2º BAC: El desastre del 98 y el poder de la prensa.

11 01 2019

En 1898, los magnates de la prensa y “padres” de la prensa amarilla, Joseph Pulitzer del New York World y William Randolph Hearst del  New York Journal estaban abogando por una  intervención norteamericana en Cuba. Hearst, cuya vida es retratada en la película Ciudadano Kane, había despachado  un fotógrafo a Cuba para fotografiar la próxima guerra con España. Cuando el fotógrafo preguntó simplemente qué cual podría ser esa guerra, se dice que Hearst contestó: “Usted toma las fotografías, y yo proporcionaré la guerra”. Hearst era sincero en sus palabras, cuando su periódico publicó reportajes de grandes atrocidades que se cometían contra personas cubanas,  muchas de ellas resultaron ser fabricaciones completas.
En la noche del 15 de febrero de 1898, el USS Maine, anclado  en el puerto de La Habana explotó violentamente. El Capitán  del Maine, instó a que no se hicieran presunciones de ataque enemigo hasta que no tuviese lugar una investigación completa de las causas de la explosión. La prensa declara inmediatamente que lo más probable es que se trate de un acto deliberado de España.

Bajo el eslogan “Recuerde el Maine”, los norteamericanos fueron a la guerra con España, ganando las Filipinas  (y anexando otros territorios como Hawai en el camino).

El fuerte imperialismo de EEUU

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  120  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario