En el IES Valle de Aller se forman los futuros cocineros

31 05 2011

 

Desde el año 2003  el ciclo formativo de grado medio de cocina ha formado a decenas de alumnos que hoy trabajan en los fogones de variados centros hosteleros tanto de nuestra región como de otras provincias españolas.

En el restaurante La Carisa, ubicado dentro del IES Valle de Aller, nos recibe  Segundo Riesco, jefe del departamento de hostelería, quien durante un momento deja su actividad con los alumnos entre los fogones para informarnos de diferentes aspectos (ingreso, tipos de estudio, prácticas, actividades complementarias…) que se desarrollan en el módulo de cocina.

Para poder matricularse en el ciclo grado medio de cocina y gastronomía es imprescindible tener acabada la ESO, aunque también han ingresado alumnos que han terminado el Bachillerato y otros que, tras acabar la ESO o el Bachillerato, abandonaron sus estudios y deciden retomarlos para encontrar una nueva salida profesional.

Este ciclo medio tiene una duración de dos cursos. Los alumnos cursan treinta horas lectivas a la semana, distribuidas en cinco sesiones (de lunes a viernes) de seis horas. La mayoría de esa formación es preeminentemente práctica -veinticuatro horas- frente a las seis horas teóricas. En el primer curso los alumnos deben superar tres módulos de carácter práctico: TECU (Técnicas Culinarias), Preelaboraciones y Pastelería,  y dos teóricos: FOL (Formación y Orientación Laboral) y Seguridad e Higiene. Nos advierte Segundo de la importancia de este último módulo ya que de la evaluación se encarga una empresa externa que lleva a cabo un examen exhaustivo basado en  ciento diecisiete ítems o puntos, de los cuales se cumplieron ciento catorce. En el segundo curso, la distribución de las horas prácticas y teóricas es la misma que en primero, lo único que cambia son los módulos prácticos que son los siguientes: ofertas gastronómicas, productos culinarios y postres en restauración.

Además, a partir de Marzo todos aquellos alumnos que hayan superado satisfactoriamente los diferentes módulos del segundo curso, realizarán prácticas obligatorias. Durante tres meses los alumnos aplicarán y perfeccionarán los conocimientos y destrezas adquiridos en diferentes centros de trabajo: restaurante Teyka (Moreda, Aller), hotel-restaurante Torres (Felechosa, Aller), el hospital Álvarez Buylla (Mieres)…. Incluso otros años, como ocurrió en 2007, los alumnos han vivido la experiencia de realizar parte de sus prácticas (a lo largo de un mes) en el extranjero, concretamente en diferentes hoteles y restaurantes de la Bretaña francesa, gracias al programa Leonardo Da Vinci, creado por la UE y que promueve iniciativas de intercambio de alumnos y de experiencias educativas.

A esto debe añadirse todas las diferentes y variadas actividades complementarias y extraescolares que se desarrollan a lo largo del curso: En primer lugar, se organizan salidas para conocer la forma de trabajo de restaurantes, hoteles y empresas de catering, así como a diferentes ferias de hostelería que se organizan en nuestra región o en otras regiones españolas. En segundo, se desarrollan charlas y conferencias sobre diferentes productos, las últimas giraron en torno a la sidra de Asturias y al queso cabrales. En tercero, los alumnos participan en diferentes certámenes gastronómicos, así en el año 2008 dos alumnas del ciclo resultaron premiadas por los platos que presentaron en el concurso culinario celebrado con motivo de las Jornadas de la miel de Aller.  En cuarto, con el objetivo de impulsar diferentes productos asturianos de calidad se organizan jornadas gastronómicas en que, además de degustar platos elaborados con estos productos, se organizan charlas a cargo de especialistas. Así podemos destacar las jornadas dedicadas a las setas, las fabas, la caza, el bosque y, en el próximo mes de junio la carne de cordero será el protagonista de una de estas jornadas.

Un aspecto importante en la formación de los alumnos es la apertura del restaurante del centro ya que los alumnos son los encargados de elaborar y servir los menús, lo que les permite poner en práctica los conocimientos y habilidades culinarios adquiridos a lo largo del curso. La Carisa abre al público en general dos veces a la semana, martes y jueves, y ofrece dos menús: por un lado, el tradicional menú del día formado por dos primeros y dos segundos  y un postre, con un precio de nueve euros; por otro, el menú degustación constituido por un aperitivo, dos entrantes, un plato de pescado, uno de carne y el postre con un precio de 15 o 18 euros dependiendo de si las materias primas son más caras, como ocurre, por ejemplo, cuando se incluye marisco. El dinero que se recauda se entrega en secretaría para cubrir los gastos derivados tanto de la adquisición de las materias primas como del uso y mantenimiento de las instalaciones, lo que atrae a muchos comensales ya que a la calidad de los platos cocinados se une un precio bastante atractivo.

En cuanto a la diatriba  entre cocina tradicional o moderna, Segundo asegura que esa no es la cuestión que se plantea, sino que lo importante es la diferencia  entre comida buena y mala, de ahí que ambos tipos de cocina tengan la misma presencia e importancia en los platos elaborados.

En una época de crisis como es la actual, la cocina ofrece grandes posibilidades laborales y aunque los inicios son difíciles, ya que se empieza trabajando mucho y ganando poco, las últimas cifras con las que cuenta el departamento de hostelería hablan de casi un 90 % de alumnos que encuentran trabajo tras acabar el módulo. Quizás pueda influir la fama que han adquirido tanto la cocina como los cocineros españoles, cuya calidad se reconoce en todo el mundo, así contamos con auténticos referentes como son Ferrán Adriá, Juan María Arzak´, José Ramón Andrés y el televisivo Carlos Arguiñano.

Por último, Tania García Nespral, residente en Mieres y alumna del primer curso del módulo, nos asegura que se decantó por la cocina por vocación y porque es un trabajo que hoy cuenta con una buena salida laboral. Está muy satisfecha con los conocimientos que se imparten en el curso, aunque le gustaría que hubiese un poco más de prácticas y lo que más le gusta es la elaboración de postres y le gustaría trabajar en un restaurante y crear sus propios dulces.

Como despedida Segundo nos ofrece una primicia informativa: el año que viene se implantará el ciclo de grado  superior de cocina. De esta forma, el instituto allerano se convertirá en el tercer centro educativo de la región que oferta este módulo, junto con las escuelas de hostelería de Gijón y Pravia. A la hora de acceder al nuevo ciclo de grado superior, tendrán preferencia los alumnos que hayan cursado el bachillerato de Ciencias y Tecnología. Con estos nuevos estudios, la escuela de hostelería del IES Valle de Aller completa la oferta de enseñanzas en hostelería.



VIII Jornadas Culturales 26 y 27 de Mayo

20 05 2011

El 26 y 27 de Mayo se celebrarán un año más las Jornadas Culturales del centro. Este año el tema es Oriente y Occidente, ¿una mirada global?

Las Jornadas Culturales del IES Valle de Aller están abiertas a toda la comunidad educativa, así como público en general que desee asistir a algunas de estas actividades (previa inscripción).

¿Qué es Oriente? ¿Qué es Occidente? Preguntas comprometidas y de enorme complejidad. En torno a ello se mueven cientos de discursos diferentes. Algunos consideran que los términos Oriente y Occidente representan dos universos aparte, dos almas incompatibles. El diálogo es una buena solución para acercar posturas y evitar enfrentamientos.

Se trata de una perspectiva y actitud interesante para introducir en los alumnos y alumnas, conocedores y consciente de que la globalización no es igual a una cultura global. La globalización conlleva al tiempo el fortalecimiento de la conciencia de las identidades locales y el conocimiento y presencia de otras identidades, pasando por el necesario compromiso entre civilizaciones y la construcción de una ética global basada en valores cosmopolitas y en el respeto al otro.

El programa de las Jornadas es el siguiente:

Esta película necesita Flash Player 7

Más información en la página web



La homeopatía, la medicina natural de ahora, la medicina de los pueblos de siempre

19 05 2011

 

Hoy en día está muy de moda la homeopatía como una medicina alternativa a la medicina científica. Sin embargo, los centros ymédicos que la practican se basan en una serie de conocimientos de los que ya disponían nuestros antepasados hace unos años. En una época en que no existían ni medicamentos ni farmacias. Nuestros mayores se valían de los productos que les proporcionaba la naturaleza para restablecer la salud.

 

 

La homeopatía constituye un sistema de medicina alternativa, caracterizado por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos. Fue desarrollada por el médico Samuel Hahnemann a principios del siglo XIX. La homeopatía surgió como una alternativa más benigna y moderada a la medicina dominante de la época. Pero esto no es nada nuevo puesto que en nuestro valle desde hace muchos siglos viene practicándose y muchos de nuestros mayores son auténticos homeópatas en pleno siglo XXI ya que siguen utilizando aquellas plantas que les proporcionaba la naturaleza, en una época en la que no existían ni medicamentos ni farmacias en nuestros pueblos. Este conocimiento se fue transmitiendo de generación en generación y permitía tratar y curar diferentes enfermedades y heridas tanto en animales como en personas. A continuación citaremos algunas de las hierbas que han sido utilizados desde tiempos inmemoriales en nuestro valle. Solían tomarse en infusiones y como bien nos advierten nuestros mayores no se podía prolongar su ingesta más allá de una novena porque más allá de ese tiempo provocaba debilidad e incluso hemorragias internas.

-El oriégano. Utilizado para el catarro (acompañado de miel y flor de malva).

-El pericón. Se hervía y era muy bueno para las heridas se hacía una cataplasma y se aplicaba sobre un trapo y con ella se cubría la herida.

Rúa. Se utilizaba para purgaciones tanto en animales como en personas.

 

Se cocía y se tomaba el caldo durante nueve días. Se empleaba apara lavar los arzolinos (arzuelos). Las mujeres embarazadas la tomaban al final del embarazo para favorecer la dilatación y facilitar. Pero, también tenía propiedades abortivas como recuerda jocosamente la siguiente copla:

Si la casada supiera,

para qué sirve la rúa,

transnochara y madrugara

pa coyela con la luna.

 

-El apio. era muy bueno para las fiebres. Se utilizaba sólo para los niños, de ahí el dicho “El apio en el huerto y el niño muerto”.

-La carquexia. Se utilizaba para el tratamiento del reuma. Se utilizaba dando refriegas sobre el cuerpo.

- La Nielda. Planta que desprende un aroma suave, da una flor azulada y suele darse en el borde de los caminos soleados. La tomaban las mujeres embarazadas para tratar los dolores de barriga. También se utiliza como calmante y digestiva. Era muy apreciada, sobre todo, por las mujeres. Así nos lo recuerda la copla:

Si las muyeres supieran

lo buena que ye la nielda,

paceríanla nel campu

como las vacas la yerba.

-La Vegambre. Hay que tener mucho cuidado con esta planta ya que es muy venenosa. Nunca se puede manipular, ni tomar directamente, ni acercarla a los ojos o a la nariz, ya que es puro veneno nos advierten los vaqueros. Pero cocida es muy eficaz para las heridas infectadas del ganado, como las mordeduras de los tsobos o las mancaúras causadas por cualquier accidente en el monte.

- La Xuanceina. Planta que se da en los puertos altos. Se empleaba en la curación de heridas, pero había que echar en poca cantidad. Al ganado se le daba cuando tenía tos. Mezclada con vino, blanco sobre todo, se tomaba para abrir las ganas de comer, o para tratar la anemia. No podía tomarse más de nueve días seguidos (novena).

Abeyera. Se utilizaba para cazar enjambres salvajes, para ello se maceraba la planta y posteriormente sola o con un poco de miel se untaba por dentro de la colmena (caxiitsu o arno); enseguida comienzan a llegar las abejas y, una vez que la reina estuviera dentro, se transportaba el caxiitsu o arno al lugar establecido en el pueblo o en la casería. También se utilizaba como calmante para las personas para facilitar el sueño y para las abeyas, cuando el apicultor se disponía a coger la miel del caxiitsu o arno se untaba la mano con esta planta y así las tranquilizaba con el objetivo de evitar sus picaduras. Finalmente, se usa para las picaduras de abeyas y aviésporas (avispas).



El Blog educativo del Ámbito Científico-Tecnológico “Pegu ranciu” 5º clasificado en los V Premios Espiral de Edublogs 2011

18 05 2011

Pincha en el enlace:

http://blog.educastur.es/peguranciu/2011/05/17/144/



“Nunca nos hemos arrepentido de trabajar en la mina”

18 05 2011

 

Esta afirmación es la que mejor define el sentir general de las mujeres mineras del pozo San Jorge  de Moreda. Si bien el trabajo en la mina es muy duro físicamente y conlleva una serie de riesgos, consideran que ha sido su mejor elección tanto por la estabilidad económica y laboral que les ofrece, sobre todo en la actual situación de crisis, como por el buen ambiente y compañerismo que reina entre ellas como con los hombres.

Belén, Tatiana y Patricia forman parte del grupo de treinta mujeres que trabajan en la mina. Nos reciben con gran amabilidad y durante unos minutos nos prestan toda su atención para contestar nuestras preguntas.

P: ¿Cuándo comenzasteis a trabajar en la mina?

R: Belen es la más veterana de las tres ya que comenzó en 1998. Tatiana, por su parte, empezó en Octubre de 2004; Finalmente, Patricia es la  más novel, ya que entró a trabajar en enero de este mismo año 2011.

P: ¿Por qué os decidisteis por un trabajo tan exigente y tradicionalmente de hombres?

R: Las tres entraron a trabajar en la mina por preferencia absoluta, es decir, muerte directa de un familiar en accidente minero. En el caso de Belén y Tatiana fue por la muerte de su padre, mientras que Patricia fue por la muerte de su suegro (es cuñada de Tatiana. Además lo vieron como una oportunidad de mejora laboral respecto a sus anteriores trabajos como camareras o en supermercados.

P: ¿Qué os decían vuestros familiares y amigos cuándo les contasteis que habíais decidido trabajar en la mina?

R: Belén nos cuenta que su madre se disgustó mucho, puesto que su padre había muerto en accidente de trabajo; pero los demás miembros de la familia la animaron mucho. A Tatiana le ocurrió algo similar; como ella misma nos dice “mi madre ni a tiros” quería que trabajase en la mina ya que su padre también había fallecido en accidente en la mina. En cambio, Patricia recibió todo el apoyo de su familia, ya que a pesar de que su suegro había muerto en la mina, ya contaba con la experiencia positiva de su hermano y de su cuñada, por lo que todo fue apoyo y ánimos para afrontar los desafíos de su nuevo trabajo en  la mina.

P: ¿Cómo fue el recibimiento de vuestros compañeros durante los primeros días de trabajo?

R: Aquí las tres coinciden en sus respuestas. Dicen que el recibimiento fue bueno, quizás influyó el hecho de que cuando ellas empezaron a trabajar en la mina ya había otras mujeres, por lo que su presencia ya no era tan novedosa. Aseguran que fueron acogidas como un compañero o una compañera más y sólo tienen palabras de agradecimiento.

P: ¿Alguna vez os habéis arrepentido de vuestra decisión de trabajar en la mina?

R: Las tres están muy contentas de su decisión y nunca se han arrepentido del camino escogido. Y, sobre todo, comparando con sus antiguos trabajos y la actual situación económica de crisis, consideran que su decisión ha sido todo un acierto ya que han mejorado en todos los aspectos, no sólo en lo económico, sino también en cumplimiento y flexibilidad de horarios, ambiente de trabajo.

P: ¿Cómo es el trabajo en la mina?

R: Todas destacan que el trabajo en la mina es muy duro y cansado desde el punto de vista físico y que conlleva sus riesgos para la salud; pero a pesar de esto, destacan que se han ido acostumbrando y que además el esfuerzo se lleva mejor con el apoyo de sus compañeras y compañeros. Reconocen que cuanto más duro es el trabajo mayor es la unión y el apoyo entre los trabajadores lo que ayuda a crear un buen ambiente de trabajo.

P: ¿Cuál es vuestro trabajo en la mina?

R: Belén ha desempeñado diferentes labores: ha estado en la rampla, descargando maderas, cargando carbón, tareas de limpieza. Tatiana también ha desempeñado diferentes trabajos: trabajó dentro de la mina,  realizó tareas de limpieza, recuperación de materiales, manejó diferentes métodos de transporte… actualmente trabaja en el almacén de materiales. Por su parte Patricia, como sólo lleva cuatro meses en la empresa, siempre estuvo en el embarque.

P: ¿Habéis vivido alguna experiencia laboral en la mina en la que os habéis sentido discriminadas por ser mujeres?

R: En cuanto al trato con los compañeros las tres afirman rotundamente que jamás, al contrario, siempre han contado con su apoyo. Pero si hay discriminación por parte de la empresa a la hora de poder acceder a mejores categorías con la consiguiente mejora económica. Así las mujeres no pueden aspirar a determinados puestos de trabajo y categorías como son las de barrenista, picador, que, a su vez, les permiten alcanzar otras como son la de artillero o vigilante.

 



La Necrópolis megalítica del Padrún

17 05 2011

 

En el cordal de Carraceo y Ranero, en  la parroquia allerana de Boo, que divide los concejos de Aller y Lena, al paso de la vía romana de la Carisa, se encuentra el monumento funerario de Los Dólmenes del Padrún constituido por una serie de dólmenes de los que sólo se conservan dos y se pueden apreciar otros aunque ya muy deteriorados.

El monumento funerario del Padrún  pertenece a la época megalítica -nombre que tiene su origen en las palabras griegas mega (μεγας), grande y lithos (λιθος), piedra-, desarrollada entre el V y el III milenio a. de C. aproximadamente. Fue obra de poblaciones que se dedicaban al pastoreo y a la caza y no contaban con un lugar de vivienda fija, solía aprovechar refugios naturales como cuevas o bien construían viviendas muy toscas con materiales perecederos como la madera por lo que no nos han quedado ningún resto. Estos pueblos ya habían desarrollado un sentimiento religioso, creían en una vida futura después de la muerte lo que les llevó a construir estos dólmenes para enterrar a sus muertos.

El dolmen (palabra de origen bretón que tiene el significado de “mesa grande de piedra) es una estructura de carácter funerarios formada por una cámara en la que se enterraba el cadáver y sobre ella se hacía un túmulo,  una elevación del terreno constituido por piedras y tierra; a su vez, este túmulo estaba rodeado por dos piedras hincadas verticalmente en el suelo y sobre éstas se asentaba, en posición horizontal, una losa llamada cobertera. En nuestra región no se han conservado restos humanos en ninguno de estos enterramientos. Según la opinión de los arqueólogos estos se debe a la naturaleza del suelo: se trata de suelos arcillosos, muy sólidos que destruyen los restos óseos. Lo que si se han conservado son algunos de los elementos que formaban parte del ajuar de los muertos: armas (lanzas, cuchillos), joyas… Además en las piedras se solían grabar escenas de caza, de guerra y armas como cuchillos lo que parece indicar que las personas enterradas en estos monumentos funerarios eran grandes jefes y guerreros de estos pueblos.

Los dólmenes, además tenían un valor territorial, ya que servían para marcar el límite entre pueblos de ahí que se hayan construido en lugares elevados y desde los que se controlan grandes extensiones de terreno. Esto es lo que ocurre precisamente con los dólmenes del Padrún, ya que se hallan en el cordal de Carraceo y Ranero, en la parroquia de Boo, a una altitud de  1200 metros,  desde el que se denomina tanto el concejo de Aller como el de Lena. En la zona abunda la peña, de hecho al lado hay una gran peña de la que posiblemente se sacó la piedra para la construcción de estos dólmenes, además parece que la toponimia corrobora esto, puesto que la zona se conoce con el nombre de El Padrún  que tiene su origen en el latín petram “piedra”. Además se encuentran al lado de la vía romana de la Carisa que discurre por los cordales que dividen los concejos de Lena y de Aller y las provincias de Asturias y León. Lugar de tránsito muy antiguo, ya que hay que tener en cuenta que los romanos construían sus calzadas por antiguos senderos trazados por animales y hombres. Otra prueba de que este lugar ya fue poblado desde tiempos antiguos es la existencia de otra necropolis en el mismo cordal, la necrópolis tumular de Espines.  Desde este lugar se divisa el enclave funerario de La Cobertoria  en el vecino concejo de Lena. Hay que tener en cuenta que estos pueblos tenían que hacer frente a las amenazas de otros pueblos enemigos por lo que era muy importante que funcionase la comunicación para avisar de los posibles peligros de ahí que ocupasen lugares altos desde los que dominar amplias extensiones de terrenos y que, a la vez, resultaban de difícil acceso para el enemigo. Esto permite, por lo tanto, ver y no ser visto, imprescindible para la defensa de aquellos pueblos ante cualquier amenaza sobre su territorio.

Hoy sólo se conservan dos estructuras y se pueden apreciar otras más deterioradas como consecuencia del paso del tiempo; pero, sobre todo,  a causa de la acción del hombre: muchos ganaderos, puesto que no conocían el valor histórico ni cultural de estas construcciones, aprovecharon la piedra de estos dólmenes para sus construcciones: cabañas, cuadras e incluso para realizar los cierres de los prados. Los dólmenes nunca fueron excavados, sólo han sido catalogados, labor que llevó a cabo el historiador José Manuel González en 1973.

En cuanto a la tradición popular, entre los vecinos de Boo existe la creencia de que se trata de un cementerio celta, aunque la presencia de la cultura y pueblos celtas en esta zona es posterior en el tiempo a esta cultura megalítica. Suele ser habitual que en torno a estos restos antiguos surjan leyendas sobre la presencia de los moros y de tesoros; a este respecto existe un dicho  entre los mayores de Boo que habla de la presencia de oro en un paraje cercano conocido como Les Tixeres:

“Nes Tixeres Cimeres
baxo una piedra caliar
hai tres arrobes d’oru
tsabraes y ensin tsabrar.

 

 

 

 



Despedida a los alumnos de 2º de Bachillerato, “a punto de dejarnos”

16 05 2011

 

 

Isabel Fernández Montero

                                       (Profesora de Educación Física

 del IES Valle de Aller)

                                

Queridos Chicos/as:

 

Quiero agradeceros que hayáis contado conmigo para la cena de despedida.

Después de seis años, decimos ¡ADIOS! y esperamos que no sea         ¡HASTA NUNCA! sino un ¡HASTA LUEGO! que refleja esperanza, ilusiones, deseos, sueños y porqué no, también miedos.

 

            Todos tenemos miedo a lo que vendrá, materias nuevas, profesores desconocidos, hacer nuevos amigos, que si esto, que si lo otro…… una gran lista de miedos que al final nos hacen crecer.

 

            Dais un paso hacia una nueva etapa, que no tiene porqué ser mala, vendrá cargada de nuevos aprendizajes. Ahora  acaba lo que comenzó hace seis años; quedarán sellados con un largo abrazo y unas cuantas lágrimas, muchos días de juegos, de exámenes, de goles metidos, de triunfos y derrotas, de risa y llantos, de esfuerzos, de nervios, de alegrías y miedos.

            A partir de aquí, salís al mundo, pero no indefensos, lleváis una armadura de nuestros valores y armas pulidas con conocimientos que os han preparado para salir al campo de batalla.

 

            Y por esto y con vuestro permiso, es importante mencionar un agradecimiento a vuestros profesores, por haber sido guías e impulsores a través del tiempo, por la enseñanza que han dejado en vuestras mentes. A vuestra directora y jefa de estudios por estar siempre pendientes de vuestro éxito académico y a todo el personal del IES “Valle de Aller” por colaborar en vuestro crecimiento individual como seres humanos y estudiantes.

 

            Hasta siempre chicos/as, llegasteis a la meta. Muchísima suerte a todos.

 

 

 

P.D._ Si alguna vez me necesitáis, no dudéis en llamarme será un privilegio sentirme como vuestra amiga.



“Pegu ranciu” finalista en el V Premio Espiral Edublogs 2011

12 05 2011

El blog “Pegu ranciu” administrado por el profesor del Ámbito Científico-Tecnológico Diego Fernández Díaz ha resultado finalista, por segundo año consecutivo, en los V Premios Espiral Edublogs 2011 en la categoría de Blogs de Profesores y Profesoras.

Durante este curso académico está dedicando muchos de sus artículos al Concejo de Aller, especialmente a los bosques, a la geología y a la ecología y ha creado una página para el PLEI (plan de lectura, escritura e investigación) en su materia.

 http://blog.educastur.es/peguranciu/

 

 

 

 



La berrea se consolida como uno de los grandes atractivos turísticos del concejo de Aller

10 05 2011

Todos los años, entre la segunda mitad del mes de septiembre y la segunda del mes de octubre, tiene lugar La Berrea de los venados en un marco natural incomparable. Este fenómeno ha sido aprovechado por los centros hosteleros del concejo de Aller para la creación de un paquete turístico con el que atraer nuevos visitantes.

Con el nombre de La Berrea se conoce la época de celo de los venados, normalmente abarca desde la segunda quincena de Septiembre hasta el final del mes de Octubre, durante la cual los machos dejan en un segundo plano su alimentación para centrarse casi por completo en la actividad sexual, hasta el punto de que después de la berrea pueden haber perdido hasta una quinta parte de su peso. Con el fin de llamar la atención de la hembra y alcanzar su dominio, los machos de venado emiten intensos berridos al amanecer y al atardecer. En algunas ocasiones los machos llegan a enfrentarse físicamente lo que permite escuchar el recio choque de sus cornamentas. A esto hay que añadir el paisaje incomparable en el que se desarrolla: las zonas altas del concejo de Aller -Casomera, Felechosa, Foces del Pino…- una naturaleza que se manifiesta en plena eclosión de colores y tonos que ofrecen los árboles autóctonos -fayas, castañares, acebos, abedules- en la estación otoñal.

Desde 2004 la Sociedad Allerana para el turismo organiza una visita guiada para contemplar este espectáculo de la naturaleza. Se trata de un paquete turístico para los fines de semana durante los que dura la berrea e incluye dos noches de alojamiento en habitación doble, dos desayunos, una bolsa de pic-nic y una cena. Este año se ha incluido como novedad un paseo guiado por el desfiladero de Las Foces del Pino, declarado monumento natural.

El programa para los turistas es el siguiente: el viernes por la noche duermen en el hotel y muy pronto, a las seis de la mañana, tienen que levantarse, ya que La Berrea se produce en dos instantes concretos: al amanecer y al atardecer. En grupos reducidos       -entre diez y quince personas es lo aconsejable- ya que grupos más numerosos pueden ahuyentar a los venados, y acompañados por un guía experto acuden andando a los lugares de control para presenciar el espectáculo que se extiende hasta el mediodía más o menos. Posteriormente se lleva a cabo la excursión a través del desfiladero de Las Foces del Pino. Finalmente los turistas disfrutan de una cena en el establecimiento hostelero. Todo esto se puede disfrutar por un precio por persona de 80 euros en hoteles y 58 en albergues.

Como todos los años, el ayuntamiento de Aller colabora en la difusión y promoción de La Berrea. Durante la pasada Feria Internacional de Muestras de Gijón (FIDMA) en el expositor de La Montaña Central Asturiana se presentó La Berrea de los Venados 2010. Además se invitó a  diferentes medios de comunicación a conocer la zona donde tiene lugar la berrea con el fin de que pudieran conocer tanto las excursiones como el paquete turístico y así publicitar este acontecimiento turístico.

Esta iniciativa ha sido todo un éxito ya que cada año son más los turistas que acuden a la Berrea.  En su mayoría los turistas  son originarios de la misma región asturiana, de Oviedo y Gijón, sobre todo, pero  cada vez son más los visitantes de otras regiones españolas: País Vasco, Madrid, Castilla y León. Como consecuencia de esto, cada año también son más los centros hosteleros que se suman a esta iniciativa y que permiten mejorar la calidad de este servicio; de hecho este año, entre hoteles, apartamentos y hoteles rurales, trece han sido los establecimientos que han ofertado ese paquete turístico.

 



Fernando Suárez Albalá: “disfruto leyendo y componiendo poesía”

6 05 2011

 Fernando Suárez Albalá  es un claro ejemplo de escritor autodidacta, a pesar de que solo pudo completar los estudios primarios, su amor por la lectura y la escritura le han llevado en convertirse en uno de los monologuistas más destacados de la literatura asturiana. A lo anterior se añade el desarrollo de otras actividades culturales como son la dirección de un programa radiofónico sobre la poesía y su labor como redactor y colaborador de la revista Sestaferia.

 Fernando Suárez Albalá (Treslacruz, Lena, 1952)  es un minero jubilado que, aunque sólo pudo cursar los estudios básicos ya que las circunstancias económicas le obligaron a ponerse a trabajar desde muy joven , siempre le gustó leer y escribir. Esta pasión la fue desarrollando en su etapa escolar: primero con los frailes de Caborana y después en el colegio de La Salle de Burgos, aprendió a leer y a escribir. Posteriormente,  con los hermanos agustinos,  en un colegio de Palencia, comenzó a interesarse por la literatura con la lectura de los clásicos, participaciones en la representación de obras teatrales, la elaboración de sus primeros versos y poemas. Finalmente, regresó a Moreda y se convirtió, como nos comenta jocosamente, en “un lecturas local”, ya que escribía poesías amorosas para sus amigos lo que le permitía conocer todos los lances y avatares amorosos de la parroquia.

La mayoría de sus poesías están escritas en asturiano, aunque también tiene composiciones en castellano, lengua que utiliza según él mismo nos dice para “temas más personales e íntimos”.  Nunca había pensado en publicar sus obras, porque, como nos confiesa, “nunca busqué ni la fama ni el dinero”. Pero hubo dos hechos que le impulsaron a publicar sus composiciones: el primero, una poesía que dedicó al gaitero Benino de Boo, durante el homenaje que se le rindió  y que fue muy alabada por los asistentes; el segundo, la obtención del primer premio del concurso de Cartas de Amor organizado por el Ayuntamiento de Aller y la Casa de la Juventud. Esto le animó a seguir escribiendo y a plantearse la publicación de sus composiciones. Deseo que se hizo realidad con la edición de su libro Chispes y Caricoses, (2007) publicado por la editorial Trabe. Hoy, ya jubilado, cuenta con más tiempo libre que emplea en la creación de nuevas poesías, “ya voy por la cuarta libreta” nos confirma el autor, que constituirán el corpus de su segundo libro.

En cuanto a la temática, nos confirma que se inspira en chistes y anécdotas, siguiendo así una tradición literaria humorística muy prolífica en Asturias con monologuistas en verso muy reconocidos como Pepe Campo, al que el propio Fernando considera como “un gran maestro”, Marcos del Torniello, Pepín Quevedo, Silvino Arias… Como todos estos autores trata, desde una óptica humorística, en composiciones de entre treinta  y cuarenta versos, temas de actualidad como el paro, la violencia de género, el alcoholismo, la violencia escolar, la lucha por el poder…  

Pero su labor cultural no sólo se reduce a la poesía, son varias las actividades en que participó o participa Fernando con el objetivo de impulsar la lengua y la cultura asturiana. Así durante veintitrés años formo parte del grupo de baile tradicional Coros y Dances que posteriormente se denominaría Folklore Allerán. Con este grupo recorrió no sólo Asturias, sino también muchas provincias de España e incluso otros países como Israel, Francia, Turquía, Bélgica y Portugal. A pesar de los grandes esfuerzos humanos y económicos que suponía mantener este grupo y costear los mencionados viajes, todo se compensaba con la ilusión de difundir el baile tradicional asturiano y conocer otras manifestaciones artísticas tradicionales de otros lugares. Sus poesías han sido muy bien acogidas por sus vecinos que le animan a seguir escribiendo y, como consecuencia de ello, fue el elegido para dar el pregón de las fiestas locales de diferentes localidades alleranas como son Moreda y Villanueva. En la actualidad es miembro del consejo de redacción de la revista Sestaferia centrada en el estudio de la cultura, las tradiciones, la lengua del concejo de Aller. Además cuenta con una sección de humor en asturiano, donde incluye sus últimas composiciones. Por último hay que destacar su papel como presentador en el programa de Radio Parpayuela Otra forma de mirar que se emite todos los lunes de 12:00 a 12:30. Se trata de un grupo de amigos que eligen y leen poemas  aprovechando alguna efeméride (nacimiento, muerte de algún poeta; versos escritos en cualquier lengua y de cualquier poeta -clásicos, modernos- y movimiento poéticos -en los últimos programas se han centrado en el romanticismo español); a continuación,  opinan y comentan dichas composiciones. Además en cada programa lee un nuevo poema suyo, así “me obligo a escribir” nos aclara.

Finalmente, Fernando da una serie de consejos a los chavales que, como él en su día, se sintieron atraídos por la lectura y la escritura: “Lo fundamental es superar el miedo, sobre todo al principio, cuando se tienen más dudas al pensar que hay gente que escribe mejor y que sus escritos no tienen ningún valor literario. Después hay que concebir el acto de escribir como un proceso de diversión y de deleite que permita disfrutar a uno mismo y a los amigos que lean esas composiciones; aunque sólo sea con el reconocimiento de los amigos uno ya se da por satisfecho y se siente realizado. Si además se inclinan por la lengua asturiana mucho mejor ya que así ayudarán a mantener viva esta lengua en peligro de extinción.