barrial

 

 

Después de una semana de nervios y preparativos, llegó nuestro tan esperado viaje.

El jueves, a pesar del madrugón y del sueño que teníamos, todos nos despedimos de Gijón con una sonrisa en la cara.

El viaje en bus no fue nada aburrido: unos viendo pelis, con la Play, escuchando música… otros hablando y cantando y, los más audaces, durmiendo.

Debido al mal tiempo que nos acechó, hubo un pequeño cambio de planes; comimos en Plasencia, refugiados de la lluvia, con tiempo de sobra para pasear y conocer la ciudad.

Cuando paró el bus en el Valle de Jerte, todos pensábamos que nos íbamos a bajar para dar un pequeño paseo, pero, al fin y al cabo, solo paramos para que Abraham hiciese lo suyo. Por desgracia, nos tuvimos que conformar con ver el Valle del Jerte desde el bus y, eso sí, bajo la lluvia; sin embargo vimos de lejos sus famosos cerezos.

Una vez que llegamos a Trujillo, dimos un paseo por sus hermosas calles, visitamos el castillo y partimos hacia el hotel, en Cáceres. Allí repartimos las habitaciones, nos acomodamos y en nuestro tiempo libre, cenamos y conocimos las inmediaciones del hotel.

Al día siguiente, arrancamos hacia Mérida, en el bus cantando, pero esta vez, no se oyó el “Asturias, patria querida”, por los recuerdos que nos traía…

Una vez en Mérida, visita guiada al Teatro Romano y Museo de Arte Romano, donde, por lo menos la gran mayoría, quedamos alucinados por las maravillas que pudimos ver.

Al final de la mañana, en el museo, se nos hizo un poco larga la explicación de nuestro guía, del cual hubiese sido “inviable su identificación” a no ser por su gran paraguas y su bigotín.

Después de la comida (la gran comida de algunos) regresamos a Cáceres; allí visitamos la Concatedral de Santa María, con sus …. escalones y nuestros rezos por el Sporting; a continuación fuimos al Museo Provincial de Arqueología, donde pudimos ver objetos de los cuales fue inviable su identificación, pero ya no supimos por qué: si porque no se conservaban en buenas condiciones o porque nos faltaba nuestro querido guía.

El sábado, todos ya con mejor cara debido a la noche tranquila que pasamos, o incluso por la victoria de algunos sobre otros jugando al Pro, llegamos a Salamanca. Gran paseo por la ciudad: Plaza Mayor, Universidad (los que encontramos la famosa rana, espero que tengamos suerte), Catedral… y eso sí, tuvimos nuestro tiempo libre para comer (muy bien, por cierto).

A las 15,30 , todos muy puntuales, partimos hacia Gijón, en un viaje de vuelta muy ameno, comentando el viaje, disfrutando de los cánticos de Serafín, el “cincuenta nanananá..” o la mítica ardilla.

En resumen, un gran viaje de estudios, con unos agradables compañeros y unos profes inmejorables, Paula y Serafín.

Solo me queda decir una última cosa: “Asturiaaas, patria queridaaa, Astuuurias de mis amoooorees… ”.

 

Esta película necesita Flash Player 7

 

Publicado en 26, Extraescolares | No existen comentarios »

EN FADOS POR LISBOA

Publicado por serafingf el 16 Abril 2008

Por Bárbara Posada
portada24mini

Tras mucho tiempo esperándolo y después de dos semanas plagadas de exámenes, por fin llegó el día en el que nos fuimos de viaje de estudios.

Aunque nuestro destino final era la capital lusa hicimos una paradita en Ciudad Rodrigo, que de ciudad, poco, porque es pueblo más que otra cosa. Allí tomamos los típicos bocatas del primer día, a lo cutre, debajo de un garaje mientras lloviznaba fuera. Vimos la parte antigua bajo unos paraguas y volvimos al autobús.

Sobre las 7 hora local (recordemos que allí es como en Canarias) llegamos al hotel, muy bien situado por cierto. Nos maqueamos y duchamos para después ir hasta el barrio Alto. Los profes nos debieron ver gordos porque nos hicieron subir una cuesta muy empinada para llegar hasta allí en vez de tomar el tranvía. Una vez allí nos separamos en distintos grupos. Nos dejamos guiar por una amiga que tenía una recomendación de la misma revista de Fotogramas que aconsejaba una tal “casa Matilde” en la que se vendían sandwiches gigantes por tres euros. Acabamos preguntándole a un tal Pedro, muy majo él, que nos guió por el barrio. Se rió de nosotros cuando le dijimos dónde queríamos ir, así que nos llevó a un sitio mejor. Y tanto, menús a 6 € del típico Bitok (carne), huevo frito, patatas, ensalada y arroz. Y lo mejor de todo es que era como la típica cocina de la abuela (con la abuela portuguesa incluida y con la factura escrita a mano) Después caminamos un poco por allí entrando en algún que otro pub. Nos reunimos en el mirador del barrio Alto y, ya allí, todos juntos bajamos hasta el hotel.

A la mañana siguiente nos hicieron subir una cuesta de pendiente 1%, pero que con el cansancio acumulado de la noche anterior nos parecía el Everest. Llegamos a la cima, típica foto de grupo y al museo Gulbenkian. Allí había de todo: cosas de Egipto, cosas de Grecia, Roma, tapetes que una persona pisó creyendo que era una alfombra… etc. Luego cogimos el metro y llegamos hasta la Plaza De Comercio. A pesar de las reticencias de los profes acabamos en un McDonalds (y es que allí son un euro y medio más baratos los menús). Después de comer en este restaurante internacional volvimos a la plaza de Comercio y empezamos a subir, subir y subir cuestas para llegar al barrio de Alfama, el barrio antiguo. Visitamos la Iglesia y accedimos a un mirador desde donde se veía toda la ciudad y parte de la que está al otro lado del río Tajo (tan ancho que parece un mar). En fin, como todo lo que sube, baja, volvimos a las callejuelas cercanas a la plaza de Comercio y, tras una foto de grupo y arduo debate para ver qué hacíamos durante el tiempo libre subimos en un elevador muy chulo hasta el barrio alto, porque ya estábamos cansados de subir cuestas. Los profes nos llevaron hasta una cervecería en donde no servían cañas y luego fuimos a ver los famosos fados. Estuvo muy bien, aunque nos percatamos de que allí tú no entras libremente en los sitios, sino que alguien en la puerta te “pesca” para entrar. Muchos probaron el típico bacalao portugués aunque otros optamos por la chuleta de carne de toda la vida. Volvimos al hotel exhaustos para pasar toda la noche durmiendo… o así.

A la mañana siguiente cogimos el autocar para ir a las inmediaciones de Sintra, Luego cogimos un autobús por 4 € ida y vuelta. Sólo unos pocos valientes fueron andando 3 km de cuestas y por último, un autobús decorado como un tren antiguo para subir una cuesta de unos metros (eso ya para los más vagos). Muy bonito el palacio de Sintra, parecido al estilo de Gaudí. Mucho calor también y muy buenas vistas. Vuelta al McDonalds famélicos. Visitamos el convento de los Jerónimos donde vimos a unos estudiantes de arquitectura dibujando la fachada y comimos los ricos pasteles de Belem. De vuelta al hotel, con nuestro plan frustrado de ir al museo de la ciencia nos separamos entre consumidores y turistas para pasar la tarde libre por Lisboa. Los turistas buscamos un lugar para cenar y acabamos en un italiano donde servían unas pizzas gigantes a muy buen precio. En la calle de los restaurantes conocimos a JC o el matador de pollos, que nos contó toda su vida, al final para nada, pues no comimos en su restaurante. También pasamos por el Hard Rock que fue nuestro meeting point. Última noche en el hotel en la que nos planteamos no dormir aunque fue imposible. Madrugón a las 6 de la mañana y buenísimo desayuno como todos los que habíamos hecho en el hotel

El último día lo pasamos casi todo en el bus, viendo medias películas y durmiendo la otra mitad. Paramos en las ruinas de Conimbriga y en la ciudad de Coimbra, típica ciudad de universidades aunque nos decepcionó un poco. Comimos otro menú de Bitok, la convivencia, el sueño y el hambre desgastaba nuestro humor por lo que hubo algunos roces. Tras la apetitosa comida, de nuevo al autobús, juegos de cartas, más pelis, mas dormir para llegar a casa a las 3 de la mañana y dormir hasta las 3 del día siguiente.

En fin, como habéis leído, muchas experiencias que no se pueden resumir en un montón de bits de información pero que siempre permanecerán en el recuerdo.

Esta película necesita Flash Player 7

Publicado en 26, Extraescolares | No existen comentarios »

DESPEDIDA DE LA PROMOCIÓN DE 2º DE BACHILLERATO 2006-07

Publicado por serafingf el 8 Julio 2007

portada25Textos de Nacho Melón y David D. Muñiz  

 

Leer más »

Publicado en 25, Extraescolares, General | Un Comentario »

DISCURSO DE GRADUACIÓN DE BACHILLERATO, PROMOCIÓN 2006-07

Publicado por serafingf el 14 Junio 2007

portada25Francisco Rodríguez Menéndez 

LA VIDA HUMANA… SEGÚN ORTEGA Y GASSET 

El propósito de estas lecciones no es otro que incitarles a tener cuidado de su vida, porque no tienen más que una y esa una se compone de un número dado, muy limitado de instantes, de ahoras, y emplearlo mal es como destruirlo, como matar un poco de su vida.

José Ortega y Gasset: Unas lecciones de metafísica

 

Introducción

Me vais a perdonar todos, alumnas y alumnos, madres y padres, colegas de filosofía, colegas de otras disciplinas y demás público asistente a este acto… el atrevimiento de complicarme la vida hablándoos de un tema, LA VIDA HUMANA, que me es, que nos es, a un tiempo, muy próximo… (¿quién no se ha parado en algún momento de soledad, a pensar sobre qué sea eso que llamamos “vida”, “mi vida”?); y a la vez, muy ajeno, puesto que es asunto grave que entra en el ámbito de la Filosofía, en el que, por cierto, me declaro, desde ya, sólo un simple aficionado o amateur.

De todos modos, antes de que, decepcionados tras esta sincera confesión de mis escasos conocimientos filosóficos- empecéis a revolveros en las butacas pensando con disimulo algo así como: “desde luego hay que fastidiarse… el morro que le echan algunos profes”, atended a las siguientes consideraciones que quizá, si tengo suerte, os llamen la atención lo suficiente como para seguir escuchando.

Decía el gran filósofo y matemático francés Pascal:

Pasar de la filosofía, es ya ciertamente filosofar1

En efecto, estamos todos atrapados: incluso quienes pasan de la Filosofía o la menosprecian, también esos están ya, de alguna manera, filosofando… bien que a su pesar. Por ello no es extraño que muchos, que no somos más que aficionados, nos interesemos, con nuestras escasas luces, por los temas que a ella ocupan y preocupan y que son temas fundamentales que afectan a toda nuestra breve, asombrosa, terrible a veces y misteriosa siempre, existencia.

Todos los grandes filósofos han pensado y hablado también para mí, profe de latín cuarentón; para ti, chavala o mozuelo dieciocho-añero o teenager, que de pronto un día me di, te diste, perfecta cuenta de lo tremendo que es morirse, viejo y feo hábito de la humanidad; o descubrí, descubriste que Tempus fugit, el tiempo huye y fluye sin sentir; o que otro día entendí, entendiste que no es lo mismo hacer las cosas bien o hacerlas mal, facilitar la existencia a los demás o hacerles la puñeta… etc.
Cosas, como veis, de lo más cotidianas y vulgares.

La segunda cita que quería recordar aquí son las palabras con las que el gran filósofo helenístico Epicuro iniciaba la carta que dirigió a su discípulo Meneceo y que decían así:

Nadie por ser joven dude en filosofar, ni por ser viejo de filosofar se hastíe. Pues nadie es joven o viejo para la salud del alma. El que dice que aún no es edad de filosofar o que la edad ya pasó es como el que dice que aún no ha llegado o que ya pasó el momento oportuno para la felicidad. De modo que deben filosofar tanto el joven como el viejo.2

Epicuro nos invita a todos, sea cual sea nuestra edad, a pensar, a meditar. Tal humanísima actividad no está reservada a una etapa concreta de nuestra vida, como pensaban otros filósofos. En cualquier ocasión y tiempo es saludable la reflexión. Y así como cualquier instante de la vida es adecuado para la felicidad, así también para pensar y repensar.

La última cita que me vino a la memoria a la hora de preparar el enfoque que debía dar a esta intervención fue una agudeza de uno de los escritores españoles más ingeniosos, el increíble Enrique Jardiel Poncela, quien dejó escrito que:

La Historia y la Filosofía se diferencian en que la Historia cuenta cosas que no conoce nadie con palabras que sabe todo el mundo, en tanto que la Filosofía cuenta cosas que sabe todo el mundo con palabras que no conoce nadie.

Es muy posible que Jardiel exagerara. De todos modos -que nadie se asuste- intentaré ahora y aquí, rectificando a don Enrique, tratar de cosas que, aparentemente, sabe todo el mundo con palabras que todos conozcamos y entendamos.

Por la premura de tiempo y la consabida brevedad de vuestra paciencia no me voy a detener en la biografía del nuestro filósofo, que un brillante historiador español ha calificado como “la figura más determinante de la vida española del siglo XX”.3

Sólo mencionaré unos pocos datos de su vida que nos sitúen al pensador en su tiempo y circunstancia.

  • José Ortega y Gasset nació y murió en Madrid.

  • Su vida trascurrió entre 1883 y 1955, coincidiendo su apogeo como pensador con uno de los períodos más fértiles y a la vez más convulsos y trágicos de la historia española: la primera mitad del siglo XX.

  • Estudió en la Universidad de Madrid y completó su formación en Alemania.

  • Su primera obra importante Meditaciones del Quijote data de 1914.

  • Se le ha encuadrado en la generación del 14, la generación intelectual también llamada Novecentista, que siguió a la Generación del 98, junto con el magnífico escritor asturiano Ramón Pérez de Ayala, Gregorio Marañón, Ramón Gómez de la Serna, Eugenio D´Ors, Gabriel Miró, etc…

  • Fue un gran pensador, ensayista y periodista. Fue, además, un magnífico escritor, en posesión de un estilo literario personalísimo e inconfundible. Se puede afirmar, sin exagerar que ha escrito una de las mejores prosas ensayísticas en lengua española.

  • En su preocupación por difundir la filosofía entre el gran público dio a conocer muchas de sus obras en los periódicos y repetía que la claridad era la cortesía del filósofo.

Concluyo estos datos con el juicio de un gran pedagogo4 , coetáneo suyo,

Ortega reunía en sí condiciones difíciles de encontrar reunidas en una persona: fue pensador, escritor, orador, profesor, todo de un modo eminente. […] Después de don Francisco Giner de los Ríos no ha habido nadie en España que haya realizado una labor de reconstrucción espiritual semejante.

Y ya, antes de entrar en materia, dos advertencias previas:

  • Vamos a omitir puntos fundamentales de la filosofía de don José Ortega y Gasset que son cimiento y justificación de todo lo que aquí se va a decir. Espero que lo que se pierda en rigor, se gane en claridad.

  • Como resulta más interesante oír las palabras de Ortega que las mías, lo que sigue está trufado de citas de textos suyos.

Concepción del hombre

Aunque el tema principal de estas palabras sea la vida humana según Ortega y Gasset, creo imprescindible decir antes algo acerca de su concepción del hombre, sobre su antropología.
Nuestro pensador considera que las ciencias naturales, deudoras de la razón físico-matemática, (biología, química, incluso la psicología, etc.) nos ofrecen explicaciones parciales e insuficientes sobre qué sea el hombre. Y así dice:

Mal podía la razón físico-matemática en su forma crasa de naturalismo, o en su forma beatífica de espiritualismo afrontar los problemas humanos. Por su misma constitución no podía hacer más que buscar la naturaleza del hombre. Y, claro está, no la encontraba. Porque el hombre no tiene naturaleza. El hombre no es su cuerpo, que es una cosa; ni es su alma, psique, conciencia o espíritu, que es también una cosa. El hombre no es cosa ninguna,…5
El prodigio que la ciencia natural representa como conocimiento de cosas contrasta brutalmente con el fracaso de esa ciencia natural ante lo propiamente humano. Lo humano se escapa a la razón físico-matemática como el agua por una canastilla…. […]
La causa tiene que ser profunda y radical; tal vez, nada menos que esto: que el hombre no es una cosa, que es falso hablar de la naturaleza humana, que el hombre no tiene naturaleza.6

Ahora bien, si el hombre no se puede considerar y estudiar como una cosa, si el hombre no tiene naturaleza: si no es, a la manera que es o existe un planeta, una piedra o un tronco, hay que buscar por otro camino qué demonios es.

Esa capacidad de ser, una tras otra, infinitas cosas diferentes, sin que haya una sola imaginable que pueda en principio excluirse de sus posibilidades, es el verdadero significado de la palabra hombre.7

Y llegamos aquí al fondo de la novedosa concepción orteguiana del hombre: el hombre no es naturaleza, sino que es historia. O lo que es lo mismo: La “vida humana” no es biología, sino biografía8. De ahí que, cuando yo quiero decir a alguien quién soy, tengo que empezar por contar una historia, mi historia. ¡Quizás, por eso, si nos paramos a pensar un momento, no haya nada tan despectivo como decirle a alguien “no me cuentes tu vida”!.

Y continúa Ortega:

Ahí está, esperando nuestro estudio, el auténtico ’ser’ del hombre -tendido a lo largo de su pasado. El hombre es lo que le ha pasado, lo que ha hecho. Pudieron pasarle, pudo hacer otras cosas, pero he aquí que lo que efectivamente le ha pasado y ha hecho constituye una inexorable trayectoria de experiencias que lleva a su espalda, como el vagabundo el hatillo […]. Ese peregrino del ser, ese sustancial emigrante, es el hombre. Por eso carece de sentido poner límites a lo que el hombre es capaz de ser. En esa ilimitación principal de sus posibilidades, propia de quien no tiene una naturaleza, sólo hay una línea fija, restablecida y dada, que puede orientarnos; sólo hay un límite: el pasado. Las experiencias de vida hechas estrechan el futuro del hombre. Si no sabemos lo que va a ser, sabemos lo que no va a ser.
En suma, que el hombre no tiene naturaleza, sino que tiene… historia. O, lo que es igual: lo que la naturaleza es a las cosas, es la historia [… ] al hombre.9

Por eso, porque no tiene naturaleza ha podido ser cazador paleolítico, general romano, obispo o astronauta…, ha podido ser Platón, Cleopatra, Cristóbal Colón, Marie Curie, Albert Einstein o … incluso, Sara Montiel.

Los atributos de la vida humana

Abordemos, pues, ya, sin más preámbulos, el tema principal de esta disertación: sus ideas sobre la vida humana.
Para Ortega, “el problema radical de la filosofía es definir ese modo de ser, esa realidad primaria que llamamos “nuestra vida”, teniendo siempre presente que “… vivir es lo que nadie puede hacer por mi - la vida es intransferible- no es un concepto abstracto, es mi ser individualísimo”.10
Él considera que la vida es la realidad radical, realidad fundamental, básica, porque “Todas las demás cosas las encuentro en mi vida, dentro de ella, como detalle de ella y referido a ella”11 : ya sean las matemáticas, los padres, la discoteca o las estrellas.

Ortega sale, pues, a la caza de los atributos de la vida, esa nueva realidad radical. Ese es su método y vamos ahora nosotros a seguirlo con atención para ver hasta dónde nos lleva.
¿Qué es, pues, la vida humana? Y la primera respuesta es de lo más simple -vamos que se le ocurre a cualquiera-: Vida es lo que hacemos y nos pasa. Hasta aquí, imagino, que estaremos todos de acuerdo: parece una obviedad, pero es así. En efecto,

Si somos sinceros- nos dice Ortega- reconoceremos que la mayor porción de nuestra existencia está hecha de parejas insignificancias: vamos, venimos, hacemos esto o lo otro, pensamos, queremos o no queremos, etc.
De cuando en cuando nuestra vida parece cobrar súbita tensión, […] concentrarse y densificarse: es un gran dolor, un gran afán que nos llama: nos pasan, decimos, cosas de importancia. Pero noten ustedes que para nuestra vida esta variedad de acentos, este tener o no tener importancia es indiferente, puesto que la hora culminante y frenética no es más vida que la plebe de nuestros minutos habituales.

Vivir es lo que hacemos y nos pasa: hacer un examen de inglés, beberse un colacao, ir al cine, enamorarse, sufrir una grave enfermedad, obtener el título de Bachiller o incluso ver “Aquí hay tomate”…
Ahora bien, todo lo que hacemos y nos pasa es nuestra vida porque nos damos cuenta de ello: por eso nos advierte Ortega de que

Este es el primer atributo decisivo con que topamos: vivir es esa realidad extraña, única, que tiene el privilegio de existir para sí misma. Todo vivir es vivirse, sentirse vivir, saberse existiendo -donde saber no implica conocimiento intelectual ni sabiduría especial ninguna, sino que es esa sorprendente presencia que su vida tiene para cada cual.12

Somos muy conscientes de nuestra vida. Nos enteramos perfectamente cuando nos duele una muela y, en cambio, la piedra no parece enterarse cuando le damos una patada. Por eso podemos decir con toda propiedad mi vida, como algo completamente diferente, diverso de todo lo demás, incluidas las vidas de los otros.

El segundo aspecto con que se topa Ortega en esta investigación emprendida a la caza de qué sea la vida, la vida de cada uno, sin prejuicios ni prevenciones, es, aunque no lo parezca a primera vista, tremendo:
Vivir es encontrarse en el mundo, en unas circunstancias determinadas. Ese mundo, esas circunstancias en que al vivir nos encontramos se componen para todos nosotros de cosas… y personas agradables y desagradables, simpáticas y horribles, beneficiosas y perjudiciales; de ahí que defina al mundo como todo aquello que nos afecta para bien o para mal.

Pero estaremos todos de acuerdo en que nuestra forma de encontrarnos con el mundo, de empezar a vivir es, si nos paramos a pensarlo, algo sorprendente, asombroso y, por qué no decirlo, traumático. Ortega lo explica de forma insuperable, sirviéndose de una comparación:

Nuestra vida empieza por ser la perpetua sorpresa de existir sin nuestra anuencia previa, náufragos en un orbe impremeditado. No nos hemos dado a nosotros la vida sino que nos la encontramos justamente al encontrarnos con nosotros.

Es como si

alguien que dormido es llevado a los bastidores de un teatro y allí, de un empujón que lo despierta, es lanzado [al escenario], delante del público. ¿Al hallarse allí, qué es lo que halla ese personaje? Pues se halla sumido en una situación difícil sin saber cómo ni por qué; la situación difícil consiste en que hay que resolver de algún modo decoroso aquella exposición ante el público, que él no ha buscado ni preparado ni previsto.13

En efecto, es cosa sabida que nadie tuvo el detalle de preguntarnos si queríamos empezar a existir - reproche ocasional y comprensible de los hijos a los padres.

Nos encontramos, pues, a la vez con nuestra vida y con todo lo que no es ella, es decir, con el mundo. Y, encima, sin haber podido elegir ninguno de los dos. No querías taza, pues taza y media. En su raíz, cada vida es siempre imprevista e involuntaria.
Pero es que, además, y tal como decíamos hace un momento, vivir va a consistir en:

ocuparse con lo otro que no es uno mismo, todo vivir es convivir con una circunstancia.14
[…]
Nuestra vida, según esto, no es sólo nuestra persona, sino que de ella forma parte nuestro mundo: ella -nuestra vida- consiste en que la persona se ocupa de las cosas o con ellas, y evidentemente lo que nuestra vida sea depende tanto de lo que sea nuestra persona como de lo que sea nuestro mundo.15

A esto se refiere, sin duda, don José con esa famosa frase tan conocida cuanto mal empleada: Yo soy yo y mi circunstancia… (Cuya formulación más correcta debiera ser quizá: Mi vida soy yo y mi circunstancia).

En esa circunstancia, además de todas las cosas de nuestro alrededor - nuestro mundo- hay que incluir, sobre todo, a las personas que nos rodean y conocemos. Nuestro prójimo es también un ingrediente principal de nuestra vida, nos dirá Ortega.
De ahí que se pueda comprender, que en casos extremos, alguien pueda llegar a decir: Mi vida sin ti no tiene sentido o No puedo vivir sin ti.

Y, como apuntaba antes, esto es lo tremendo: el mundo en el que y con el que nos encontramos no lo hemos podido elegir. Es el que nos ha tocado. No es lo mismo nacer en España que en Etiopía, ni en una familia rica que en una pobre, ni en el siglo XX que en el siglo XV, etc.

La vida, en efecto, deja un margen de posibilidades dentro del mundo, pero no somos libres para estar o no en este mundo que es el de ahora. Cabe renunciar a la vida, pero si se vive no cabe elegir el mundo en que se vive. Esto da a nuestra existencia un gesto terriblemente dramático.16

Así pues, cada uno de nosotros tiene que torear el toro que le toca y en la plaza que le ha tocado. Hay que vivir hic et nunc, decían los latinos: aquí y ahora. En efecto, la vida de cada cual se hace con y desde sus propias e incanjeables circunstancias.

Pero, si lo dicho hasta ahora es ya, si bien se mira, sorprendente, todavía hay más. He aquí, como en el circo, el más difícil todavía. La vida que nos es dada, no nos es dada ya hecha. Somos nosotros quienes tenemos que hacerla. Cada uno tiene que hacer su vida. La vida, así pues, se constituye como quehacer. Vivir da mucho quehacer - nos repetirá Ortega.

El hombre, quiéralo o no, tiene que hacerse a sí mismo, tiene que inventar su propia vida, tiene que fabricársela.17
Llegados a este punto, resulta curioso comprobar que esta manera de concebir la vida humana, la idea de que el destino de cada uno es hacerse su propia vida, de que cada uno ha de “buscarse la vida”, la encontramos admirablemente expresada en un poeta amigo y contemporáneo de Ortega, don Antonio Machado. Con la profundidad propia de los grandes poetas don Antonio, en unos versos muy famosos nos advierte:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
Sino estelas en la mar.18

Si nos emocionan tan hondamente estas palabras siempre que las oímos es, sin duda, porque aquí el poeta ha rozado, con su intuición infalible, uno de los misterios más íntimos de la vida humana, de la vida de cada uno.

Pero sigamos haciendo nuestro camino de esta tarde. Y así llegamos, como era inevitable, al tema de la libertad. En efecto, Ortega constata que:

Si no nos es dado escoger el mundo en que va a deslizarse nuestra vida -y ésta es su dimensión de fatalidad- nos encontramos con un cierto margen, con un horizonte vital de posibilidades -y ésta es su dimensión de libertad-; vida es, pues, la libertad en la fatalidad y la fatalidad en la libertad19

O dicho de otra manera: Vida[…] es ser libre dentro de una fatalidad dada.20

En efecto, teniendo presente todo lo que no hemos podido elegir en nuestra vida (fecha de nacimiento, país, familia, constitución física, carácter, etc.), existe para nosotros siempre un margen de libertad; y no es sólo que tengamos una cierta posibilidad de libertad, es que estamos condenados a ser libres, estamos condenados a tener que elegir.

[…] la circunstancia nos presenta siempre diversas posibilidades de hacer, por tanto, de ser. Esto nos obliga a ejercer, queramos o no, nuestra libertad. Somos a la fuerza libres. Merced a ello es la vida permanente encrucijada y constante perplejidad. Tenemos que elegir en cada instante si en el instante inmediato o en otro futuro vamos a ser el que hace esto o el que hace lo otro. Por tanto, cada cual está eligiendo su hacer, por tanto, su ser - incesantemente.21

Ortega, nos aclara lo anterior con la siguiente metáfora, que confieso que siempre me ha parecido una magnífica definición del ser humano:

Alguien, al ponernos sobre el planeta, ha tenido el prοpόsitο de que sea nuestro cοrazόn una máquina de preferir. Nos pasamos la vida eligiendo entre lo uno ο lo otro. ¡Un penoso destino!22

(Es penoso porque siempre que se elige, se abandonan caminos que podrían ser muy interesantes, pero a los que tenemos que renunciar.)

En ocasiones son decisiones intrascendentes, como qué ropa ponerse o qué refresco pedir, pero en otras tenemos que afrontar la enorme responsabilidad de elegir una profesión, un modo de vida, un lugar donde quedarse a vivir, alguien con quien compartir la vida… En toda situación vital nos encontramos con constricciones, barreras, obstáculos, determinaciones, necesidades, pero siempre - afirma Ortega- hay un cierto margen, una cierta holgura para nuestra libre actuación.

Todos, aquí, conocemos numerosos ejemplos, quizá en la propia familia, de vidas de hombres y mujeres que teniendo las condiciones, las circunstancias de partida más adversas, han conseguido logros que nadie, ni siquiera ellos mismos, soñaron nunca: pongamos un ejemplo conocido: José Saramago, de origen humilde, tuvo que abandonar la escuela para ponerse a trabajar. En el año 1998 obtuvo el premio Nobel de literatura.

Nos hace notar Ortega, pues, que en cada momento

…nuestra vida es nuestro ser. Somos lo que ella sea y nada más -pero ese ser no está predeterminado, resuelto de antemano, sino que necesitamos decidirlo nosotros, tenemos que decidir lo que vamos a ser; por ejemplo, lo que vamos a hacer al salir de aquí.23

Por lo tanto, al mismo tiempo que estamos eligiendo lo que vamos a hacer estamos eligiendo, de algún modo, lo queremos ser. Podemos elegir esforzarnos por mejorar o pasar de todo, preferir hacer las cosas bien o conformarnos con hacerlas de cualquier manera, empeñarnos en perder el tiempo o en aprovecharlo,… es decir, podemos ser diligentes o pasotas, perfeccionistas o despreocupados, etc.

Mi vida -escribe Ortega- antes que simplemente hacer es decidir un hacer, es decidir mi vida. Nuestra vida se decide a sí misma, se anticipa. (…) consiste en decidirse porque vivir es hallarse en un mundo no hermético sino que ofrece siempre posibilidades. El mundo vital se compone en cada instante para mí de un poder hacer esto o lo otro, no de un tener que hacer por fuerza esto y sólo esto.
Por otra parte, esas posibilidades no son ilimitadas (…). Para que haya decisión tiene que haber a la vez limitación y holgura, determinación relativa. (…) Vivir es vivir aquí, ahora; el aquí y el ahora son rígidos, incanjeables, pero amplios. Toda vida se decide a si misma constantemente entre varias posibles.24

Y llegados a este punto, nuestro filósofo se detiene para darnos un toque de atención ante tan asombrosa constatación:

El gran hecho fundamental (…) está ya ahí, lo hemos expresado ya: vivir es constantemente decidir lo que vamos a ser. ¿No perciben ustedes -nos advierte- la fabulosa paradoja que esto encierra? ¡Un ser que consiste, más que en lo que es, en lo que va a ser; por tanto, en lo que aún no es! Pues esta esencial, abismática paradoja es nuestra vida.25

Mas si continuamos tirando del hilo que venimos siguiendo, debemos reconocer una conclusión lógica que se deriva de lo dicho.

… si nuestra vida consiste en decidir lo que vamos a ser, quiere decirse que en la raíz misma de nuestra vida hay un atributo temporal: decidir lo que vamos a ser -por tanto, el futuro. Y, sin parar, recibimos ahora, una tras otra, toda una fértil cosecha de averiguaciones. Primera: que nuestra vida es ante todo toparse con el futuro. He aquí otra paradoja. No es el presente o el pasado lo primero que vivimos, no; la vida es una actividad que se ejecuta hacia adelante, […]. La vida es futurición, es lo que aún no es.26

Y, en consecuencia, nuestra vida es preocupación, tomada esta palabra en su sentido originario, sacándole todo su jugo etimológico, que Ortega explica así:

… vida es preocupación y lo es no sólo en los momentos difíciles, sino que lo es siempre y, en esencia, no es más que eso: preocuparse. En cada instante tenemos que decidir lo que vamos hacer en el siguiente, lo que va a ocupar nuestra vida. Es, pues, ocuparse por anticipado, es preocuparse.27

Si nos detenemos a meditar en estas palabras de Ortega, veremos que se corresponden con la experiencia vital de cada uno: vivimos siempre volcados hacia lo que vamos a hacer en los próximos minutos, días, meses, años.
Somos especialistas en hacer planes, en hacer proyectos, en lanzar nuestro pensamiento hacia adelante - eso significa la etimología de esta palabra. Estamos constantemente proyectando nuestra vida, como el arquitecto proyecta el edificio que luego va a construir.
Tan es así, que muchos, a veces, disfrutamos más haciendo proyectos, preparando viajes, encuentros, fiestas,… etc. que viviéndolos efectiva, realmente.

Estoy ya casi terminando, pero permitidme, antes, hacer referencia a dos temas de gran trascendencia. Dos temas que, tengo que confesar, fueron el motivo primero de que me pareciera útil tratar hoy ante vosotros, alumnos que termináis un capítulo inicial, pero determinante, de vuestra biografía, el modo orteguiano de entender la vida humana.
Me estoy refiriendo a los conceptos vocación y responsabilidad. No hay que entender aquí el término vocación sólo y exclusivamente, en su significado laboral o profesional, sino que incluye y abarca todo un programa de vida.

La vida es quehacer, proyecto en su misma constitución; porque es proyecto, hacemos proyectos concretos en vista de la circunstancia. ¿Quién impone ese primario quehacer? ¿Por qué en vista de la circunstancia hacemos unos proyectos y no otros? Esto depende de dos cosas: primero, de las posibilidades que la circunstancia nos brinda; segundo, de quién seamos nosotros; a este juego de destino e inclinación o proyecto personal de vida se llama vocación.28

Como es posible que con el pasaje anterior no haya quedado suficientemente explicado, veamos si con la siguiente aclaración podemos precisar algo más esta nueva forma de entender la vocación:

La vida que nos es dada - nos recuerda Ortega - tiene sus minutos contados y, además, nos es dada vacía. Queramos o no, tenemos que llenarla por nuestra cuenta; esto es tenemos que ocuparla - de este o del otro modo-. Por ello la sustancia de cada vida reside en sus ocupaciones.
Al animal no sólo le es dada la vida, sino que también el repertorio invariable de su conducta. Sin intervención suya los instintos le dan ya resuelto lo que va a hacer y evitar […]. Su vida no ha estado nunca vacía, […]. Pero el hombre es un animal que perdió el sistema de sus instintos […]. Al encontrarse existiendo se encuentra ante un pavoroso vacío. No sabe qué hacer; tiene él mismo que inventarse sus quehaceres y ocupaciones. Si contase con un tiempo infinito ante sí, no importaría mayormente: podría ir haciendo cuanto se le ocurriese, ensayando, una tras otra, todas las ocupaciones imaginables. Pero […] la vida es breve y urgente: consiste sobre todo en prisa, y no hay más remedio que escoger un programa de existencia con exclusión de los restantes; renunciar a ser una cosa para poder ser otra. En suma, preferir unas ocupaciones a las demás. […].29

E insiste, en este pasaje, en estas consideraciones acerca del tema de la vocación o proyecto vital:

Mas una vida es, por excelencia intimidad. Aquella realidad que solo existe para sí misma y. por lo mismo, solo puede ser vista desde su interior. Si cambiamos de óptica y de fuera pasamos adentro, se transforma por completo el espectáculo.
La vida deja de ser una serie de acontecimientos que se producen sin otro nexo que la sucesión, y nos aparece como un drama, es decir, como una tensión, un proceso dinámico cuyo desarrollo es perfectamente inteligible.
El argumento del drama consiste en que el hombre se esfuerza y lucha por realizar en el mundo que al nacer encuentra, el personaje- imaginario que constituye su verdadero yo. […]. Este personaje ideal que cada uno de nosotros es se llama “vocación”. Nuestra vocación choca con las circunstancias, que en parte la favorecen y en parte la dificultan. […].30

Por lo tanto, en la creación de nuestra vida tampoco podemos elegir cualquier proyecto, debemos elegir aquél que corresponda a nuestro más profundo ser, y, por tanto, a nuestro destino; así, la vida es libertad pero, además, debe ser autenticidad.
Por eso, Ortega, gran conocedor del mundo clásico, gustaba de citar para ilustrar esto último, el famoso verso del poeta griego Píndaro que dice:

Llega a ser el que eres31

Y así pasamos a abordar el último aspecto de la vida humana, según la concebía Ortega y Gasset, del que quería hablaros hoy: la responsabilidad.

Sólo puede hablarse de responsabilidad, es decir, de la obligación de responder de los propios actos, de tener que dar razón de lo que uno ha hecho, cuando se reconoce la existencia de libertad para actuar. Dada la noción orteguiana de la libertad humana, es lógico que sea un tema importante para él y sus concepciones éticas.

La vida es intransferible. Nadie puede sustituirme en esta faena de decidir mi propio hacer […]. Mi vida es, pues, constante e ineludible responsabilidad ante mí mismo. Es menester que lo que hago - por tanto, lo que pienso, siento, quiero - tenga sentido y buen sentido para mí.32

Así pues, Ortega entiende por responsabilidad que el conjunto de nuestras decisiones, de nuestras acciones no sea algo caprichoso, sino que tenga un sentido y una coherencia.Pero casi prefiero que el propio Ortega y Gasset en persona lo explique:

La vida es quehacer, y la verdad de la vida, es decir, la vida auténtica de cada cual, consistirá en hacer lo que hay que hacer y evitar el hacer cualquiera cosa. Para mí, un hombre vale en la medida que la serie de sus actos sea necesaria y no caprichosa, pero en ello estriba la dificultad del acierto…33

http://www.e-torredebabel.com/OrtegayGasset/Grabaciones/Grabacion-ElQuehacerDelHombre.htm

Por último recordaré, por parecerme muy sugerente, este último fragmento en el que Ortega pone en relación el tema de la vocación, del proyecto vital y el de la responsabilidad.

Ahora bien, el acto de dedicar su vida a algo determinado es un privilegio de la condición humana. La piedra, la planta, el animal cuando empiezan a ser son ya lo que pueden ser y, por tanto, lo que van a ser. El hombre, en cambio, cuando empieza a existir no trae prefijado o impuesto lo que va a ser, sino que por el contrario trae prefijada e impuesta la libertad para elegir lo que va a ser dentro de un amplio horizonte de posibilidades. […]
De donde resulta que esa libertad para elegir, que es su privilegio en el universo de los seres, tiene a la vez el carácter de condenación y trágico destino, pues al estar condenado a tener que elegir su propio ser está también, condenado a hacerse responsable de ese su propio ser, responsable, por tanto, ante sí mismo, cosa que no acontece con la piedra, la planta ni el animal, que son lo que son inocentemente, con una envidiable irresponsabilidad. […] De aquí que el acto más íntimo y a la vez más […] solemne de nuestra vida es aquel por el cual nos dedicamos a algo, y no es mero azar que denominemos esa acción con el vocablo «dedicar», que es un término religioso de la lengua latina.34

Ortega, como se ha dicho, gustaba de comparar la situación del hombre con la de un náufrago, que si no bracea se hunde. Creo que se puede precisar la metáfora añadiendo que el hombre es un náufrago pero mejor que en el ancho mar, en el raudo río de Heráclito: el hombre es un náufrago en ese río, todo tiempo, que nos lleva sin cesar por miles de momentos que vivimos una sola vez y para nunca jamás.

Importa, pues, en toda fugaz circunstancia estar atento para procurar acertar y no errar. Esa es la tarea de cada cual, esta es su responsabilidad. Por eso en vez de desdramatizar- fea palabra tan de moda- la vida, creo que hay que dramatizarla, es decir, tomársela en serio y darle la importancia que tiene para uno y para los demás. Vivirla con alegría y placer, sí, pero también con seriedad y responsabilidad.

Conclusión

Hemos llegado ya casi al final y tengo la impresión de que he querido abarcar mucho y por ello he apretado poco. Que me disculpen sobre todo los colegas de Filosofía. Aún así, quedan infinidad de temas en el tintero o, mejor dicho, en el teclado, p. e:

  • su idea acerca de la naturaleza del hombre

  • su concepto de la felicidad,

  • su idea acerca de la radical soledad humana,

  • el papel de la razón en nuestra vida, etc., etc.

No importa. Si alguno sale de aquí con cierta curiosidad por seguir leyendo a don José Ortega y Gasset, quedo contento y satisfecho. Hay que leer y releer a los grandes maestros, para estar de acuerdo con ellos o para discrepar y criticarlos, pero hay que leerlos. Su lectura siempre es sugerente y enriquecedora …y dicen muchas menos tonterías que las que se pueden oír en cualquier programa de televisión.

Termino ya.
Como en toda disertación que ha pretendido ser útil y pedagógica, se hace necesario recoger el meollo, lo más importante de lo que se ha dicho. El propio filósofo nos hace el favor de redactar un resumen, me limitaré yo a hacer la glosa.

La vida humana es una realidad extraña, de la cual lo primero que conviene decir es que es la realidad radical, en el sentido de que a ella tenemos que referir todas las demás, ya que las demás realidades, efectivas o presuntas, tienen de uno u otro modo que aparecer en ella.
La nota más trivial, pero a la vez la más importante de la vida humana, es que el hombre no tiene otro remedio que estar haciendo algo para sostenerse en la existencia.
La vida nos es dada; puesto que no nos la damos a nosotros mismos, sino que nos encontramos en ella de pronto y sin saber cómo. Pero la vida que nos es dada no nos es hecha, sino que necesitamos hacérnosla nosotros, cada cual la suya. La vida es quehacer. Y lo más grave de estos quehaceres en que la vida consiste, no es que sea preciso hacerlos, sino, en cierto modo, lo contrario -quiero decir que nos encontramos siempre forzados a hacer algo, pero no nos encontramos nunca estrictamente forzados a hacer algo determinado, que no nos es impuesto este o el otro quehacer, como le es impuesta al astro su trayectoria o a la piedra su gravitación [caída].
Antes que hacer algo, tiene cada hombre que decidir por su cuenta y riesgo, lo que va a hacer. Pero esta decisión es imposible si el hombre no posee algunas convicciones sobre lo que son las cosas en su derredor, los otros hombres, él mismo. Sólo en vista de ellas puede preferir una acción a otra, puede en suma, vivir.35

Precisamente esto último - y ahora arrimo el ascua a mi sardina - ayudaros a tener algunas ideas verdaderas, algunos valores auténticos, algunos sentimientos profundos sobre las cosas y sobre los demás hombres, nuestros compañeros - no lo olvidéis- de naufragio, es lo que hemos intentado, es lo que intentamos, en el fondo, curso tras curso, todos los que hemos dedicado nuestra vida a la educación.

Con todo este bagaje de conocimientos, esperamos haberos ayudado a descubrir vuestra vocación, a saber elegir siempre lo mejor de modo que seáis capaces de vivir con seriedad, responsabilidad y honradez.

Estimados alumnos de la promoción del curso 2006-07 del Instituto Rosario de Acuña, tenéis aún, privilegio de la juventud, casi toda la vida por delante o, lo que es lo mismo, tenéis casi toda la vida por hacer. No la viváis frívola ni caprichosamente. Es una sola y de duración breve, pero es una gran aventura, vuestra gran aventura.

¡¡ Ojalá que acertéis y la hagáis lo mejor posible!!

Bibliografía

Notas

[1] B. Pascal. « Se moquer de la philosophie, c´est vraiment philosopher » Pensées. 4-513

[2]  Epicuro. Carta a Meneceo (D. L. X, §§122-135)   Μτε νος τις ν μελλτω φιλοσοφεν, μτε γρων πρχων κοπιτω φιλοσοφν. οτε γρ ωρος οδες στιν οτε πρωρος πρς τ κατ ψυχν γιανον. δ λγων μπω το φιλοσοφεν πρχειν ραν παρεληλυθναι τν ραν μοις στι τι λγοντι πρς εδαιμοναν μ παρεναι τν ραν μηκτι εναι. στε φιλοσοφητον κα νωι κα γροντι,… [4] Lorenzo Luzuriaga[5] Historia como sistema.  O.C. VI, p. 32.

[6] Ibidem. P. 24.

[7] Prólogo a 20 años de caza mayor. O.C. VI, p. 472

[8] Misión de la Universidad. Vol. IV. P. 341[9] Historia como sistema.  Vol.  VI, p. 41.

[10] ¿Qué es filosofía? O. C. Vol. VII, p. 405

[11] Ibidem

[12] ¿Qué es filosofía? O. C. Vol. VII, p. 414

[13] ¿Qué es filosofía? O. C. Vol. VII, p. 417

[14] Ibidem p. 418

[15] Ibidem p. 416

[16] Ibidem p. 417

[17] Ensimismamiento y alteración. O. C. Vol. V. p. 141

[18] Antonio Machado: Campos de Castilla (1907-1917). Proverbios y cantares XXIX

[19] ¿Qué es filosofía? O. C.. VII, p. 418

[20] Ibidem p. 431[21] El hombre y la gente. O. C.. VII. p. 114.[22] El Espectador I, O.C. II, p. 46

[23]¿Qué es filosofía? O. C.. VII, p. 418

[24] ¿Qué es filosofía? O. C. Vol. VII, p. 430-1

[25] Ibidem. p. 419

[26] Ibidem p. 420

[27] Ibidem p. 436

[28] Ciriaco Morón Arroyo, El sistema de Ortega y Gasset. pp.404-5

[29] Prólogo a 20 años de caza mayor. O. C. VI. P. 421-2[30] Velázquez. O. C. VIII, pp.467-8.

[31] Píticas, II, 72.

[32] El hombre y la gente. O. C. Vol. VII. p. 114.

[33] Texto leído por Ortega y Gasset para la colección “Archivo de la Palabra”, en el Centro de Estudios Históricos de Madrid (1931-1933).

[34] O. C. IX, p.14

[35] Historia como sistema. O.C. VI,  p.13

Publicado en 25, Extraescolares, General | No existen comentarios »

ARMANDO CAMORRA: EL RETORNO

Publicado por serafingf el 11 Junio 2007

portada25Nerea García González 
Silvia González Martínez 
Andrea Fernández Prieto 
Lydia González Ibáñez 
Alejandro Cernuda García 

Después de varios días…o semanas, más bien, vamos a darle una grata sorpresa a nuestro querido Serafín.

¡¡Aquí está tu ansiado artículo!!

VIAJE DE ESTUDIOS 2º DE BACHILLER: BURGOS – LOGROÑO

El día 26 de Marzo, tras un pequeño madrugón y una noche de poco dormir debido a los nervios lógicos antes de un viaje muy esperado, salimos de Gijón para disfrutar de unos fantásticos días por algunos lugares de España: Burgos, Logroño, León, Soria…

Así, nuestra primera parada fue para visitar una catedral vecina, la de León, donde también dimos un pequeño paseo (y todo hay que decirlo: algunas pudimos alegrar un poco la vista con el famoso camarero leonés)

Otra vez en el autocar, nuestros próximos destinos los constituían Sahagún y Carrión de los Condes, además de San Martín de Frómista, donde gracias a las explicaciones de Armando, el profe de filosofía, los de ciencias pudimos acercarnos un poco más al mundo del arte.

Ya por la tarde, llegamos a Burgos. Una vez que habíamos dejado las maletas en el hotel, bastante céntrico y con paredes de papel, donde conocimos al Mr. Bean español, marchamos para la catedral. Algunos entramos, y, la verdad, nos quedamos boquiabiertos con la cantidad de pinturas, esculturas, tallados, objetos de gran valor histórico…con los que nos encontramos. (Es necesario resaltar la tienda de regalos de la catedral, en la que nos encontramos una goma de borrar en forma de rosetón y unas postales con precios que sólo estaban al alcance de unos pocos)

Unos cuantos salimos a cenar fuera, y de este momento solo cabe destacar la quemadura, a pesar de las advertencias del cocinero, de nuestro famoso Jandro. ¡¡Pobrecillo!!

Ya por la noche, de nuevo en el hotel, se sucedieron los típicos y conocidos cambios de habitaciones: unos tocaban la guitarra, otros hablaban de sus cosas y otros, entre los cuales nos encontrábamos, jugábamos a la Play…y ¡¡batimos algún que otro récord!!

Y llegó el martes 27. No hacía muy buen día, y cuando nos estábamos dirigiendo al Cañón del Río Lobos, un precioso Parque Natural, vimos nevar…¡¡Qué bonito!!
Aunque no lo recorrimos por completo debido al mal tiempo, sí tuvimos oportunidad de caminar por esos maravillosos parajes. Todos estábamos pendientes de las caídas, tropezones, resbalones…de nuestros compañeros. Y hubo más de uno, sobre todo cuando tuvimos que cruzar aquel pequeño río al comienzo del paseo. Al final de éste, nos metimos en una cueva donde, aparentemente, vivían unos pequeños ratoncillos que nos hacían compañía.

Más tarde llegamos Covarrubias, y tras esta pequeña parada, aparecimos en Lerma, una villa cortesana y conventual del siglo XVII. Ambos son lugares muy tranquilos y con gran importancia en la historia de nuestro país.

De nuevo en Burgos, la noche transcurrió con más tranquilidad que la anterior, más que nada porque el director del hotel estaba muy pendiente de nosotros.

El miércoles 28 fue un día que no se nos olvidará jamás. Lo primero que hicimos fue visitar las excavaciones paleontológicas de Atapuerca. Y nuestro guía estaba muy metido en el papel de los antiguos habitantes de esa zona: era un poco primitivo, con una voz y un peinado peculiares a la vez que llamativos. Fue aquí donde nos tuvimos que poner los famosos cascos amarillos, y aunque no estábamos muy favorecidos, todos nos sacamos fotos.

Tras otro pequeño trayecto en autocar, llegamos a la cuna del castellano: los monasterios de Yuso y Suso en San Millán de la Cogolla. En el primero, imploramos a un santo que se supone concedía milagros. (Seguro que muchos aprovecharon la ocasión para pedir algún que otro aprobado y, una vez acabado el curso, hay que decir que el pobre santo no se ha portado del todo mal, ¿eh?).

Por la tarde llegamos a Logroño. El hotel era un poco más modernillo, e incluso tenía piscina (vacía, claro).

Esa noche, después de recorrernos toda la ciudad en busca de un buen sitio para cenar, alguno se puso malín…dejando su rastro junto a la catedral. ¡¡Qué vergüenza!!

Y llegó el último día. Abandonamos Logroño con el objetivo de alcanzar la comarca de la Rioja Alavesa. Advertidos de no hablar de política, por lo que pudiera pasar, fuimos a Elciego, donde, desde fuera, visitamos la famosa bodega de Fran Ghery, donde nace el vino “Marqués de Riscal”.

Y continuando en el mundo vinícola, nos dirigimos a Laguardia. Allí disfrutamos de una visita por dentro de la bodega, y, aunque algunos de los chavales ya eran mayores de edad, sólo pudieron saborear el preciado vino los profes.

Ya bien entrada la tarde, iniciamos nuestro viaje a Gijón, durante el cual llovía a mares. A pesar de ello, hicimos una parada fugaz en el Guggengheim (nos acoplamos a un grupo de franceses, aunque en balde, porque no entendíamos nada).
Y, entonces, parada obligada en Santander: la mítica cafetería de donde nadie sale sin corbatas.

Y, después de estos emocionantes cuatro días, volvíamos a pisar en tierras asturianas. Aunque tristes porque se había acabado el viaje, sentíamos una gran satisfacción y todo lo vivido en esa nueva experiencia no se nos iba a olvidar nunca.
Era nuestro último viaje juntos, y mereció la pena, de verdad.

Los que el próximo año estéis aquí arriba, no desaprovechéis la ocasión: la unión entre compañeros es máxima, y es uno de los momentos que nunca podréis ni querréis borrar de vuestras mentes.

Por último, gracias a Armando, Serafín y Susana por estas agradables “vacaciones educativas” junto a vosotros.

Y como no, deciros a los que no fuisteis que os echamos de menos, y que ojalá os lo pasarais muy bien en vuestros respectivos viajes.

(¡¡Siento el despiste!!. Se me ha olvidado mencionar a nuestro ¡¡querido Sebástian!!, que nos acompañó durante largos ratos, ¿verdad, Armando?).

Publicado en 25, Extraescolares, General | No existen comentarios »