Idea práctica para guardar cerrada la comida que sobre, sin complicarse en compar pinzas, bolsas de cierre, etc.

1º Corta el cuello de una botella de plástico, ya vacía.

2º Pasa la bolsa de plástico por dentro del cuello cortado.

 

                             

3º Cierra con el tapón y quedará completamente cerrado.

Se puede usar la rosca de envases de agua, refrescos, etc etc.