Conciencia e inteligencia

12 03 2011

Roger Penrose
En una de las últimas clases de filosofía propusimos un puente con los temas tratados en clases de psicología del curso pasado. Pudimos ver el vídeo que dejo aquí, en el que se diserta sobre la conciencia. Y advertimos que los contenidos de la historia de la filosofía que estamos tratando el presente curso nos servían para aclarar y comprender afirmaciones que allí estaban expuestas y que, quizás, el año pasado fueron ignoradas.
Por otra parte, surgió en el aula la conexión entre la conciencia y los procesos de pensamiento racional. Y a este respecto os citaba un libro de un físico matemático, Roger Penrose, titulado La nueva mente del emperador, donde se analizaba la posibilidad de la inteligencia artificial. Aquí os dejo un enlace al texto en la web, para que podáis echarle un vistazo. Si estáis interesados quizás se encuentre un ejemplar en nuestra biblioteca.



El alma está en el cerebro… ¿no?

7 02 2008

 Alma y cerebro

Vaya lío. Ahora resulta que estamos acercándonos desde  diversas asignaturas a la conexión entre la mente y el cerebro y, de una visión de conjunto, observamos que esta relación es compleja de entender. En las clases de filosofía, Descartes nos mostró la dificultad de superar la consecuencia dualista de su concepción del mundo. Alma y materia aparecían como substancias independientes de difícil maridaje. En las clases de psicología, Eduardo Punset nos hablaba en numerosas entrevistas con neurobiólogos, de los fundamentos fisiológicos de la actividad cerebral  y, con un título clarificador, leíamos artículos de su libro El alma está en el cerebro. En Ciencia, Tecnología y Sociedad, trabajábamos el concepto de inteligencia artificial y prestábamos atención al famoso test de Alan Turing, que evalúa la capacidad de una máquina para desarrollar procesos de decisión que podamos llamar inteligentes. Y tirando del hilo, llegábamos a las tesis de Roger Penrose, famoso matemático, que en su libro La nueva mente del emperador concluía que mente y cerebro pueden ser entendidas como dos entidades separables. Vamos, que hay algo no computable matemáticamente en la actividad física del cerebro. Pero, para rizar el rizo, Francis Crick, uno de los descubridores de la estructura del ADN, abordaba el tema en su libro La búsqueda científica del alma, y parecía negar la tesis de Penrose.

¿En qué quedamos?

Pues en que es un tema apasionante, del que podéis ver y leer mucho para seguir preguntándoos y preguntándoos, pero, cada vez, sabiendo un poquito más. Aquí tenéis algunos materiales.

Descripción del Test de Turing.

Información sobre Roger Penrose.

René Descartes y el dualismo mente-cuerpo.