Naturaleza

  •  Flora de Taramundi

Taramundi tiene algunas zonas de gran interés medioambiental para la conservación de la biodiversidad de flora y fauna de su consejo, carece en la actualidad de Parque o Reserva Natural.

La parte central y sur del concejo presenta un habitat interesante con presencia de masas forestales autóctonas, como el Roble o el Carballo el más extendido y numeroso, el Abedul y el Castaño en menor medida.

En Taramundi al igual que la Europa Atlántica podemos ver bosques templados oceánicos o la formación vegetal Aestilignosa que se engloban en dos formaciones: la Aestisilva (bosque) o Aestifructiceta (matorral).

La masa árborea de eucaliptos se extienden por el norte y noroeste del concejo siendo el Coto de Fabal o Guiar el más representativo. En cambio las manchas de pinares se concentran al norte y nordeste con las sierras de Piedrafita, Leiras y Ouroso que son las más importantes.

Por último el bosque autóctono se disemina por el centro y sur del concejo, con buenas manchas forestales en los montes de Eirúa, Barreiroa y Coto Agudo.

  •  Fauna de Taramundi.

El interés zoológico del concejo al igual que toda la zona asturgalaica es muy interesante por dos motivos principalmente, por la abundancia y variedad de los distintos órdenes faunísticos. Siendo el concejo un verdadero paraíso.

Entre los mamíferos destacan el corzo y el ciervo que ocupan bosques y prados de la zona; el Jabalí es muy numeroso en todos los bosques de montaña y sobre todo en zonas de matorral.Igualmente el Zorro es abundante, menos o quizás desaparecido en sus aguas es la nutria.

El Oso por los dos colmeales existentes en el territorio se sabe que existió hasta el S. XVIII.

Debido a la movilidad de las aves son muchas las especies que aparecen en el ámbito territorial del concejo. Dentro del conjunto las aves rapaces son abundantes: el ratonero común y el cernícalo vulgar. Del grupo de las gallináceas: la perdíz común,y la de las columbiformes: la paloma torcaz y la tortola común.

En cuanto a fauna piscícola, el rey de los ríos es la trucha común. En los numerosos arroyos, charcas y fuentes hay diferentes grupos de anfibios, como el tritón ibérico, el sapo común, la rana común y la pequeña ranita de San Antonio, y bajo las piedras y los troncos próximos al agua, la salamandra común. En los reptiles el más abundante es la lagartija ibérica observable fácilmente en muros y rocas; la culebra viperina y la víbora común.

Realizado por Yéssica Vijande Jonte

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image