La casa de Elrond

UN LUGAR DE ENCUENTRO PARA AMANTES DE LA SABIDURIA

Archive for Junio, 2013

En busca del tiempo perdido (o ganado)

Posted by albertofilosofia under General

Rematamos el curso con un ligero repaso a las distintas actividades que hemos realizado este año. En primer lugar quiero agradecer a todos los alumnos de 3º de la ESO si notable labor en materia de “cooperación internacional” y “ayuda al desarrollo”, llevada a cabo en colaboración con Valnalón, y que nos ha permitido desarrollar un interesante proyecto de Jóvenes Emprendedores Sociales, consistente en la creación de las ONG´s “Ecuastur” y “Asturianos Sin Fronteras”, gracias a las cuales hemos establecido contacto con los centros ecuatorianos “Jóvenes trabajando para el futuro”, del Colegio Técnico Rubén Cevallos Vega, y con “Selva Viva Monte”, de la Unidad Educativa Bilingüe Xavier Tarquina. El pasado viernes algunos de vosotros pudisteis completar la actividad enviando el dinero recaudado a estos centros, y os recuerdo que, aunque no hemos tenido ocasión de establecer una videoconferencia con ellos, podéis aprovechar el verano para mantener lazos de amistad con algunos de vuestros jóvenes colegas ecuatorianos, y comprobar que muestra aportación les ha resultado útil y provechosa.

Con los alumnos de 4º de la ESO hemos tenido un curso bastante movido, pues muchos de vosotros habéis holgazaneado un poco a lo largo el año y eso, desgraciadamente, se ha reflejado en las notas. No obstante, hemos tenido momentos interesantes, en especial con nuestro pequeño “experimento parateatral”, dentro de las Jornadas Culturales del IES Valle de Aller, organizadas entre el 13 y el 17 de mayo en torno a las ideas de “Espacio y Tiempo”, donde tuvimos la ocasión de trabajar el concepto de “espacio escénico” con la ayuda de las enseñanzas del maestro de teatro polaco Jerzy Grotowski y su demoledora obra “Akropolis“, realizada hace más de 50 años, pero que no ha perdido nada de su vigor (podéis comprobarlo viéndola completa en el vídeo que acompañan estas palabras). Nosotros aprovechamos esta performance para adentrarnos un poco en la realidad histórica de los campos de exterminio a partir del documental “La liberación de Auschwitz”, con el que tratamos de recrear la sensación física de los prisioneros al entrar en contacto con esta terrible realidad.

Los alumnos de 1º de Bachillerato se han portado especialmente bien, y la mayoría han estudiado adecuadamente a lo largo del curso y han trabajado (quizás algunos menos de lo deseado) algunos contenidos interesantes al margen de los exámenes, desde las “cosmovisiones científicas” a los “orígenes de la religión”. También desarrollamos, dentro de las Jornadas Culturales, una interesante actividad en torno a la idea de “tiempo cinematográfico”. Para completar nuestro curso, os recomiendo ahora una serie de lecturas veraniegas que pueden ser de ayuda a aquellos que han tenido dificultades a lo largo del curso con la materia de filosofía. Para divertirse un poco con los contenidos de lógica de la primera evaluación tenemos “¿Cómo se llama este libro?” (Cátedra, Madrid 2007) de Raymond Smullyan; para repasar las ideas de hombre y cultura, “Vacas, cerdos, guerras y brujas” (Alianza, Madrid 2011) de Marvin Harris; y para profundizar las relaciones entre ética, política y moral, “¡Indignáos!” (Destino, Madrid 2011) de Stéphane Hessel (con prólogo del economista recientemente fallecido José Luis Sampedro).

Tampoco me quiero olvidar de algunas de las actividades llevadas a cabo en el extranjero: en la Szkoła Psychologii de Varsovia, en octubre, hablamos de “Filosofía en el abismo. Crisis y movimientos ciudadanos”, y en Wszechnica Polska, en mayo, de “Crisis? ¿Qué crisis? Alternativas en medio de la tempestad” y de “La lectura vertical. Apuntes sobre teoría hermenéutica”. También participamos en diciembre en la preparación de la tercera Olimpiada Jezyka Hispanskiego con dos interesantes talleres: “El legado cultural y artístico español” (para alumnos) y “Dichos y frases hechas en español” (para profesores). No está mal para un intenso año de trabajo. Y para rematar la despedida, os dejo con la impresionante interpretación del astronauta Chris Hadfield de la majestuosa “Space Oddity” de David Bowie, que nuestro intrépido artista interpreta nada menos que desde la Estación Espacial Internacional (y que además se acompaña de subtítulos, para que los que no tengan mucha habilidad con el inglés no se pierdan detalle). Buen verano a todos.

A la hora de abordar las distintas teorías del “origen del Estado”, y dejando de lado la concepción formalista que tiende a ver el Estado como una simple formación jurídica, dos han sido las maneras tradicionales de resolver la cuestión. La “teoría organicista” describe el Estado como un “organismo viviente”, siendo los individuos partes o miembros del mismo (los individuos o grupos de individuos), posteriores a él, y que aisladas o separadas de aquel no tienen existencia real, puesto que son meras abstracciones. La “teoría atomista”, por el contrario, supone que el Estado es una creación de los individuos, quienes deciden organizarse estatalmente de una manera determinada a través de un “pacto” o “contrato” (sea este implícito o explícito) en donde quedan fijados los poderes y competencias del Estado.

Tradicionalmente, se considera que los más ardientes defensores de esta segunda perspectiva son Thomas Hobbes (1588-1679), John Locke (1632-1704) y Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), autor este último que propuso un nombre genérico para todas estas posturas al titular su libro más reconocido como “El contrato social”. Para los dos primeros autores convendría un repaso al artículo sobre el empirismo inglés (donde analizamos los distintos acontecimientos históricos de la Gran Bretaña de los siglos XVII y XVIII, además de hacer un repaso general a sus autores más señalados, de Francis Bacon a David Hume).

Para conocer mejor al tercero de nuestros autores, también resultará interesante comprender el concepto continental de Ilustración (en el que ofrecemos un repaso de los principales “philosophes” franceses, como Montesquieu o Voltaire). Las tres posiciones quedarán también reflejadas en un último artículo sobre la “Declaración de Independencia de los Estados Unidos” 1776 (ejemplificada felizmente en la magnífica serie de la cadena HBO “John Adams dirigida por Tom Hooper), y la subsiguiente “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” de 1789 (que aquí presentamos a través de la película “Danton” (Coproducción 1983) de Andrzej Wajda).

Las tres posturas que comentamos son altamente beligerantes entre sí: si bien es cierto que las tres parten de supuestos similares, pues suponen un “estado de naturaleza” previo al contrato social en el que el hombre vive libre pero inseguro (una mera hipótesis de trabajo que en nada se parece a la perspectiva evolucionista que hemos manejado nosotros, al contraponer las llamadas “sociedades naturales” con las “sociedades políticas”), los tres acabarán por justificar formas de gobierno altamente diferenciadas, dese el “absolutismo” de Hobbes, pasando por el “liberalismo” de Locke, hasta alcanzar la “democracia” de Rousseau (precedente teórico de lo que luego conoceremos como “Estado social de derecho”). Las disputas sobre si se han de ceder todos los “derechos” o no (Locke insiste en que los individuos deben guardarse algunos para sí: la vida, la libertad y la propiedad), y si esta cesión ha de realizarse en dirección al “soberano” o bien hacia la “comunidad” (Hobbes afirma que lo primero, Rousseau que lo segundo) constituyen la base teórica que diferencia a los tres autores.

 ARTÍCULOS RELACIONADOS

LOS ORÍGENES DEL EMPIRISMO INGLES

La origen de la filosofía política moderna conforme a los cambios políticos históricos.

ALGUNOS FILÓSOFOS ILUSTRADOS

El proceso ilustrado visto por los más insignes pensadores franceses de la época.

HACIA UNA PAZ PERPETUA

La constatación histórica del contrato social en las revoluciones americana y francesa.

Un pequeño recordatorio para poder repasar las últimas unidades del curso. A la hora de afrontar el estudio de la “política” (que ya habíamos trabajado al compararla, en sus convergencias y divergencias, con la “moral”, tanto porfiriana como combinatoria), y después de profundizar la diferencia entre los “conocimientos naturales” y los “conocimientos culturales” (y al dividir estos últimos en “saberes bárbaros” y “saberes civilizados”, tanto críticos como acríticos), nos hemos centrado en el análisis del surgimiento de las “sociedades políticas”, como una evolución a partir de situaciones previas que llamábamos “sociedades naturales”. Para poder comprender bien esta diferencia, os propongo una revisión de un artículo precedente en el que trabajamos esta temática desde la película “Apocalypto” (Touchstone 2006) de Mel Gibson, un acercamiento a la cultura y al modo de vida de los primitivos indios mayas yucatecas de la península del Yucatán (México) en el que podremos apreciar el intento de lucha por la pervivencia de un grupo preestatal de cazadores-recolectores (lo que llamábamos “sociedad convergente”)  ante la colonización de un pueblo estatal mucho mejor organizado y ya organizado de forma política (lo que llamábamos “sociedad divergente”).

Abrimos nuestro artículo con una sugerente secuencia de la película “The Matrix” (Warner Bros 1999), de los hermanos Larry y Andy Wachowski, en la que los seres humanos no quedamos muy bien parados, puesto que se nos compara con otros seres vivos que habitan el planeta y que fagocitan el medio hasta agotarlo… ¿adivináis quienes? Y cerramos el artículo con un vídeo que nos presenta el pensamiento del filósofo Friedrich Engels (1820-1895) a través de una de sus obras más conocidas, “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado”, donde desarrolla un interesante análisis acerca del origen de la sociedad política a partir de la sociedad familiar tribal, tomando como referencia para este análisis las tesis del antropólogo Lewis Henry Morgan (1818-1881), que como sabéis había establecido tres periodos evolutivos consecutivos en el desarrollo la sociogénesis humana: “salvajismo”, “barbarie” y “civilización” (una postura frente a otras posibles, expuestas por diferentes autores, como vimos en el aula, pero que a nosotros nos permite desarrollar algunas ideas que nos resultan interesantes).

Recordad que habíamos afirmado que un “Estado” surgía fundamentalmente por oposición a otros potenciales estados que se iban formando a un tiempo, lo que obligaba a una mayor eficacia en la organización y gestión de la sociedad si se quería ganar la partida al adversario (pues lo contrario supondría la muerte del grupo o, como vemos en la película que nos ocupa, su esclavización). Este proceso de formación del Estado obliga a cerrarse sobre un “territorio” (motivo por lo que resulta esencial la formación de un “poder militar”) y al refinamiento de las distintas “instituciones formales de gobierno”, que nos permitirán generar una nueva dinámica en las relaciones entre el Estado y la “sociedad civil” (entendido como grupo no unitario en el que conviven distintos “poderes fácticos”: los militares, los sacerdotes, los políticos… e incluso los jueces). Os remito a un artículo precedente en el que se refleja otra interesante idea: la relación entre el Estado y los principios de “autoridad” y “soberanía”: no os perdáis el interesante arranque de la película documental “Fahrenheit 9/11” (Miramax 2004), de Michael Moore, en el que se pone en tela de juicio el principio básico de la “soberanía popular” precisamente por la acción de las distintas instituciones que gestionan el poder.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DE LAS SOCIEDADES PRIMITIVAS AL ORIGEN DEL ESTADO

El paso de las sociedades naturales convergentes a las sociedades políticas divergentes.

EL CONCEPTO DE SOBERANÍA EN TELA DE JUICIO

La idea de soberanía popular limitada por los distintos poderes fácticos de la sociedad civil.

A punto de rematar el curso con nuestro gran examen, al que habremos de sumar las presentaciones de trabajos sobre “problemas morales” de este tercer trimestre y un último test sobre la lectura del libro “Ética para Amador” (Ariel, Madrid 1991) Fernando Savater, os propongo algunos vídeos interesantes para poder trabajar los contenidos en torno a la “idea de ciudadanía”. Abrimos el artículo con un pequeño juego, pues deberemos navegar un poco por la red para ir viendo sucesivamente “El concepto de ciudadanía en la historia“, al que seguira “La ciudadanía a su alcance“, para finalizar con “Las dimensiones de la ciudadanía“, todos ellos muy instructivos para hacernos una idea de los conceptos fundamentales que hemos trabajado recientemente en el aula. Recordad que los conceptos de “ciudadanía política“, “ciudadanía social” y “ciudadanía económica” resultarán especialmente fundamentales (además de la “ciudadanía intercultural y cosmopolita“, de la que hemos hablado largo y tendido en el aula). Deberéis tomaros este estudio muy en serio, ya que se trata de la prueba final del curso, que algunos de vosotros no habéis aprovechado suficientemente.

Al final del artículo también os propongo un interesantísimo vídeo de los “Exploradores de la historia” que, si bien se centra en el análisis del Imperio carolingio, puede sernos de mucha ayuda para entender los procesos de desarrollo ciudadano desde el antiguo Egipto hasta, al menos, la época feudal (el vídeo tiene una continuación que resulta también muy interesante). Las imágenes, al estilo del vídeo sobre “La historia de los Derechos Humanos” que os presenté hace unos pocos meses, cuenta con unas imágenes animadas verdaderamente potentes y un ritmo narrativo sorprendente que seguro que os entusiasmará.

Y para completar nuestro repaso, convendría echar un vistazo a la página del blog “Educación para la ciudadanía”, en la que a lo largo del curso hemos ido presentando interesantes artículos para trabajar estos mismos concepto que hoy nos ocupan: “persona”, “libertad”, “democracia”, “derechos”, ciudadano. Especialmente interesante os resultará el artículo titulado “La historia de la ciudadanía” y que nos remite a vídeos como el famoso discurso “I have a dream” (1963), pronunciado por el reverendo Martin Luther King y a distintas pelúcilas de relevancia para tratar el tema, como “Barrio” (Sogetel 1998) de Fernando León de Aranoa, “La comunidad” (Lolafilms 2000) del divertido Álex de la Iglesia, “Big Fish” (Columbia 2003), del director Tim Burton, y “Pleasantville” (New Line Cinema 1998) de Gary Ross. También podemos profundizar en el “concepto de ciudadanía” a partir de la película documental “Bowling for Columbine” (Dog eat dog 2002) de Michael Moore, en la que el autor hace un divertido y ácido repaso a la historia de su país valiéndose de unos estimulantes dibujos animados de Trey Parker y Matt Stone, los creadores de la conocida serie de animación “South Park” (Braniff Productions 1997).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LA HISTORIA DE LA CIUDADANÍA

Un repaso a la formación del concepto de ciudadanía desde Grecia hasta la actualidad.

LA HISTORIA DE LOS ESTADOS UNIDOS SEGÚN MICHAEL MOORE

Un análisis de la sociedad americana y su fascinación por el uso de armas de fuego.

 

Para rematar nuestro curso escolar, y en vista de que tenemos muy próximo el examen definitivo de la materia, os propongo una serie de actividades para terminar con buen pie completando vuestros conocimientos sobre la “idea de globalización”. Os recuerdo además que este será nuestro último examen oficial del curso, pero no por ello supone el fin de nuestra tarea: aún tenemos que completar nuestro trabajo con las ONG´s “Ecuastur” y “Asturianos Sin Fronteras” y rematar nuestra actividad solidaria enviando el dinero recaudado a nuestros respectivos “centro espejo” en Ecuador (y recordad que aún queda pendiente una videoconferencia con “Jóvenes trabajando para el futuro” del Colegio Técnico Rubén Cevallos y con “Selva Viva Monte” de la Unidad Educativa Bilingüe Xavier Tarquina). Y para abrir boca, en primer lugar, os propongo un acercamiento a la figura del economista recientemente fallecido José Luis Sampedro a través de esta interesante entrevista en el programa “Salvados,” (El Terrat-La Sexta) conducida por el insigne Jordi Évole (también incluimos una pequeña semblanza de nuestro personaje al final del artículo, a modo de homenaje a este incansable luchador por los derechos ciudadanos).

En segundo lugar, os recomiendo un interesante artículo previo ya publicado en el blog para comprender mejor que significa esto de la globalización: partimos de la sugerente “Historia de un lápiz” que nos sugiere el economista Milton Friedman, y a partir de la cual nosotros profundizamos un poco más en los “pros” y los “contras” de la globalización de la mano de la “alternativa del caracol”, un interesante comentario extraído de la revista “Filosofía hoy” (Globus). Sin duda, la globalización resulta muy positiva si apreciamos en ella sus bondades: el desarrollo de los “medios de transporte” y el uso de las “nuevas tecnologías” aplicadas a los “medios de comunicación” y los notables “avances científicos” (especialmente en el mundo de la medicina) además de su capacidad para difundir “modelos democráticos” y “Derechos Humanos” por todo el planeta. Pero convendría señalar aquí algunos de los inconvenientes que nos plantea la globalización: la creciente amenaza del “terrorismo internacional”, el deterioro del “medio ambiente”, la desigual “distribución de la riqueza”, el excesivo “gasto en armamento” y el inevitable “crecimiento poblacional” (que suele ir unido a la propagación de enfermedades infecciosas), serían algunos de los aspectos negativos de la integración mundial.

Y para muestra de lo que acabamos de decir, un notable ejemplo. Al final del artículo os incluyo un excelente documental alemán en el que merece la pena detenerse: nos referimos a “Coltán: comercio sangriento”, que hemos tenido ocasión de ver recientemente en el canal de televisión “Odisea”, y que nos acerca a la realidad de la República Democrática del Congo, que por una de esas cosas del destino acumula el 80% de las reservas de coltán (abreviatura de “columbita” [(Fe, Mn) Nb2O6] y “tantalita” [(Fe, Mn) Ta2O6]) un mineral óxido que ha pasado de ser considerado una simple curiosidad mineralógica a convertirse en crucial para el avance tecnológico debido a sus nuevas aplicaciones, pues hoy en día, es utilizado en casi la totalidad de dispositivos electrónicos: teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, armas teledirigidas, televisores de plasma, videoconsolas, ordenadores portátiles, PDA, MP3, MP4… El problema es que, puesto que este es recurso mineral no renovable, su extracción a provocado una guerra totalmente olvidada que desde 1998 ha acabado con la vida de más de 5,5 millones de personas (lo que supone el mayor número de víctimas desde la Segunda Guerra Mundial), además de 1,5 millones de personas desplazadas en el interior del propio país. Y mientras, Occidente mira hacia otro lado y se aprovecha de la inestable situación que existe en el país para negociar con el estratégico mineral que permite su elevado y sofisticado modo de vida.

José Luis Sampedro Sáez (Barcelona 1917-Madrid, 2013) escritor, humanista y economista español que abogó por una economía “más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”. Luchador infatigable desde joven, movilizado durante la Guerra Civil Española (donde llegó a combatir en ambos bandos), cursa estudios universitarios de Ciencias Económicas (Premio Extraordinario 1947 de la Universidad Complutense de Madrid), terminará por convertirse en catedrático de Estructura Económica en esta misma universidad. En paralelo a su actividad profesional como economista, publica diversas novelas, entre las que destacan “El río que nos lleva”, “La sonrisa etrusca” o “La vieja sirena”. Nombrado miembro de la Real Academia Española en 1990, ejerce tras su jubilación como humanista crítico acerca de la decadencia moral y social de Occidente, del neoliberalismo y las brutalidades del capitalismo salvaje (a destacar sus obras “Las fuerzas económicas de nuestro tiempo”, “El mercado y la globalización” y “Sobre política, mercado y convivencia”, además del conocido prólogo a la edición española del libro “¡Indignaos!”, de Stéphane Hessel). En su haber la Orden de las Artes y las Letras de España (2010) o el Premio Nacional de las Letras (2011), entre otros muchos reconocimientos, además del aprecio de todos aquellos que le conocieron y disfrutaron de su lucidez y sentido del deber. Requiescat in pace.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LA ALTERNATIVA DEL CARACOL

Un repaso a los distintos tipos de globalización y a los movimientos antiglobalización

eBlog | Login
Subscribe to La casa de Elrond