Historia

Eran muy jóvenes, inexpertos y tocaban fatal, pero meses después todos tenían disco y había nacido la Movida Madrileña: la culpa la tuvo la inesperada difusión que tuvo un concierto en la madrileña Escuela de Ingenieros Caminos que congregó a varios grupos para recordar a un amigo muerto.
Nacha Pop, Los Secretos, Alaska y los Pegamoides, Mamá, Mermelada y Paraíso fueron algunos de los grupos que el 9 de febrero de 1980, hace ahora 30 años, se subieron al escenario para homenajear a José Enrique Cano, “Canito”, el batería del grupo Tos, muerto por atropello apenas un mes antes.

Quizá el concierto habría pasado desapercibido, pero fue grabado y emitido por la segunda cadena de Televisión Española gracias al periodista Diego Manrique. Lo que hubiera quedado como un acto puramente madrileño se convirtió en un fenómeno nacional.

Los medios para actuar fueron precarios, aunque nada nuevo para unos chavales acostumbrados a compartir equipos y micrófonos.

Unos meses después, todos los que aquel día subieron al escenario de la Escuela de Caminos tenían un contrato discográfico -menos Mermelada, que ya lo tenía antes del concierto.

homenaje a canito

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario