Los mitos platónicos

25 10 2007

Esta semana estamos viendo con detalle los famosos mitos platónicos. Hay que tener cuidado con no confundir los mitos de la religión griega (en los que las gentes creían a pies juntillas) y que fueron anteriores a la filosofía (el lógos) con estos otros mitos que cuenta Sócrates en los Diálogos de Platón, ya que son alegorías o metáforas didácticas que sirven para explicar la teoría de las ideas, no unas creencias compartidas por todo el pueblo griego. Mitos hay muchos, pero nos hemos centrado en el símil del sol, el símil de la línea, el mito de la caverna y el mito del carro alado. (Tenéis los textos de los tres principales en el documento con los esquemas).

Desde luego, si hay algo básico en filosofía que a todo el mundo “le suena” es el mito de la caverna (allegory of the cave). Hay multitud de representaciones, muchas de ellas muestran como esclavos a personas que viven a oscuras en un salón viciados con la televisión o el ordenador, presos de un mundo de sombras, sin salir a la luz exterior a conocer el mundo real. Una de las adaptaciones del mito que más me gusta es ésta que he insertado, ya que es muy simbólica, los elementos en juego están claros y el ritmo la hace ágil. Recordad que lo importante del mito no es sólo contar que había unos esclavos, etc., sino saber exponer su significado, qué representa cada elemento, y cómo se refiere al paso de la falta de educación a la educación propuesta por Platón para crear un estado ideal.

Como de la República o El estado ya tenéis datos, os enlazo “El Banquete“, una obra en la que unos conmensales de un banquete se ponen a dialogar en la sobremesa acerca de qué es el amor. Cada uno ofrece su propia teoría, hasta que Sócrates aporta la suya. Aunque todos beben mientras conversan, Sócrates es el único que no se emborracha, así que al terminar se va de paseo tan campante. Esa es la visión que tenía Platón de su maestro, un hombre peculiar, sin duda.

Para quienes quieran subir nota propongo que comentéis alguno de los temas que plantea Sócrates en los diálogos. ¿Qué opináis sobre lo que se cuenta? ¿Está de actualidad o ha quedado obsoleto? ¿Cómo es posible que tantos siglos después podamos seguir preguntándonos por las mismas cuestiones? ¿Es el cuerpo una cárcel para el alma? ¿Sólo deben gobernar los más aptos de cabeza y corazón? ¿Puede una mujer ser reina-filósofa? ¿Es la dialéctica el último grado de conocimiento? ¿Sigue siendo el Sol el astro rey, el Bien?…

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  5898  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image