La casa de Elrond

UN LUGAR DE ENCUENTRO PARA AMANTES DE LA SABIDURIA

Terminado este interesante tema que nos acerca a las relaciones, siempre conflictivas, que median entre los campos de la “ética”, la “política” y la “moral”, conviene echar la vista atrás para repasar algunas ideas importantes de cara a nuestro próximo examen. En artículos anteriores hemos reflexionado sobre la “acción humana” (valiéndonos de la película “2001: A Space Odyssey” (MGM 1968) de Stanley Kubrick) y sobre las ideas de “libertad” y “responsabilidad” (a partir de las enseñanzas del profesor Kitting en “Dead Poets Society (El club de los poetas muertos)” (Touchstone 1989) de Peter Weir) y hemos considerado la dialéctica entre el “determinismo” y el “indeterminismo” (que no hemos tenido tiempo de ahondar en el aula pero que queda perfectamente recogida en las películas “Lawrence de Arabia” (Columbia 1962) de David Lean, y “Gattaca” (Columbia 1997) del Andrew Niccol). Son solo tres pequeños ejemplos para profundizar en los materiales enormemente prolijos que tenemos entre manos.

Pero hoy vamos a trabajar en otro sentido: hacíamos referencia en las clases a las relaciones entre la “ética” (que funciona de modo “distributivo”) y la “moral” (que lo hace a la manera “atributiva”). La primera nos lleva a definir dos valores básicos: la “vida”, como valor simple primordial y sin el cual ninguna reflexión ética sería posible, y la “igualdad”, valor completo que nos permite acercarnos los unos a los otros en el reconocimiento mutuo de nuestra humanidad (este es el verdadero sentido distributivo de la ética). Y frente a ellos, el plano moral nos adentra en las ideas de “cohesión social”, valor simple que permite la supervivencia del grupo, y de “justicia social”, valor complejo más difícil de definir, que pasa por la necesidad de concretar unas normas morales más férreas, y que aquí hemos querido ejemplificar con una pincelada gloriosa: las recientes declaraciones del deportista Rafael Nadal al hilo de la reciente sentencia de la “Operación Puerto”: si bien es cierto que nadie puede ser condenado por actos que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho (“Artículo 11.2” de la “Declaración Universal de Derechos Humanos”), no lo es menos que los que han cometido un delito pueden sentir la censura y el desprecio de la sociedad que les acoge y que ve vulneradas sus normas y su moralidad (eso es lo que llamaríamos justicia social).

Centrados en el campo de la “política”, los valores fundamentales serán ahora los de “eutaxia”, o buen orden político, e “isonomía”, o igualdad de todos ante la ley (un principio democrático básico que ya estaba en la ordenación jurídica implantada por Pericles en la Atenas del siglo V a.n.e.). Para ejemplificar el paso de un valor simple como el primero al más sólido valor completo que representa la igualdad legal, os presentamos aquí un extracto de la película “Lincoln”,  (20th Century Fox 2012) de Steven Spielberg, sobre la vida del decimosexto presidente de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln, una interesante muestra de las triquiñuelas del poder, y de cómo, en ocasiones, es preciso saltar por encima del buen orden para llegar más allá, hasta conseguir la abolición de la Esclavitud, apoyados en una sólida idea de “justicia”, hacia un planteamiento decididamente más humano (o como dice en algún momento uno de los personajes en la película: “el hombre más bueno y justo de América ha hecho una maldad para conseguir un bien mayor para todos”).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LA ESPECIFICIDAD DE LA ACCIÓN HUMANA

Sobre el comportamiento humano frente a los animales y a las máquinas inteligentes.

LIBERTAD, RESPONSABILIDAD, PERSPECTIVA

La idea de libertad humana unida a la noción de responsabilidad y al punto de vista.

¿ESTÁ ESCRITO O TODO ES POSIBLE?

La dialéctica entre el determinismo y el indeterminismo respecto a la idea de libertad humana.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  993  veces

Add A Comment


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


eBlog | Login
Subscribe to La casa de Elrond