RECICLAJE DE METALES

Los residuos metálicos pueden ser de dos tipos:

  • Metales férricos, que son los residuos originados en el proceso de producción, transformación y uso del acero
  • Metales no-férricos, son el resto de metales que podemos encontrar en los residuos como resultado de nuestras actividades.
  • Metales férricos

    Son muy valorados para el reciclaje, ya que ahorran el 62 % de energía respecto a la producción con mineral de hierro, además de gran cantidad de agua y evitar mucha contaminación.Este tipo de metales provienen del automóvil, electrodomésticos, mobiliario y envases (latas).En nuestra basura este tipo de materiales constituye alrededor del 3%. Para separarla del resto de las basuras se utilizan imanes. Por esto es el material más fácil de recuperar.

    Metales no-férricos

    Suelen ser metales de alto valor como el aluminio, cobre, plomo y el oro o el platino de los equipos electrónicos. Por esto se realiza un gran esfuerzo en su recuperación, ya que ahorra grandes cantidades de materias primas muy caras y difíciles de extraer además de ahorros energéticos que pueden llegar al 96% para el caso del aluminio.

    En nuestra basura este tipo de materiales constituye alrededor del 1%. La separación de estos metales de nuestros residuos es más difícil y requiere técnicas más complicadas, pero su precio y ahorros merecen la pena.

    Lo más corriente de encontrar en nuestras basuras es el aluminio y el plomo.

    Información obtenida en:

    http://escuelas.consumer.es/web/es/reciclaje/online/pag0402.php

    Envía un comentario


    *
    Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
    Anti-Spam Image