Artículos de Febrero 2010

Aviso

Sábado, 27 Febrero 2010

 TODOS LOS QUE HABÉIS TOMADO PARTE  EN EL CONCURSO DE “CARTAS DE AMOR” ESTÁIS INVITADOS EL PRÓXIMO JUEVES, 4 DE MARZO, EN EL SEGUNDO RECREO, A NUESTRA BIBLIOTECA.

 OS HAREMOS ENTREGA DE UN PEQUEÑO OBSEQUIO POR VUESTRA PARTICIPACIÓN Y ¡POR FIN! SABREMOS CUÁLES SON LAS TRES CARTAS PREMIADAS.

OS ESPERAMOS!!!!!!!!!!!!

Centenario de Miguel Hernández

Lunes, 22 Febrero 2010

 

El poeta español Miguel Hernández nació en Orihuela, el 30 de octubre de 1910. Se cumplirán, por tanto, los cien años de su nacimiento y por ese motivo el Ayuntamiento de Orihuela celebra ya numerosas actividades conmemorativas. La fundación que lleva su nombre, y a la que podéis acceder en la dirección http://www.miguelhernandezvirtual.com/  informa puntualmente sobre las mismas.

                Os recordamos las obras que de él disponemos en nuestra Biblioteca:

(more…)

Soneto de Petrarca a Laura

Domingo, 21 Febrero 2010

Sus ojos que canté amorosamente,
su cuerpo hermoso que adoré constante,
y que vivir me hiciera tan distante
de mí mismo, y huyendo de la gente,

Su cabellera de oro reluciente,
la risa de su angélico semblante
que hizo la tierra al cielo semejante,
¡poco polvo son ya que nada siente!

¡Y sin embargo vivo todavía!
A ciegas, sin la lumbre que amé tanto,
surca mi nave la extensión vacía…

Aquí termine mi amoroso canto:
seca la fuente está de mi alegría,
mi lira yace convertida en llanto.

(Versión de Alejandro Araoz  Fraser)

Petrarca y Laura, en la versión post-impresionista de Marie Stillman (1844-1927)

(more…)

Un soneto de Dante a Beatriz

Domingo, 21 Febrero 2010

TAN GENTIL Y TAN HONESTA LUCE
mi dama cuando a alguien saluda,
que toda lengua temblando enmudece,
y no se atreven los ojos a mirarla.  

Ella pasa, sintiéndose alabada,
benignamente de humildad vestida;
pareciera ser algo venido
del cielo a la tierra a mostrar un  milagro.    

Se muestra tan agradable a quien la mira,
que por los ojos procura al corazón gran dulzura,
incomprensible para quien no la experimenta.

 Y parece que de sus labios surgiera
un espíritu suave de amor pleno
que al alma va diciendo: ¡Suspira!

(more…)

Se cumplen 50 años de la muerte de Albert Camus

Jueves, 18 Febrero 2010

 El pasado 4 de enero se cumplieron cincuenta años de la muerte del escritor existencialista Albert Camus. Numerosas reseñas han ido apareciendo en revistas y suplementos culturales de distintos diarios. Como resumen de los tópicos que en todas ellas se repiten puede servir muy bien la publicada por la Agencia EFE, que aquí transcribimos:

“Cincuenta años después del accidente de tráfico que acabó con la vida de Albert Camus (1913-1960) cuando se encontraba en la cúspide de su carrera, Francia recuerda al autor de “El extranjero”, una de las figuras más relevantes de sus letras.

Medio siglo después de que Camus escribiera sus últimas líneas, el jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, ha hecho público su deseo de llevar los restos mortales del Nobel de Literatura de 1957 al Panteón, el templo laico más elevado del país, donde yacen personalidades de la talla de Voltaire, Marie Curie o Victor Hugo.

La iniciativa ha dividido a su familia, que aún no ha dado una respuesta contundente y unánime sobre la conveniencia de trasladar el féretro de Camus, cuya vida terminó a los 47 años a bordo de un mítico “Facel-Véga” el 4 de enero de 1960 entre París y Lyon.

La prematura muerte del “Humphrey Bogart de la literatura” -por su pelo negro engominado y su inseparable pitillo en los labios- consternó a la intelectualidad del mundo entero.

Los años 60 del siglo pasado se iniciaban con la pérdida del “existencialista de lo absurdo”, un hombre marcado por el pesimismo de quien vio de cerca dos guerras mundiales y la alienación de la Guerra Fría.

muerte Camus

El autor de “Calígula” fue un escritor que reflexionó sobre la indiferencia del ser humano respecto al mundo que le rodea.

  (more…)

Tolstoi

Viernes, 12 Febrero 2010

 Empezaremos por el escritor ruso León Tolstoi (1828-1910 ), del que se cumplirá, en noviembre, el primer centenario de su muerte. Sobre él ya están apareciendo artículos conmemorativos como el que aquí  resumimos, publicado en la sección CULTURA de LA NUEVA ESPAÑA del 11/02/2010. En la Biblioteca está su famosa novela Ana Karenina, por si alguien se anima!!

 

LA NUEVA ESPAÑA 11/02/2010 

Tolstoi en la última estación

Este año se conmemora el centenario de la muerte del insigne escritor ruso, autor de la mejor novela de amor de la historia de la literatura

LUIS M. ALONSOtolstoi

 En la plenitud de su vida Lev Nikolaievich Tolstoi era un hombre cargado de contradicciones que sufría por culpa de los frecuentes dolores de muelas. Su relación con las mujeres nunca había dejado de ser tormentosa, y con el tiempo se convertiría en un anciano impermeable a los sentimientos familiares cuyos únicos ideales residían en el amor universal. Llegó un momento en que su familia eran los campesinos con los que pasaba horas y horas en los campos de la finca de Yasnaya Polyana. Cuando cumplió 82 años y llevaba más de la mitad de ellos casado, le dijo a su esposa, Sofía Andreyevna, que la castidad y el celibato eran los dos objetivos de una vida cristiana. Ella, enloquecida por la sospecha de que el mujik de largas barbas que tenía por marido, además de despreciarla, la había desheredado, le disparó tres veces en la sien con una pistola de fogueo.

(more…)

Efemérides

Viernes, 12 Febrero 2010

 Como muchos ya sabéis, la palabra efemérides proviene del griego ἐφημερίς, -ίδος (ephemeris, ephemeridos), a través del latín ephemerides. Designaba a una tabla de valores astronómicos según la cual se podía calcular las posiciones de los astros y planetas en un momento dado. De ahí, su uso se extendió  a un acontecimiento relevante sucedido en determinada fecha y por eso se denominan así las conmemoraciones de aniversarios de eventos importantes. En esta nueva sección, así titulada, iremos recordando las obras y autores de nuestra Biblioteca que este curso están de aniversario.

Cartas de Abelardo y Eloísa

Jueves, 11 Febrero 2010

  

            Pedro Abelardo (1079-1142) es  uno de los grandes genios de la historia de la Lógica y la Filosofía. Famoso por su enorme ingenio en el arte de la dialéctica,  ha sido recordado también, siglos después, en pleno Romanticismo, por la prohibida relación amorosa que mantuvo con Eloisa y que es uno de los primeros ejemplos que tenemos de “confesión amorosa en clave”, es decir, confesada por el autor usando sus obras como medio.

         Os dejamos una de las cartas que los dos amantes se enviaron:

De Eloísa:Tú sabes amado mío - y todos saben también - lo mucho que he perdido al perderte a ti. Y cómo la mala fortuna - valiéndose de la mayor y por todos conocida traición - me robó mi mismo ser al hurtarme de ti.Abelardo y EloisaEl nombre de esposa parece ser más santo y más vinculante, pero para mí la palabra más dulce es la de amiga y, si no te molesta, la de concubina o meretriz. Tan convencida estaba de que cuanto más me humillara por ti, más grata sería a tus ojos y también causaría menos daño al brillo de tu gloria.Dios me es testigo de que, si Augusto - emperador del mundo entero - quisiera honrarme con el matrimonio y me diera la posesión de por vida, de toda la tierra, sería para mí mas honroso y preferiría ser llamada tu ramera, que su emperatriz.……………………………….

Mi bien amado, el azar acaba de hacer poner entre mis manos la carta de consuelo que escribiste a un amigo. Reconocí enseguida, por la letra, que era tuya. Me lancé sobre ella y la devoré con todo el ardor de mi ternura, puesto que he perdido la presencia corporal de aquel que la había escrito, al menos las palabras reanimarían un poco su imagen, en mi.

Y los recuerdos han vuelto a mí: esta carta, en cada línea, me abruma de hiel y de amargura, trazando la historia lamentable de nuestra conversión y los tormentos a los que sin cesar has sido sometido, tu, mi único (…..)

De Abelardo:

Tú sabes a qué bajeza arrastró mi desenfrenada concupiscencia a nuestros cuerpos. Ni el simple pudor, ni la reverencia debida a Dios fueron capaces de apartarme del cieno de la lascivia, ni siquiera en los días de la Pasión del Señor o de cualquier otra fiesta solemne. Merezco la muerte y alcanzo la vida. Se me llama y doy la espalda. Persisto en el crimen y soy perdonado contra mi voluntad.

Me dices: “Pero yo sufrí por ti”. No lo pongo en duda. Pero sufriste más por ti; y eso mismo contra tu voluntad. No por un amor que saliera de ti, sino por coacción mía. Ni redundó en tu salvación, sino en tu dolor. Él, en cambio, padeció porque quiso y te trajo la salvación; Él que con su pasión cura toda enfermedad y disipa toda pasión. En Éste - te lo suplico - no en mí has de centrar toda tu devoción, toda la compasión, toda compunción. Llora la gran injusticia cometida con un ser tan inocente y no llores la justa venganza de la equidad sobre mí - y, si quieres, como ya se dijo - la suprema gracia sobre nosotros dos.

(more…)

Cartas de Amor de Pablo Neruda

Miércoles, 10 Febrero 2010

Neruda: Cartas de amor inéditas a Matilde Urrutia

De todos los amores de Pablo Neruda (1904-1973), el de Matilde Urrutia (1912-1985) fue quizá el más intenso y prolongado. Una pasión encendida al principio, cotidiana y perruna al final, de la que dan cuenta las Cartas de amor inéditas que lanza esta semana Seix Barral, en edición de Darío Oses y de las que El Cultural adelanta las más significativas y desesperadas.

En realidad, todo comenzó en la primavera de 1946, cuando se conocieron en un concierto al aire libre en el parque Forestal de Santiago, y duró hasta la misma muerte del poeta, en 1973. “En su larga duración -destaca el profesor chileno Darío Oses- esta relación amorosa pasó por diversos momentos, desde la pasión inicial hasta el amor reposado y maduro de los últimos años” Fue, además, un amor poéticamente muy fecundo, del que dan cuenta dos libros, Los versos del capitán y Cien sonetos de amor, así como muchos poemas presentes en libros como Estravagario, La barcarola y El mar y las campanas.

Al principio, hasta julio de 1952, su relación fue secreta, pues Neruda vivía con su segunda mujer, Delia del Carril (1884-1989): fueron años de incesantes viajes por todo el mundo, de clandestinidad política y amorosa que terminan en parte en agosto de 1952, cuando, tras una estancia en Capri, ambos vuelven a Chile. Sus amores siguen siendo secretos, pero ya no están de viaje permanente, especialmente cuando Matilde se instala a vivir en la casa bautizada en su honor como La Chascona, su casa de Santiago.

Un nuevo embarazo frustrado, el tercero de Matilde, a la que el poeta llamaba “la Chasca” y “la Patoja”, por el color pelirrojo de su abundante cabellera, precipita los acontecimientos. En 1955, un empleado de Neruda delata sus relaciones extramatrimoniales a Delia del Carril, que rompe su matrimonio y se marcha a Buenos Aires primero y a Europa después, para regresar a Chile en 1959, donde moriría en 1985.

Desde entonces, los amantes ya no se ocultarán más, aunque no pudieron contraer matrimonio hasta octubre de 1966, tras la muerte de María Antonieta Hagenaar, primera esposa del poeta. En esta última etapa, destaca Oses, cambian las tornas. Neruda, enfermo, permanece largas temporadas recluido en Isla Negra, mientras ella viaja a menudo a Europa para resolver diversos asuntos de la pareja.

A pesar de algunos silencios, dificultades y traiciones, nada logró separarles.

Quizá por eso, en su poema «Final», que cierra el que tal vez sea el último libro de Neruda, El mar y las campanas, y con el que concluye la edición más reciente de las obras completas del poeta, éste interpela una vez más a Matilde y escribe:

 Fue tan bello vivir
cuando vivías!
El mundo es más azul y más terrestre
de noche, cuando duermo
enorme, adentro de tus breves manos.

manuscrito

CARTAS DE AMOR

 “No me escribas más privadamente”

Roma 21 Diciembre 1950

Matilde
Supondrás lo que sentí con tu carta. Un sentimiento grande contra ti me ha impedido escribirte hasta ahora. También comprende que no es justo.
Bien, qué vamos a hacerle!
No podrías venir a París?
Nosotros regresaremos allí antes de un mes.
Yo [ilegible] ayudar en cuanto pudiera. Sabes que he ganado un premio de varios millones [se refiere al premio Internacional de la Paz, que recibió con Picasso el 22 de noviembre de 1951]. Pero no puedo mandarte para tu pasaje, por razones que tú comprenderás. Estuve en la India por diez días. Tu carta la recibí el mismo día en que partí. Me sirvió la India para olvidarla. Luego hemos estado en Varsovia, Praga y Viena… Desde ahora no me escribas más personalmente. Si te fuera muy necesario el dinero para venir y lo hubieras decidido, puedes escribir a Miguel Otero Silva [escritor venezolano, uno de los grandes amigos de Neruda], “El Nacional”, Caracas, diciéndole que le recuerdas la cordial promesa que hiciste a me hizo y que puede enviártelo. Claro que no se trata de lo mismo pero yo me arreglaría con él.

Tu decidirás. Si vienes cuenta conmigo para que se me quite la rabia. En verdad te necesito. Ahora no me escribas mas privadamente. Contestame en forma general sobre tu vida y proyectos, y así me dices tu decisión para que se sepa y tome yo con Delia las medidas necesarias.
Hasta luego
Pablo

  (more…)