¿Quiénes somos?

28 08 2007

Leyendo un artículo sobre el problema de la identidad en Philosophy now, he recordado las clases de repaso de Hume, cuando comentamos su crítica al yo, momento que aproveché para plantear algunas cuestiones muy divertidas para las que, desgraciadamente, no disponíamos de tiempo suficiente.

En el artículo, Joel Marks comenta de forma divertida y audaz estos ejercicios filosóficos con los que romperse la cabeza un rato. Hagámonos la pregunta para poder seguir su sugerencia: ¿Quién soy yo? Y respondámosla, como él, por eliminación:

¿Soy yo mi cuerpo?

A tener en cuenta:

a) Si perdieras un brazo, ¿seguirías siendo tú? Si te transplantaran el corazón, ¿seguirías siendo tú?

b) Tu cuerpo ya no es como el de tu infancia. Cada átomo de él, ha cambiado. ¿Sigues siendo tú?

¿Soy yo mi mente?

a) Si sufres amnesia, sigues siendo tú, ¿o no?

b) Si te hubieran adoptado y criado otras personas, no pensarías igual, pero seguirías siendo tú. ¿O no?

Entonces…, ¿no somos nada? ¿Somos lo que los demás creen que somos, u otra cosa diferente? ¿Somos lo que hacen de nosotros o lo que nosotros mismos hacemos con nuestro yo? ¿Somos lo que nos pasa? En definitiva, ¿qué delimita la propia identidad?

Ejemplo para el asunto del cuerpo. Hace unos días, la actriz protagonista de la serie estadounidense Me llamo Earl, Jaime Pressly, declaró que su reciente maternidad había sido un infierno para ella, por lo que no dudó en volver rápidamente al gimnasio para lucir vientre plano lo antes posible y “volver a ser ella”.

Ejemplo para el asunto de la mente. Para no desviarnos del ejemplo anterior, Earl, el protagonista de esta serie cómica, decide un buen día cambiar completamente su código moral para convertirse en mejor persona y desfacer anteriores entuertos. (En un intento de parodiar las aporías del pluralismo religioso, Earl se “convierte” porque cree en el karma). Ahora bien, si ha cambiado tanto su forma de pensar, ¿sigue siendo el mismo o no? Dejaré las cuestiones en el aire.

P.D.: Los ejemplos de la cultura pop tratan de vincular las cuestiones planteadas con la realidad próxima y compartida. Eso no quiere decir que la serie televisiva en cuestión sea la mejor de las que se emiten. Si juntamos a Asterix, Obelix, la Barbie, y dos personajes de buen ver que den un toque intercultural, nos sale el plantel de la serie. Sobre los arquetipos hablaremos otro día…



Novela y noticia

21 08 2007

Hace un tiempo comencé con ilusión a leer la novela La filósofa, de Peter Prange. La originalidad del relato, que supuestamente giraba en torno a una mujer dedicada a la filosofía, me resultaba particularmente atractiva. Una vez leída…, no sé qué decir. Está bien escrita, es decir, es correcta. No obstante, me parece que el título es un poco fraudulento.

La historia narra las aventuras de Sophie, una huérfana que se va a trabajar como camarera a París y termina siendo amiga de los enciclopedistas, especialmente de Diderot, ayudándoles a sacar adelante su atrevido proyecto pese a los impedimentos que otros grupos sociales les ponen en el camino. Sin embargo, la novela debería titularse “La enciclopedia” o “Diderot y la enciclopedia”, porque la pobre Sophie no deja de ser más que un mero hilo conductor que va enlazando las escenas referidas a la escritura del enorme libro, añadiéndoles un toque romántico o estético, según la ocasión. Ni que decir tiene que de llegar a ser filósofa, nada de nada. Si bien prospera profesionalmente, se convierte en lectora de la amante del rey y escritora en la sombra de artículos, no estudia filosofía ni se dedica realmente a ella.

La cuestión es, ¿acaso podía haberse fabulado con la existencia de una mujer filósofa en la Francia pre-revolucionaria sin caer en un anacronismo? La respuesta: ¿por qué no? No estaban tan lejos históricamente las aportaciones de Mary Wollstonecraft u Olympe de Gouges. En cualquier caso, parece que Sophie no es la verdadera protagonista del relato, al margen de que se la pueda considerar filósofa o no. Tampoco destaca por ser un cerebro privilegiado, como mucho lo suficientemente sagaz como para despertar las pasiones de Diderot, cuyos ojos “asombrosamente azules” ocupan más líneas de la novela que las dedicadas a la chica de sus sueños.

En definitiva, no es lo que esperaba encontrar. Por suerte el libro ha vuelto a ocupar su estante en la biblioteca sin desembolso alguno. Son las ventajas de disponer de una red de bibliotecas bastante bien surtidita. (Ver aquí).

Para rematar este artículo, aprovecho para informar de que hoy aparecemos en la prensa los blogs de Educastur “Las Tic en Plástica” y “La lechuza de Minerva”. ¡Qué detalle!



Bailando con lobos

16 08 2007

Alguien me ha comentado hoy que había salido una nueva canción muy bonita. Al escucharla, noté que era la voz de The Corrs, efectivamente, se trata de la pequeña de los Corr, Andrea, que acaba de sacar disco en solitario. Al recordar la voz tan alegre que ella tiene, llena de matices, la otra persona me dijo que la canción se llamaba “Shame” (Vergüenza), lo que me lanzó directamente a buscar las “lyrics” en el Google, ya que no es un título muy acorde con la canción bailable que parecía ser.

En realidad, Andrea nos propone una reflexión ética sobre la guerra y la pérdida de vidas humanas, especialmente de gente muy joven, que se da constantemente en todos los conflictos del globo. ¿Era esto una canción protesta contra Blair y Bush o no? Ella lo niega, dice que es una crítica en general. De todos modos, me alegra que tenga la valentía de escribir una letra que vaya más allá de los típicos desamores estivales. A parte de eso, la canción suena muy bien, por lo que seguro que será todo un éxito.

Letra de la canción aquí.

Entrevista a la cantante aquí.



El “premio” Thinking Blogger llega a la Lechuza

13 08 2007

Hace días que observo divertida cómo otros compañeros de andanzas en el mundo de los Edublogs reciben el meme-premio “Thinking Blogger”, que cada bloguero/a puede otorgar a los cinco blogs que le hacen pensar. ¡Menuda tarea! El caso es que acabo de encontrarme con que he entrado en la rueda, ya que Lucía ha tenido a bien reservarme un hueco en su listado, ¡¡muchas gracias!!.

Las normas de este meme-premio son las siguientes:

1.- Escribir un post con los 5 blogs que quieres premiar.
2.- Enlazar el post original para que la gente pueda encontrar el origen del premio.
3.- Mostrar el botón del premio Thinking Blogger, te lo has ganado.

Hay tantos blogs que leo con interés, que me resulta difícil hacer una selección, además sospecho que algunos ya han sido premiados, pero no veo que en las bases diga que no se puede ser premiado más de una vez, así que esta es mi lista:

1.Boulé. Uno de los edublogs para pensar más conocidos.
2.Rafael Robles. Además de filosofar, se puede aprender mucho sobre el mundo persa.
3.Las TIC en Plástica. Un lugar con mucho arte, ¡olé!
4.Iguales en las 3000. En pro de la igualdad y la diversidad.
5. Musical Blogies. Para aprender a disfrutar de la música.

Felicidades a todos, sois unas máquinas.



Discovering London

12 08 2007

Esta película necesita Flash Player 7

Pensándolo bien, después de tantos años estudiando inglés, ya iba siendo hora de acercarse a conocer la capital británica. En origen, el viaje estaba planeado para Enero, pero diversas incidencias desafortundas lo pospusieron hasta Agosto, lo cual tiene sus ventajas ya que el tiempo ha sido caluroso y soleado.

Para el blog he seleccionado algunas fotos de interés cultural, como por ejemplo la estatua de Sherlock Holmes, que se encuentra de camino al Madame Tussaud’s, la figura de cera de Shakespeare en dicho museo y Voltaire inmortalizado también en cera. A continuación aparece el teatro Her Majesty’s, donde tuve la suerte de disfrutar de la puesta en escena de El fantasma de la Ópera, después el célebre Big Ben y la fachada del Museo Británico. En el museo se puede contemplar la piedra Rosetta (siempre que alguien te deje acercarse, porque ocurre como con la Gioconda, que tiene a una nube de personas rodeándola), un busto de Pericles, trozos del Partenón, momias egipcias y una gran carpa acristalada que pretende competir con el Louvre. Por último, las cabinas de la London Eye (con 135 metros de altura sobre el Támesis), el Puente de la Torre abierto para que pasara un barquito y una reproducción del famoso inodoro de Duchamp en la Tate Modern.

Esto es sólo una pequeña muestra de todo lo que habría que ver en Londres, pues la ciudad ofrece múltiples atracciones para los turistas. Como curiosidades voy a mencionar que los muñequitos verdes de los semáforos caminan hacia el lado opuesto a los españoles, y que los pasos de cebra no siempre se pintan completos, sino únicamente los bordes. También he notado la cantidad de veces al día que es posible escuchar la palabra “Sorry”, increíble. Algún camarero decía “sorry” tantas veces que daba hasta apuro.

En definitiva, una ciudad para volver, cosmopolita, amable, original… y cara.



Hannah y sus hermanas

2 08 2007

 

Me tendréis que perdonar el chiste malo del título de este artículo. Con él no me refiero a la película de Woody Allen (quien está rodando estos días en tierras asturianas), sino a la filósofa Hannah Arendt, cuyo centenario se conmemoró recientemente.

Antes de irme unos días a veranear, continúo leyendo con avidez libros sobre filósofos, con el fin de estudiar más a fondo a algunos de ellos. Los últimos han sido Martin Heidegger y Hannah Arendt, pensadores del siglo XX entre los que existió una breve relación profesor-alumna que los convierte en una de las parejas filosóficas más conocidas. Desgraciadamente, la escasez de tiempo motivó que no pudiera hablar de ellos en clase, pero procuraré encontrarles un hueco en el futuro. De momento, aquí están.

Heidegger no es un autor para principiantes, habrá quien piense que ni siquiera para iniciados. El problema se debe, no a la temática tratada, sino a su empeño por crear un nuevo lenguaje filosófico en alemán, dando a luz palabras unidas por guiones y expresiones a veces oscuras. Su obra (Ser y tiempo), precedente del existencialismo, analiza qué es el ser, centrándose especialmente en el ser humano, al que denomina Da-Sein (ser-ahí). Este Da-Sein nunca está sólo, sino que está en un mundo de entes (ser-en-el-mundo), los cuales pueden ser útiles (seres “a la mano”) u otros Da-Sein. Lo más interesante del Da-Sein es que está arrojado en este mundo, de repente se encuentra en él, y siente angustia porque todo le parece absurdo. Ahora bien, su vida se compone de diferentes posibilidades, y deberá elegir entre ellas para hacer su propio proyecto. Si lo hace en plan “cabeza loca”, dejándose llevar por la corriente, llevará una vida inauténtica. Pero si lo hace de modo responsable y autónomo, llevará una vida auténtica. ¿Cuál es entonces el mensaje que podríamos recoger? Ser auténticos, eligiendo de forma responsable.

Cambiando de tercio, Hannah Arendt fue su discípula, pero ella se dedicó a la filosofía política. Sin duda, el hecho de ser judía en la Alemania nazi (partido con el que Heidegger tuvo sus acercamientos) y de correr peligro de muerte en un campo de detención, fueron acontecimientos que definieron su camino filosófico. Arendt estudió el origen de todo aquel horror, de toda aquella masacre. Su obra principal es Los orígenes del totalitarismo, y en ella examina este nuevo fenómeno en el que incluyó tanto los campos de concentración nazis como los Gulags rusos. Esta imposibilidad de clasificarla en una postura política definida, trajo de cabeza a quienes la conocieron, pues no se la podía encasillar ni en la derecha ni en la izquierda. Arendt defendió la vida activa de la política, la participación ciudadana, pues como dijo Aristóteles, el hombre es un animal político que vive en sociedad. Su obra nos permite identificar el peligro que sobreviene cuando las gentes se convierten en masas despersonalizadas que siguen a un líder sin reflexionar sobre lo que eso puede suponer, anulando a otros seres humanos jurídicamente, moralmente y vitalmente.

Si bien Heidegger aparece en el temario de Filosofía II (aunque me temo que casi ningún profesor tiene tiempo de impartirlo), Hannah Arendt no consta como pensadora de relieve. Pero su pensamiento está directamente relacionado con los contenidos ciudadanos que se deben ver en las otras asignaturas del Departamento. Por eso opino que se le debería hacer un hueco, a Hannah y a sus hermanas (las demás filósofas). Ahora que tenemos edublogs, ya no hay excusa que valga. Arendt fue en su vida una paria, una expatriada, incluso el calificativo de “filósofa” le hacía sentirse incómoda. Siempre caminó en los márgenes. Será decisión de cada docente el incorporarla o no en los contenidos o actividades a tratar.

Con este artículo tan largo espero compensar los que no escribiré los próximos días. A disfrutar de las vacaciones.

Trailer de El Pianista de Roman Polanski (2002).

Más sobre totalitarismo aquí.