Del medievo a la modernidad

26 01 2008

La próxima semana completaremos el recorrido que estamos haciendo por los acontecimientos surgidos en la historia de las ideas entre la época medieval y la moderna. Semejantes cambios provocaron un salto cualitativo en la concepción del mundo tal y como se había conocido hasta ese momento. En primer lugar, ya hemos estado viendo en clase en qué consistió el famoso problema de los universales y cuál fue la atrevida respuesta nominalista de Guillermo de Ockham (conocido por su célebre “navaja“).

Con la llegada del Renacimiento, el foco de atención quedó desplazado, de manera que el objeto de reflexión ya no era Dios, sino el propio ser humano. Los insignes autores renacentistas exploraron todos los recovecos de la criatura más perfecta, inspirándose para ello en los grandes clásicos.

Asimismo, es preciso tener en cuenta lo que supuso la Reforma protestante de Lutero, quien clavó sus 95 tesis en la puerta de la catedral de Wittemberg, furioso ante los negocios que se estaban llevando a cabo para sufragar los gastos de la catedral de San Pedro en Roma.

Los nuevos cambios de mentalidad se completaron con la denominada Revolución científica, que transformó la distribución del orbe planetario desde un punto de vista geocéntrico al heliocentrismo postulado por Copérnico y Galileo, quienes junto a Kepler, Tycho Brahe y Newton impulsaron el conocimiento científico con un empuje sin precedentes.

Las nuevas sociedades demandaban una reflexión política acerca de cómo gobernar los pueblos de forma unida. La política real, pegada a lo cotidiano, tuvo su aproximación de la mano de Nicolás Maquiavelo, quien en su obra El príncipe daba consejos acerca de cómo gobernar un estado y mantener el poder.

Tras todos estos descubrimientos (incluido el de América), inventos como la imprenta y avances de todo tipo, los conocimientos disponibles se transformaron considerablemente. Muchas de las creencias que se tenían hasta entonces se vieron refutadas. Las mentes tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos. Sin duda, con el Renacimiento y la Revolución científica el mundo nunca volvería a ser el mismo. Y las ideas…, tampoco.

ENLACES PARA ACTIVIDADES DE LA REVOLUCIÓN CIENTÍFICA:

REVOLUCIÓN CIENTÍFICA

LAS LEYES DE KEPLER

TYCHO BRAHE

GALILEO GALILEI

NEWTON

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1609  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image