El fenómeno circulatorio, índice de progreso de una civilización, además de rapidez y comodidad, genera también una serie de problemas: el principal, los accidentes de tráfico. Para solucionarlo se debe actuar en la adquisición de valores viales, es decir en el conocimiento de normas y señales de circulación.

Existe, por parte de la Dirección General de Tráfico,  un amplio y variado material divulgativo y recursos didácticos Entre ellos destacan las actividades destinadas a jóvenes entre 12 y 18 años

Pero ésta vez dedicaremos un momento para comprar si realmente conoces las señales de tráfico y las respesta cuando circulas con tu bici o motocicleta por las vías públicas (siempre con casco, ¡por supuesto!).

Para ello realiza el siguiente test, (son 30 preguntas), y obtendrás tu permiso de circulación (si no fallas 3 o más de tres respuestas). ¡Ánimo!