La casa de Elrond

UN LUGAR DE ENCUENTRO PARA AMANTES DE LA SABIDURIA

Rematamos el curso con un ligero repaso a las distintas actividades que hemos realizado este año. En primer lugar quiero agradecer a todos los alumnos de 3º de la ESO si notable labor en materia de “cooperación internacional” y “ayuda al desarrollo”, llevada a cabo en colaboración con Valnalón, y que nos ha permitido desarrollar un interesante proyecto de Jóvenes Emprendedores Sociales, consistente en la creación de las ONG´s “Ecuastur” y “Asturianos Sin Fronteras”, gracias a las cuales hemos establecido contacto con los centros ecuatorianos “Jóvenes trabajando para el futuro”, del Colegio Técnico Rubén Cevallos Vega, y con “Selva Viva Monte”, de la Unidad Educativa Bilingüe Xavier Tarquina. El pasado viernes algunos de vosotros pudisteis completar la actividad enviando el dinero recaudado a estos centros, y os recuerdo que, aunque no hemos tenido ocasión de establecer una videoconferencia con ellos, podéis aprovechar el verano para mantener lazos de amistad con algunos de vuestros jóvenes colegas ecuatorianos, y comprobar que muestra aportación les ha resultado útil y provechosa.

Con los alumnos de 4º de la ESO hemos tenido un curso bastante movido, pues muchos de vosotros habéis holgazaneado un poco a lo largo el año y eso, desgraciadamente, se ha reflejado en las notas. No obstante, hemos tenido momentos interesantes, en especial con nuestro pequeño “experimento parateatral”, dentro de las Jornadas Culturales del IES Valle de Aller, organizadas entre el 13 y el 17 de mayo en torno a las ideas de “Espacio y Tiempo”, donde tuvimos la ocasión de trabajar el concepto de “espacio escénico” con la ayuda de las enseñanzas del maestro de teatro polaco Jerzy Grotowski y su demoledora obra “Akropolis“, realizada hace más de 50 años, pero que no ha perdido nada de su vigor (podéis comprobarlo viéndola completa en el vídeo que acompañan estas palabras). Nosotros aprovechamos esta performance para adentrarnos un poco en la realidad histórica de los campos de exterminio a partir del documental “La liberación de Auschwitz”, con el que tratamos de recrear la sensación física de los prisioneros al entrar en contacto con esta terrible realidad.

Los alumnos de 1º de Bachillerato se han portado especialmente bien, y la mayoría han estudiado adecuadamente a lo largo del curso y han trabajado (quizás algunos menos de lo deseado) algunos contenidos interesantes al margen de los exámenes, desde las “cosmovisiones científicas” a los “orígenes de la religión”. También desarrollamos, dentro de las Jornadas Culturales, una interesante actividad en torno a la idea de “tiempo cinematográfico”. Para completar nuestro curso, os recomiendo ahora una serie de lecturas veraniegas que pueden ser de ayuda a aquellos que han tenido dificultades a lo largo del curso con la materia de filosofía. Para divertirse un poco con los contenidos de lógica de la primera evaluación tenemos “¿Cómo se llama este libro?” (Cátedra, Madrid 2007) de Raymond Smullyan; para repasar las ideas de hombre y cultura, “Vacas, cerdos, guerras y brujas” (Alianza, Madrid 2011) de Marvin Harris; y para profundizar las relaciones entre ética, política y moral, “¡Indignáos!” (Destino, Madrid 2011) de Stéphane Hessel (con prólogo del economista recientemente fallecido José Luis Sampedro).

Tampoco me quiero olvidar de algunas de las actividades llevadas a cabo en el extranjero: en la Szkoła Psychologii de Varsovia, en octubre, hablamos de “Filosofía en el abismo. Crisis y movimientos ciudadanos”, y en Wszechnica Polska, en mayo, de “Crisis? ¿Qué crisis? Alternativas en medio de la tempestad” y de “La lectura vertical. Apuntes sobre teoría hermenéutica”. También participamos en diciembre en la preparación de la tercera Olimpiada Jezyka Hispanskiego con dos interesantes talleres: “El legado cultural y artístico español” (para alumnos) y “Dichos y frases hechas en español” (para profesores). No está mal para un intenso año de trabajo. Y para rematar la despedida, os dejo con la impresionante interpretación del astronauta Chris Hadfield de la majestuosa “Space Oddity” de David Bowie, que nuestro intrépido artista interpreta nada menos que desde la Estación Espacial Internacional (y que además se acompaña de subtítulos, para que los que no tengan mucha habilidad con el inglés no se pierdan detalle). Buen verano a todos.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  2790  veces

Add A Comment


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


eBlog | Login
Subscribe to La casa de Elrond