Huerto escolar del IES Cuenca del Nalón

Nuevas experiencias educativas en el ámbito del proyecto de salud

Nos mudamos…

Publicado en Nuestro Huerto — 18 Septiembre 2015 @ 15:40

Los ciclos de la vida se suceden, y así, desde el germen que plantamos en octubre de 2012 cuando iniciamos este blog y el trabajo en la transformación de un espacio en desuso en huerto ecológico, hemos llegado al día de hoy, en que cerramos este blog.

Durante estos tres cursos académicos hemos vivido la floreciente primavera en aquel primer curso, donde había hasta un grupo de trabajo interdisciplinar sobre el huerto. Trabajamos en equipo limpiando, sacando escombros, cristales que aún hoy seguimos sacando.  De aquel inicio persiste el resto de la base del pararrayos que había. Y hemos construido tres bancales.

Las lombrices rojas resisten y producen humus de lombriz. Y la biodiversidad en los cultivos está presente, cosechando cada año nuevos cultivos y acogiendo a nuevos seres vivos que ahora habitan en este espacio.

Recuerdo con cariño y de forma entrañable muchos momentos, como Marta la directora, y a Beni la profe de latín palote en mano cavando y dejando comentarios en las entradas del blog. Incluso ilustrábamos con los narcisos algunas de sus entradas en su blog de clásicas de Beni. También guardo un recuerdo imborrable de Iván y  Luzma, la profe de asturiano, colocando los plásticos negros y plantando hiedra;  a Rafa con sus chanclos pingando cuando rompieron una tubería; a Adela  riéndose entre los semilleros a punto de transplantar. Y mi memoria guarda aquella expresión de Ángeles, la porfe de EF, metiendo laa manos entre la tierra y el humus de lombriz, removiendolo y recordando su niñez.

Extraño a Mercedes que desde lengua me invitaba a trabajar con su alumnado e hicimos nuestra versión en títeres del Mago de Oz, para sumarnos al trabajo sobre el espantapájaros desde una perspectiva interdisciplinar.

Hace un año Sonia con la azada en mano limpiaba malas hierbas de tal envergadura que se podía jugar al escondite. Y Segundo con la segadora enseñaba  a usarla a varios alumnos hace unos meses. Son tantos los recuerdos… incluso recuerdo a Carmen, una profe de ciclos formativos pidiendo en un  Claustro que no se dejase el trabajo en el huerto.

Pasamos de tener un proyecto de centro en el que el huerto era el motor que movilizaba los demás proyectos de salud y reciclaje a no tener proyecto. Las leyes cambian,  pero lo que no perdemos es la ilusión por seguir manteniendo vivo este espacio.  Aprender desde la propia experimentación directa, logrando que los aprendizajes sean significativos nos motiva a seguir manteniendo este entorno vivo y en activo.

Un huerto te enseña actitudes,  muchos valores, paciencia,  empatía, cooperación, trabajar en grupo,  autonomía.  Un huerto es un entorno potencial de riqueza personal, es el germen de la vida sana, saludable, y autosuficiente. Y uno de los fines de la educación es enseñar a ser personas autónomas.  Así pues esperamos que otros se sumen a esta perspectiva y vean en este entorno educativo la posibilidad de ampliar sus competencias curriculares y desarrollarlas de forma práctica.

Ahora pasará a formar parte de una optativa en  1º ESO que se llama “ Del huerto  a la mesa”.  Y esta nueva fase comienza su andadura en otro espacio, al que os invito

http://huertoiescuenca.blogspot.com.es/

Y a seguirnos en el facebook del IES Cuenca Nalón, donde irán apareciendo los cambios.

Un cariñoso saludo, Encarna

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  318  veces

RSS 2.0 | Enviar un comentario | Enlazar

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Envía tu comentario

(requerido)

(requerido)



*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image