Mí opinión sobre Taramundi

2 06 2009

En mi opinión el número de habitantes de Taramundi ha podido descender, debido a que la gente buscaba mejores condiciones de vida. En Taramundi escaseaban los puestos de trabajo, los recursos y muchas familias querían proporcionar unos estudios a sus hijos, por eso, emigraron a las ciudades, en las que hay más oportunidades. También la falta de estabilidad laboral puede hacer que las familias no quieran tener hijos frente a esa situacion.

Yo creo que Taramundi tiene turismo y artesania pero su riqueza se queda en eso, estaría bien formar cooperat¡vas que apoyasén nuevos proyectos para consegir recursos , porque una persona que va a realizar sus estudios en una ciudad, cuando los acaba y quiere seguir viviendo en Taramundi, no podrá ejercer su profesión si no tiene los recursos laborales necesarios.

taramundi.jpg 

 Realizado por: Naya Villabrille Rodriguez.



Taramundi, un paraiso natural.

2 06 2009

Taramundi es uno de los lugares que más llaman la atención a los turistas de la Comarca Oscos-Eo, su gran patrimonio natural, sus paisajes, la importancia del agua, son algunas de las características de este lugar.

También atrae a los turistas, su profunda tradición artesana, sobre todo su cuchillería y sus productos agroalimentarios como la sidra, realizada en el único lagar del occidente de Asturias, sus quesos, mermeladas, licores y pan.

Yo creo que hay pocos pueblos en Asturias que conserven todas estas tradiciones y el modo de vida, como el de antes.

La peor parte le toca a la gente joven, que desde 1º E.S.O tienen que venir todos los días al instituto de Vegadeo, ya que en el colegio de Taramundi, los alumnos solo cursan hasta 6º de primaria. Seguro que muchos de ellos se quedarán en el pueblo, dedicándose a el negocio familiar, pero otros se irán a estudiar a la ciudad y estoy segura de que echaran de menos la tranquilidad, la gastronomía y demás cosas de su pueblo.

Os aconsejo que visitéis Taramundi y veáis vosotros mismos lo mejor de este lugar.

Realizado por: Andrea Coto Pérez.